domingo, 30 de septiembre de 2012

Antídotos contra Cazorla

Pocas decisiones tuvo que tomar Roberto Di Matteo respecto a su alineación en el Emirates, como se ha explicado en "Las alineaciones de Abramovich". En realidad fueron dos. La primera, acerca de si aceptar o no las 'imposiciones' del magnate ruso. La segunda, referente al doble pivote del equipo, ese que han habitado durante gran parte de la 'era Di Matteo' Obi Mikel y Frank Lampard. Lo cierto es que el capitán sufrió algunas molestias de tobillo durante la semana, si bien no está claro que ese fuese el motivo de su suplencia en el Emirates. Tanto Lampard como Ashley Cole acaban contrato en el mes de junio y podríamos estar asistiendo a sus últimos meses en Londres.

Arriba, los cuatro "jugones" (Hazard, Mata, Oscar y Torres). Por detrás de ellos, seis futbolistas con claras consignas de trabajo defensivo: Branislav Ivanovic, David Luiz, John Terry, Ashley Cole, Ramires y John Obi Mikel. Estos dos, el brasileño y el nigeriano, no son precisamente dos futbolistas rodeados de demasiados clubes de fans, sobre todo si hablamos de Obi Mikel. Pero ayer jugaron un papel importante en el desarrollo del encuentro.
La ausencia de un especialista defensivo en la medular de Brendan Rodgers hizo que Santi Cazorla se encontrase con más facilidades de las esperadas en el Liverpool v Arsenal de comienzos de mes. Aquel día las cómodas recepciones del mediapunta español a la espalda de los mediocentros rivales fueron quizás el mayor responsable del triunfo gunner. Di Matteo, no sabemos si consciente o inconscientemente, dio con una fórmula para limitar las apariciones de Cazorla. Obi Mikel y Ramires ejercieron de antídoto e impidieron que el dorsal 19 gunner marcase diferencias. Sin tiempo ni espacio para actuar, todo es más difícil.
Y sin Cazorla la vida se complica para el Arsenal, que además se vio afectado por la enésima lesión muscular de Abou Diaby y por el pobre desempeño de Aaron Ramsey, incapaz de encadenar dos buenos partidos, me atrevería a decir, desde finales de 2011. Las incorporaciones de Kieran Gibbs -nunca hace ruido, pero casi siempre rinde bien- y la sociedad formada en la banda derecha por Carl Jenkinson y Oxlade-Chamberlain fueron dos de las pocas soluciones que expusieron los gunners, que se vio penalizado en ambas áreas, primero por los errores de Koscielny en los dos goles del Chelsea, luego por la falta de pegada que caracteriza y caracterizará al Arsenal ahora que ya no está Robin van Persie.

Repitió Arsène Wenger las mismas decisiones que tomó seis días antes en el Etihad Stadium: jugar con Gervinho de '9' y situar a Aaron Ramsey escorado a la banda derecha. Denominador común también a la hora de realizar sustituciones en la segunda parte: en el ecuador de la misma entraron Theo Walcott y Olivier Giroud.

Mikel Arteta sostuvo, una vez más, al equipo y ha completado de esta forma un monumental primer mes y medio de temporada. Nada que ver su rendimiento con el de Gervinho y Ramsey, los dos futbolistas que menos méritos han hecho en los últimos partidos para mantenerse en la alineación. Lukas Podolski es otro que está jugando más -es indiscutible- de lo que ha ameritado. La otra cara de la moneda son Alex Oxlade-Chamberlain, Theo Walcott y Olivier Giroud, tres futbolistas que están pasando más tiempo en el banquillo de los suplentes que en el once inicial. Debe mejorar el equipo si Ox, Walcott y Giroud -en detrimento de Poldi, Gervinho y Ramsey- dejan de ser secundarios. Y ellos ayudarían a disminuir la Cazorla-dependencia que este sábado padeció el Arsenal.

Las alineaciones de Abramovich

Durante algún tiempo fue vox populi en Italia que Silvio Berlusconi impedía a Carlo Ancelotti disponer de plena autonomía a la hora de realizar las alineaciones. El dueño del Milan, ansioso por jugar con dos delanteros; Carletto, en cambio, partidario de respetar su clásico 4-3-2-1. Berlusconi ni siquiera disimulaba sus deseos, hasta llegar a declarar en la presentación de Massimiliano Allegri que "el nuevo entrenador del Milan debe jugar con dos delanteros" y que "para ganar tienes que marcar goles".

En Stamford Bridge no es ninguna novedad que Roman Abramovich, que vive su décima temporada en Londres, altere la hoja de ruta de sus entrenadores. En el verano de 2006 hizo de Andriy Shevchenko uno de los traspasos más caros de la historia del fútbol. Se había convertido en una obsesión contar con quien dos años antes había conquistado el Balón de Oro, pero nunca fue una decisión que entusiasmase a Jose Mourinho, como tampoco lo fue la contratación de Michael Ballack. No hubo consenso entre el magnate ruso y el entrenador portugués y aquello supuso un antes y un después, ya que nunca volvió a jugar igual el Chelsea de Mou, que, además, perdió su hegemonía en la Premier League.

Más de 150 millones de euros se ha gastado el Chelsea recientemente en solo cuatro futbolistas: Fernando Torres, Juan Mata, Eden Hazard y Oscar. Cifra que se acerca a los 300 millones si contamos todos los fichajes blue desde enero de 2011. Cuatro jugadores llamados a cambiar la cara del equipo, modificar el estilo de juego que ha caracterizado a los blue y a ser la columna vertebral de la próxima década. Y Roman Abramovich, para quien el fútbol es más una diversión y un hobby que un negocio, desea ver juntos a los considerados "jugones" de la plantilla. Así se lo hizo saber a Roberto Di Matteo después del empate ante la Juventus. Fuentes muy cercanas al entorno blue aseguran que Abramovich, textualmente, está harto y en cuanto pueda despedirá a Di Matteo. Tres años de contrato pedía el técnico italiano después de ganar la Champions en Munich, algo que nunca contempló el ruso, decidido a prolongar lo mínimo posible la etapa de Di Matteo en el banquillo y a iniciar cuanto antes la búsqueda de su sucesor, ya sea Pep Guardiola o Joachim Löw, a quien ya intentó convencer la pasada primavera en una reunión que mantuvieron en Suiza.

La paciencia de Roman Abramovich comenzó a agotarse en Monaco, cuando asistió al enésimo recital de Radamel Falcao. Y se colmó dos semanas más tarde, en Loftus Road, donde Di Matteo presentó únicamente dos atacantes en una alineación cuyos extremos eran Ramires y Bertrand. Cuatro días después viaja la Juventus a Stamford Bridge y remonta un 2-0. Cree el dueño del club, en ese momento, que es el momento de actuar, de que haya una reunión con el entrenador y exponer -por no decir "imponer"- que Oscar, Juan, Eden y Fernando deben jugar siempre. O casi siempre. Dicho y hecho. Toca recibir al Stoke City y Di Matteo, por primera vez en la temporada, alinea de inicio a los tres "jugones", decisión que repetirá posteriormente en el Emirates ante el Arsenal.

No entienden ni los aficionados blue ni la prensa por qué el Chelsea, a pesar del millonario desembolso de Abramovich (casi 300 M € desde enero de 2011), continúa sin contratar un mediocentro o un interior. Tampoco lo entienden en el propio Chelsea, que este verano había decidido reforzar esa zona del campo. Se encontraron, para sorpresa suya, con la negativa de Roberto Di Matteo. Y no lo entienden. Los resultados (FA Cup, Champions League y liderato de la Premier League) avalan al italiano, que, sin embargo, no encuentra el suficiente respaldo dentro del club.

viernes, 28 de septiembre de 2012

El primer Arsenal-Chelsea sin Drogba

"No sé si el Chelsea le echa de menos, pero nosotros no le echamos de menos. Nos hizo mucho daño en cada partido que jugó contra nosotros". Son declaraciones de Arsène Wenger sobre un futbolista, Didier Drogba, que anotó 13 goles en las 14 ocasiones en las que se enfrentó al Arsenal. Sus tantos iban acompañados de una superioridad física y cualitativa que le hicieron dominar durante más de un lustro los Arsenal-Chelsea. Sol Campbell, Kolo Touré, Philippe Senderos, Johan Djourou, William Gallas, Mikaël Silvestre, Thomas Vermaelen, Sébastien Squillaci y Laurent Koscielny fueron los centrales que sufrieron la tiranía del marfileño. Siempre se repetía la misma historia y rara vez los centrales del Arsenal se imponían a él. Ya no está en la Premier y ello lo agradecerá la defensa gunner.

Paradójicamente, el actual líder de la liga inglesa no atraviesa su mejor momento. Las dudas asaltaron al Chelsea el día de su derrota sin paliativos en la Supercopa de Europa. Posteriormente, empate gris en Loftus Road, sensación de inferioridad ante la Juventus y sufrido triunfo por la mínima ante el Stoke. En resumidas cuentas, ha transcurrido más de un mes desde las últimas actuaciones medianamente convincentes -si obviamos el asequible encuentro en la copa de la liga- del equipo de Roberto Di Matteo. Dos derrotas y un empate (vs Man City, Atleti y Juve) es el balance blue esta campaña ante rivales 'TOP'.

Frank Lampard parece recuperado de sus recientes molestias de tobilllo, por lo que la inamovible pareja formada por el inglés y John Obi Mikel se presume como titular. Fernando Torres es el futbolista del Chelsea que más ha jugado esta temporada, ya que en nueve partidos oficiales se ha perdido tan solo diez minutos. Por detrás del español, nadie duda que jugará Eden Hazard. Por los dos lugares restantes compiten Ramires, Juan Mata y Oscar. Cuesta imaginar a Di Matteo prescindiendo de Ramires en un campo como el Emirates. Si es así, Mata y Oscar se disputan la plaza vacante en la alineación. Es cuanto menos curioso que el primero haya pasado de ser el futbolista blue más destacado la temporada pasada a no tener asegurada su titularidad. Y todo como consecuencia de la plena confianza del técnico italiano en Ramires, de los poderosos fichajes de Hazard y Oscar, así como de la decisión del club de reforzar al equipo en la media punta y no la demarcación de mediocentro.

Hay que calificar como inmejorable el mes de septiembre del Arsenal. Triunfo en Anfield, seis goles al Southampton, victoria en Champions, valioso empate en el Etihad y goleada en la copa de la liga. Ha repetido Arsène Wenger, que esta semana cumple 16 años como entrenador gunner, en varias ocasiones que partidos como el del pasado domingo o el de este sábado ante el Chelsea decidirán si su equipo es o no candidato al título y será ahí donde tenga que examinarse. De poco sirve golear al Southampton si luego los buenos resultados no tienen continuidad ante los rivales que teóricamente habitarán en la parte alta de la clasificación. Haber sumado cuatro puntos frente al Liverpool y al Manchester City es un buen dato para ellos. Mejores aún son sus estadísticas defensivas: dos goles encajados en cinco jornadas (solo en 1998 y 2008 el Arsenal de Arsène concedió dos tantos en los primeros cinco encuentros).

Como ya es habitual, hablar de la alineación que pueda presentar Wenger pasa por despejar tres incógnitas, tres incógnitas referentes a las tres posiciones en las que mayor indecisión hay: central derecho, extremo derecho y delantero centro. "Habrá rotaciones en el puesto de central y haré las elecciones en función del rival al que nos enfrentemos", declaró recientemente Wenger. Y parecen Vermaelen y Koscielny los más idóneos para medirse a un veloz Chelsea. En el extremo derecho, dura pugna entre Theo Walcott y Oxlade-Chamberlain, mientras que Olivier Giroud tiene menos competencia en el puesto de '9'. Sería más que sorprendente que el marfileño Gervinho no se cayese del once titular.

jueves, 27 de septiembre de 2012

La desilusión del tercer año

Durante algún tiempo elucubraron en Dortmund con la posibilidad de ver juntos a Mario Götze, Shinji Kagawa y Marco Reus. Un tridente que amenazaba con elevar la calidad del campeón alemán a unos niveles superiores. Ese salto de calidad nunca se produjo. Se presentó el Manchester United en las oficinas del Signal Iduna Park, pagó 16 millones de euros por Kagawa y se esfumó el sueño borussen de jugar con Götze, Kagawa y Reus.

El año no ha comenzado bien en Dortmund, lo cual no supone ninguna novedad. Tras 5 jornadas, el Dortmund se aleja ya a 7 puntos del líder (Bayern). El curso pasado, tras la 6ª jornada el Bayern Munich aventajaba al Borussia Dortmund en 8 puntos. Por lo tanto, los fríos números reflejan que el bicampeón germano ha sufrido un mal arranque, pero no peor que en la temporada 2011/12, ni mucho menos. Temporada en la que remontó hasta el punto de batir finalmente el record histórico de puntuación de la Bundesliga.

Primeras 6 jornadas del Dortmund 2011/12: 7 puntos; 2 victorias, 1 empate, 3 derrotas; 7 goles a favor, 6 goles en contra

Primeras 5 jornadas del Dortmund 2012/13: 8 puntos; 2 victorias, 2 empates, 1 derrota; 11 goles a favor, 8 goles en contra

La comparación no finaliza ahí. La pasada campaña promediaba 1.16 goles por partido en ese inicio liguero, cifra muy inferior a los 2.2 goles que promedia actualmente. Sin embargo, las sensaciones y el juego del equipo se empeñan en llevar la contraria a las estadísticas. Escribí hace doce meses que aquella era una minicrisis engañosa, que acabarían olvidando a Nuri Sahin y que la mala suerte y la falta de puntería se estaba cebando con los chicos de Jürgen Klopp. Ahora, en cambio, no estoy tan seguro de que la minicrisis borussen sea engañosa.
Los dos futbolistas polacos que ocupan habitualmente la banda derecha del equipo, Lukasz Piszczek y Jakub Blaszczykowski, están siendo los jugadores más destacados del Borussia en este primer mes y medio de competición. Esto ayuda a entender por qué el Dortmund 2012/13 aún no ha alcanzado su mejor nivel: porque Mario Götze, Marco Reus o Robert Lewandowski no lucen y brillan como deberían. Este es uno de los principales motivos, no el único. Mats Hummels, por ejemplo, ha estado irreconocible en los tres partidos del Dortmund como visitante, en los que precisamente ha sumado dos puntos de nueve posibles. Lewandowski está desaparecido en la Bundesliga y maquilla su inicio de temporada el valioso gol de la victoria frente al Ajax. Son quizás las recientes actuaciones de Mario Götze, lejos aún de su plenitud, el mayor motivo de esperanza en el Signal Iduna Park. Cómo hacer encajar las piezas (Reus, Götze, Kuba, Grosskreutz, Perisic) en 3/4 de campo es, no obstante, un quebradero de cabeza para Klopp.

Nunca -o casi nunca- existió un debate sobre cómo hacer encajar a Kagawa y Götze en la misma alineación porque, entre otras cosas, el japonés se perdió toda la segunda vuelta del curso 2010/11 y el alemán la segunda parte de la temporada pasada. ¿Cómo debe lidiar Klopp con este 'conflicto'? Partiendo de la base de que es un tema complejo y en el que habrá múltiples opiniones diversas, mi opinión es clara. Marco Reus sufre más que Mario Götze y rinde peor que él cuando le toca ocupar uno de los costados. Si a eso le unimos no solo el fantástico momento de forma de Jakub Blaszczykowski, sino la sociedad que forma con su compatriota Piszczek, encontramos la respuesta que, a mi entender, es la mejor para el Borussia Dortmund: Götze en la banda izquierda, Kuba en la derecha y Reus de segundo punta. Mantienes intacto el clan polaco que tan productivo resulta (Piszczek, Kuba y Lewandowski participaron en 51 de los 80 goles anotados por el Dortmund 2011/12). Permites a Reus jugar en la zona donde explotó el curso pasado como una de las estrellas del campeonato. Y, al fin y al cabo, Götze es tan sumamente bueno que brillará allá donde actúe.

No todo depende de las elecciones que tome Jürgen Klopp en esa línea de tres mediapuntas. También influirá mucho que luego haya, por ejemplo, un buen entendimiento entre Reus y Lewandowski, algo que, a día de hoy, resulta inexistente y que en poco se parece al antiguo tándem Kagawa-Lewandowski.

Aterrizará el Borussia Dortmund en Manchester el próximo miércoles para disputar un partido decisivo de la Champions. Y va a llegar al Etihad atravesando uno de sus peores momentos, quizás el peor, de los últimos dos años -cierto es que han sido temporadas muy plácidas-. No se corrigen defectos defensivos y se ha perdido inspiración, fluidez y agilidad en 3/4 de campo. Y esto es una gran decepción para quien ha conquistado un doblete el pasado mes de mayo y ha ganado dos años seguidos la Bundesliga.
En Dortmund ya sienten cerca la desilusión del tercer año.

lunes, 24 de septiembre de 2012

El descafeinado Super Sunday

Nos lo habían recordado en reiteradas ocasiones durante toda la semana. El domingo 23 de septiembre, Super Sunday en la Premier League. Doble ración de partidos esterales en la liga inglesa, que resultaron un tanto decepcionantes. Las expectativas eran muy elevadas, claro, pero ni el Liverpool, ni el Arsenal, ni el Man City ni, sobre todo, el Man Utd ofrecieron sus mejores versiones este domingo. No pasarán a la historia los noventa minutos vividos en Anfield, tampoco los del Etihad. Ambos eclipsados hoy en Inglaterra por lo que allí consideran la noticia del fin de semana: John Terry abandona la selección inglesa.


Man City y Arsenal, a 4 pts del liderato

Casi media docena de teóricos suplentes tuvieron cabida en la alineación que presentó este domingo Arsène Wenger en el Etihad Stadium. En algunos casos, debido a las lesiones de algunos titulares: Vito Mannone ocupó el puesto de Szczesny, Carl Jenkinson el de Sagna y Per Mertesacker el de Vermaelen. En otros, por decisión técnica, como sucedió con Gervinho y Ramsey, quienes significaron, para mí, las dos sorpresas del once titular. Al galés, para quien 2012 no está siendo ni mucho menos un gran año, se le encomendó la tarea de partir desde la banda derecha, pero con una clara tendencia a irse hacia el medio, de acercarse a la posición de Santi Cazorla. La presencia de Aaron estaba relacionada con que Wenger quería que Cazorla pudiese asociarse con mayor facilidad y continuidad. De esta forma, prescindía de un futbolista más directo y vertical -menos asociativo- como Theo Walcott, para tener más pausa una vez superada la línea divisoria.

Más difícil resulta explicar los motivos por los cuales Gervinho jugó noventa minutos ayer en Manchester. Si uno prescinde de Olivier Giroud porque quiere tener como hombre más adelantado a alguien que o bien se asocie mejor, o bien sea más veloz para hacer daño a la espalda de los centrales rivales o al contragolpe, Podolski y Oxlade parecen los más indicados. A pesar de que Walcott y Chamberlain se hayan perdido algunos encuentros por lesión, que Gervinho sea titular en cinco de los primeros seis partidos oficiales de la temporada es difícil de justificar. Sus desaciertos ayer, convirtiéndose casi en una caricatura de sí mismo, no fueron ni mucho menos casuales. Son una constante desde que aterrizó en Londres catorce meses atrás. Es un atleta y pocos futbolistas de la Premier League pueden presumir de ser tan veloces como el marfileño. Pero aptitudes tan escasas a la hora de definir e, incluso, pasar el balón le hacen un futbolista de talento insuficiente para visitar al vigente campeón de la Premier League.

Se sobrepuso el Arsenal al error cometido por Vito Mannone en el gol de Lescott y a la infinita imprecisión de Gervinho en el área rival. Anotó el central del Manchester City, sin oposición alguna, en un corner en el que Mannone no supo salir por alto. Fue el auténtico punto de inflexión de un partido en el que estaba siendo mejor el Arsenal. Eso sí, con una estrechez en el campo rival -Podolski y Ramsey buscan constantemente el fuera-dentro- que impidió al equipo llegar con claridad a las proximidades de la portería de Joe Hart. 


Todo cambió tras el gol de Lescott. Mancini, desencantado con lo que estaba observando, ya había otorgado varios matices a la disposición táctica de su equipo minutos antes del mencionado tanto. Scott Sinclair fue cambiado de banda, el Kun Agüero se escoró ligeramente al costado zurdo y Silva centró su posición. Más drásticas serían las variaciones de Mancini en el descanso: dentro Rodwell, fuera Sinclair. El ex del Swansea no fue capaz de hacer daño al teórico punto débil de la zaga gunner, Carl Jenkinson. Al joven lateral derecho en su primera temporada en el Arsenal, más allá de que jugase mejor o peor, apenas se le apreciaron virtudes. Centraba fatal, no se le veía demasiado rápido y le superaban con facilidad los rivales. No está ocurriendo en este curso 2012/13. Sagna, que no reaparecerá hasta dentro de unas semanas, ha sido baja y su puesto lo ha ocupado Jenkinson durante estas semanas. Sin cometer errores y siendo una grata sorpresa su rendimiento tanto en la victoria en Anfield hace veinte días como ayer en Manchester. 

No obstante, que Bacary Sagna volverá a adueñarse de esa demarcación -salvo que no regrese al 100%- no es ningún secreto. Mayor incertidumbre despierta el centro de la zaga. Tres centrales -Mertesacker, Vermaelen y Koscielny- compiten por dos puestos. Desde que el alemán aterrizó en Londres hace poco más de 365 días, muy pocas veces ha tenido que tomar una decisión Wenger sobre a cuál de los tres debía dejar en el banquillo. Cuando Mertesacker llegó, Vermaelen se encontraba lesionado. Una vez recuperado, se vio obligado a actuar de lateral izquierdo durante varias semanas, al estar de baja Gibbs y André Santos. Posteriormente sería Mertesacker el que en el mes de febrero pasaría a formar parte de la enfermería. Y Koscielny comenzó esta campaña lesionado. En resumidas cuentas, casi nunca ha tenido Arsène Wenger que elegir entre el alemán, el holandés y el francés. Pronto tendrá que hacerlo.
We have a number of classy centre backs, and it is a very difficult choice. No matter who is left out, they will feel disappointed. But I will rotate the centre backs and take into consideration the strikers we will face.

Se fueron del Etihad Stadium el Manchester City y el Arsenal como llegaron: invictos. Pero a cuatro puntos del Chelsea. El duro mes de septiembre gunner no se acaba aquí. Lo comenzó en Anfield, lo continuó en Manchester y lo finalizará el próximo sábado ante el Chelsea.

El tercer pinchazo del Manchester City en la Premier League 2012/13 llega el 23 de septiembre. En cambio, la pasada campaña hasta el 27 de noviembre no se produjo el segundo tropiezo. Los números hablan de una escuadra a la que le está costando más este arranque de liga. Las sensaciones que transmite el equipo de Roberto Mancini hablan de una realidad: el nivel de juego y la inspiración del Man City no tienen mucho que ver con el arranque de la temporada pasada. El preocupante momento de forma de David Silva es uno de los motivos. Es, en cualquier caso, el vigente campeón de la Premier el máximo favorito a conquistar la liga inglesa en mayo.


Mejor juego que resultados. Y viceversa

El Liverpool v Manchester United del 23 de septiembre de 2012 será más recordado por aquello que lo rodeaba que por el resultado, los goles o lo acontecido en el césped. Era un partido señalado para Anfield, puesto que el Liverpool disputaba su primer encuentro como local desde que se hiciesen públicas 450.000 páginas de documentos relacionados con la tragedia de Hillsborough. David Cameron, primer ministro británico, compareció ante los Comunes para admitir que la policía manipuló las pruebas y para pedir perdón. Sirvieron los minutos previos al Liverpool v Manchester United como homenaje. Como precioso homenaje.

Una decisión significativa tomó Brendan Rodgers a la hora de componer su once titular: titular Jonjo Shelvey. Esta vez Nuri Sahin no es que no fuese titular, es que directamente no jugó ni un minuto -como sucedió en Sunderland-. En ataque, Rodgers mantuvo su confianza en Fabio Borini, quien ya estuvo a sus órdenes en el Swansea que logró el ascenso en 2011. Ha sido titular el italiano en las cinco primeras jornadas de la Premier, pero su rendimiento sigue estando claramente por debajo de lo que en Anfield exigen a un delantero que costó 13 millones de euros. Insuficiente el nivel actual de Borini, como insuficiente parecía la producción ofensiva del Manchester United en la primera parte.

Cuando un equipo alinea a Nani, Valencia, Kagawa y Van Persie en ataque y, además, enfrente está un mermado Liverpool, la lógica dice que el volumen de ocasiones debe ser elevado. El juego plano, lento y poco imaginativo del United desdijo esta suposición. Que Tom Cleverley no se consolide como titular en un Man Utd en el que Giggs y Scholes siguen jugando multitud de partidos es cualquier cosa menos una buena noticia para Sir Alex Ferguson. Tres decisiones arbitrales jugaron un papel determinante en Anfield: roja directa a Jonjo Shelvey en el 40', penalti no pitado sobre Luis Suárez con 1-1 y penalti muy dudoso que supuso el 1-2.


En el plano individual, el gaditano Suso, 18 años, fue el protagonista inesperado. Nadie podía imaginar que su debut en la Premier League se produciría en el descanso de un Liverpool v Manchester United en el que su equipo estaba en inferioridad numérica. Lo que ya no causaría ese estupor es que en las próximas semanas Rodgers lo incluyese en el once titular. La forma de competir ayer del Liverpool en inferioridad numérica y la buena imagen mostrada en la segunda parte de Sunderland deberían servir para mitigar las críticas hacia Brendan Rodgers y sus dos puntos de quince posibles.

Sobrevive el Manchester United a un punto del liderato gracias a los goles de Robin van Persie. Los 30 millones de euros desembolsados en el holandés pronto han surtido efecto. Sin los goles de RVP, el Man Utd tendría siete puntos menos de los doce que actualmente posee.


10 cosas que me gustaron del fin de semana

1. Hace poco menos de dos semanas que se desclasificaron los documentos oficiales que demuestran que la actitud de los aficionados del Liverpool "no fue la causa del desastre". Hablamos de Hillsborough y del homenaje que Anfield realizó este domingo a las 96 víctimas de la tragedia de Hillsborough. Muy emotivos los prolegómenos del Liverpool v Manchester United y cómo sonó y se vivió el You'll never walk alone.

2. En su debut en la Ligue 1, allá por la primera quincena del mes de agosto, Zlatan Ibrahimovic se estrenó anotando dos goles. Entonces escribí lo siguiente.
Han transcurrido dos décadas desde la última vez que alguien -Jean-Pierre Papin- hizo más de 26 goles en la Ligue 1. Si no hay una lesión de por medio, me cuesta creer que Ibrahimovic no alcance las cifras en las que se movía Papin, en torno a 30 tantos. Tampoco descarto que Zlatan supere el record de Josip Skoblar, autor de 44 goles en la liga francesa del año 71.
Cumple, hasta la fecha, los pronósticos el delantero sueco, que volvió a firmar un doblete el sábado en Bastia. Lleva siete en la Ligue 1 y está actualmente por delante de Leo Messi en la clasificación de la Bota de Oro. Para mí, el sueco es uno de los tres máximos candidatos a pelear por el galardón. El nivel de la liga francesa -en comparación con la española o la inglesa- juega a su favor, of course.
3. En enero de 2011 Fabio Quagliarella sufrió una grave lesión de ligamento, que le apartó durante casi un año de los terrenos de juego. Su papel fue secundario en la primera campaña de Antonio Conte en el banquillo bianconero. Sin embargo, la fortuna sonríe de nuevo a Quagliarella, ya plenamente recuperado, en este nuevo curso futbolístico. El '9' que quería fichar la Juventus y no consiguió firmar ha sido uno de los grandes temas de conversación en el fútbol italiano este verano. Y cuando nadie contaba con él, Quagliarella marca el gol del empate en Stamford Bridge y anota el pasado sábado otros dos tantos de bella factura, de tal forma que ni Giovinco ni Vucinic tienen asegurada su titularidad. Quagliarella no quiere ser alguien secundario en esta Juve.

4. Gran inicio de temporada del Everton, tercero en la Premier League, en general y de Marouane Fellaini en particular. Desde que comenzó la liga -sobresaliente Fellaini ante el Man Utd en la primera jornada- hasta el pásado sábado, cuando los toffees vencieron por 0-3 al Swansea. Una asistencia de gol, un penúltimo pase y un gol fue el resumen de la actuación de Fellaini. Jugador destinado a que el Everton lo traspase, más pronto que tarde, por más dinero del que en realidad vale. Que no es poco.


5. El tema de actualidad en White Hart Lane es el debate Lloris/Friedel. Pero sobre el césped, este domingo, uno de los protagonistas fue Jan Vertonghen. Actuación portentosa ante el QPR. Las concesiones que ofrece la Eredivisie no existen en la Premier, así que sus incorporaciones al ataque se reducirán, pero no por ello dejarán de ser apasionantes y estéticamente maravillosas.

6. Sale reforzado Oscar después de lo ocurrido esta semana. Ante la Juventus, dos goles y su primera gran actuación en el fútbol europeo. Ante el Stoke, partido más discreto, pero volvió a ser el más activo y el más destacado del equipo de Di Matteo. Esta semana refuerza a Oscar, pero no así al Chelsea, al que solo un gol en el 85' salvó de sufrir su cuarto resultado adverso consecutivo.

7. Perdió el Borussia Dortmund su record de imbatibilidad este sábado. El vigente campeón alemán acumulaba 1 año y 4 días sin conocer la derrota. Fue el Hamburgo quien acabó con esta racha. Curiosamente, el Hamburgo es quien posee desde hace treinta años la mejor racha de imbatibilidad (36 partidos) de la historia de la Bundesliga. Consiguieron que los de Jürgen Klopp se queden en 31.

8. Posiblemente el Eintracht Frankfurt sea actualmente la revelación del fútbol europeo. Ningún equipo está superando sus expectativas de la forma que lo está haciendo este clásico de la Bundesliga, en la temporada de su regreso a primera división. Ha ganado sus cuatro encuentros y es colíder de la liga alemana, junto al Bayern Munich. Takashi Inui es la revelación de este primer mes de Bundesliga.

9. Impresionan los números del Shakhtar Donetsk esta temporada: 12 victorias de 12 posibles; 40 goles a favor y 5 en contra. Ayer ganaron 4-1 al Dinamo Kiev en un encuentro correspondiente a la copa ucraniana.

10. Ningún otro gol del fin de semana me ha gustado tanto como el de Jackson Martinez con el Oporto. Para verlo una y otra vez.


5 cosas que no me gustaron del fin de semana

1. Cuarta vez en su historia que el AC Milan pierde tres de sus cuatro primeros partidos de liga. A la misma hora, el Inter sucumbía en San Siro ante el Siena, en lo que fue la mayor sorpresa de la jornada italiana. La ciudad de Milán no atraviesa por su mejor momento, futbolísticamente hablando. Y solo faltan dos semanas para que se dispute el primer derbi de la temporada. Un derbi que, si esto continúa así, puede ser el punto y final de Allegri o de Stramaccioni.

2. No necesitó jugar este fin de semana la Roma para sumar tres puntos. ¿El motivo? La suspensión del Cagliari v Roma. Por motivos de seguridad, el partido debía disputarse a puerta cerrada. La entidad sarda, en cambio, instó a sus aficionados a acudir al estadio. Cuesta imaginar que situaciones como estas, o la vivida en el campo del Genoa la pasada primavera, ocurran en un país que no sea Italia.

3. Sabían en Montpellier que la defensa del título sería harto complicada, por no decir casi imposible. Sin embargo, los resultados del vigente campeón galo son peores de lo esperado. Tras seis jornadas, se encuentra a 13 puntos del líder y en su estadio ya se ha dejado tantos puntos (7). como en todo el curso 2011/12. Dicho lo cual, su última semana debe despertar cierta ilusión en la ciudad: no jugaron mal en la derrota ante el Arsenal, ni en el empate frente al Saint-Étienne.
 

4. Hace exactamente tres lunes todo eran buenas noticias en San Petersburgo, ya que el Zenit firmó en unas horas a Hulk y Axel Witsel. Los resultados, desde entonces, no acompañan: derrota ante el Terek, derrota en Málaga y empate ante el Krylya. Lo peor para Luciano Spalletti no es esto, sino lo convulso que se ha vuelto el vestuario en los últimos dos días. Hasta que se produjo la contratación de Hulk, en San Petersburgo tenían un límite salarial, que se ha visto ampliamente superado por el sueldo del exjugador del Oporto, a lo que Igor Denisov ha reaccionado cuestionando si Hulk y Witsel son tan buenos como para cobrar el triple que el resto de jugadores importantes del equipo. La respuesta del club ha sido la de apartar tanto a Denisov como a Alexander Kerzhakov del primer equipo.

5. Se salvó Daniel Agger. Situación similar a la vivida hace un mes por el Kun Agüero. En un primer momento, parecía que el argentino podía tener afectados los ligamentos. Lo mismo ocurrió este domingo con el central danés del Liverpool, que finalmente solo sufre una fuerte contusión. Peor suerte ha tenido Martin Kelly, que ya no volverá a jugar hasta 2013. Es la segunda lesión grave que sufre el Liverpool, tras la de Lucas Leiva. Malas noticias llegan también desde Rusia. Rômulo, mediocentro de la selección brasileña y que el miércoles anotó en el Camp Nou, estará de baja durante aproximadamente medio año debido a la lesión sufrida en su rodilla derecha.
video

viernes, 21 de septiembre de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. Prohibido perder. Pocos podían sospechar que, después de gastar 170 millones de euros en fichajes en los últimos veinte meses, el Liverpool correría el riesgo de finalizar la quinta jornada de la Premier League en puestos de descenso. Puede darse esa situación si tras el partido del domingo continúa sin conocer la victoria. Brendan Rodgers únicamente sabe lo que es ganar en la Europa League. Dos empates, dos derrotas y un juego alejado de lo que se esperaba de este nuevo Liverpool es el balance de los reds en el primer mes de Premier League. Pocos futbolistas de la plantilla son merecedores de elogios hasta el momento. Luis Suárez ejerce como lo que es, el mejor futbolista del equipo; Joe Allen no ha tardado en adaptarse a su nuevo club; mientras que Glen Johnson y Raheem Sterling, cada uno en un costado, están dando algo de vida a los improductivos ataques del Liverpool. El resto, llámese Reina, Gerrard, Borini, Downing, Sahin, Skrtel o Kelly, está rindiendo por debajo de lo que se les exige.

Se hablará ya de crisis en Liverpool si el resultado del domingo es malo. Rodgers ha de tomar, sobre todo, dos decisiones de cara a la visita del Manchester United: quién acompañará a Gerrard y Allen en el centro del campo y quién jugará arriba junto a Suárez. Para resolver la primera duda hay, al menos, tres candidatos: Nuri Sahin, Jordan Henderson y Jonjo Shelvey. Para resolver la segunda, otros tres -para dos puestos-: Raheem Sterling, Fabio Borini y Stewart Downing. Me extrañaría que el jovencísimo (17 años) Sterling no estuviese de nuevo en la alineación. Más allá de que haya hecho méritos en los encuentros recientes, especialmente en Sunderland, su figura parece más indicada que, por ejemplo, la de Borini para castigar a una zaga del Man Utd que sigue sin contar con Phil Jones y Smalling (lesionados). La facilidad del extremo de origen jamaicano para desbordar y para desequilibrar en espacios reducidos puede ocasionar muchos problemas a Rafael o Evra.

Se mantiene en el Manchester United la baja de Wayne Rooney. Sí estará en Anfield Robin van Persie, que suma más goles (4) en la presente Premier League que el Liverpool (3).
2. ¿Se han acortado las distancias? Nueve meses atrás, el Arsenal visitó el Etihad y sucumbió ante quien al alimón se proclamaría campeón de la Premier League. Arsène Wenger cree que su equipo es mejor ahora que en el pasado mes de diciembre. La decepcionante versión que ofreció el Liverpool cuando el Arsenal viajó a Anfield hace tres semanas, convierte el de este domingo en el primer gran examen del curso 2012/13 para un equipo que este jueves ha recibido una de sus mejores noticias en mucho tiempo: la vuelta de Jack Wilshere a los entrenamientos. No será hasta el mes de octubre cuando Szczesny, Sagna, Rosicky y Wilshere entren definitivamente en la dinámica del grupo, por lo que no habrá novedades en el Etihad. En el otro bando, ya recuperado se encuentra Kun Agüero, que supone la principal incertidumbre del once de Roberto Mancini, es decir, si el Kun será el acompañante de Tévez en ataque o si Agüero comenzará el duelo en el banquillo, de tal forma que Yaya Touré se sitaría en la media punta.

El Manchester City ha ganado 25 de sus últimos 26 encuentros como local en la Premier League y en 12 de los últimos 13 ha anotado dos o más goles. Datos de los que asustan.

3. Anderlecht, Inzaghi y Udinese. Puede que jugar este domingo lejos de San Siro favorezca al Milan. Al fin y al cabo, el ambiente está cada vez más enrarecido, la atmósfera en el estadio no genera precisamente demasiado apoyo y los resultados como local no acompañan: dos derrotas (vs Sampdoria y Atalanta), un empate (vs Anderlecht) y cero goles a favor es el balance rossonero como local en este arranque de temporada. Adriano Galliani ya ha tenido que comparecer públicamente para asegurar que la continuidad de Massimiliano Allegri está garantizada. Todo ello en una semana en la que, por si fuera poco, el desencuentro entre Filippo Inzaghi y Allegri ha acaparado portadas y titulares. Inzaghi entrena ahora a los alevines del Milan y ya hay quien lo incluye como futurible del banquillo del primer equipo.

Rodeado de todo esto, Allegri, vencedor del Scudetto en su primera campaña en Milán, viajará al Friuli. Se enfrentará a un equipo que ha ocupado un puesto en el top 4 de la Serie A italiana en cada una de las dos últimas campañas, pero que cada vez tiene menos que ver con el Udinese que conocimos. Ya sin Alexis Sánchez, Inler, Handanovic, Asamoah o Isla, pero con Antonio Di Natale, cuyo duelo con Mexès y Zapata puede resultar decisivo en el desenlace del encuentro y puede complicar, más si cabe, el ya de por sí incierto futuro de Allegri. En cualquier caso, no atraviesa Udinese su mejor momento: todavía no conoce el triunfo tras seis partidos oficiales esta temporada.

4. Aspiraciones Champions a escena. Que el Bayern Munich y el Borussia Dortmund no copen los dos primeros puestos de la Bundesliga sería, a mi modo de ver, la mayor sorpresa que pueda darse este año en Alemania. Si se cumplen estos pronósticos, el resto de clubes germanos con aspiraciones de Champions League se repartirían la tercera y la cuarta posición, ambas otorgan billete para la máxima competición continental. Esta cuarta jornada de la Bundesliga servirá para medir el nivel del Bayer Leverkusen y del Borussia Mönchengladbach, que se enfrentan el domingo y son dos de los favoritos a estar en el top 4, como lo es el Schalke 04, que recibe al Bayern. Hamburgo v Dortmund es otro choque que merece la pena ver.


5. Jóvenes que despuntan en el Apertura. Recientemente, Dan Edwards publicó un artículo acerca de los mejores futbolistas jóvenes que podemos encontrar actualmente en el Apertura argentino. Varios de ellos se dan cita este domingo en el partido entre River Plate y Racing de Avellaneda. Descata en Racing la presencia de Adrián Centurión, cuyo futuro ya se relaciona con un posible salto a Europa, a través de Nápoles. También puede tener minutos el domingo en 'La Academia' Luciano Vietto, autor de un hat-trick hace tres semanas. Por parte de River Plate, ahora que Lucas Ocampos se ha ido al Mónaco, la atención está centrada en Ezequiel Cirigliano y Manuel Lanzini, que pueden ser los próximos en abandonar Buenos Aires, dejando una considerable cantidad económica en las arcas de River.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Plan A y plan B gunner

"Estamos encantados. Han pasado catorce meses y es demasiado tiempo para alguien de su edad, es una eternidad, pero son buenas noticias. Tenemos que darle unas cuantas sesiones de entrenamiento de margen para ver cómo responde. Es una delicada etapa, tenemos que ir día a día"

Así se ha referido Arsène Wenger a la noticia del día en lo que a la actualidad gunner se refiere: el regreso de Jack Wilshere. Wilshere, que acumula catorce meses de baja por lesión -primero por culpa del tobillo; luego por complicaciones en la rodilla-, ha completado este jueves su primer entrenamiento con el grupo, en lo que supone uno de los pasos previos a su vuelta a los terrenos de juego, cuya estimación se sitúa en el mes de octubre.

Su plena recuperación ilusiona más a la afición que el buen momento del equipo (tres victorias consecutivas, con diez goles a favor y uno en contra) o el nivel actual de Santi Cazorla y Mikel Arteta. Pero también genera una incógnita: ¿a quién le quitará el sitio Jack en la alineación? Incluso dos: ¿asistiremos a un cambio de esquema?


El cambio menos drástico sería que el dibujo permaneciese intacto y que el sacrificado fuese Abou Diaby, que corre el riesgo de perder su puesto como acompañante de Arteta, a pesar de su sobresaliente encuentro en Anfield.

Cabe la posibilidad de que Diaby, un jugador que a poca gente le gusta tanto como a Wenger, siga en el once titular. Wilshere podría regresar a una zona, la de tres cuartos de campo, que no le resulta en absoluta desconocida. Sin olvidar un posible plan C, con el que ya se especuló durante la pretemporada y que consistiría en recuperar el 4-4-2 de 3 ó 4 años atrás, con Arteta y Wilshere en el medio; Cazorla y Oxlade en las bandas; Giroud y Podolski en la delantera.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Ocho apuntes de la Champions

Real Madrid 3-2 Manchester City. Se anunciaba como el primer gran partido de esta edición de la Champions League. Y, en efecto, lo fue. Con matices como la suplencia de Agüero o la pobre actuación de David Silva, dos ingredientes ausentes en el Santiago Bernabéu y que impidieron que el duelo entre dos de los máximos aspirantes al cetro continental alcanzase todavía un mayor nivel. Se agarró el Manchester City, como tantas otras veces, al fútbol de Yaya Touré en la media punta, donde sus galopadas resultan incontestables. Impresiona ver in situ al marfileño, más aún en una  de esas noches en las que demuestra algunos de los motivos por los que es el futbolista mejor pagado de la Premier League. Supuso, además, el debut de Matija Nastasic, a sus 19 años, con la camiseta del Manchester City y, claro está, en la Champions. Cometió un par de errores, pero superó con buena nota un examen de gran envergadura y que habla bien a su favor.
Dos goles en cinco minutos lo cambian todo. El choque que amenazaba con agravar la crisis del Real Madrid terminó convirtiéndose en un ejercicio reconciliador de Mourinho con sus jugadores y de la afición con ambos. Dos tantos que sitúan al equipo en una cómoda posición de cara a su, a priori, asequible viaje a Amsterdam. Nada que ver con las consecuencias de esos dos goles para Mancini: pueden volver a aparecer los 'fantasmas' del curso pasado, el Man City continúa sin competir bien lejos del Reino Unido y los nervios pueden presentarse dentro de quince días en un decisivo Manchester City v Borussia Dortmund.
Dortmund 1-0 Ajax. Casi un mes y medio de temporada ha tenido que transcurrir hasta que Marco Reus y Mario Götze han coincidido en una alineación de Jürgen Klopp, compartiendo línea de mediapuntas con Kuba. Götze, escorado a la izquierda, aunque modificando mucho su posición en función de las distintas permutas. Actuación muy poco convincente del Borussia Dortmund, por lo mucho que le costó ganarlo (1-0 con gol en el 86'), por el escaso control y dominio del juego que mostró y por su incapacidad, una vez más, para cambiar el chip. Anoche vimos de nuevo el "Dortmund europeo" y no el Dortmund de la Bundesliga. Significativo que durante la segunda parte, con 0-0, en el encuentro más asequible de la fase de grupos y sabiendo que para alcanzar al Real Madrid o al Manchester City en la clasificación era imprescindible sumar tres puntos ante el Ajax, el Dortmund no fuese más intenso, no tuviese más la pelota o no generase más ocasiones de gol. Casi le cuesta cara esa actuación indecisa y timorata. La solventó Robert Lewandowski, con una maravillosa definición. Primero gana la posición ante Alderweireld, luego controla y, posteriormente, hace un recorte al propio Alderweireld para poder definir con la pierna derecha.


Málaga 3-0 Zenit. Nada me sorprendió más en la primera noche de Champions League 2012/13 que el desequilibrio reinante en La Rosaleda. No solo jugó un fútbol fabuloso el Málaga, sino que fue acompañado de la eficacia necesaria: dos goles en 13'. La primera gran noche de Isco Alarcón en el fútbol continental. La primera de muchas. No imaginaba un partido tan desequilibrado porque no esperaba a un Málaga que rozase la perfección ni a un Zenit tan lejos de lo que se le debe exigir. Luciano Spalletti, no obstante, tenía las bajas de tres de sus mejores futbolistas: Axel Witsel, Danny y Domenico Criscito. Es decir, que los de San Petersburgo han de mejorar sí o sí durante futuras noches continentales.

Milan 0-0 Anderlecht. El balance del Milan como local en el arranque del curso 2012/13 es dramático: dos derrotas y un empate; cero goles a favor. Ante rivales que no son potencias ni del fútbol italiano (Sampdoria y Atalanta), ni del europeo (Anderlecht). San Siro no registró ni siquiera una asistencia del 50% y los pocos que acudieron al estadio sufrieron el mal juego de su equipo, mermado por las ausencias de Pato, Robinho o Montolivo. Pocas conclusiones positivas habrá sacado Massimiliano Allegri, más allá de la ligera mejoría experimentada cuando El Shaarawy saltó al campo en el minuto 60. En Italia ya se habla de un posible ultimátum al entrenador rossonero.

Montpellier 1-2 Arsenal. No llegaba de la mejor manera posible el vigente campeón francés: cuatro puntos en la cinco primeras jornadas de Ligue 1. Y resultó ser su debut en la Champions League su mejor actuación de la temporada. Echan de menos en el Stade de la Mosson a Olivier Giroud, que, a su vez, continúa sin reconciliarse con el gol. Participó en los dos tantos del Arsenal, pero se le pide más al '9' gunner.

Olympiakos 1-2 Schalke 04. Venció el Schalke 04 en El Pireo en una noche vital para sus aspiraciones de clasificarse para octavos de final. Sin dominar, pero con la eficacia suficiente en el área rival para mantenerse invicto en esta campaña. No ha habido apenas modificaciones esta temporada en el Schalke de Huub Stevens. La principal es la nueva demarcación de Lewis Holtby, que, después de un año actuando al lado del mediocentro, regresa a tres de cuartos de campo, la zona en la que desplegó su mejor fútbol, cuando vestía la camiseta del Mainz 05. Esa decisión de alinear a Holtby como '10' es lo mejor para su juego y lo mejor para el Schalke, que no tenía mejor manera de cubrir la ausencia de Raúl.

PSG 4-1 Dinamo Kiev. Tres empates consecutivos en el mes de agosto despertaron las primeras dudas alrededor del Paris Saint-Germain. Otros tres partidos consecutivos, esta vez en forma de triunfos, han cambiado la percepción. Más valor que la racha la tienen la entidad de los rivales a los que ha doblegado el PSG: 4-1 al Dinamo Kiev, 2-0 vs Toulouse y 1-2 en Lille. Pocas noticias ha habido mejores en el Parque de los Príncipes que la forma de Marco Verratti de responder a la confianza y las oportunidades concedidas por Ancelotti. Con el italiano en la base de la jugada y con Thiago Silva en el eje de la zaga, la buena salida del balón del PSG está garantizada. Se aseguran no tener demasiadas dificultades en ese aspecto e Ibrahimovic se encarga de resolver en el área rival: seis de los siete primeros goles del PSG esta temporada llevan su firma.
Dos goles a balón parado entre el 29' y el 33' agilizaron el cómodo triunfo ante el Dinamo Kiev en el regreso del club capitalino a la Champions League ocho años después de su última participación. Dos tantos que fortalecen la dinámica positiva en la que ya están inmersos. Ancelotti en el mes de julio y Thiago Silva anoche, ya le han puesto a Verratti la etiqueta de "el nuevo Pirlo".
Dinamo Zagreb 0-2 Oporto. 4.683 espectadores presenciaron el Dinamo Zagreb v Oporto, la tercera peor cifra de asistencia de la historia de la competición. Y, a decir verdad, no se perdieron gran cosa los aficionados croatas que decidieron no acudir al Maksimir. Su equipo, traspaso de Milan Badelj (al Hamburgo) mediante, es una versión más debil que la del curso pasado, lo que complica incluso la posibilidad de puntuar en esta fase de grupos. No obstante, el nivel del Dinamo y el paupérrimo ambiente existente en el estadio, invitaban a un triunfo con mayor contundencia por parte de un Oporto que jugó a medio gas, algo que no le valdrá cuando dentro de quince días se enfrente al Paris Saint-Germain.

martes, 11 de septiembre de 2012

Los sueldos del fútbol italiano

Ya es una costumbre que durante el mes de septiembre, La Gazzetta dello Sport publique una lista con el sueldo neto de los jugadores de cada equipo de la Serie A italiana. El curso 2012/13 no ha sido una excepción. La siempre recomendable cuenta de Twitter @milanello se ha encargado de recopilar en imágenes la información que podemos leer en la edición de La Gazzetta de este martes.

En los primeros escalones del ranking de futbolistas mejor pagados en la Serie A encontramos a varias de las estrellas del campeonato, si bien llama la atención que Andrea Pirlo (3.5 M €) no alcance el top 10 y que Stevan Jovetic (2.5 M €) se quede todavía más lejos. Igual de llamativo es que Philippe Mexès permanezca en el top 10. Su caso es significativo: típica situación en la que un jugador termina contrato (el de Mexès con la Roma finalizó en junio de 2011) y, por tanto, el Milan no tiene que pagar por su traspaso, pero sí tiene que hacer un esfuerzo para convencer al defensa. Al internacional francés le quedan tres años de contrato, así que, a pesar de llegar libre de la Roma, es lógico que muchos aficionados rossoneri ya no lo consideren precisamente una adquisición barata.
En el capítulo de sueldos "extraños", merece una mención especial Antonio Di Natale, máximo goleador en dos de las últimas tres ediciones de la Serie A italiana. En estos tres años ha anotado casi noventa goles con la camiseta de Udinese pero su salario, como todos los del equipo del Friuli, es sorprendentemente modesto: 1.3 M €.

No se recuerda en San Siro la última vez que el Milan tuvo una plantilla de un nivel tan bajo como la del curso 2012/13. Plantilla en la que escasean de manera alarmante los jugadores de primer nivel y que es consecuencia de la situación económica del club, ya explicada aquí en el mes de julio. Se ha deshecho Adriano Galliani de algunos de los futbolistas mejor pagados en el Milan durante la temporada pasada: Zlatan Ibrahimovic, Thiago Silva, Alessandro Nesta, Clarence Seedorf, Gennaro Gattuso, Mark van Bommel, Gianluca Zambrotta, Antonio Cassano o Filippo Inzaghi. De los catorce futbolistas rossoneri que más cobraban en la 2011/12, más de la mitad ya no pertenecen a la entidad presidida por Silvio Berlusconi. Todo ello ha formado parte de una operación que tiene como propósito sanear el club en la medida posible y que implicará, salvo sorpresa, una época de transición en materia deportiva. Una época -está por ver su duración- en la que el Milan difícilmente celebrará títulos.

No ha sido el Milan el único club de la Lombardía que ha diseñado un verano de recortes en lo que a masa salarial se refiere. Es verdad que el Inter ha fichado más y se ha gastado más dinero, pero salidas como las de Julio Cesar, Maicon, Lucio o Forlán han permitido a Massimo Moratti ahorrarse una cifra considerable.

Antonio Conte no consiguió eludir la sanción que pedía para él la justicia deportiva italiana. No se podrá sentar en el banquillo durante los días de partidos, de ello se ocupará Massimo Carrera. Sí podrá Conte dirigir al equipo en los entrenamientos y se mantendrá como el técnico mejor pagado del fútbol italiano. Su sueldo de tres millones de euros netos le sitúa por delante de Walter Mazzarri (Nápoles) y Massimiliano Allegri (Milan) en la lista de entrenadores mejor pagados.
De esta forma, los clubes que más gastan en salarios quedan ordenados de la siguiente manera: 1º Milan (120 M €), 2º Juventus (115), 3º Inter (100), 4º Roma (95), 5º Lazio (66.2 M €) y 6º Nápoles (53.2 M €). El equipo (Udinese) que ha sido tercero en las dos últimas ediciones de la Serie A ocupa actualmente el puesto 14º en esta tabla de gasto salarial.

En la imagen inferior están recopilados, por La Gazzetta, los salarios de los futbolistas de cada uno de los veinte clubes de la Serie A italiana. Solo hay que pinchar en la imagen para ampliarla.

martes, 4 de septiembre de 2012

Bélgica: les diables rouges

Les diables rouges. De ellos y de su potencial se ha escrito mucho a lo largo del último lustro. Un potencial que no se ajusta a los resultados obtenidos: Bélgica no ha participado en las tres últimas ediciones de la Eurocopa, ni en los pasados dos Mundiales. Cinco seleccionadores distintos se han sentado en el banquillo en los tres últimos años y medio. El último es Marc Wilmots, a quien le corresponde llevar a la selección belga al Mundial de Brasil 2014.
"First we have to learn to work together, then we have to be there", explicó Wilmots. "No more excuses. We have excellent players but have not achieved anything yet." 
Se hablará más que nunca de la selección belga ahora que dos de sus futbolistas han protagonizado traspasos de 40 millones de euros (Eden Hazard y Axel Witsel), además del fichaje de Moussa Dembele el pasado viernes por un valor de 19 M €. Anteriormente, Fellaini y Lukaku ya habían estado involucrados en operaciones que rondaron los 20 M €. 

El próximo viernes comenzarán su intento de clasificarse para el Mundial de Brasil. El viernes 7: Gales v Bélgica. El martes 11: Bélgica v Croacia.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Zenit 2012/13

Hacía tiempo que Luciano Spalletti venía pidiendo al Zenit de San Petersburgo un esfuerzo para contratar algún jugador de primer nivel. Los rumores han apuntado en múltiples direcciones en las últimas semanas e incluso el entrenador italiano reconoció que estaban interesados en Nani (Man Utd), pero solo al precio adecuado. Cuando la mayoría de mercados europeos -pero no el ruso- ya estaban cerrados, el Zenit ha completado el traspaso más caro del verano: Hulk (Oporto), por 50 M €. Han aprovechado las horas previas al límite de inscripciones en competiciones europeas para anunciar la llegada de Hulk y Axel Witsel (40 M €). Si ya eran favoritos en el grupo C de la Champions League, ahora lo son de manera casi indiscutible. Falta por saber el esquema táctico que dibujará Spalletti con estas nuevas piezas. También se mantiene la incógnita del estado físico de Danny, cuya lesión de rodilla le tiene apartado de los terrenos de juegos desde febrero y que, teóricamente, reaparecerá en las próximas semanas.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Tottenham 2012/13

Se marcharon Luka Modric y Rafael van der Vaart. Ellos fueron los traspasos más destacados del Tottenham este verano. Hasta seis fichajes ha realizado el equipo de André Villas-Boas para intentar hacer olvidar al croata: Emmanuel Adebayor, Gylfi Sigurdsson, Jan Vertonghen, Moussa Dembele, Hugo Lloris y Clint Dempsey. Suspiraban en White Hart Lane por Joao Moutinho -ya estuvo a las órdenes de Villas-Boas en Oporto-, pero no han sido capaces de llegar a un acuerdo.