martes, 12 de marzo de 2013

El cubo de Rubik de Fatih Terim

Buscan colarse en los cuartos de final de la máxima competición continental. Al Schalke 04, que no conquista la liga alemana desde 1958, se le escapó de las manos la Bundesliga en 2007, pero desde entonces ha encontrado cierto éxito en Europa de forma inesperada. Si hoy elimina al Galatasaray, habrá jugado una semifinal y dos cuartos de final en seis años, algo más que meritorio para los de Gelsenkirchen. La presión, sin embargo, en esta eliminatoria es cosa del Galatasaray. No porque su última presencia en cuartos de final date del año 2001, sino por la expectación generada, por la propia idiosincrasia de la afición turca, por el gasto en fichajes o por las ambiciosas declaraciones de algunos integrantes de la plantilla. El Schalke 04 ha gastado 15 millones de euros en traspasos a lo largo de las dos últimas campañas, mientras que el Galatasaray ha necesitado 30 millones de euros para reforzarse esta temporada. A pesar de ello, es Fatih Terim, técnico turco, quien no acaba de dar con la tecla tras las dos mediáticas incorporaciones realizadas en enero. El habitual 4-4-2 de la primera mitad del curso ha dado paso a un mar de dudas en el libreto de Terim.

Opción 1: 4-4-2. Muslera; Sabri (Eboué), Kaya, Nounkeu (Gokhan Zan), Riera; Altintop, Inan, Melo, Sneijder; Burak, Drogba.
Quizás la opción más probable, que pasa por repetir el mismo esquema e idénticos protagonistas que en el encuentro de ida, que ya afrontó Terim con un 4-4-2 en el que a Wesley Sneijder le correspondía actuar de volante izquierdo. No convenció aquello a Terim y sustituyó en el descanso al holandés por Nordin Amrabat. La posibilidad de que Jefferson Farfán no actúe hoy en el sector -banda derecha del Schalke- de Sneijder puede tener peso en la decisión final.
Opción 2: 4-4-1-1. Muslera; Sabri (Eboué), Kaya, Nounkeu (Gokhan Zan), Riera; Altintop, Inan, Melo, Amrabat; Sneijder; Drogba (Burak).
Cuesta creer, teniendo en cuenta el nivel de los dos delanteros (Didier Drogba y Burak Yilmaz) y que el Galatasaray está obligado a marcar un gol en Alemania, que Fatih Terim vaya a jugar con un único '9'. Dio descanso a Didier Drogba -que había tenido molestias físicas durante la semana- en el partido de liga del pasado viernes y parece inconcebible, por galones y jerarquía, que el africano no forme parte de la hoja de alineaciones que conoceremos a eso de las 19:40h. ¿Serán Burak Yilmaz y su promedio de casi un gol por partido durante los dos últimos años los sacrificados?

Opción 3: 4-4-2. Muslera; Sabri (Eboué), Kaya, Nounkeu (Gokhan Zan), Riera; Altintop, Inan, Sneijder, Amrabat; Burak, Drogba.
La sanción de Felipe Melo, que estuvo en la liga turca cuatro jornadas sin jugar, permitió a Terim experimentar y retrasar la posición de Wesley Sneijder ante el Orduspor, formando aquel día pareja con Selçuk Inan. Estuvo cómodo Sneijder, generando y participando más que cuando ha sido mediapunta. Si el resultado en Gelsenkirchen continúa en el segundo tiempo siendo contrario a los interés del Galatasaray, entonces se antoja bastante factible que Terim vaya a por la remontada con este 4-4-2. Un esquema que, de inicio, dejaría bastante desprotegido tras la pérdida de balón al Galatasaray y que obligaría a Selçuk Inan a guardar constantemente su posición.

Opción 4: 4-3-1-2. Muslera; Sabri (Eboué), Kaya, Nounkeu (Gokhan Zan), Riera; Kurtulus (Altintop), Melo, Inan; Sneijder; Burak, Drogba.
Me sorprende que durante el último mes y medio Fatih Terim no haya probado este esquema, aquel que permite que Wesley Sneijder juegue de '10' sin renunciar a ninguno de los dos delanteros (Drogba, Burak Yilmaz). No me parece en absoluto una mala alternativa, pero llegados a este punto sería extraño que el Galatasaray estrene un esquema en el partido más importante de la temporada -y de los últimos años-.
Espero a un Schalke 04 que ceda la iniciativa, más allá de un posible cuarto de hora inicial en el que intente amedrentar al equipo turco y llegar dos o tres veces a la portería de Fernando Muslera. Si algo caracteriza en las últimas semanas al Schalke es su velocidad, verticalidad y capacidad contragolpeadora. Ingredientes todos ellos ideales para enfrentarse a un equipo obligado a anotar al menos un gol esta noche y que con el paso de los minutos puede dejar cada vez más espacios al Schalke. Escenario perfecto para Jefferson Farfán, Michel Bastos y Julian Draxler.

La lista de bajas del equipo alemán para este compromiso es significativa tanto cualitativa como cuantitativamente hablando. Ausencias en todas las líneas: Unnerstall, Kyriakos, Jones, Raffael, Afellay, Marica y Huntelaar. El Schalke 04 ya se ha acostumbrado a jugar sin ese buen central que es Kyriakos Papadopoulos, pero será algo novedoso no contar con Jermaine Jones, su despliegue físico y su capacidad para presionar al mediocentro o interior rival e iniciar, a menudo, los contrataques del equipo gracias a sus robos de balón. Por último, la lesión de Klaas-Jan Huntelaar implica perder a tu mejor futbolista. Cierto es que el holandés no estaba firmando su mejor temporada -un gol cada 193 minutos en la 2012/13 frente a un gol cada 87 minutos en la 2011/12-, pero no deja de ser una baja que debilita mucho al Schalke. Primero, por el nivel de Huntelaar; segundo, por el escaso fondo de armario del que dispone Jens Keller, que posiblemente confíe en Jefferson Farfán como delantero centro.

La alineación de Jens Keller podría ser la formada por: Hildebrand; Uchida, Höwedes, Matip, Fuchs (Kolasinac); Neustadter, Höger; Barnetta (Pukki), Draxler, Bastos; Farfán.

1 comentario:

Pablo Varela Varela dijo...

Si Terim basa su esquema en sus fichajes lo normal es un 4-3-1-2. Sería absurdo desaprovechar el hecho de poder juntar en el once a Sneijder, Burak y Drogba. El problema es ver si Wesley se adaptará rápido a una liga de una exigencia menor como la turca. Yo creo que tarde o temprano se irá, básicamente porque le quedan tres años como mínimo al máximo nivel (si él así lo quiere) y bien podría estar en un Top de la Premier. Cómo ves a Selçuk Inan para dar el salto Sergio? Yo lo veo idóneo para ser la brújula que la falta al Liverpool en el mediocampo.