lunes, 4 de febrero de 2013

La quinta ocasión de Didier

Didier Drogba ha participado hasta la fecha en cinco ediciones de la Copa África de Naciones. Y ninguna la ha conquistado, lo que supone una profunda decepción para una selección que ha sido la gran favorita, o una de las dos máximas candidatas, a ganar el torneo durante el último lustro. Rara vez Drogba ha necesitado más de cinco ocasiones en un partido para perforar la portería rival. Sin embargo, la Copa África se le resiste y cinco oportunidades no han sido suficientes para uno de los mejores delanteros de la última década.

2006 quizás llegó demasiado pronto -aunque ya partía como la favorita-. Fue el año en que Costa de Marfil asomó definitivamente en el panorama futbolístico mundial e irrumpió con fuerza. Kolo Touré, Didier Drogba y, en menor medida, Arouna Koné, Aruna Dindane, Yaya Touré, Didier Zokora o Emmanuel Eboué eran ya nombres consolidados en distintos puntos geográficos de Europa. Todos ellos jóvenes o camino de entrar en el punto álgido de sus respectivas carreras futbolísticas, por lo que no había apenas motivos para pensar que aquel bloque no estaba en disposición de proclamarse campeón de África en un par de ocasiones y, quizás, de convertirse en la primera selección africana de la historia que superase la barrera de los cuartos de final en un Mundial. Las expectativas eran gigantescas.

En 2008 ya no había excusa posible. Por plantilla, por madurez y por el tiempo que llevaba junto ese grupo, la etiqueta de gran favorita estaba pegada a la camiseta marfileña. Se topó con una selección que iba a levantar tres veces consecutivas la Copa África y que en la semifinal de 2008 alcanzó ante Costa de Marfil su mejor momento de fútbol. Era Egipto y con Aboutrika, Hassan o Zaki privaron del éxito a los marfileños en una de las mejores actuaciones que se le recuerdan a una selección africana. 'Los faraones' aplastaron a 'Los elefantes'.

Comentaba Rubén Fernández este mediodía en 'Marcador Internacional' de Radio Marca que Costa de Marfil pudo verse afectada emocionalmente en 2010 por el ataque sufrido por Togo en Cabinda y la sensación de inseguridad vivida durante las tres semanas que duró la competición. Los marfileños se despidieron de ella al finalizar la segunda semana, tras un partido que tenían casi cerrado. Triunfo por 2-1 en el minuto 90, un gol de Argelia en el descuento y otro en la prórroga. De nuevo una desilusión.

Lo que en 2006 asomaba como un equipo alegre se convirtió definitivamente en 2012 en una escuadra sin frescura en su juego. En todos estos años Costa de Marfil no ha sido capaz de mejorar el nivel de su portería o de su defensa pero es que, por si fuese poco, la rigidez se apropió de la selección en la Copa África del año pasado, en la que se acumularon las dificultades para generar ocasiones y ver portería ante selecciones inferiores como Sudán, Burkina Faso, Angola, Guinea Ecuatorial o Mali. Y cero goles en la final que coronó a Zambia como nueva y sorprendente triunfadora. Así se fue confirmando poco a poco que Henri Michel ha sido el seleccionador más destacado de 'Los elefantes' y nunca sabremos si el destino hubiese sido diferente en caso de que no se tomase la decisión de no renovarle hace ya casi siete años.

2013. ¿Y ahora qué? Didier Drogba estará a punto de cumplir 37 años cuando Marruecos acoja la próxima CAN. Su intención, o al menos eso ha declarado, es viajar con su selección al Mundial de Brasil en 2014. Surgen varias preguntas. La primera es si el '9' del Galatasaray será titular entonces o, por el contrario, lo serán Lacina Traoré y/o Wilfried Bony. El pobre nivel de Drogba en Sudáfrica tiene que ver más con la escasa actividad de los últimos meses que con su edad. Un futbolista no envejece tan rápido como para pasar en ocho meses de ser el jugador más determinante del Chelsea campeón de Europa a ser un protagonista prácticamente irrelevante, y con mala forma física, en la Copa África. Su estancia en China, la escasa exigencia de aquella liga y las semanas que pasó este invierno en el Chelsea entrenando sin un plan específico son algunos de los factores que explican sus pobres actuaciones en el torneo.

10 cosas que me gustaron del fin de semana:

1. Se pueden señalar numerosos aspectos negativos del Liverpool de Rodgers, pero no su manera de competir ante los grandes de la Premier. Es cierto que no ha ganado a ningún equipo del actual top 10 de la liga, y eso no habla bien de su primer año en Anfield, pero no es menos cierto que ha competido muy bien sus dos duelos con el Manchester City, siendo posiblemente superior en ambos. Firmó una notable primera mitad en el Emirates días atrás, firmó una notable segunda parte en Old Trafford semanas antes y tuvo sus buenos momentos en Stamford Bridge o Goodison Park. Son algunos síntomas que indican que el enfermo no está muerto. 

2. No ha podido ser mayor el impacto de Moussa Sissoko en su nuevo club. Ha contribuido a que el Newcastle, metido de lleno en la lucha por la permanencia, gane dos partidos en los que el balance de Sissoko es inmejorable: una asistencia y dos goles. Terminaba contrato en junio en el Toulouse, donde estaba a medio camino entre jugador irregular y jugador cuya progresión se había frenado, y es por ello que al Newcastle le ha costado tres millones de euros. Su potencial era tangible y lo sufrió en primera persona el Chelsea, especialmente cuando Lampard y Ramires olvidaron la presencia de Sissoko y se dedicaron a atacar y a descuidar sus funciones defensivas. Nada nuevo, por otra parte, esta falta de entendimiento en los centrocampistas blues, como bien comprobó John Obi Mikel cuando David Luiz empezó a ser mediocentro en el mes de diciembre. Se acercó el nigeriano para preguntarle al brasileño cómo se repartirían los roles. Luiz le sugirió que él podía ser el mediocentro posicional y Obi Mikel el centrocampista con más libertad. "Sin problema", recibió como respuesta. Pero levantó la cabeza Mikel tras el pitido inicial y cuando se quiso dar cuenta, David Luiz ya estaba buscando el área rival. Un despiporre. En el que el entrenador tendrá algo de responsabilidad, digo yo.

3. No han pasado más que un par de semanas desde que Cesare Prandelli, seleccionador italiano, expresó públicamente su preocupación por el estado de forma de Mario Balotelli, preguntándose cuántos buenas actuaciones de Balotelli recordábamos desde su brillante semifinal en la pasada Eurocopa. Se puede decir, sin miedo a equivocarse, que su debut con el Milan es lo mejor que se le ha visto desde aquel Italia-Alemania en Varsovia. 
4. La distracción y el desgaste derivado de la Champions impidió al Nápoles pelear por el Scudetto en la 2011/12. Esta vez la historia es distinta: es la Juventus quien tiene que compaginar Champions y liga. El Nápoles, que no falla, se fue a dormir el sábado con la misma puntuación que la Juve. En San Paolo sueñan con el título. En Turín saben que la pugna Nápoles-Juve se puede alargar hasta la última jornada. Se enfrentan, por cierto, el viernes 1 de marzo.

5. "El jugador de Udinese toca el balón, no fue penalti". Con este grado de sinceridad se expresó Massimiliano Allegri tras la victoria del Milan en el último minuto gracias a un penalti inexistente sobre El Shaarawy.

6. Mario Mandzukic: 17 goles en 25 partidos con la camiseta del Bayern. Pasan las semanas y Mario Gomez no solo no es titular, sino que cada vez juega menos.

7. Doblete de Srdjan Lakic en su debut con el Eintracht Frankfurt, más goles en una tarde que en sus últimos 21 meses. Si recupera su nivel del Kaiserslautern, el Eintracht se asegura un buen puñado de goles que le vendrán bien en una segunda vuelta en la que el objetivo ya es sellar la clasificación para la próxima Champions.

8. Que el rival se quedase en inferioridad numérica al final de la primera parte no convierte la visita a Toulouse en el mejor examen posible para el Paris Saint-Germain, pero lo que salta a la vista es que el PSG atraviesa su mejor momento del curso. Bien definido ese 4-4-2 en el que Lucas Moura ocupa la banda derecha, Javier Pastore la izquierda y en el que Verratti tiene un papel más secundario que principal.

9. Primer hat-trick de Jackson Martínez en Europa. Que a nadie le sorprenda que el próximo sea en una de las grandes ligas europeas. Está para dar el salto. No porque marque muchos goles, que también, sino porque es realmente bueno.

10. Los 90 minutos de fútbol mejor invertidos del fin de semana: Bayer Leverkusen v Borussia Dortmund. Cuando uno sospechaba que ambos se podían dejar llevar -el Bayern se había distanciado la tarde anterior a 14 y 15 puntos respectivamente-, lo que protagonizaron fue el encuentro más entretenido del fin de semana. E hizo más méritos el equipo que finalmente salió derrotado.


5 cosas que no me gustaron del fin de semana:

1. Decepción por el nivel general de la Copa África 2013 y por la sensación, que empieza a prolongarse demasiado en el tiempo, de que pocas cosas cambian en el fútbol africano durante los últimos años. Mismos defectos, mismos errores y excesivas similitudes con lo que era el continente, futbolísticamente hablando, hace una década. 

2. Perder 3-1 en tu visita al colista no es el tipo de resultado que esperas cuando eres el Inter de Milan y cuando has realizado varios fichajes en las últimas horas del mercado. Va a ser difícil que Kovacic -por su juventud-, Schelotto o Kuzmanovic tengan un impacto importante en el equipo de aquí a final de temporada. Y si los resultados no acompañan, la afición se acordará de Sneijder.

3. Lo peor para la Lazio no es haber perdido dos jornadas consecutivas, algo que prácticamente la aleja del sueño que era el Scudetto, sino la lesión de Miroslav Klose. Dos meses de baja que se pueden hacer eternos ahora que el equipo de Petkovic va a tener que pelear con Milan, Inter, Fiorentina o incluso Roma por la tercera plaza.

4. Segunda actuación de Wesley Sneijder con su nueva camiseta, las dos saliendo desde el banquillo y las dos con una escasísima incidencia en el juego. El sábado, en sus 20 minutos ante el Bursaspor, Sneijder volvió a actuar de mediapunta, sin que muchos balones pasasen por sus botas. Y los pocos que pasaron por ellas no estuvieron precisamente cerca del área rival. 

5. Zamparini. 49 entrenadores ha destituido Maurizio Zamparini desde que entró en el mundo del fútbol a finales de los años ochenta. Del Palermo es dueño desde 2002 y el club promedia más de dos entrenadores por temporada durante esta década, siendo Gian Piero Gasperini, destituido este lunes, el último en unirse a la lista. Después de que Zamparini comprase el Palermo, el equipo logró el ascenso, se clasificó varias veces para la UEFA y tuvo su momento de gloria, cuando se codeó con el Inter, en el primer tercio de la temporada 2006-07. Pero ha pasado ya bastante tiempo y la dinámica de la entidad se dirige ahora en otra dirección. El continuo carrusel de destituciones no ayuda a nadie y el único perjudicado es el propio Palermo, que se aproxima a la Serie B. 

4 comentarios:

Pablo Varela Varela dijo...

Estaría bien comprobar en qué nivel de forma física llega Louis Saha a la Lazio. Me parece que va a tener más protagonismo del que a priori se le puede suponer.

Sergio Santomé dijo...

Ha jugado muy poco en los últimos doce meses y ya tiene 34 años. Mientras Klose esté lesionado, Saha puede ser una buena opción saliendo desde el banquillo, pero me extrañaría que fuese titular. Están por ahí Flocari, Kozak e incluso el olvidado Zárate.

Pablo Varela Varela dijo...

Zárate no se va a ir a la liga rusa o ucraniana? Algo había salido en la prensa me parece. En todo caso, un jugador muy devaluado en los dos últimos años.

Sergio Santomé dijo...

Estuvo cerca del Dinamo. http://espndeportes.espn.go.com/news/story?id=1714248&s=ita&type=story