miércoles, 19 de diciembre de 2012

Pérdidas millonarias y un futuro ilusionante

El pasado viernes fueron publicadas las cuentas del Manchester City en el ejercicio económico 2011-12. No hubo sorpresas, puesto que se esperaba que se repitiesen las considerables pérdidas de cursos previos, cifradas esta vez en 97,9 millones de libras. De esta forma, las pérdidas del club en los últimos cuatro años alcanzan ya los 509,3 M £, repartidos de la siguiente manera:
Pérdidas 2008-09: 92,6 M £
Pérdidas 2009-10: 121,3 M £
Pérdidas 2010-11: 197,5 M £
Pérdidas 2011-12: 97,9 M £

Mayores pérdidas de la historia del fútbol inglés:
Man City 2010-11: 197,5 M £ 
2º Chelsea 2004-05: 140 M £
Man City 2009-10: 121,3 M £
Man City 2011-12: 97,9 M £

Uno de los hitos del curso 2011-12 del Manchester City es que ha supuesto la primera vez en la historia que un club inglés gasta más de 200 millones de libras en salarios. A pesar de este episodio, las pérdidas han menguado con respecto al año anterior debido a dos elementos: los ingresos por los derechos de televisión has ascendido desde 68,8 M £ hasta 88,2 M £. Además, han duplicado los ingresos comerciales y publicitarios: de 48,5 M £ a 97 M £. 

Y es que no todo son malas noticias para los citizens cuando se habla de las finanzas del último lustro. El Manchester City está cerca de triplicar el volumen de negocio existente cuando Sheikh Mansour compró el club en el verano de 2008:
Volumen de negocio 2008-09: 87 M £
Volumen de negocio 2009-10: 125,1 M £
Volumen de negocio 2010-11: 153,2 M £
Volumen de negocio 2011-12: 232 M £
"Virtually debt free", recordaba el extenso dossier que publicó el Man City el pasado viernes. Y es cierto. A su llegada a Manchester en 2008, Sheikh Mansour se encargó de convertir la deuda (305 M £) en activos. El jeque emiratí ha cubierto las millonarias pérdidas del club en estos cuatro años y ha invertido ya 953 M £ en el Manchester City. La primera liga desde la temporada 1967/68, una FA Cup, una Community Shield y la futura construcción de una ciudad deportiva envidiable son algunos de los motivos de satisfacción de quien adquirió el club con la intención de hacerlo campeón de Europa en un futuro no muy lejano.

Se avecina la implantación del 'Fair Play financiero' (FFP) de la UEFA y, aunque pueda parecer lo contrario, el vigente campeón de Inglaterra se aproxima cada vez más a los requisitos establecidos. Sus pérdidas en los últimos cuatro años no encuentran comparación alguna con ningún otro club del mundo, pero su deuda casi inexistente es algo de lo que no pueden presumir, por ejemplo, Arsenal y Manchester United. El crecimiento económico no se detendrá en el Etihad Stadium durante los próximos meses, en los que los ingresos televisivos, publicitarios y comerciales seguirán aumentando. Con todo ello no tardará en alcanzar un volumen de negocio cercano a los 300 millones de libras. Por si fuera poco, desaparecerán de la partida de gastos los salarios de jugadores que terminan contrato en junio como Kolo Touré, Michael Johnson, Wayne Bridge o Roque Santa Cruz. Y cabe recordar que no todos los gastos computarán en el FFP, debido a la existencia de distintas excepciones como los sueldos de futbolistas contratados antes de junio de 2010 o las inversiones a largo plazo (estadios, ciudades deportivas, canteras, etc).

El Manchester City estará en disposición de cumplir con el 'Fair Play financiero' a partir de 2013.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Fieles a su estilo

No hay partido en el que el Corinthians no sea fiel a su estilo. Desde el banquillo, Tite ha otorgado al equipo paulista una identidad intransferible y a la que bajo ningún concepto renuncia. No es cabezonería, sino el convencimiento de que al 'Timao' no le pueden ir mejor las cosas que con esta idea y estos planteamientos. Explota al 100 % sus virtudes, es consciente de su defectos, que los tiene, y busca refuerzos para mejorar la plantilla. Una plantilla que ha hecho a Corinthians campeón del mundo y de la Copa Libertadores. Ya ha contratado a Renato Augusto y si consiguen su objetivo de firmar a Dedé -fenomenal central de Vasco da Gama- y/o a Alex Pato podrán prolongar su dominio en el continente sudamericano durante varios años más.

En Yokohama se esperaba a Ralf y a Paulinho, pero los que hicieron acto de presencia fueron Cássio y José Paolo Guerrero. El peruano, autor del único tanto de la final, fue un incordio para los centrales y actuó con criterio ante cada uno de los pocos balones que recibió. En el área opuesta Cássio, que ya había obtenido una muy buena nota en la pasada Copa Libertadores, respondió con autoridad cada vez que el Chelsea se acercó al gol. Estuvo tan cerca que Fernando Torres desaprovechó un mano a mano en el minuto 88 y anotó segundos después en fuera de juego.
Esas dos acciones protagonizadas por el delantero español fueron prácticamente lo único que generó el Chelsea en la segunda parte. Apenas tuvo capacidad de reacción tras el gol de Guerrero, quizás como consecuencia de la forma que tuvo Rafa Benítez de mover el banquillo. Tres cambios distintos y ninguno alteró el esquema, ninguno, a excepción de la entrada de Oscar, supuso una mejoría. Azpilicueta por Ivanovic y Marin por Hazard no son precisamente el tipo de sustituciones que gustan a Roman Abramovich. Tenía el Chelsea en general, y Benítez en particular, más que perder que ganar en el Mundial de Clubes. Y perdió.

El Chelsea ya se ha despedido esta temporada de cuatro competiciones diferentes: Community Shield, Supercopa de Europa, Champions League y Mundial de Clubes. Y si quiere aspirar a la Premier League debe solucionar de inmediato un problema fácilmente identificable: las dificultades blues esta temporada en los partidos más trascendentes. Derrotas ante Manchester City, Atlético de Madrid, Shakhtar Donetsk, Manchester United, Juventus y Corinthians.



10 cosas que me gustaron del fin de semana:

1. Dos goles y una asistencia compusieron la magnífica carta de presentación de Christian Benteke en Anfield.
2. Tras 17 jornadas el Norwich City es 7º, a cuatro puntos del tercer puesto y habiendo aumentado a diez su racha de jornadas consecutivas sin perder. Chris Hughton, despedido de manera sorprendente en Newcastle hace un par de años, presenta su candidatura a mejor entrenador de la temporada en Inglaterra.

3. En Newcastle, que no es una plaza sencilla, el Manchester City ofreció sus mejores 45 minutos de fútbol de la temporada.

4. "Adel Taarabt es el mejor futbolista del mundo durante dos minutos de cada partido y en un partido de cada diez", escribe Álvaro de Grado sobre el jugador marroquí, que el sábado firmó la que posiblemente fuese su mejor actuación en la Premier League.

5. Solo se puede calificar con un sobresaliente a un equipo cuyo objetivo, tras lograr el ascenso la pasada campaña, era la permanencia y que, en cambio, termina la primera vuelta de la Bundesliga en puestos de liga de campeones. Es un Eintracht Frankfurt del que Oczipka, Rode, Schwegler y Meier son sus pilares. El japonés Takashi Inui, tan talentoso como irregular se ha mostrado en este primer tramo de curso.

6. Siete triunfos en nueve jornadas es una de las razones por las que el Bayer Leverkusen alcanza el parón invernal como inmediato perseguidor del líder. Otro motivo es la gran campaña que firma Stefan Kiessling y el notable nivel de acompañantes como Schürrle, Castro, Bender, Carvajal o Leno.

7. En la primera jornada de la Bundesliga 2011/12, el Borussia Mönchengladbach dio la sorpresa en el Allianz Arena. Marc-André ter Stegen, con una experiencia como profesional que se reducía a media docena de encuentros, fue la estrella de aquel choque. En la última jornada de la primera vuelta de la Bundesliga 2012/13, mismo escenario, mismos equipos protagonistas y mismo man of the match. Ter Stegen, inspirado y autor de varias paradas fabulosas, salvó un punto para su equipo.

8. Un golazo de Selçuk Inan inclinó la balanza a favor del Galatasaray, que refuerza su liderato, ante el Fenerbahçe.

9. Los empates del PSV y del Vitesse igualan todavía más la Eredivisie en lo que a su parte alta se refiere. Cinco equipos distanciados únicamente por tres puntos.

10. Diego Reyes, nuevo jugador del Oporto. Se incorporará en junio.



5 cosas que no me gustaron del fin de semana:

1. Se enfrentaban en París los dos máximos candidatos a conquistar la Ligue 1. El otrora dominador del fútbol galo -Lyon- y el aspirante a dominarlo durante mucho tiempo -PSG-. No pasará a la historia el partido. 1-0 para el Paris Saint-Germain, en el que Carlo Ancelotti repitió con ese 4-4-2 en el que Javier Pastore es volante derecho, Ezequiel Lavezzi volante izquierdo y Jeremy Menez actúa como delantero.

2. 17 jornadas ha durado la emoción en la pugna por el liderato de la Serie A. Varios equipos habían resistido y se habían mantenido en la persecución de la Juventus. Las derrotas de Inter y Nápoles abren un nuevo escenario: la mayor brecha de la temporada (siete puntos), sinónimo de que la liga italiana pierde emoción.

3. Sexta jornada consecutiva del Schalke 04 sin conocer la victoria, destitución de Huub Stevens y posible traspaso de Klaas-Jan Huntelaar en enero. Es, con diferencia, el rival con el que todos los cabezas de serie desean verse emparejados en el sorteo de la Champions League del próximo jueves.

4. No hay club de la considerada "clase media" de la Premier League que haya invertido tanto en el último lustro como el Sunderland, que, por ejemplo, ha gastado al menos 30 millones de euros en refuerzos en cada una de las últimas seis temporadas. Sin embargo, los resultados no acompañan. Uno cree que el Sunderland tiene plantilla y entrenador (Martin O'Neill) como para no estar a un punto del descenso.

5. Preocupación en Newcastle por la sequía goleadora de Papiss Demba Cissé. En su primera temporada en St James' Park: 13 goles en 14 partidos. Este año: 4 goles en 21 partidos.

lunes, 10 de diciembre de 2012

La vida al revés

Las previsiones realizadas sobre quién ganaría la Premier League, la Serie A, la Bundesliga y la Ligue 1 coincidían en dos aspectos: en Italia y Francia partían dos equipos como favoritos (Juve, PSG), todo lo contrario que en Alemania (Bayern, Dortmund) y en Inglaterra (Man City, Man United, Chelsea), donde se preveían campeonatos más abiertos, disputados y parejos. A punto de llegar a su ecuador, el guión de la película no se asemeja tanto a lo previsto.

En la Premier League el Manchester United aventaja ya en seis puntos al Manchester City y en diez al Chelsea. Que levanten la mano quienes esperasen ver semejantes distancias a principios del mes de diciembre. Los red devils ya han visitado Anfield, Stamford Bridge y el Etihad Stadium. Siempre con victoria. El gen competitivo del Man United habrá sido fundamental si finalmente se proclama campeón de la Premier. No fue, sin embargo, el factor diferencial del Man City 2-3 Man United, en el que tuvieron su impacto las acciones individuales de Wayne Rooney, Robin van Persie y David de Gea.

En la Serie A hay Scudetto. Y hasta tres equipos han presentado una candidatura seria. El propio Nápoles, derrotado anoche en San Siro, firmó una actuación que le confirma como una de las alternativas a la Juventus. La Vecchia Signora acusa el desgaste de la Champions y la ausencia del ansiado delantero de primerísimo nivel, pero el principal motivo de que haya liga es que tanto el Inter como el Nápoles superan los dos puntos por partido, cifra para pelear el título o rozarlo.

En la Bundesliga el Bayern Munich recogerá su trofeo de 'campeón de invierno' sabiendo que lo tiene todo a favor para romper su sequía de dos años sin ganar la Bundesliga. Lo que para el resto de los mortales es algo natural, para el Bayern es una eternidad. Karl-Heinze Rummenigge llegó a asegurar que en la 2012/13 la prioridad y el principal deseo de la entidad era recuperar la hegemonía en la liga de su país. Cuesta imaginar qué tipo de circunstancias se tienen que producir a partir de enero para que Jupp Heynckes y los suyos no levanten el anhelado trofeo. Su plantilla es tan amplia que ni siquiera dos o tres inoportunas lesiones deberían significar un gran obstáculo.

En la Ligue 1 es la primera vez desde abril que hay cinco puntos de distancia entre el líder y el segundo clasificado. Lo que se sale absolutamente de lo establecido es que ni en abril ese líder fuese el Paris Saint-Germain (lo era el Montpellier, que conquistó la liga) ni tampoco ahora (lo es el Olympique de Lyon). No es ningún secreto que el PSG piensa más en la Champions League y le dedica mayor atención y esfuerzo. Lo reconoció la semana pasada Thiago Silva: "Seré sincero. Nos concentramos mucho más en la Champions. No es lo correcto, pero damos más."


10 cosas que me gustaron del fin de semana:

1. Michu: 12 goles en 16 jornadas.

2. Balsámica semana para el Chelsea, que aún no es capaz de exponer su mejor fútbol de manera continuada, es decir, durante noventa o, al menos, sesenta minutos seguidos. Sin embargo, en Sunderland tuvo tramos de nivel y Fernando Torres rozó el hat-trick. Recupera sensaciones el '9' y las recupera el equipo.

3. Se acerca el final de la primera vuelta y el Everton -que año tras año gasta menos que Liverpool, Tottenham o Arsenal- está en zona de Champions League. Su 2-1 ante los spurs fue un derroche de intensidad, coraje y autoconfianza. Le costará, de todas formas, mantener el ritmo en los últimos meses del curso.

4. A sus 36 años Francesco Totti sigue firmando la que quizás sea su mejor campaña del último lustro. En el entretenido Roma 4-2 Fiore dio dos pases de gol, anotó otros tantos y volvió a dar un recital, como viene siendo costumbre desde que Zdenek Zeman regresó a Roma.

5. Si Totti es el presente y el pasado de la Roma, Panagiotis Tachtsidis representa el presente y el futuro. Un futuro que en la Roma se presenta esperanzador con el griego, Erik Lamela, Marquinhos, Mattia Destro o Alessandro Florenzi.

6. Ya ha ganado el Inter esta temporada a casi todos los equipos de la parte alta de la clasificación (Juve, Nápoles, Milan, Fiore), pero Andrea Stramaccioni, su entrenador, lo tiene claro: "No somos el anti-Juve. La última vez que nos pusisteis [los periodistas] esta etiqueta, entramos en crisis."

7. Milan: 17 puntos en las últimas 8 jornadas. Y el nivel de sus próximos rivales hace pensar que puede prolongar su actual estado de ánimo: Pescara, Roma, Siena, Sampdoria, Bolonia, Atalanta, Udinese, Cagliari y Parma.

8. El Eintracht Frankfurt logró salir del bache que atravesaba con un contundente 4-1 ante el Werder Bremen. Es la 6ª vez (en 16 jornadas) que el Eintracht anota tres o más goles. Alex Meier, máximo goleador de la Bundesliga, es uno de los responsables. Y Armin Veh hace méritos para ser premiado como mejor entrenador de la presente edición de la liga alemana.

9. Traspasó en verano a dos piezas importantes (Lloris, Cissokho) y únicamente se reforzó con Bisevac, Monzón, Mvuemba y Malbranque -llevaba un año sin jugar-. No son precisamente la clase de elementos que animaban a apostar por el Olympique de Lyon como campeón de la Ligue 1. Su valioso triunfo en el Derbi del Ródano aumenta hasta los cinco puntos la ventaja respecto a PSG y OM.

10. Alcanza la liga rusa su clásico parón invernal y lo hace con un sorprendente líder. No por tratarse del CSKA Moscú, sino por tratarse de un equipo que desde la primera semana del mes de agosto no ha podido disponer del que considero su mejor futbolista: Seydou Doumbia (lesionado). Y sin una partida de gastos tan amplia como la de Anzhi o Zenit.



5 cosas que no me gustaron del fin de semana:

1. Oriol Romeu, 6 meses de baja. Unido a la sanción de Obi Mikel -que luego estará en la Copa África- puede hacer que Rafa Benítez apueste por la idea con la que está ensayando desde hace dos semanas: David Luiz de mediocentro.

2. Un atractivo Zenit v Anzhi puso esta tarde el cierre al primer tramo de la liga rusa, que no se reanudará hasta el 9 de marzo. A puerta cerrada, debido a los incidentes que se produjeron recientemente ante el Dinamo, el Zenit se contagió de las gélidas temperaturas y de la fría atmósfera del Petrovsky. Ya no es una novedad y tampoco una sorpresa que el Zenit juegue mal y sea un equipo con una idea de juego absolutamente indefinida. Reaccionó en la segunda parte, a tiempo para salvar un empate ante un Anzhi al que considero el máximo favorito para alzarse con el título cuando la liga rusa eche el telón en mayo.

3. Desde hace un par de semanas, Wesley Sneijder cuenta con el alta médica y, a pesar de ello, aún no podemos disfrutar de su fútbol. Continúa el conflicto entre el Inter, que asegura que no entra en la convocatoria porque está lesionado, y el jugador. Andrea Stramaccioni: "¿Sneijder dice en Twitter que no está lesionado? Es lo que me diga a la cara lo que realmente importa."

4. Resulta desesperante el desaprovechamiento que está realizando el Hoffenheim de buenos futbolistas como Roberto Firmino, Eren Derdiyok, Sebastian Rudy, Andreas Beck, Sejad Salihovic o Joselu. Estrenaba entrenador interino en Hamburgo y lo que no estrenó fue una imagen distinta a la habitual.

5. Se mostró poco competitivo el Twente en su intento de defender el liderato de la Eredivisie en el Philips Stadion. Si no mejora su nivel de las últimas semanas, la liga holandesa puede acabar siendo un mano a mano entre el Ajax y el PSV. El Vitesse reclama también su cuota de protagonismo.

sábado, 8 de diciembre de 2012

La eterna discusión del mediocentro blue

"El mediocentro del Chelsea" es un tema recurrente donde los haya, quizás uno de los más tratados en los últimos meses cuando se habla de la Premier League. La opinión pública advirtió hace tiempo de la necesidad blue de reforzar la demarcación con un perfil de centrocampista del que no dispone, a no ser que apueste por el joven Josh McEachran o retrase la posición de Oscar o Kevin de Bruyne.

La historia se remonta a la primavera de 2011, cuando Carlo Ancelotti fue destituido en el vestuario de Goodison Park. Esa fulminante destitución estuvo estrechamente ligada con la intención de Roman Abramovich de volver a contratar a Jose Mourinho durante aquella misma semana. El magnate ruso llegó a ver factible el regreso del portugués, que finalmente continuó vinculado con el Real Madrid. Doce meses más tarde, se repitieron los acontecimientos y volvieron a existir conversaciones entre una y otra parte. Es por ello que fuentes muy cercanas al Chelsea no descartan que el próximo verano veamos al luso sentado de nuevo en Stamford Bridge. Marina Granovskaia, de quien hablamos recientemente, además de guardar una buena relación con Jorge Mendes, es la principal partidaria de Jose Mourinho en el seno del club inglés y puede jugar un papel decisivo esta primavera a la hora de convencer a Roman de que ha llegado el momento de contratar al técnico que hizo grande al Chelsea años atrás. Se ha hablado mucho en el último año y medio de la obsesión en la que se ha convertido para Roman Abramovich que su equipo "juegue bonito" y "practique un fútbol ofensivo y atractivo". Sin embargo, "lo más importante para el ruso sigue siendo ganar", sentencian fuentes del club.

La continuidad de Jose Mourinho en el Real Madrid dio la oportunidad a un exayudante suyo de dirigir al equipo. Al joven y prometedor André Villas-Boas se le encomendó la tarea de acometer una revolución que nunca sería capaz de realizar. Los planes de Villas-Boas sufrieron un tremendo revés por culpa del que actualmente es su jefe: Daniel Levy (propietario del Tottenham). La insistencia del accionista mayoritario de los spurs a la hora de no traspasar a Luka Modric a un rival directo hizo que se llegase a rechazar una oferta proveniente de Stamford Bridge que se aproximaba a los 40 millones de libras. La frustrada contratación del croata tendría tal impacto que alteró el desarrollo de los acontecimientos en el club y postergó la búsqueda del ansiado mediocentro organizador.

El consenso brilló por su ausencia este pasado verano en la planificación de la plantilla del Chelsea. Como muestra, tres ejemplos. Michael Emenalo, director deportivo, había redactado un informe que desaconsejaba el fichaje de un futbolista que finalmente, y por petición expresa de Roberto Di Matteo, se unió al Chelsea. El técnico italiano pidió, como contó Neil Ashton, a Roman Abramovich el fichaje de Radamel Falcao, rechazado por parte del magnate ruso. Por último, la secretaría técnica había puesto en marcha la búsqueda de un "mediocentro creativo/organizador", la misma que el propio Di Matteo decidió frenar.


El pasado miércoles, en su goleada al Nordsjælland, Rafa Benítez aprovechó el último cuarto de hora para hacer debutar esta temporada a uno de los veteranos del vestuario (Paulo Ferreira) y para adelantar la posición de David Luiz, que terminó jugando como mediocentro durante quince minutos. En su época de juvenil, el brasileño ya adquirió experiencia en esa demarcación, que, no obstante, no ha pisado a lo largo de su trayectoria en Europa, ni en el Benfica, ni en el Chelsea. Sin embargo, sus compañeros de equipo observaron lo ocurrido este miércoles como la consecuencia lógica de lo que había sucedido en los días previos. Durante las últimas dos semanas, Benítez ha probado a David Luiz como mediocentro en los entrenamientos con cierta frecuencia e insistencia, antes incluso de saber que John Obi Mikel recibiría tres partidos de sanción. El técnico español aprecia las aptitudes de David Luiz con el balón en los pies y desconfía de sus carencias en acciones defensivas. Las múltiples probaturas de David Luiz como mediocentro en los entrenamientos dan lugar a una nueva posibilidad: que el zaguero brasileño adelante su posición durante la sanción de Obi Mikel o mientras el nigeriano participe en la próxima Copa África.

Capítulo I: Las alineaciones de Abramovich

Capítulo II: Historia de una fría relación

Capítulo III: Organigrama y entresijos blues