viernes, 30 de noviembre de 2012

Los once nombres de la Premier

139 partidos disputados de la edición 2012/13 de la Premier League inglesa. Se ha cumplido en los últimos siete días el primer tercio de la competición, buen momento para analizar algunos de los nombres estelares. Mi once ideal del primer tercio de Premier, en el que hay representados ocho equipos distintos y ningún integrante del vigente campeón (Manchester City).


Ben Foster (West Bromwich): Ya estuvo cedido la pasada campaña en The Hawthorns y en junio el club efectuó la opción de compra. Steve Clarke, entrenador del equipo, declaró entonces que "un portero de calidad te da 10-12 puntos en una temporada y eso es lo que creemos que nos da Foster". Hasta que se lesionó hace un par de semanas, había dado ya varios puntos a la revelación del campeonato. El alto nivel de la pareja de centrales (McAuley-Olsson) es su mejor aliado.

Branislav Ivanovic (Chelsea): Juega de lateral derecho cuando el equipo lo necesita. Y lo hace bien. Juega de central cuando el equipo lo necesita. Y lo hace bien. Se implica en tareas ofensivas cuando el equipo lo necesita. Y lo hace bien. Se implica en defensa cuando el equipo lo necesita. Y lo hace bien.

Jan Vertonghen (Tottenham): Minutos como central: 405. Minutos como lateral zurdo: 765. Ante la ausencia de centrales que estén destacando sobremanera y para no dejar fuera a los dos mejores defensas (Baines, Vertonghen) de lo que llevamos de Premier, entra el belga en este once. Ya ha puesto de manifiesto su habilidad para marcar diferencias en el lateral izquierdo (Old Trafford fue un claro ejemplo) y para dar pases de gol desde el centro de la defensa (el Emirates fue un ejemplo). Casi imposible identificar errores en sus primeros meses en Inglaterra.

Leighton Baines (Everton): Solamente una lesión o que Vertonghen dispute el resto de la temporada como lateral izquierdo pueden impedir que Leighton Baines sea nombrado mejor lateral zurdo de la Premier. Arrollador, imparable, determinante en ataque, preciso en sus centros, sus pases, sus lanzamientos de falta y de penalti. Cumple 28 años en los próximos días. Ahora o nunca. O da el salto a un club más grande o no lo dará nunca. Cabe recordar que en temporadas pasadas ya rechazó cambiar de club porque no quería dejar Liverpool.

Mikel Arteta (Arsenal): La venta de Alex Song y la sempiterna lesión de Abou Diaby le obligan a multiplicarse. Rara vez asume responsabilidades en campo contrario, ya que el rol asignado le exige proteger al resto de centrocampistas gunners y no perder nunca la posición. Excelente en la salida de balón y sorprendente su mejoría en acciones defensivas.

Michu (Swansea): Ha ganado cinco partidos el Swansea y en todos ellos ha visto portería el español, cuya versatilidad ya le ha hecho jugar incluso cuatro encuentros como '9'. Parece harto complicado mantener este ritmo goleador, que le llevaría a superar la veintena de tantos, hasta el mes de mayo. Pero también parecía improbable que hiciese 8 goles en 14 jornadas.



Marouane Fellaini (Everton): Pelearán al término del curso, si nada cambia, Michu y Fellaini por la consideración de centrocampista más goleador del campeonato. El belga es el gran beneficiado de la marcha de Tim Cahill a la MLS, lo cual le ha permitido adelantar definitivamente su posición a la media punta y jugar semana tras semana cerca de Nikica Jelavic. Ahí presiona la salida de balón del rival, ahí pisa el área con facilidad, ahí se impone y gana buena parte de los balones áereos, que no son pocos. Y es que sus compañeros lo buscan constantemente, en corto y en largo. Es el alma inequívoca de un Everton impregnado por el espíritu que David Moyes desea ver en sus equipos.

Juan Mata (Chelsea): Especialista en marcar diferencias cuando el Chelsea más lo necesita: gol y asistencia vs Arsenal, dos goles y una asistencia vs Tottenham, gol vs Man United y una asistencia vs Liverpool. Su segunda parte en White Hart Lane es una de las mejores actuaciones individuales de la primera vuelta de la Premier League.

Gareth Bale (Tottenham): Velocidad y verticalidad. Su abanico de recursos no es tan amplio como el de otros futbolistas TOP, pero las acciones que domina le convierten en uno de los jugadores más desequilibrantes de la liga inglesa cuando está inspirado y tiene espacios para explotar su rapidez. Con André Villas-Boas, por ahora, está ganando en regularidad.

Luis Suárez (Liverpool): Sin sus goles (10), el Liverpool tendría 7 puntos menos y estaría en puestos de descenso. Sus goles van acompañados de un carácter y un entusiasmo que también da triunfos.

Robin Van Persie (Manchester United): Cero complicaciones con su adaptación a Old Trafford, lo cual no debe sorprender cuando hablamos de un delantero que ha marcado 82 goles desde enero de 2011.

Banquillo y mención especial: Brad Friedel (Tottenham), Glen Johnson (Liverpool), Phil Jagielka (Everton), Joe Allen (Liverpool), Jermain Defoe (Tottenham), Edin Dzeko (Man City) y Chicharito Hernández (Man United).
Entrenador: Steve Clarke (West Bromwich). La categoría en la que menos dudas podía haber. En el primer tercio de la Premier League nadie ha hecho más con menos. David Moyes es su principal competidor, pero varias cosas sitúan a Clarke por delante. Primero, que el técnico del West Bromwich Albion ni siquiera cuenta con futbolistas tan talentosos como Baines o Fellaini, ni tampoco con un central de la jerarquía de Jagielka. Segundo, que Moyes lleva una década trabajando en Goodison Park, mientras que Clarke ha iniciado este verano su proyecto.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Cinco historias de la jornada intersemanal

0-0 y 0-0. Había encajado el Chelsea 20 goles en los últimos 9 encuentros de la era Di Matteo. Una cifra inaceptable para un técnico como Rafa Benítez, que se ha propuesto cerrar desde el primer día esa sangría defensiva. Se ha enfrentado al segundo (Man City) y al tercer (Fulham) equipo más goleador de la Premier y ninguno ha batido a Petr Cech. Construye sus equipos Benítez a partir de una buena defensa y, por ahora, lo consigue. Anoche, en la segunda parte, por el volumen de ocasiones mereció marcar y llevarse algo más que un punto ante el Fulham. 4 de los 5 próximos partidos del Chelsea en la Premier League serán a domicilio.

Bale y Suárez. En diversos tramos de sus trayectorias, Gareth Bale y Luis Suárez han sido etiquetados de "jugadores irregulares". El galés ha sido irregular hasta en su mejor temporada. Al uruguayo le pesaron sus dificultades para ser poseedor de notables cifras goleadoras en su primer año y medio en Inglaterra. La historia es distinta en el presente curso, en el que Bale intenta dejar atrás esa irregularidad y Suárez alcanza el mejor nivel de su carrera. Se enfrentaron anoche en White Hart Lane y el esplendoroso cuarto de hora inicial de Gareth Bale resultó decisivo.

1os 14 partidos ligueros L'pool de Benítez:   7 victorias, 2 empates, 5 derrotas; 23 puntos
1os 14 partidos ligueros L'pool de Hodgson: 5 victorias, 4 empates, 5 derrotas; 19 puntos
1os 14 partidos ligueros L'pool de Dalglish:  8 victorias, 3 empates, 3 derrotas; 27 puntos
1os 14 partidos ligueros L'pool de Rodgers: 3 victorias, 7 empates, 4 derrotas; 16 puntos

Sagna y Fellaini. Se necesita tiempo para recuperar el tono cuando uno ha sufrido dos lesiones graves en menos de un año. Es el caso de Bacary Sagna, que estuvo cuatro meses de baja el curso pasado y luego se perdió también la Eurocopa y el inicio de esta campaña por culpa de otra lesión. Se le ve bien físicamente y es precisamente su velocidad lo que le permite corregir y subsanar errores que él mismo está cometiendo, ya sea en forma de pérdidas de balón o de pérdidas de posición. Su edad (29) hace pensar que esta versión desubicada y frágil de Sagna será algo pasajero, al contrario que el momento de forma de Marouane Fellaini, que de pasajero tiene poco. Precioso y antagónico duelo el que protagonizó anoche con Mikel Arteta. 

Michu. Firmó este miércoles su 8º gol en la Premier. Únicamente ha necesitado 14 disparos entre los tres palos para anotar estos 8 tantos y solo tiene por delante en la tabla de goleadores a Luis Suárez y a Robin van Persie. Volvió a actuar ayer como '9' y su Swansea ya está a 3 puntos de los puestos europeos.

Schweinsteiger, Götze y Hummels. Había jornada intersemanal en Alemania y tanto Bayern Munich como Borussia Dortmund la afrontaron con la mente puesta en el duelo que les enfrentará este sábado en el Allianz Arena. Jürgen Klopp decidió dar descanso a Mario Götze y Mats Hummels, que ni siquiera entraron en la convocatoria, mientras que Jupp Heynckes dejó fuera de la misma a Bastian Schweinsteiger, debido a que estaba a una amarilla de cumplir el ciclo de tarjetas. El Bayern ganó su partido en Friburgo y a Jupp le salió bien su decisión. El Dortmund, en cambio, no pasó del empate en casa ante el Fortuna Dusseldorf y muchos extrañaron a Götze. Fue un ejemplo más de la amplia diferencia que hay entre la profundidad de plantilla de unos y otros. En el Signal Iduna Park, el jugador número 12 es alguien como Kevin Grosskreutz. En Munich, el jugador número 12 puede ser alguien como Thomas Müller...y el 13 Luiz Gustavo...y el 14 Mandzukic...y el 15 Shaquiri, etc. La consecuencia: el Bayern recibirá en el Allianz Arena al vigente campeón con 11 puntos de ventaja. 

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Organigrama y entresijos blues

Capítulo I: Las alineaciones de Abramovich

Capítulo II: Historia de una fría relación

Capítulo III: Organigrama y entresijos blues



Roman Abramovich se ha convertido en uno de los rostros más conocidos del mundo del fútbol en la última década. Marina Granovskaia, en cambio, es un personaje caracterizado por su absoluto anonimato. El poder del dueño del club y sus impulsivas decisiones son innegables. Sin embargo, en la sombra trabaja Marina Granovskaia, persona de máxima confianza de Roman y cuyo protagonismo en el club ha aumentado notoriamente a lo largo de 2011 y 2012. "Al ruso se le ve muy de vez en cuando", aseguran fuentes del club. Futbolistas, cuerpo técnico, secretaría técnica y (algunos) ejecutivos del Chelsea saben que para establecer comunicación con Roman Abramovich han de pasar por el despacho de Marina Granovskaia, a quien el dueño del club ha trasladado múltiples funciones. La figura de Marina, como se refieren a ella quienes han mantenido conversaciones con esta ejecutiva, no es la de un mero enlace o intermediario entre el propietario y el resto de la entidad.

Frank Arnesen, durante un lustro director deportivo blue, anunció su marcha en noviembre de 2010. Desde entonces, son Michael Emenalo y Marina Granovskaia quienes más responsabilidad tienen en la parcela de fichajes. El nigeriano identifica, en función de los informes que manejen y que hayan presentado los distintos ojeadores, aquellos futbolistas que interesan a la entidad. Se lo traslada a Granovskaia y, en algunos casos, es directamente ella quien se sienta a negociar. En otros casos, negocian de manera conjunta, como cuando se sentaron a ofrecer a Rafa Benítez el puesto de entrenador el pasado mes de marzo. Granovskaia ha formado parte de negociaciones que llegaron a buen puerto (Mata, Torres, Hazard o David Luiz) y otras en las que los blues no lograron su objetivo (Pep Guardiola o Willian, por ejemplo).

Ni Bruce Buck, ni Ron Gourlay, ni Michael Emenalo poseen más poder que Marina Granovskaia. A Bruce Buck, abogado de 66 años, le corresponde desde 2004 el cargo de presidente, cuya principal función es la de representar al Chelsea y su poder en la gestión del equipo es escaso. Ron Gourlay, director ejecutivo, desempeña actividades relacionadas con las finanzas y el marketing. Por último, Michael Emenalo es el responsable de aquello que concierne a la parcela deportiva, de aquello que tenga que ver con Cobham, ciudad deportiva del Chelsea. Dos casos particulares acerca de lo ocurrido este verano. Como informamos en el mes de septiembre, la secretaría técnica buscaba un "mediocentro creativo/organizador" y Roberto Di Matteo frenó esa búsqueda. Además, como contó Neil Ashton en el 'Daily Mail', el técnico italiano sugirió el nombre de Radamel Falcao como fichaje prioritario y el propio Abramovich lo desestimó. 

Diversos personajes trabajan en el día a día del Chelsea, pero la última palabra siempre la tiene Roman Abramovich, como comprobaron la semana pasada Marina Granovskaia y Michael Emenalo. Tras caer en West Bromwich, el propietario blue se puso en contacto con el entorno de Rafa Benítez. Acordaron que volverían a hablar tras el Chelsea v Manchester City de este domingo. Roberto Di Matteo, en la cuerda floja. Todo se precipita el martes en Turín, momento en el que se agota la paciencia del ruso. Marina Granovskaia y Michael Emenalo no son partidarios de destituir todavía al entrenador que hizo al equipo campeón de Europa en el mes de mayo. Prefieren que llegue al enfrentamiento con el Man City. No importa, la decisión ya está tomada. Suena el teléfono de Roberto Di Matteo. A las 02:45h, en el aeropuerto londinense de Gatwick, el técnico italiano se despide uno por uno de los que durante ocho meses y medio fueron sus futbolistas.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Autocrítica bianconera

"La Juventus jugó uno de sus peores partidos de la temporada y el penalti no puede ser una coartada". Son las declaraciones de Beppe Marotta, director general de la entidad, tras el Milan 1-0 Juventus. "La Juve debe acostumbrarse a pelear en diferentes frentes, así que jugar cuatro días después de la victoria ante el Chelsea era suficiente para recuperarse", añade. Cabe recordar que en el éxito bianconero obtenido la temporada pasada influyó que el equipo no tuviese que jugar miércoles-domingo, al no disputar competición europea, ni Champions ni Europa League. Durante casi un año y medio, la Juve no conoció la derrota en la Serie A italiana. En cambio, en las últimas cuatro jornadas ha perdido dos partidos y ha sumado cuatro puntos.

"No jugamos como un equipo unido", declaró tras el encuentro Angelo Alessio, encargado de ocupar el banquillo de la Vecchia Signora hasta que finalice la sanción de Antonio Conte dentro de un par de semanas. El capitán Gianluigi Buffon se manifiesta en una línea similar: "Si queremos podemos buscar una excusa para esta derrota, pero la verdad es que merecimos perder esta vez. Tuvimos tiempo para remontar y no lo hicimos. Tuvimos una hora para lograr algún tipo de reacción."
Se aprecia, por tanto, una honesta autocrítica por parte de algunos de los rostros más visibles del club. Fue sintomático que en un duelo que, en su centro del campo, enfrentaba a Andrea Pirlo, Nigel de Jong, Arturo Vidal, Riccardo Montolivo, Claudio Marchisio y Antonio Nocerino, tuviese como centrocampistas más destacados a los tres rossoneri. Montolivo tuvo un mejor día que Pirlo, ídem con De Jong y Vidal, ídem con Nocerino y Marchisio. Es por ello que, en un encuentro en el que su único gol se produjo tras un error arbitral, no se usan excusas. Porque la Juventus fue peor y, lo que es más significativo, jugó muy por debajo del nivel exigible y no despeja las dudas que siguen generando sus enfrentamientos ante los equipos de la parte alta de la tabla. A saber: derrotas ante Milan e Inter, empate y pobre imagen en Florencia, victoria sufrida ante el Nápoles, victoria sufrida y rodeada de una enorme polémica arbitral en Catania, empate ante la Lazio y un triunfo frente a la Roma de Zeman.

El Milan alcanza tras catorce jornadas su mejor puesto en la presente edición de la Serie A. El futuro más cercano debe causar optimismo entre los milanistas. Próximos rivales del Milan en liga: Catania (7º), Torino (14º), Pescara (20º), Roma (5º), Siena (19º), Sampdoria (13º), Bolonia (18º), Atalanta (8º), Udinese (12º), Cagliari (11º), Parma (10º).
Chelsea v Manchester City

Había encajado 20 goles el Chelsea en los últimos 9 partidos de la era Di Matteo. Una cifra que, por poner en perspectiva, supera en 5 el número de goles encajados por el Chelsea de Mourinho en toda la Premier League 2004/05. Quizás pensó en ello Rafa Benítez a la hora de dar a su plantilla las últimas instrucciones previas al Chelsea v Man City. No hubo goles, ni apenas ocasiones, ni juego fluido por parte de ninguno de los dos contendientes. Roberto Mancini consideró que un empate en su visita a uno de los candidatos al título no es un mal resultado. Para Benítez tampoco lo era. Varios puntos de interés, a corto plazo, en torno al técnico español:
- Si seguirá siendo un equipo tan poco presionante como ayer. Se antoja necesario que el Chelsea recupere el balón más arriba.
- Frank Lampard, John Obi Mikel y Ramires. Puede que se vaya al banquillo uno de los tres. Puede que el brasileño vuelva a la banda derecha. Puede que Lampard adelante su posición y sea mediapunta. Se valora en Cobham desde hace semanas la posibilidad de adelantar a Lampard a la media punta.
- Quiénes serán los centrales de Benítez. Este domingo, pareja inédita Ivanovic-David Luiz, debido a la lesión de John Terry y a la fiebre de Gary Cahill. ¿Y cuando estén todos?
- Azpilicueta-Mata. Fueron los dos futbolistas que más pases intercambiaron en el Chelsea-Man City. Ambos ocuparon la banda derecha y no forman una mala sociedad. Su continuidad dependerá de si Rafa, que no lo creo, apuesta por Ivanovic como central.
- Indispensable que Benítez logre que Fernando Torres, Eden Hazard y, en menor medida, Oscar eleven el nivel de sus recientes actuaciones.

10 cosas que me gustaron del fin de semana:

1. Vincent Kompany. Terminó lesionado el Man City-Real Madrid y salió del Etihad Stadium con muletas el pasado miércoles. Hasta 48 horas antes del Chelsea-Man City estuvo en muletas. No solo lo jugó, sino que fue uno de los mejores.

2. Nadie podía imaginar que el segundo futbolista español que anotase un hat-trick en la Premier League (a Fernando Torres le corresponde el honor de ser el primero), sería un centrocampista como Jordi Gómez. Alguien que no es un delantero y que incluso en temporadas recientes ha tenido largos tramos de suplencia en el Wigan. Este sábado, Jordi Gómez 3-2 Reading.

3. El West Bromwich es la revelación inequívoca del primer tercio de Premier League. Solo el Stoke City tiene menos posesión de balón que el West Brom y ello no impide que se haya aupado a la tercera posición. Su entrenador, Steve Clarke, está debutando en solitario con muy buena nota. Durante casi un año y medio fue segundo entrenador del Liverpool y, fuentes cercanas al club de Anfield, me aseguran que era Clarke -y no Kenny Dalglish- quien tomaba las principales decisiones tácticas, antes y durante los partidos.

4. Los malos resultados pudieron poner fin a la etapa de Nigel Adkins como entrenador del Southampton. Su afición demostró un apoyo y una confianza incondicional, responsable de que Adkins siga en el cargo y, en cierto modo, de que ayer Gastón Ramírez, Adam Lallana, Rickie Lambert y cía firmasen su mejor actuación esta campaña. Un 2-0 (vs Newcastle) que pudo ser una goleada.

5. Ya había actuado varias veces Stewart Downing de lateral izquierdo con Brendan Rodgers y ya había sido José Enrique en algunas ocasionse volante/extremo. Pero no dejó de ser curioso que en Swansea coincidiesen en el once ambos fuera de su posición natural: un lateral de extremo y un extremo de lateral. Se exponía a bastantes críticas Rodgers después de lo que algunos denominaron como "ataque de entrenador". Sin embargo, le dio buen resultado y José Enrique fue por segunda semana consecutiva uno de los hombres más destacados del equipo.

6. Su equipo ya tenía sentenciado el partido cuando Moussa Dembelé -lesionado durante algo más de un mes-, que ya había reaparecido el jueves ante la Lazio, saltó a White Hart Lane. El Tottenham había sumado 3 puntos de 15 posibles mientras estuvo en la lista de lesionados. Siguen esperando como agua de mayo a Scott Parker.

7. Wissam Ben Yedder, que es junto a Aubameyang el delantero joven de moda en la Ligue 1 francesa.

8. Reapareció en Mestalla tras casi cinco meses sin jugar. Y el sábado, el primer balón que tocó fue gol. Se llama Mario Gomez, autor de 89 goles en las dos pasadas temporadas.

9. Puede ser esta jornada un punto de inflexión en la Eredivisie. En su visita a Kerkrade, el Ajax perdía en el minuto 80 y sabía que podía terminar el día a 12 puntos del liderato. Remontó y se ha aprovechado del posterior tropiezo del PSV para acercarse a 6 puntos de lo más alto. El tercer título de liga consecutivo de Frank de Boer no marcha por mal camino.

10. Ha empatado esta tarde ante el líder (CSKA), pero el Zenit, sin ser nada fabuloso, sigue dando leves síntomas de mejoría. Lástima que esa mejoría futbolística no se corresponda con ningún tipo de mejoría en lo que a los problemas internos del Zenit se refiere. No parece que las últimas declaraciones públicas de Luciano Spalletti la reflejen: "¿Merecen Denisov y Kerzhakov el brazalete de capitán después de lo que dijeron de sus nuevos compañeros? Yo decido quien es el capitán y he elegido a Danny, que es quien se preocupa por el Zenit y no habla de los nuevos fichajes."


5 cosas que no me gustaron del fin de semana:

1. Durante algunas temporadas se repitió aquello de que "el Arsenal no gana títulos, pero juega bien al fútbol". Ahora ya ni eso. El Arsenal 2012/13 tiene sus buenos momentos (5-2 al Tottenham o triunfo en Anfield), pero es el peor Arsenal que se ha visto en la corta vida del Emirates. Llaman poderosamente la atención las dificultades, la falta de talento e imaginación que evidencia en el ataque posicional.

2. Queens Park Rangers: 0 victorias, 4 empates y 9 derrotas; 10 goles a favor; 26 goles en contra. Harry Redknapp coge a un equipo que es colista y que ha firmado un primer tercio de Premier League que en nada se parece a lo que se esperaba de él en verano.

3. Spartak 1-5 Dinamo. Cuando acabas de quedar eliminado de competiciones europeas y de la copa rusa, cuando ya has recibido alguna goleada en la liga rusa y cuando te estás jugando el cargo, lo último que debes hacer es recibir 5 goles en tu estadio en un derbi de Moscú. Eso causó la destitución de Unai Emery este domingo. 4 meses ha durado la aventura rusa de Emery.

4. Ya sospechábamos que la Liga Sagres sería una pugna entre el Oporto y el Benfica. Y lo ocurrido anoche se encargó de despejar casi cualquier duda. Durante noventa minutos el Sporting Braga resistió ante el Oporto, pero encajó dos goles en el descuento y se distancia de la cabeza. Nueve puntos separan ahora al tercer clasificado de los líderes.

5. Niega Andrea Stramaccioni que haya ningún problema con Wesley Sneijder. Pero Marco Branca le ha trasladado al holandés que o se reduce el sueldo (6 M € anuales) o el club tendrá que vender al futbolista.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Historia de una fría relación

Avram Grant, Luiz Felipe Scolari, Guus Hiddink, Carlo Ancelotti, André Villas-Boas y Roberto Di Matteo -además de Ray Wilkins durante un partido- se han sentado en el banquillo de Stamford Bridge a lo largo del último lustro. Y el próximo domingo, ante el Manchester City, tomará el testigo un nuevo técnico, que, si Pep Guardiola lo desea, solo ocupará el banquillo blue hasta el mes de junio. El baile de entrenadores no cesa.

Un equipo de su país, la Juventus de Turín, ha desencadenado la destitución de Roberto Di Matteo. Ya había provocado la Juve en el mes de septiembre el principio del fin. Se presentó Roman Abramovich, por primera vez en la temporada, en Cobham, el campo de entrenamiento del Chelsea y, tras una tensa charla con toda la plantilla, echó el primer pulso al entrenador que cuatro meses antes había dado al club la primera Champions League de su historia. El pulso no fue otro que hacer saber a Di Matteo que Juan Mata, Oscar, Eden Hazard y Fernando Torres debían jugar siempre, o casi siempre, juntos. El primer pulso lo ganó Abramovich.


Roman Abramovich, para quien el fútbol es más una diversión y un hobby que un negocio, desea ver juntos a los considerados "jugones" de la plantilla. Así se lo hizo saber a Roberto Di Matteo después del empate ante la Juventus. Fuentes muy cercanas al entorno blue aseguran que Abramovich, textualmente, está harto y en cuanto pueda despedirá a Di Matteo. Tres años de contrato pedía el técnico italiano después de ganar la Champions en Munich, algo que nunca contempló el ruso, decidido a prolongar lo mínimo posible la etapa de Di Matteo en el banquillo y a iniciar cuanto antes la búsqueda de su sucesor.

Un par de días más tarde, los 'protegidos' de Roman jugaron juntos de inicio por primera vez, algo que se convertiría en lo habitual durante los dos meses posteriores. Tal fue la autoridad con la que el ruso se dirigió a Di Matteo que el técnico se comenzó a mostrar reticente incluso a realizar sustituciones que pudiesen ser consideradas como defensivas en encuentros con el marcador a favor, como ante el Arsenal o el Tottenham. El vigente campeón de Europa dominaba con cierta autoridad la Premier League a finales de octubre, tras sumar 22 puntos en 8 jornadas, pero "Abramovich estaba harto y en cuanto pudiese despediría a Di Matteo", por extraño e increíble que pareciese. Era comprensible que la incredulidad fuese el denominador común en muchas de las respuestas recibidas tras publicar esta información.
Nadie esperaba, no obstante, un despido tan repentino. Cierto es que el Chelsea tiene un pie y medio fuera de la Champions. No menos cierto es que los cuatro pinchazos consecutivos en la Premier resultan engañosos: derrota ante el Man United con una enorme polémica arbitral, casi se gana al Liverpool y al Swansea, y casi se empata en West Bromwich.

En The Hawthorns, estadio del West Brom, André Villas-Boas dirigió por última vez al equipo londinense y en The Hawthorns, el pasado sábado, Roberto Di Matteo perdió definitivamente el control del vestuario. "¿Os hacéis llamar campeones de Europa y no sois capaces de vencerles [al West Brom]?", se escuchó, según contó Pat Murphy, de la BBC.

Di Matteo, que no se sintió lo suficientemente respaldado cuando en el mes de mayo no recibió los tres años de contrato que deseaba y que perdió autoridad tras la visita de Abramovich a Cobham en septiembre, decidió apostar fuerte y echar un órdago en Turín. Esta vez sí iba a ser fiel a sus ideas, fiel a su idea de que Fernando Torres -uno de los 'protegidos' del dueño- merecía ser suplente y fiel a su idea de que el duelo ante el campeón italiano demandaba un planteamiento distinto al que venía exigiendo Abramovich. Fuentes del entorno blue entienden que este pulso de Roberto Di Matteo, y no los recientes resultados (malos, pero no catastróficos), es el principal motivo de la controvertida destitución. Como controvertido sería el nombramiento de Rafa Benítez, entrenador cuyo CV es inversamente proporcional al apoyo que encontraría en la afición blue su contratación.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Delanteros y actitudes opuestas

No se pueden trazar demasiadas similitudes entre sus trayectorias deportivas. Tampoco su forma de ser da lugar a comparaciones. Pero Shane Long y Emmanuel Adebayor, por motivos opuestos, han sido los protagonistas de la última jornada de la Premier League. El togolés ha sido el máximo responsable de que el marcador del Arsenal-Tottenham reflejase, por segunda temporada consecutiva, un 5-2 a favor de su exequipo. El irlandés, por su gol, su asistencia y las dificultades que presentó a la pareja de centrales rival, fue el héroe del ascenso del West Bromwich Albion a la 4ª posición de la Premier League.

Shane Long, que en enero cumplirá 26 años, no tiene ni tendrá nunca el talento natural que posee Adebayor y, sin embargo, va sobrado de compromiso, actitud y esfuerzo. Compensa con ello el hecho de no ser el delantero con más olfato de gol del mundo, no ser el más rápido del lugar o no ser excesivamente brillante con el balón en los pies. No destaca sobremanera en ninguna faceta, pero ejecuta bien multitud de cosas distintas. Gary Cahill y David Luiz, sus víctimas este sábado, ya lo saben. Fue un día especial para Long, como cuenta Álvaro de Grado en 'Diarios de Fútbol':

Marcó un gol y dio otro pero ninguno lo celebró con normalidad. No era el mejor momento ni el mejor día. Horas antes del comienzo del partido, Shane Long recibió la noticia de la muerte de su abuela. Quiso jugar. De hecho, siempre ha querido jugar. Hace menos de un año estuvo tres meses fuera de los terrenos de juego porque el día de Año Nuevo se levantó con dolores de pecho. Con el miedo en el cuerpo se fue a hacer pruebas y descubrió, asustado, que sufría una inflamación de las fibras del corazón. Se recuperó y volvió a ser de la partida. Años antes, cuando apenas tenía 16 primaveras, su padre Eamonn murió repentinamente de un ataque al corazón dejando a Shane Long y a sus tres hermanos al cuidado de su madre. Pero continuó su carrera como futbolista. Ahora sigue teniendo la misma cara de niño pillo de hace cinco años de no ser por esa barba que se ha dejado en esta temporada, pero su dimensión como futbolista ha evolucionado al mismo ritmo que su efectividad.
Si uno es el ejemplo de dar el 100%, Emmanuel Adebayor es el del atacante que, por unos u otros motivos, sufre para rendir regularmente a su máximo nivel. Lo logró el curso pasado o, al menos, se acercó mucho a ello. Nada que ver con lo que han sido sus primeros tres meses a las órdenes de André Villas-Boas. No deja de ser curioso, y digno de análisis, que el volumen de críticas hacia el técnico luso sea tan elevado tras caer por 5 a 2 en el Emirates. Una derrota cuyo máximo responsable tiene nombre y apellidos: Sheyi Emmanuel Adebayor. Sin su irresponsable entrada sobre Santi Cazorla, merecedora de expulsión, nada hubiese sido lo mismo. Resultaría demasiado osado pronosticar cuál hubiese sido el marcador final en caso de que el delantero africano no provocase la conclusión del duelo once contra once en el minuto 18. Pero el guion del partido estaba dirigiéndose en otra dirección. El segundo elemento que más fuerza ejerció en la derrota de los spurs en su visita al Arsenal no fue otro que las lesiones que siguen lastrando al equipo: Scott Parker, Moussa Dembelé, Benoît Assou-Ekotto, Younès Kaboul y, además, en este partido Steven Caulker. Sí se puede hablar de una decisión de Villas-Boas como la tercera causa de los cinco goles encajados por Hugo Lloris: retirar a Walker y Naughton en el descanso y afrontar la segunda mitad con tres defensas. Arriesgó André y lo hizo siendo plenamente consciente de que dejaba la puerta abierta a la posibilidad de acabar encajando 5 ó 6 goles. Y se cumplió la lógica, si bien se vio desafiada por una ocasión de Gareth Bale que rozó el 4-3 y que pudo alterar todo.

Tottenham con Moussa Dembelé: 4 victorias y 1 empate.
Tottenham sin Moussa Dembelé: 1 victoria, 1 empate y 5 derrotas.


10 cosas que me gustaron del fin de semana:

1. 10 goles en las últimas 9 jornadas. La progresión de Stephan El Shaarawy sigue su curso. De jugador prometedor -la temporada pasada- a figura del Milan, máximo goleador de la Serie A italiana y candidato a MVP de la liga. El sábado, Nápoles 2-2 El Shaarawy.

2. Liverpool: 17 goles en la Premier League. Luis Suárez: 10 goles y 2 asistencias. Ante el Wigan, doblete del uruguayo y, por primera vez en muchos meses, gran partido de José Enrique. Leve mejoría que será examinada en los próximos diez días con visitas al Swansea y al Tottenham.

3. No se puede hablar de que el Swansea tenga una dependencia de Michu como la que tienen el Milan y el Liverpool de sus respectivas estrellas, pero este sábado anotó un gol en Newcastle y en Swansea ya saben que, por ahora, su equipo solo vence cuando Michu perfora la portería rival.

4. Al principio de temporada -y más aún después de encajar 5 goles ante el Fulham, 5 ante el Liverpool y 4 ante el Chelsea-, el Norwich City se presentaba como candidato al descenso, quizás el más señalado en esas quinielas. Cambió de banquillo Paul Lambert, pero la columna vertebral se mantiene intacta y, para sorpresa de muchos, en Carrow Road han perdido en las últimas semanas el Manchester United, el Tottenham y el Arsenal. Es el momento de decirlo: sigo convencido de que descenderá el Norwich.

5. El Etihad Stadium no ha visto perder a sus jugadores en la Premier League desde 2010. Con su triunfo ante el Aston Villa prolongan su racha y la convierten en la segunda mejor racha de imbatibilidad como local en la historia de la Premier League. Tardará el Manchester City (36 encuentros sin perder) en alcanzar el record del Chelsea (86) de Mourinho.

6. El mérito de Vincenzo Montella no es que la Fiorentina haya ganado 5 partidos seguidos, sino que los dos últimos los haya jugado sin su estrella (Jovetic) y ante rivales (Milan y Atalanta) que de asequibles tienen poco. El calendario de la Fiore (próximos rivales: Torino, Sampdoria, Roma, Siena, Palermo, Pescara) y el crecimiento del equipo hacen soñar a una afición que ya no ve como una utopía la clasificación para la próxima edición de la Champions.

7. Predicción generalizada en verano: el Paris Saint-Germain arrasará en la Ligue 1. Todo lo contrario. Tras un tercio de campeonato, solo 3 puntos separan al líder -Olympique de Lyon- del 7º clasificado. Carlo Ancelotti: "No me da miedo decir que estamos en crisis".

8. Segunda jornada consecutiva en la que el prometedor Viktor Fischer es titular en el Ajax. Por la competencia que hay -no excesiva- y por su nivel, el danés puede retener su titularidad durante buena parte de la temporada.

9. Tras la derrota del líder (Vélez), el desenlace el campeonato argentino se presenta apasionante. Lanús tiene un partido menos y si lo gana igualará a puntos con Vélez. Belgrano tiene dos menos y si los gana igualará con Vélez. Precisamente Lanús y Belgrano se enfrentan esta noche. Las tres últimas jornadas serán de infarto.

10. Al Ahly, campeón de África. Disputará en diciembre el Mundial de Clubes.


5 cosas que no me gustaron del fin de semana:

1. Pasan las jornadas y el Queens Park Rangers sigue a lo suyo. Números del colista de la Premier: 0 victorias, 4 empates, 8 derrotas; 9 goles a favor, 23 goles a contra. No es precisamente lo que uno esperaría de una escuadra compuesta por Granero, Julio Cesar, Faurlín, Park, Mbia, Hoilett, Taarabt, Zamora, Diakité, Cissé, Fabio o Bosingwa. No son pocos los que identifican al inquilino del banquillo como el principal problema. Se llama Mark Hughes y su salario de algo más de 3 millones de libras puede ser un impedimento a la hora de decidir su destitución. Imposible saber si se producirá o no pero, en caso de llegar, seguramente ese elemento la retrase o la esté retrasando.

2. Mala imagen del Schalke 04. No por la derrota en Leverkusen ni por cómo se produjo, sino por todo lo que la rodeó: discusiones de Jefferson Farfán y Kyriakos Papadopoulos con Huub Stevens, declaraciones del propio entrenador manifestando que el Schalke jugó tan mal que hubiese podido hacer 9 sustituciones y de Horst Heldt (director general) diciendo que no recuerda la última vez que el equipo actuó tan mal y que solo dos futbolistas se salvan.

3. Se rompió la histórica racha del Shakhtar Donetsk. Histórica porque los 24 triunfos consecutivos la sitúan como la quinta mejor de la historia de las ligas europeas.

4. De Hernanes, futbolista irregular por excelencia, ya no sorprende una actuación como la que tuvo en Turín, de un protagonismo diametralmente opuesto al que había recibido una semana antes en el derbi de Roma. La Lazio, que ni siquiera disparó entre los tres palos en el Juventus Stadium, y el Nápoles, por carecer todavía de ese gen ganador que le dé victorias en noches como la del sábado, son las decepciones de la jornada en Italia.

5. La buena noticia futbolística para Génova: está de vuelta el 'Derbi della Lanterna'. La mala: si Sampdoria y Genoa no mejoran, quizás no veamos derbi de Génova el próximo año...o lo veamos en Serie B.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Nadie se acuerda de Sneijder

Andrea Stramaccioni, cuando pocos confiaban en él, está haciendo historia. En los 104 años de vida del Inter de Milan, él es tan solo el segundo entrenador que alcanza las 9 victorias consecutivas. No hay que sacar grandes conclusiones, puesto que a Roberto Mancini le pertenece el récord, mientras que técnicos legendarios como Helenio Herrera o Jose Mourinho se sitúan ya por debajo de Stramaccioni. Pero tampoco se debe caer en el error de minusvalorar lo que está haciendo Andrea Stramaccioni en el que, recordemos, es su debut como entrenador. Casi una decena de triunfos consecutivos no se consiguen de manera casual y, en este caso, tampoco por el hecho de contar con una gran plantilla -no es el caso del Inter 2012/13-.

El pasado 26 de septiembre, en Verona, vimos por última vez a Wesley Sneijder. El holandés cayó lesionado en la primera parte de un encuentro que supondría el inicio de esta racha victoriosa. Ha jugado 1679 minutos de liga italiana, el equivalente a 18 partidos completos, desde que empezó la pasada campaña y no sabemos cuántos más jugará este año. Se dijo que podría reaparecer en el Juve-Inter y ahora se dice que regresará en los próximos días. Nadie, o casi nadie, se acuerda de él. El Inter sobrevive, y de qué manera, sin su estrella. Si los resultados fuesen adversos, solo se hablaría de lo mucho que echa de menos el equipo a Sneijder. No es el caso. Cuando sus sempiternos problemas musculares lo permitan, Sneijder entrará de nuevo en la dinámica de grupo y no debe tener problemas para adaptarse a él, ya sea en partidos en los cuales el Inter prefiera contragolpear -es perfectamente válido para ello- como en aquellos en los que opte por dominar la posesión de balón y confiar en que el holandés dé un plus de calidad al ataque posicional. 

Apostó Stramaccioni en Turín por el tridente que forman Milito, Cassano y Palacio, que tan buen resultado le está dando. A falta de creatividad -Gargano, Guarín y Cambiasso no suman mucho en esa faceta; Sneijder y Coutinho, lesionados-, el Inter lo fía todo a la pegada de sus puntas. Aprovecha sus recursos. En el Juventus Stadium, a pesar de la inferioridad técnica de su centro del campo -Gargano y Cambiasso vs Pirlo, Vidal y Marchisio-, el Inter no especuló. Buscó siempre de forma decidida la portería de Gianluigi Buffon, incorporando mucho a Yuto Nagatomo por el carril izquierdo y haciendo partícipes a Milito, Cassano y Palacio. En el minuto 68, con 1-1, Stramaccioni realizó el cambio esperado: Freddy Guarín por Cassano. Esperado porque rara vez aguanta Cassano los noventa minutos y porque el colombiano parecía la opción más sólida del banquillo interista. No se trató de una sustitución fútil, sino que terminaría siendo decisiva en la derrota de la Juventus. El propio Guarín interceptó un pase corto de Arturo Vidal a Andrea Pirlo y el resultado fue una excepcional arrancada de cincuenta metros por parte del colombiano, que pisó el área rival y cuyo disparó obligó a Buffon a despejar un balón que caería en las botas de Diego Milito. A sus 33 años, el argentino sigue haciendo goles como pocos. En 2012, en las cinco grandes ligas europeas, únicamente Leo Messi (46) y Cristiano (37) han anotado más tantos que Milito (27).

No serán pocos los aficionados de la Juve que piensen que precisamente un delantero de la talla del argentino es lo que le falta a la Vecchia Signora. El propósito del equipo de Antonio Conte de fichar un delantero fue uno de los principales temas de conversación este verano en el fútbol italiano. No aterrizó Fernando Llorente. Tampoco Stevan Jovetic, ni ningún otro de los nombres que se vincularon con la entidad bianconera, en la mayoría de los casos porque sus precios se escapaban de las posibilidades económicas del club. De los que tiene en su plantilla, ninguno destaca esta temporada por su habilidad para firmar goles. Mirko Vucinic: 4 goles en 14 partidos. Sebastian Giovinco: 3 goles en 14 partidos. Fabio Quagliarella: 4 goles en 14 partidos. Alessandro Matri: 1 gol en 9 partidos. Nicklas Bendtner: 0 goles en 5 partidos.


Old Trafford: el guion previsto

Repitió Sir Alex Ferguson la alineación con la que se había impuesto la semana anterior en Stamford Bridge. También se repitió la superioridad de la banda derecha del Manchester United, tanto por la presencia de Antonio Valencia como por las incorporaciones de Rafael desde el lateral. Así llegó la jugada del 1-0. Van Persie aprovechó un fallo de Vermaelen y definió con la calidad que le caracteriza. Pero antes, Rafael se había beneficiado de la incapacidad de Lukas Podolski para perseguir al brasileño.

El 2-1 definitivo no explica la desigualdad existente en Old Trafford. Ni el Arsenal creó peligro -su primer remate entre los tres palos tuvo lugar en el minuto 92-, ni los gunners fueron capaces de resistir ante los ataques de los red devils.

En los próximos días, Arsène Wenger recuperará a varios titulares que han estado lesionados en las últimas semanas, como Wojciech Szczesny, Kieran Gibbs o incluso Abou Diaby. Habrá mejoría, pero no serán el milagro que solucione los recurrentes problemas que padece el Arsenal en las últimas semanas: lentitud, previsibilidad, falta de imaginación y problemas para hacer gol (2 tantos, y muy pocas ocasiones generadas, en los últimos 4 partidos de Premier y Champions).
 


10 cosas que me gustaron del fin de semana:

1. Parece que ha sentado bien al Milan aquello de pasar casi una semana entera concentrado en Milanello. 5-1 al Chievo Verona en lo que supone la primera vez desde enero de 2010 que los rossoneri anotan cinco tantos. Estos 7 puntos de 9 posibles tampoco deben llegar a engaño. El Milan los ha logrado ante el Genoa (17º), el Palermo (19º) y el Chievo (15º). Nada que ver con el nivel de exigencia del Málaga (martes) o de la Fiorentina (domingo).

2. Se afianza la Fiorentina como candidato a un billete para la próxima Champions. No transmite el Nápoles la seguridad necesaria y de ello se puede aprovechar el equipo de Vincenzo Montella.

3. Casi en solitario, Luis Suárez mantiene con vida al Liverpool, que sin sus goles (7) estaría en puestos de descenso.

4. Si Zlatan Ibrahimovic no hubiese decidido mudarse a Francia en verano, sería difícil que se le escapase esta temporada a Pierre-Emerick Aubameyang el premio de máximo goleador de la Ligue 1. En 2012 ha pasado de ser un delantero elegante y sin gol a ser un delantero elegante...y con gol. El gol se paga caro y esa evolución del gabonés puede hacer que el Saint-Étienne haga caja en un futuro no muy lejano. Marcó uno más y su equipo venció en el estadio del PSG.

5. En 2012, se puede decir ya que Freddy Adu ha pasado al olvido. En la BBC le han hecho una buena entrevista. "My family was really poor. My mum was working two or three jobs to take care of my brother and me. So if Nike come to you and say they want to give you a million-dollar contract and the MLS wants to make you the highest-paid player at 14, you can't say no. You just can't".

6. Demostró el Hoffenheim que con una posesión de balón ínfima también se puede ganar al fútbol. Y con 3 goles a favor. Y ante uno de los poderosos de la Bundesliga. Un 26% de posesión fue todo lo que necesitó el Hoffenheim para derrotar al Schalke 04.

7. Hace ya 2 años y 3 meses que Merab Jordania compró el Vitesse. Lo hizo asegurando que su objetivo era conquistar la Eredivisie en un plazo de 3 años. Después de dos temporadas decepcionantes, el Vitesse, ahora sí, está en la zona alta de la clasificación. Rompió el sábado la racha del Ajax de 24 partidos de liga sin perder y los numerosos goles de Wilfried Bony sitúan tercero al Vitesse. No parece, sin embargo, que tenga opciones de pelear la liga con el PSV, el Twente o el propio Ajax.

8. Con paso firme camina el Dnipro Dnipropetrovsk tanto en la competición doméstica como en la Europa League. Después de un inicio complicado en el banquillo del Dnipro, Juande Ramos empieza a cosechar buenos resultados. El sábado se impuso al Metalist en un duelo directo por la 2a posición, que da acceso a la Champions y que es el gran objetivo de Dinamo Kiev, Dnipro y Metalist. Ha ganado sus tres primeros encuentros en la Europa League y ya es segundo en la liga ucraniana.

9. Fichó el Oporto a Jackson Martínez por 8 millones de euros y su cotización, unos meses más tarde, ya se ha doblado. La culpa la tiene su buen juego y sus cifras: 11 goles entre todas las competiciones. El colombiano se convirtió el viernes en el primer jugador en la historia del Oporto que anota un gol en siete partidos de liga consecutivos.

10. No Hulk. No Witsel. No Kerzhakov. No Denisov. No Danny. No Criscito. El futbolista más en forma de este Zenit de estrellas y fichajes millonarios se llama Roman Shirokov. De cabeza, llegando desde segunda línea, le dio tres puntos en el descuento a su equipo.



5 cosas que no me gustaron del fin de semana:

1. Dispuso el Manchester City de muchas ocasiones para marcar, pero Jussi Jääskeläinen pudo dejar su portería a cero. No es casual que el equipo de Roberto Mancini tenga problemas para hacer goles en la presente campaña -a pesar de ser el equipo que más dispara en la Premier-. Los números hablan por sí solos:

Man City 2011/12 tras 10 jornadas: 36 goles a favor.

Man City 2012/13 tras 10 jornadas: 18 goles a favor.

2. En cuanto se ha complicado el calendario, tanto los resultados como el juego del Chelsea se han resentido. Un empate -y gracias- y dos derrotas -ante Shakhtar y Man United-, justo antes de afrontar el Tourmalet: vs Shakhtar, vs Liverpool, at West Brom, at Juventus, vs Man City.

3. 4 victorias en las 4 jornadas en las que ha sido titular Moussa Dembélé. 1 victorias, 2 empates y 3 derrotas en el resto. El dato identificado por Michael Cox habla de la importancia adquirida por el belga en el Tottenham. Tampoco dispone André Villas-Boas de ningún jugador similar a Scott Parker, que aún no ha debutado esta temporada.

4. Se mantiene en la 3ª posición de la Bundesliga, e incluso se ha acercado al Schalke 04, pero el Eintracht Frankfurt jugó el viernes uno de sus dos peores encuentros de la temporada. Y lo que es más preocupante: lo hizo como local y ante el Greuther Furth -penúltimo-. Sebastian Rode, Takashi Inui, Alexander Meier, Pirmin Schwegler y cía nos están brindando un meritorio primer tercio de temporada y es probable que algunos de ellos -especialmente los jóvenes Rode e Inui- se ganen un buen contrato en otro club, pero se le puede hacer larga la temporada al equipo de Armin Veh. Será difícil que permanezca en puestos europeos en el mes de mayo.

5. 2 puntos de los últimos 15 posibles -y eliminado de la copa-. No son buenos tiempos para Slaven Bilic, sobre quien ya sobrevuelan rumores de una posible destitución. No tiene el Lokomotiv una plantilla como para exigirle que pelee la liga con equipos como el Zenit, el Anzhi o el CSKA, así que tener paciencia con el técnico croata podría ser el primer paso hacia tener éxito en un futuro a medio plazo.

viernes, 2 de noviembre de 2012

RVP y el heredero del '10'

Pasará mucho tiempo hasta que el Manchester United y el Arsenal vuelvan a vivir una borrachera de goles como la de esta semana. Quizás transcurran más días que los que estuvo (524) Jack Wilshere sin jugar un partido oficial con el primer equipo del Arsenal. Su regreso a los terrenos de juego es, junto a la venta de Robin van Persie, la principal noticia gunner de 2012. Uno ha heredado el dorsal número 10 que el otro vistió hasta la pasada primavera. RVP y el heredero del '10' se reencuentran en Old Trafford.

Los caminos del delantero holandés y del centrocampista inglés se separaron hace tiempo. Compartieron vestuario hasta el mes de agosto, pero jugaron juntos por última vez un lejano 22 de mayo de 2011. Desde esa fecha, Wilshere ha disputado 65 minutos -el sábado ante el QPR- y Van Persie ha anotado 52 goles -entre clubes y selección-. Va camino de revalidar su premio de máximo goleador de la Premier League y ha crecido como futbolista en 2011 y 2012. No es el mismo futbolista con el que compartió campo Jackie en la temporada 2010/11, como tampoco lo es él. Lesiones y diversas recaídas causaron que Wilshere pasase en blanco la totalidad del curso 2011/12 y que su reaparición despierte, a partes iguales, ilusión e incertidumbre.



Menos incertidumbre genera la alineación que este sábado presente Sir Alex Ferguson, contrario a lo habitual en el escocés. Las ausencias de Kagawa, Vidic y Jones reducen la plantilla de Ferguson hasta el punto de que no tendrá que tomar demasiadas decisiones. Rafael, Ferdinand, Evans y Evra deben mantenerse por sexta jornada consecutiva. Michael Carrick es el único red devil que ha disputado todos los minutos de la presente Premier League, pero nunca ha jugado dos jornadas seguidas con el mismo acompañante. Nunca. El ritmo que se espera ante el Arsenal y la naturaleza del centro del campo gunner invita a pensar que Sir Alex se decantará por Tom Cleverley, más capacitado físicamente para afrontar un choque de estas características que Paul Scholes. El volante izquierdo es, por tanto, la posición en la que más difícil resulta predecir los planes de Ferguson. Y tampoco lo es en exceso, ya que Ashley Young está por delante de Nani en las afinidades del entrenador, cada vez más distanciado con el extremo portugués. Brilló Nani en el curso 2010/11 como nunca antes lo había hecho en la Premier, pero desde entonces ha perdido protagonismo, consecuencia sobre todo de su relación personal con el técnico, no tanto por cuestiones futbolísticas. 

El triángulo que forman Antonio Valencia, Wayne Rooney y Robin van Persie explicó parte del éxito del Manchester United en Stamford Bridge y volverá a ser la principal amenaza este sábado en Old Trafford. No solo por su incuestionable calidad o su buen entendimiento, sino también porque se adaptan a la perfección a algunos de los defectos que posiblemente presente el Arsenal en el Teatro de los Sueños. Rooney, ahora alejado del puesto de '9', es especialista en castigar la espalda de los mediocentros rivales. Van Persie representa un desafío para los centrales gunners en el que el holandés tiene las de ganar. Y Valencia llegará con el convencimiento de que si destrozó a un lateral como Ashley Cole hace cinco días, su duelo con André Santos puede ser uno de los más desigualados del partido.

El lateral zurdo brasileño, de dudoso rendimiento desde que llegó al Emirates en agosto de 2011, hace tiempo que perdió su batalla con Kieran Gibbs. Sin embargo, el inglés está lesionado y eso abre dos opciones: que Santos sea lateral izquierdo en Manchester o que lo sea Thomas Vermaelen. El pobre rendimiento de André en los tres últimos encuentros, quizás provoque que Arsène Wenger se decante por prescindir de él y confiar en Vermaelen para el lateral. El belga, al fin y al cabo, defiende y ataca mejor que el brasileño.

Por delante, la incógnita de si el técnico galo juntará a Jack Wilshere, Mikel Arteta y Santi Cazorla. Una duda que tendría mucho sentido si Abou Diaby no estuviese lesionado -pasa más horas lesionado que durmiendo, en realidad-. Francis Coquelin baja mucho el nivel y, por ello, me sorprendería sobremanera que no jueguen juntos los dos españoles y Jackie. Lo juega prácticamente todo Lukas Podolski, algo que, tras la reciente lesión de Gervinho, no parece que vaya a sufrir una modificación. La baja del marfileño abre la puerta definitivamente a Olivier Giroud. De quien más se ha hablado, no obstante, en los últimos días es de Theo Walcott, reticente a retomar las conversaciones acerca de su renovación hasta que Wenger no vuelva a contar con él en las alineaciones, según David Ornstein. Hace dos meses y medio que no es titular en un partido de Premier League, pero sus tres goles y tres asistencias en Reading, así como los problemas expuestos por el Arsenal en sus partidos ante QPR, Schalke 04 o Norwich, recomiendan su titularidad en detrimento de Aaron Ramsey. Si en Old Trafford tampoco juega, Arsène Wenger tendrá que explicar, de una vez por todas, por qué no juega y aclarar lo que cada vez parece más evidente: la sempiterna suplencia de Walcott está relacionada con la oferta de renovación que rechazó y no con motivos futbolísticos.