viernes, 30 de marzo de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. El viaje más complicado. Faltan nueve jornadas para conocer al campeón del Scudetto y la situación es pintiparada para que el Milan gane el título: cuatro puntos de ventaja y pocos compromisos difíciles (ninguno ante equipos del top-6). De los rivales rossoneri, el Catania (7º) es el mejor clasificado; el Inter (8º), al que se medirán en la penúltima jornada, el siguiente. Llegamos a la conclusión de que el viaje más complicado que ha de afrontar el Milan en esta Serie A será el de este sábado. Irá a Catania, donde Vincenzo Montella escribe las primeras líneas de su carrera como entrenador. Una carrera cuyo primer esbozo está recibiendo elogios, al tratarse su equipo de la revelación del campeonato italiano. Allegri tendrá tres motivos de preocupación. Primero, los notabilísimos números del Catania en el Angelo Massimino (tiene mejores números como local que Lazio, Nápoles, Roma o Inter). Segundo, la cada vez más contrastada calidad de Francesco Lodi, Alejandro 'Papu' Gómez o Pablo Barrientos. Tercero, las circunstancias que envuelven el partido, en cuanto a "distracción Champions", jugar ante el Catania en medio de la eliminatoria de cuartos de Champions o viajar a Catania con las bajas de Thiago Silva, Alex Pato y Sulley Muntari, entre otros.
2. La imbatibilidad de la Juve. La Juventus de Turín va a llegar al mes de abril sin haber perdido ningún partido. Especialmente meritorio si consideramos de dónde viene la 'Vecchia Signora': haber sido 7ª las dos últimas campañas. Pocas escuadras han estado tan cerca de vencer esta temporada a la Juve como el Nápoles, quizás ninguna. Fue en la primera vuelta y los partenopeos llegaron a ir venciendo por 3-1. Ahora los de Walter Mazzarri tienen una nueva oportunidad. ¿Sucumbirá esta vez la Juve? Si el Milan gana su partido en Catania -sábado-, los bianconeri saltarán al campo con la presión de estar provisionalmente a siete puntos del liderato. Enfrente un Nápoles que no se juega poco, se juega participar o no participar en la próxima Champions League. Eso unido a la calidad de la plantilla napolitana hace de este el compromiso más complicado de la Juventus en estas últimas nueve semanas de competición.

3. El escaparate de Brendan Rodgers. El entrenador del Swansea ya fue protagonista de este blog hace un par de semanas. Y este domingo visitará White Hart Lane. Lo hará en el momento en que más intenso es el rumor que vincula a Brendan Rodgers con el Tottenham. Y es que parece uno de los candidatos a ocupar ese banquillo en caso de que Harry Redknapp se convierta en seleccionador nacional. Este fin de semana el Swansea tendrá una nueva oportunidad de ser uno de los focos de atención de la jornada, como ya ocurrió cuando venció al Arsenal y al Manchester City. Además, la dinámica negativa del Tottenham (dos puntos de los últimos quince posibles) hace que el club galés tenga motivos para ser optimista.

4. Six-pointer en Lille. El vigente campeón de Francia traspasó el pasado verano a Gervinho, Yohan Cabaye, Adil Rami o Emerson. Además, en invierno partieron Moussa Sow y Ludovic Obraniak. A pesar de todo ello, el Lille es tercero y con opciones de revalidar el título de Ligue 1, ya que se encuentra a siete puntos del Montpellier y del PSG. No será fácil, pero opciones tienen los de Rudy Garcia. Igual que tiene opciones de clasificarse para la Champions el Toulouse, sorprendente 4º clasificado y que sueña con alcanzar al Lille este fin de semana. Se enfrentan en el Stade Lille-Metropole y están separados únicamente por tres puntos.

5. A defender el liderato. Seguramente no encontremos en las nueve o diez mejores ligas europeas a un líder tan inesperado como el Sporting de Braga. Pocos esperaban una Liga Sagres en la que Benfica y Oporto no se disputasen el título de liga...pero apareció el Braga. La marcha de Domingos Paciencia -el artífice del Braga finalista de la Europa League- al banquillo del Sporting de Lisboa se intuía como el desencadenante del debilitamiento del equipo minhoto, que relegaría al club a un escalón inferior. Pero, lejos de convertirse en realidad, el Sporting de Braga ha sumado trece victorias consecutivas que lo han aupado al liderato. A solo seis jornadas del final y cuando las dos próximas son frente al Benfica -quizás con Javi García como central- y al Oporto.

jueves, 29 de marzo de 2012

Dibujando el Dortmund 2012/13

Mario Götze ha ampliado esta semana su contrato hasta 2016. Noticia que, como no podía ser de otra forma, se celebra en Dortmund pero que no debe llevar a engaño: será difícil, que no imposible, ver a Götze jugar en el Signal Iduna Park hasta el verano de 2016. No obstante, todo hace indicar que Shinji Kagawa, Mario Götze y Marco Reus ocuparán la línea de tres cuartos del campo del equipo de Jürgen Klopp la próxima temporada. Puro talento.

Es un tridente cuya calidad invita a pensar que el Borussia Dortmund puede ampliar su hegemonía en el fútbol alemán y ser ambicioso en la Champions League. Pero a ese trío de futbolistas les rodea una duda: ¿qué posición ocupará cada uno en el Dortmund 2012/13? Shinji Kagawa desde que llegó a Europa siempre ha actuado como '10', como enganche. Sin embargo, en la Copa Asia del pasado año observamos a una selección japonesa en la que Keisuke Honda era el mediapunta y Kagawa se ubicaba en la banda izquierda. Quizás Klopp decida que la vuelta del japonés a esa banda es lo ideal para el bien del equipo. Porque Marco Reus ha demostrado en Mönchengladbach, por activa y por pasiva, que su mejor rendimiento lo ha dado cuando su demarcación ha sido la de segundo punta y no la de jugador de banda. Creo que de estos tres futbolistas, Reus es el que más beneficiado sale de jugar por dentro, mientras que Kagawa y Götze son más adaptables a otras posiciones, especialmente Götze.
La continuidad de Götze y el fichaje de Marco Reus no son las dos únicas operaciones que debe realizar Hans-Joachim Watzke, director general del club. Mantener la pareja de centrales que forman Mats Hummels y Neven Subotic será prioritario, al igual que reforzar la profundidad de banquillo del BVB. Kagawa, Reus y Götze amenazan con conseguir que el Dortmund 2012/13 sea uno de las escuadras europeas más atractivas de la próxima campaña. A Jürgen Klopp habrá que exigirle que, además de vistoso, su equipo sea más competitivo en competiciones europeas. Llegar lejos en la próxima Champions será más que una obligación.

miércoles, 28 de marzo de 2012

El exitoso mes de Roberto Di Matteo

Veinticuatro días han transcurrido desde que André Villas-Boas fue destituido por Roman Abramovich. Roberto Di Matteo se hizo cargo del equipo y, desde entonces, el Chelsea ha disputado siete partidos: cinco victorias, un empate y una derrota. En otras palabras: dos triunfos han clasificado a los blues para las semifinales de la FA Cup; en la Premier, ha ganado al Stoke, ha perdido en el Etihad Stadium y ha empatado frente al Tottenham; mientras que en Champions ha remontado la difícil eliminatoria ante al Nápoles y ha encarrilado el duelo contra el Benfica. Es decir, que el Chelsea se encuentra a dos partidos de conquistar un título (la FA Cup), está cerca de las semifinales de la Champions League y la distancia en la Premier con respecto al cuarto clasificado es de solo cinco puntos. La reacción inmediata a la noticia que conocimos el pasado 4 de marzo fue pensar que Abramovich se había precipitado y había cometido un error. De momento, los buenos resultados del sustituto de Villas-Boas invitan a rectificar y a enumerar cuatro detalles significativos:
  1. Se desconoce quien es el '9' titular del entrenador transalpino. Didier Drogba ha actuado de inicio en 3 ocasiones y Fernando Torres en 4.
  2. Frank Lampard había estado presente en los primeros partidos importantes (Nápoles, Man City o Tottenham) de Di Matteo, pero se sentó en el banquillo en Da Luz, al igual que Essien, Drogba, Sturridge o Cahill. Lampard, titular 4 veces y suplente 3 veces.
  3. Ramires: titular en 6 de los 7 encuentros de la era Di Matteo. Siempre ocupando la banda derecha y desplazando a Kalou o Sturridge a la izquierda.
  4. John Obi Mikel, que había perdido la confianza de Villas-Boas, y Raúl Meireles han formado la pareja de mediocentros que más se ha repetido en estas tres semanas. Han ocupado esa parcela del campo en 5 de los 7 partidos de la era Di Matteo.
La capacidad de Roberto Di Matteo para salvar la temporada blue y para hacer que se sientan importantes todos los futbolistas de su plantilla hace que uno se pregunte hasta qué punto tiene opciones de continuar en el cargo la próxima temporada. El plan A de Roman Abramovich seguramente pase por sondear el mercado de entrenadores. Pero Di Matteo, ahora mismo, no parece una mala solución si de esa búsqueda no se obtiene el resultado deseado.

lunes, 26 de marzo de 2012

Exlíderes en problemas

El derbi de Italia puso el broche a la 29ª jornada de la Serie A y, sinceramente, superó mis expectativas, debido al comportamiento del Inter. La victoria de la Juventus fue acompañada de sufrimiento y encuadrada en un partido digno de análisis. La 'Vecchia Signora' se mantiene a cuatro puntos del líder, que venció a la Roma, en una tarde en que la lesión de Thiago Silva supuso un revés para el Milan. Pero falta una semana menos para el final del campeonato y la Juventus -líder convincente durante los dos primeros tercios de la liga- no depende de sí misma.

Formó anoche el Inter un 4-4-2 en rombo, en el que Dejan Stankovic fue el mediocentro, Javier Zanetti ocupó el perfil derecho y el nigeriano Obi el izquierdo. Andrea Poli, situado en el vértice superior del rombo, emergió como uno de los principales protagonistas de la primera parte. El rendimiento del exjugador de la Sampdoria está siendo una de las pocas noticias agradables en este Internazionale Milano 2011/12. Poli, considerado como un centrocampista con más aptitudes ofensivas que defensivas, presionó a Andrea Pirlo a lo largo de los primeros cuarenta y cinco minutos. Y lo hizo bien hasta que la tarjeta amarilla recibida dificultó su tarea. La correcta identificación de Ranieri del duelo Poli vs Pirlo como una de las claves del encuentro ayudó al Inter y benefició a Arturo Vidal, que fue el mejor centrocampista bianconero anoche. Situación anómala esta temporada en Turín, donde casi siempre son Marchisio y Pirlo los más destacados en la medular.

Pasaban los minutos y la Juventus, además de empatar a cero -lo que ampliaba la ventaja del Milan a seis puntos-, no estaba cómoda y no dominaba la situación. No habían transcurrido ni ocho minutos de la segunda mitad cuando Antonio Conte movió el banquillo. Doble cambio: Del Piero por Matri (inesperado) y Bonucci por Pepe (todavía más inesperado). Salían dos atacantes y entraban un central y un delantero. Todo para recuperar la defensa de tres centrales y dos carrileros largos. Cuatro minutos después de estas variaciones en el dibujo juventino, Martín Cáceres batió a Julio César. Fue a balón parado, en un corner en el que Lucio cometió un grave error en la marca, motivo por el cual no se puede decir que el 1-0 tuviese que ver con las novedades introducidas por Conte. No por ello debemos olvidar o restar importancia a esta decisión del técnico bianconero.

Claudio Ranieri no solo disponía de un plan A, sino que durante una hora ese plan le funcionó razonablemente bien. El técnico interista consiguió a lo largo de muchos minutos lo que su planteamiento pretendía. Sin embargo, en cuanto el escenario cambió -como consecuencia del gol de Cáceres- descubrimos una nueva realidad, no por ello sorprendente: el Inter no poseía un plan B. Las ausencias de los lesionados Wesley Sneijder y Ricky Álvarez propiciaron que la única respuesta de Ranieri fuese terminar el partido con tres puntas (Forlán, Milito y Pazzini), pero con poca capacidad creativa en el centro del campo (Stankovic, Zanetti y Faraoni).
La Juventus ocupó el liderato durante los dos primeros tercios de la Serie A y lo hizo de manera convincente. La misma situación se produjo en Inglaterra. Allí, el Manchester City gobernó en la Premier League durante varios meses y muchas de sus actuaciones fueron fabulosas. Causaron especial impacto el 1-6 en Old Trafford y el 1-5 en White Hart Lane. Ahora los citizens ya no son líderes y, todavía más trascendente, su juego no se asemeja al de meses anteriores. Roberto Mancini debe diagnosticar y solucionar los problemas que han hecho que en los últimos nueve partidos de liga a domicilio su equipo haya sumado nueve puntos y haya anotado cinco goles. Quisiera llamar la atención sobre otras estadísticas relacionadas con el club del Etihad Stadium:

Primeras 14 jornadas: 12 victorias, 2 empates y 0 derrotas. 48 goles a favor y 13 en contra. 38 de los 42 puntos posibles.

Últimas 16 jornadas: 10 victorias, 2 empates y 4 derrotas. 24 goles a favor y 9 goles en contra. 32 de los 48 puntos posibles.

sábado, 24 de marzo de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. Dinámicas opuestas. Perdió el Chelsea en su último encuentro de Premier pero su confianza, lejos de estar mermada, parece reforzada y quizás en los niveles más elevados de la temporada. A la misma hora, el Tottenham empató un partido en el que fue muy superior: 18 disparos suyos frente a 2 del rival. Y, sin embargo, la confianza de los spurs se sitúa en el punto más bajo de la temporada. Es lo que ocurre cuando sumas 9 de los últimos 27 puntos posibles. Pasó el equipo de Harry Redknapp de soñar con el título a conformarse con la tercera plaza. Y de ahí a verse obligado a defender la cuarta. Una vez superado en la clasificación por el Arsenal, en White Hart Lane peligra incluso la consecución de un billete para la próxima Champions League. Es por ello por lo que el Chelsea v Tottenham de este sábado tiene una trascendencia extraordinaria. Los spurs defenderán sus 5 puntos de ventaja en Stamford Bridge, ante una escuadra que exhibió una magnífica imagen en sus dos últimos encuentros como local (Nápoles en Champions y Leicester en FA Cup). Si el de mañana se vuelve a asemejar a ese Chelsea, entonces Redknapp estará en problemas.

2. A por el liderato en el Britannia. Esta temporada, el Britannia Stadium ha sido testigo de partidos en los cuales el Chelsea, el Liverpool, el Manchester United y el Tottenham han sido incapaces de sumar tres puntos. Ahora es el turno del otrora líder de la Premier. No solo ha perdido el Manchester City el liderato en las últimas semanas, sino que además ha quedado eliminado de la otra competición en la que permanecía con vida -Europa League- y, lo más preocupante para Mancini, el City está practicando su peor fútbol de todo el año. Fútbol lento, un tanto gris y carente del dinamismo y las ideas que exhibían los citizens al comienzo del curso futbolístico. No parece el Britannia Stadium el sitio ideal para salir de este bache. A favor del Manchester City juega el hecho de que el Stoke City (11º, con 37 pts y 14 de margen con respecto al descenso) está virtualmente salvado y podría ser un Stoke más apático en el último tercio de campeonato.

3. Milan v Roma. La 29ª jornada de la Serie A es la más propicia para que el líder y/o el segundo clasificado no sumen tres puntos. Ambos se enfrentan a equipos del top-7, aunque los dos lo harán en condición de locales. Abrirán la jornada el Milan y la Roma. Dos victorias consecutivas han sido suficientes para que en la capital de Italia vuelvan a creer en la posibilidad de clasificarse para la próxima Champions. Después de la irregularidad mostrada por el equipo de Luis Enrique durante todo el año, la tercera plaza se encuentra a solo cuatro puntos. Cuatro son también los puntos de ventaja del Milan con respecto a la Juve. No estará presente Alex Pato, castigado por los problemas físicos continuamente y cuyas lesiones musculares -más de una docena desde enero de 2010- harán que viaje a Estados Unidos para conocer la opinión de un especialista, el doctor Frederick Carrick, y buscar una solución. Confiemos en que el brasileño tenga suerte y vuelva a jugar al fútbol con asiduidad.

4. El derbi de Italia. Hace dos semanas, la 'Vecchia Signora' empató a cero en el campo del Genoa y, sin embargo, ese día se apreciaron síntomas de mejoría en su juego. Lo mismo ocurrió en Florencia, donde la Juventus goleó y jugó bien. Pero será este domingo cuando se ponga a prueba el verdadero estado de forma del equipo bianconero. Es cierto que el Inter de Milán no es actualmente un rival de entidad, si atendemos a su delicada situación en los últimos dos meses: 6 pts de los últimos 27 posibles y eliminado de Copa y Champions. Pero estamos ante el conocido como 'Derbi de Italia' y la motivación de los jugadores de Claudio Ranieri será superior a la de semanas previas. No obstante, siguen lesionados Ricky Álvarez y Wesley Sneijder, motivo por el cual creo que es más probable el pinchazo del Milan -que, además, cuenta con la distracción que supone la Champions- que el de la Juventus.

5. El derbi moderno de Holanda. Hay pocas ligas de tan difícil pronóstico como la holandesa, quizás ninguna ahora mismo en Europa. Restan ocho jornadas para el final y hasta seis equipos se encuentran inmersos en la pelea por el título, especialmente cuatro de ellos. En Eindhoven tomaron la decisión de destituir a Fred Rutten después de una serie de pésimos resultados y, por el momento, Phillip Cocu está ejerciendo como revulsivo. El esquema y los jugadores con los que el PSV goleó (5-1) al Heerenveen son los mismos con los que contaba Rutten. El domingo se verán las caras en los banquillos dos viejos conocidos: Cocu y Frank de Boer. El primero está siendo un revulsivo para el PSV y el segundo ha logrado que el Ajax gane seis encuentros consecutivos. Tiene mérito porque siguen lesionados varios de sus teóricos titulares: Sigthórsson, Boerrigter, Sulejmani, Boilesen o Van der Wiel. Si en estas circunstancias, el Ajax consigue vencer al equipo de Mertens, Strootman, Toivonen y cía dará un paso importante hacia revalidar el título. Lo del domingo en el Amsterdam Arena puede tener mucho valor anímico.

domingo, 18 de marzo de 2012

De Martínez a Rodgers

Tal día como hoy, hace cuatro años, el Swansea City jugaba en League One, la tercera categoría del fútbol inglés. Tal día como hoy, hace cuatro años, el Swansea vencía por 0-2 en el campo del Bristol Rovers, que hoy milita en cuarta división. Podíamos leer a Axel Torres en abril de 2008 que: "Todos quieren presenciar en primera persona el proyecto que está construyendo Roberto Martínez y cuya estación de destino parece ser la Premier League. El técnico de Balaguer ha logrado ya el primer objetivo, un sueño perseguido durante dos décadas y que con él como manager se ha conseguido en un abrir y cerrar de ojos. En su primera temporada completa al frente del equipo, en el primer asalto real, el Swansea ha ganado la League One y el año que viene se codeará con clubes históricos de Inglaterra. No ha sido casualidad. Detrás del triunfo hay trabajo y estructura. Y las ideas de un entrenador al que se puede llamar revolucionario, porque ha implantado con éxito un estilo de juego que, si bien es cierto que otros ya lo habían probado en la máxima categoría, es totalmente nuevo en las divisiones inferiores, aún más fieles al kick and rush. La apuesta de Roberto por la posesión y la paciencia no pretendía ganar debates estéticos, sino llevar a su equipo a lo más alto. Los resultados le dan la razón."

Veinticuatro años había tenido que esperar el club galés para regresar a Championship. Pero solo tres transcurrieron desde la vuelta a segunda hasta el posterior ascenso a la Premier League. Roberto Martínez dirigió al Swansea en su primera temporada en Championship. Durante otros doce meses esa labor le correspondió al portugués Paulo Sousa. Y el norirlandés Brendan Rodgers lo hizo en la 2010/11, la campaña del ascenso a primera división. Tres entrenadores distintos en apenas treinta y seis meses, pero un denominador común: la continuidad en el estilo de fútbol que Martínez había implantado cuando el Swansea era un modesto club de la tercera división inglesa.
La historia del Swansea City es la historia de un sueño. El sueño de un equipo que quería jugar en la Premier League. Y lo quería hacer con su ya característico fútbol de posesión. Es la historia de un club al que lo caracterizan tres cosas: su estilo tan bien definido, sus buenos resultados y los elogios que recibe. Ya durante la pasada campaña había quien lo apodaba como el 'Swanselona'. Entonces Brendan Rodgers, su entrenador, declaró: "Nueve de cada diez veces, si realizamos un determinado número de pases ganaremos el partido. Eso significa que tenemos el control y que nuestro juego se basa en la posesión y el dominio. Nosotros queremos dominar con el balón. Promediamos 526 pases por partido y una posesión del 61%."

Brendan Rodgers ya ha sido catalogado como uno de los managers con más futuro de las Islas, quizás el mejor entrenador británico joven. Solo tiene 39 años y no son pocos los que piensan que más pronto que tarde se hará cargo de unos de los grandes de Inglaterra. Para muchos, Rodgers puede ser el sustituto ideal de Harry Redknapp si este abandona White Hart Lane. En su currículum figura haber trabajado -entrenador del juvenil y de los reservas del Chelsea- durante tres años junto a Jose Mourinho. "Siempre digo que trabajar con Jose fue como ir a la universidad de Harvard."

No le gusta al norirlandés la etiqueta de equipo vistoso y ofensivo que no sabe defender [es el 8º menos goleado de la Premier League 2011/12]: "Mi idea cuando llegué aquí era jugar un fútbol de ataque muy atractivo, pero siempre con disciplina táctica. La gente ve nuestra posesión, nuestra imaginación y nuestra creatividad, pero hemos dejado la portería a cero 23 veces este año [2010-11]. Así que en casi la mitad de nuestros encuentros no hemos concedido ningún gol. El ejemplo del modelo Barça fue una gran influencia e inspiración para mi. Pero combinamos eso con presión alta e intensa. La gente no se da cuenta de ello porque se habla siempre de nuestra posesión de balón, pero la intensidad de nuestra presión cuando no tenemos la pelota es fantástica. Si durante un segundo no presionamos de la manera adecuada, estamos muertos porque no tenemos los mejores futbolistas. Lo que sí poseemos es uno de los mejores equipos."

"La diferencia con nosotros es que cuando tenemos el esférico jugamos con once, mientras que otros equipos juegan con diez y un portero. La gente británica me decía que Michel Vorm [portero del Swansea desde el pasado verano] era demasiado bajo (1,83 m). Pero la primera vez que lo vi me di cuenta de que era perfecto. 27 años, humilde y realiza paradas que un guardameta de 1,96 m no hará. Pero lo que es más importante es que él puede iniciar una jugada desde atrás. Vorm entiende las líneas de pase."
Tras 29 jornadas, el Swansea es 8º y los 17 puntos de ventaja con respecto al antepenúltimo clasificado hacen que el club galés esté virtualmente salvado. Soñar es gratis y ellos están ahora a ocho puntos de la 6ª plaza. Un puesto que dará acceso a la Europa League siempre y cuando la final de la FA Cup la disputen dos equipos del top 5 (Tottenham vs Chelsea). Sería una preciosa recompensa a su maravillosa temporada y, sobre todo, a su brillante último lustro.

viernes, 16 de marzo de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. 1/4 FA Cup. Vencer en los cuartos de final de la FA Cup significa obtener el billete para Wembley -las dos semifinales se juegan allí-. Los 'tapados' de la competición (el Everton de Moyes y el Sunderland de O'Neill) disputarán el primer partido de cuartos. Todo lo que no sea ver al Tottenham, al Chelsea y al Liverpool en semifinales será una sorpresa. Los tres juegan este fin de semana como locales y ante rivales inferiores (Bolton, Leicester y Stoke). Los spurs se encuentran ante la oportunidad de conquistar su tercer título en los últimos veinte años. Los reds sueñan con sumar su segunda copa de la temporada. Mientras que los blues saben que triunfar en la FA Cup es el camino más sencillo y rápido hacia conquistar algo en esta campaña.

2. Viejos enemigos. La rivalidad entre la Fiorentina y la Juventus se remonta a los años ochenta: a la polémica resolución de la liga del 82 y al posterior fichaje de Roberto Baggio -ídolo de la Fiore- por la 'Vecchia Signora'. Durante las últimas temporadas, 'los viola' fueron habituales de las puestos altos de la Serie A. Sin embargo, eso parece ya lejano en el tiempo y, sobre todo, muy distinto a la actual realidad del club de Florencia. La Fiore es 15ª y su único objetivo en el último tercio de temporada pasa por lograr la salvación. Lo positivo para ellos es que aventajan en 7 puntos al antepenúltimo clasificado. Lo negativo, el calendario próximo: Juventus, Genoa, Chievo, Milan, Palermo, Roma, Inter, Atalanta. El tramo decisivo del año lo comienza Delio Rossi sin su mejor futbolista (Stevan Jovetic), lesionado. Enfrente, una Juve que ha empatado en 6 de las últimas 7 jornadas. Dato curioso: el equipo de Conte ha batido la portería 1 vez en sus últimos 60 disparos.
3. Plaza Champions. Desde hace unas cuantas semanas, dos de las tres plazas italianas de acceso a la Champions League parecen adjudicadas. Milan y Juve, sus posibles dueños. Por lo tanto, Lazio, Nápoles, Udinese y, en menor medida, Roma e Inter se disputan la tercera posición de la Serie A. Los partenopeos cayeron el miércoles en Stamford Bridge pero acumulan cinco triunfos consecutivos en el campeonato doméstico, lo que los convierte en mi apuesta para acabar por detrás de Milan y Juve. Tendrán que demostrar ese favoritismo cuando visiten el campo del Udinese. Será el domingo por la noche.

4. La ausencia de Herrmann. Un punto ha sumado el Borussia Mönchengladbach en las últimas tres jornadas. Y lo que es más preocupante: ante Hamburgo, Nuremberg y Friburgo. Han sido 270' marcados por la falta de gol, por la ausencia de Patrick Herrmann y por la ventaja que ha adquirido el B.Dortmund durante este tiempo. A 8 puntos del liderato está el Gladbach cuando restan únicamente 9 jornadas. El difícil viaje a Leverkusen puede servir para que el equipo de Reus, Ter Stegen y cía se despida definitivamente de la Bundesliga y, sobre todo, para que el Bayer L. (5º) se reenganche a la pelea por el top 4 de la liga alemana.

5. El playoff turco. No es esta una jornada cualquiera en Turquía. Es una semana en la que el Fenerbahçe y el Galatasaray se enfrentan. 9 puntos los distancian cuando faltan 4 jornadas para el final. Después de tres años sin conquistar la liga turca, el Galatasaray se reforzó convenientemente el pasado verano. Los fichajes de Fernando Muslera, Johan Elmander, Selcuk Inan, Emmanuel Eboué, Albert Riera o Tomas Ujfalusi surtieron efecto. Pero si hay un futbolista destacado en el equipo de Fatih Terim ese es Felipe Melo. El mediocentro brasileño fue cedido por la Juventus en verano y ha desplegado en Turquía buena parte de sus virtudes. Portentoso en la recuperación, acertado en la distribución, erigiéndose en líder del equipo y alcanzando buenas cifras de goles y asistencias. No pierde el Fenerbahçe ante el Galata en el Şükrü Saracoğlu desde el 22 de diciembre de 1999. Ahora bien, conviene recordar el nuevo formato de la liga turca: finalizará el 8 de abril y los 4 primeros clasificados disputarán un playoff por el título.

martes, 13 de marzo de 2012

Medio Arsenal

Tres futbolistas han sido protagonistas destacados en el Emirates durante los últimos ocho meses. Primero, Cesc Fábregas y su traspaso. Luego, Jack Wilshere y la lesión de tobillo que ha causado que su último partido date del pasado 4 de junio. Finalmente, Robin Van Persie y el permanente estado de inspiración goleadora que vive desde hace quince meses.

Dos aspectos han marcado sobremanera la carrera profesional de RVP: las lesiones y la decisión de Arsène Wenger de situarlo como '9'. El holandés estuvo acostumbrado durante muchos años a jugar como segundo punta o escorado a una banda hasta que Wenger decidió que Robin sería el '9' de su equipo. Las necesidades del guion obligaron a ello cuando Emmanuel Adebayor fue traspasado al Manchester City. Corría el año 2009. En noviembre de ese año, la adaptación de Van Persie a su nueva demarcación era una realidad. Había sido capaz de anotar siete goles en un lapso de siete jornadas. Sin embargo, durante un viaje con su selección volvió a recordar al mundo del fútbol por qué era conocido como un jugador de cristal. La enésima lesión de su carrera le alejaría de los terrenos de juego durante cinco meses. Ni siquiera fue capaz de llegar en forma al Mundial de Sudáfrica.
Sin embargo, algo cambió tras el verano de 2010. ¿Casualidad o causalidad? En septiembre y octubre de ese año fue la última ocasión en la que Van Persie se perdió varios partidos por lesión. Desde entonces, el holandés se ha transformado en uno de los mejores goleadores del planeta. Él, que era un injury prone, un delantero de cristal. La explicación a la evolución de su faceta como goleador la encontraremos bajo esos dos motivos: su nuevo rol de '9' y, principalmente, que las lesiones parecen haber recibido una orden de alejamiento por su parte.

He de reconocer que ni siquiera en mis previsiones más optimistas pude imaginar que RVP sería algún día un delantero de 35-40 goles por temporada. Esas son las cifras que va camino de conseguir en el presente curso futbolístico: suma 26 en la Premier League y 33 en todas las competiciones cuando todavía faltan dos meses para que se eche el telón a la temporada. A veces una cifra vale más que mil palabras: 22 de los 52 puntos que acumula el Arsenal en la Premier le corresponden al dorsal nº10. El paso al frente que ha dado Van Persie ha ayudado a mitigar los efectos de la ausencia prolongada de Jack Wilshere. Pero no es ningún secreto que depender de un futbolista no es lo ideal para un club. Y eso le está sucediendo a los gunners.

Lo problemático es que Gervinho -en su último año en Francia anotó quince tantos- sume cuatro goles, Theo Walcott cinco, Aaron Ramsey dos o Marouane Chamakh uno. Añora el Arsenal las dosis goleadoras (datos de Premier) que aportaban antaño futbolistas como: Cesc Fábregas, capaz de anotar 15 goles; Robert Pirès, 14; Fredrik Ljungberg, 12; Samir Nasri o Gilberto Silva, 10. La ausencia de un '9' suplente (Marouane Chamakh) de mayor nivel es también una crítica recurrente en el entorno gunner. En un ejercicio que pretendía saciar mis inquietudes y resolver mis dudas, acudí a la actual clasificación de la 'Bota de Oro' para comprobar el grado de dependencia goleadora que tienen los equipos de los máximos realizadores del continente.
De los presentes en la lista, Burak Yilmaz -delantero del Trabzonspor turco- y Antonio Di Natale son, junto a RVP, los únicos que han anotado más de un 40% de los goles de sus clubes. Las comparaciones hablan por sí solas, tanto en la presente temporada como en lo que a las anteriores se refiere. No han sido pocos los años en los que el máximo goleador gunner marcaba uno de cada cinco goles de su equipo. Situación, la de que Van Persie haga únicamente el 20% de los goles, que no se puede permitir actual un Arsenal que sobrevive sin Jack Wilshere y que es un milagro que lo consiga en las actuales circunstancias.
 
Que Robin Van Persie haya firmado 54 goles -60 contando los de su selección- desde el 1 de enero de 2011 es lo mejor que ha ocurrido en el norte de Londres durante este tiempo. Paradójicamente, RVP representa no solo lo bueno, sino también la incógnita que más preocupa actualmente a los aficionados del club: su futuro. Tres opciones se barajan: que renueve, que sea traspasado este verano o que abandone el Arsenal el 30 de junio de 2013, fecha en la que expira su contrato.

Cumplirá 29 años en agosto y sabe que está ante la gran oportunidad de firmar el mejor contrato de su carrera deportiva. El mejor. También es consciente de que habrá varios clubes interesados en él y de que sus opciones de ampliar su palmarés aumentarán si recala en un nuevo club dentro de unos meses. El riesgo de que se repita en el norte de Londres la misma historia que tantas veces se ha visto en el último lustro es una realidad. Para evitarlo, el holandés busca una mejora de su contrato y la promesa de que el equipo crecerá en las dos próximas temporadas. Si Arsène Wenger no es capaz de garantizar eso, el club se enfrentará a la simple delicada disyuntiva de decidir si es mejor traspasar al futbolista y obtener varios millones de libras por su venta o seguir contando durante un año más con la cuota goleadora de RVP y no recibir dinero por su traspaso.

Para el Arsenal, desprenderse de Robin Van Persie ahora o en 2013 sería deshacerse prácticamente de la mitad de los tantos del equipo. Será algo que el club tenga muy presente en las negociaciones: perder a RVP es perder al autor de la mitad de los goles gunners de los últimos quince meses.

lunes, 12 de marzo de 2012

Optimismo moderado

En el currículum de Roberto Di Matteo ya figuran dos partidos como entrenador del Chelsea. Con pleno de victorias y, lo que es más importante, cierta mejoría con respecto a los últimos encuentros de André Villas-Boas como técnico del club londinense. Suficiente para que el Chelsea haya insuflado una dosis de optimismo entre su afición de cara a la vuelta de los octavos de final de la Champions League. La remontada no es ninguna utopía, si bien el Nápoles es favorito, ya que cuesta vislumbrar un escenario en el cual Lavezzi, Cavani y Hamsik no hagan llegar el balón a la red al menos en una ocasión. Cabe recordar que el sustituto de Villas-Boas se ha enfrentado a un equipo de segunda división (Birmingham) y a un Stoke que jugó durante una hora en inferioridad numérica.

4-2-3-1. Existía alguna duda sobre qué esquema utilizaría Di Matteo, ya que no se descartaba que jugase con dos delanteros centro. Pero eso no ha ocurrido ni ante el Birmingham, ni ante el Stoke City, donde el nuevo entrenador blue ha dibujado sendos 4-2-3-1. Parece que será este el esquema táctico con el que el Chelsea afronte sus tres objetivos: avanzar rondas en la Champions (es decir, reforzarse anímicamente, ya que conquistar el torneo suena a utopía), ganar un título esta temporada (es decir, la FA Cup) y acabar entre los cuatro primeros de la Premier (es decir, clasificarse para la próxima Champions).

Dudas con David Luiz. Fue titular el brasileño el pasado martes, pero suplente el sábado, día en el que Gary Cahill y John Terry convivieron en el centro de la zaga londinense. La duda parece razonable: ¿se atreverá Roberto Di Matteo a jugar con David Luiz el decisivo encuentro de Champions? En la ida, un error suyo le costó un gol al equipo. Uno de los muchos errores que ha tenido en su aciaga etapa como jugador blue. Parece claro que Branislav Ivanovic y Ashley Cole serán los laterales, mientras que la titularidad de Terry la damos casi por segura. Queda, por tanto, un puesto, por el cual librarán una batalla Cahill y David Luiz. Asumirá un riesgo el entrenador italiano si apuesta por el segundo. Un riesgo llamado David Luiz, con sus virtudes y sus defectos.

Pareja de mediocentros. Uno de los aspectos noticiables de las dos primeras alineaciones de Di Matteo pasa por la titularidad de John Obi Mikel y Raúl Meireles, formando ellos dos la pareja de mediocentros blue. El cúmulo de minutos de Michael Essien asciende a 1'. Sin embargo, Meireles está sancionado y no podrá enfrentarse al Nápoles, por lo que no podrá repetir pareja de mediocentros Di Matteo. Cinco aspirantes -Mikel, Essien, Lampard, Ramires y Romeu- para solo dos puestos. El que escribe estas líneas alinearía al ghanés y al español, pero intuye que el italiano apostará por Obi Mikel y Ramires o Essien.
Mata y/o Lampard. No es ningún secreto que Juan Mata está siendo el mejor futbolista del Chelsea. Y lo es en un equipo en el que no abunda el talento y en el que sufre para encontrar un socio que hable su mismo idioma futbolístico. Lo más parecido a ello es Frank Lampard, emblema del club durante la última década. Villas-Boas confiaba en un centro del campo que contaba con un mediocentro y dos interiores. Su sucesor apuesta por dos mediocentros y un mediapunta, que posicionalmente es la única alteración que ha efectuado el ex-entrenador del West Brom.
El pasado sábado, quedaba casi una hora de partido cuando el Stoke City se quedó con un futbolista menos y, entonces, Di Matteo retiró a Meireles para meter a Mata y jugar con un 4-1-4-1 en el que Mikel actuó como único mediocentro, mientras que Frank Lampard y Juan Mata convivieron en la mediapunta. Posiblemente estemos hablando de una de las soluciones que mayor rédito puede dar al equipo londinense frente al Nápoles: ubicar al inglés y al español en tres cuartos de campo, como vemos en la imagen superior.

Torres y/o Drogba. Uno de los principales motivos de debate en el entorno del Chelsea durante los últimos doce meses lo han protagonizado Fernando Torres y Didier Drogba. Cabe la posibilidad de que Mata y Lampard jueguen juntos, pero ver al delantero español y al delantero marfileño juntos en el once inicial sería catalogado como sorpresa. Porque las pocas veces que han jugado juntos no se han entendido y porque Di Matteo no ha probado ese esquema de dos puntas. Uno (Torres) ha hecho 4 goles en toda la temporada. El otro (Drogba) ha anotado 8 y termina contrato en junio, motivo por el cual quizás el del miércoles sea su última noche de Champions con la camiseta blue.

viernes, 9 de marzo de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. Primera semana de Di Matteo. No han transcurrido ni siete días desde que el Chelsea rescindió el contrato de André Villas-Boas. Había repetido alineación el luso en sus dos últimos encuentros como entrenador blue, mientras que Roberto Di Matteo en su primer partido en el cargo modificó medio equipo. Dos conclusiones se pudieron extraer del viaje a Birmingham para jugar el replay de FA Cup. La positiva: que Di Matteo ubicase a Juan Mata como '10' con una libertad que es beneficiosa para el equipo. La negativa: los síntomas del Chelsea no cambiaron y el juego volvió a parecerse demasiado al que exhiben los blues desde hace tiempo. El técnico italiano podrá seguir haciendo pruebas este sábado frente al Stoke City, en el partido previo al decisivo Chelsea v Nápoles de Champions. Varias incógnitas: ¿volverá a apostar por Fernando Torres?, ¿jugará Didier Drogba?, ¿actuarán juntos el español y el marfileño?, ¿mantendrá a Mata en la mediapunta?, ¿seguirá Frank Lampard viendo el fútbol desde el banquillo? La respuesta, mañana a las 16h.
2. El descaro del Swansea. Se enfrentarán el domingo dos de los equipos más singulares de la Premier League: el multimillonario líder (Man City) y una de las escuadras (Swansea) que más elogios recibe esta temporada. En el Liberty Stadium los galeses únicamente han perdido dos veces en la presente campaña -solo el Liverpool y el City han perdido menos encuentros como locales-. Para el Manchester City será un partido más. Para el Swansea no. Para Scott Sinclair, Leon Britton, Joe Allen y cía no será uno más, sino la oportunidad de exhibirse en uno de los encuentros del Swansea que más telespectadores y atención mediática recibirá en todo el año.

3. Día D Hora H. No es ningún secreto que el Newcastle -junto a otros equipos como Montpellier o Gladbach- se ha convertido en una de las gratas sorpresas de la temporada en lo que a fútbol internacional se refiere. Sin embargo, la facilidad con la que 'las urracas' se han dejado puntos recientemente en el camino (1 pt de los últimos 9 posibles) hace que sus posibles aspiraciones de dar la sorpresa y situarte entre los cuatro primeros hayan disminuido. Cinco son los puntos de desventaja con respecto a un Arsenal que ocupa la 4ª plaza y al que el Newcastle visitará el lunes por la noche. No sé si estimula más el duelo entre Yohan Cabaye y el mediocampo gunner o el Papiss Cissé-Demba Ba vs Koscielny-Vermaelen. Noventa minutos que servirán para descartar al equipo del noreste de Inglaterra de la pelea por la Champions o para mantenerlo en ella. Pase lo que pase en el Emirates, seguirá en la pugna por clasificarse para la Europa League. Meritorio año.

4. Ultimátum a Ranieri. Definición de "dinámica positiva": vencer 8 encuentros consecutivos entre el 10 de diciembre y el 22 de enero. Definición de "dinámica negativa": empatar 2 partidos y perder 7 veces entre el 25 de enero y el 5 de marzo. Así de ciclotímico es el Inter de Milán 2011/12, que esta noche viaja a Verona para enfrentarse al Chievo. No parece que sea un ultimátum para Claudio Ranieri, que sí podría enfrentarse a esa situación el próximo martes ante el O.Marsella. Los resultados recientes del Inter son malos, el juego es peor y la incapacidad de Ranieri para adaptar a Wesley Sneijder al equipo resulta desquiciante. Perder en Verona haría que el Inter multiplicase sus problemas a solo cuatro días de jugarse su pase a los cuartos de final de la Champions League.
5. A por la 14ª Champions. Había hipotecado el Olympique de Lyon buena parte de su temporada a las copas: la de Francia, la de la liga y la de Europa. De esta última se despidió el miércoles. La derrota en Nicosia quizás provoque un cambio de planes de Remi Garde, cuyo equipo es 7º en la Ligue 1, una posición inédita en la historia reciente de un club que dominó con autoridad el campeonato galo durante más de un lustro. Tanto es así que el O.L. ha estado presente en las pasadas trece ediciones de la Champions League. El último tercio de la actual campaña dilucidará si el Lyon rompe su racha de participaciones consecutivas en la máxima competición continental. No le haría ninguna gracia a Jean-Michel Aulas que su equipo no acabase el año entre los tres primeros de la Ligue 1. Cumplir ese objetivo no será nada sencillo debido a que el O.L. se ha complicado la vida tras sumar 5 puntos en las últimas 8 jornadas. Pero si en Gerland hay un partido vital ese es el del sábado frente al Lille. El vigente campeón (3º) aventaja al Lyon en siete puntos, así que para los de Garde perder será sinónimo de despedirse de gran parte de sus opciones de Champions. Si pierden será la primera vez desde 1998 que el Olympique de Lyon acumula seis jornadas sin vencer.

martes, 6 de marzo de 2012

La noche de Spalletti y Jorge Jesus

El de esta noche en Da Luz no será un partido más. Especialmente para Jorge Jesus y Luciano Spalletti, encargados de dirigir al Benfica y al Zenit desde la banda. Los focos apuntarán a Óscar Cardozo, Nicolás Gaitán, Pablo Aimar, Axel Witsel, Javi García, Aleksandr Kerzhakov, Igor Denisov, Roman Shirokov o Aleksandr Anyukov. Pero los dos protagonistas principales no pisarán el césped. Son J.Jesus y Spalletti, inquilinos de los banquillos. Para ellos este el encuentro más importante de la temporada y quien sabe si el más trascendente de sus respectivas carreras como técnicos de Benfica y Zenit. El duelo que puede definir sus actuales proyectos. Ambos ansían el triunfo.

Jorge Jesus entrena al Benfica desde el año 2009. Su primera campaña en Da Luz fue sinónimo de éxitos y de doblete: liga y copa de la liga. Su segunda campaña fue sinónimo de André Villas-Boas. El fenómeno Villas-Boas y su implacable Oporto impidieron al Benfica -que además se quedó a las puertas de disputar la final de la Europa League- revalidar el título de liga. Con la marcha del luso al Chelsea y de Radamel Falcao al Atlético de Madrid, parecía que el Benfica podría volver a dominar en el fútbol portugués. De hecho, intuíamos que los cinco puntos de ventaja con los que llegó al mes de febrero serían suficientes para proclamarse campeón de liga. No fue así. Cosechar un punto en tres jornadas ha debilitado de forma inesperada el proyecto de Jorge Jesus, que corre el riesgo de ver al Oporto campeón por segunda vez consecutiva. Para bien o para mal, el desenlace de los octavos de final de la Champions League será un punto de inflexión en la temporada 2011/12 del Benfica. Los efectos, ya sean negativos o positivos, de lo que ocurra esta noche pueden ser cuantiosos.
Luciano Spalletti entrena al Zenit desde el año 2009. Hace unas semanas se anunció su ampliación de contrato hasta 2015. En su primera campaña en San Petersburgo logró el doblete: liga y copa. En su segunda temporada, su equipo lidera la liga a falta de once jornadas para el final. Por lo tanto, su éxito en el fútbol ruso ha sido de carácter inminente. No obstante, en la segunda mayor ciudad de Rusia son ambiciosos y no se conforman con ganar títulos locales. Es por ello que el gran reto de Spalletti en esta temporada 2011/12 era obtener cierto éxito en la Champions League, después de que el Zenit cayese eliminado en el curso anterior en la fase previa y luego no superase los octavos de final de la Europa League.

Ahora en San Petersburgo sueñan con hacer algo especial en esta Champions, a pesar de que la plantilla no tenga el nivel de la histórica de 2008 formada por Arshavin, Pogrebnyak y cía. Además, está gravemente lesionado su mejor futbolista: Danny. Luciano Spalletti ha calificado el encuentro de este martes como "el más importante de la historia del club". Declaraciones que, a priori, pueden extrañarnos si tenemos en cuenta que este equipo disputó una final de la Copa de la Uefa hace cuatro años. Pero para el Zenit es una ocasión única la que se le presenta en Lisboa. Solo una vez habían llegado tan lejos los rusos en la máxima competición continental. Fue en 1986. Entonces, los octavos de final fueron un obstáculo insalvable para el Zenit de San Petersburgo. Spalletti sabe que si supera el obstáculo de esta noche será leyenda viva del club.

lunes, 5 de marzo de 2012

La gran decisión de Harry

Las últimas dos semanas han hecho que el Tottenham se despida de su sueño de vencer la Premier League, un sueño que durante algún tramo de la temporada parecía realista. Se desvaneció cualquier esperanza posible después de perder de manera consecutiva ante el Arsenal y el Manchester United. Los de Redknapp están ya a 13 puntos del liderato y sus dos objetivos restantes son conquistar la FA Cup en mayo y clasificarse para la próxima edición de la Champions League. En el análisis de su derrota (1-3) frente al Man Utd destaca sobremanera un detalle: que Luka Modric jugase como volante izquierdo, alejado de su demarcación habitual. A uno le enseñaron que una noticia o hecho debe responder a cinco preguntas: qué ha sucedido, quiénes son los protagonistas, dónde ha sucedido, cuándo ha sucedido y por qué ha sucedido. A menudo conviene realizar este ejercicio cuando se analiza algún tema futbolístico. En este caso hay que buscar las razones por las que Harry Redknapp tomó la decisión de la que hablamos y qué aspectos motivaron su decisión.


Por qué Harry situó ahí a Modric

1.- Necesidades del guion. La ausencia de Gareth Bale por lesión deja huérfana la banda zurda de los spurs. ¿Alternativas? Niko Kranjcar, Danny Rose, Giovani Dos Santos o Luka Modric. Decisión: Modric a la izquierda.

2.- Livermore-Sandro es una pareja de características distintas a la que suele ser la pareja de mediocentros del Tottenham. Se trata de un dúo bastante físico, con algunas aptitudes defensivas que permiten a Harry Redknapp conceder menos espacios de los que concedió en el Emirates. Además, pretendía Harry que Wayne Rooney no castigase demasiado a los spurs y no hiciese excesivo daño a la espalda de los mediocentros. No jugaron mal Sandro y Livermore.

3.- ¿Tercer motivo por el cual Redknapp ubicó al centrocampista croata en una demarcación que no es la suya? Pues que entendía que aún partiendo desde la banda, Modric sería capaz de involucrarse en la creación del juego y centrar su posición en fase ofensiva. Por momentos lo consiguió.

Por qué me parece un error

1.- Porque le exiges a Luka un desgaste defensivo que es contraproducente. Le asignas unas tareas a las que no está acostumbrado y en las que no se desenvuelve con especial brillo.

2.- Lo alejas y lo apartas de la salida de balón de tu equipo. El Tottenham habitualmente cuenta con Scott Parker y Luka Modric en esa zona. Ayer se encuentra con que ni el inglés, ni el croata están en esa ubicación, sino que son Livermore y Sandro quienes se colocan por delante de los centrales. Por lo tanto, la salida de balón es menos limpia de lo habitual y el equipo lo acusa.

3.- Es cierto que cuando el Tottenham tuvo el esférico, Modric intentó centrar su posición y trató de enlazar el mediocampo spur con la delantera. Todo ello sin demasiado éxito. Obtuvo menos éxito del que quizás habría tenido jugando en su posición. Nunca fue capaz de adquirir en el encuentro el peso y la trascendencia que hubiese logrado actuando en la demarcación de mediocentro y no en la de volante zurdo. De los cinco mejores futbolistas spurs, tres eran baja (Parker, Bale y Van der Vaart) y uno (Modric) estuvo desubicado. Las ausencias de tres de los pilares del Tottenham hacen todavía más drámatica la decisión de apartar al centrocampista croata de su hábitat natural.

No es la primera vez que Harry Redknapp comete errores de este tipo. Quizás ésta haya sido la última vez que los comete en el banquillo de su actual club. Quizás asuma el cargo de seleccionador inglés en el mes de mayo. Quizás Jack Wilshere tenga miedo de que Harry haga en un futuro con él lo que este domingo hizo con Luka Modric.

sábado, 3 de marzo de 2012

La trascendencia de Hulk y James

Hace quince días, el Benfica lideraba la liga Zon Sagres con 5 puntos de ventaja. Ahora se encuentra a 3 pts del Oporto. La incapacidad de 'Las Águilas' para sumar más de un punto en las últimas tres jornadas ha cambiado por completo el panorama de la liga portuguesa. El escenario es otro, uno en el que 'Los Dragones' dependen de sí mismos para revalidar el título de liga. El viernes por la noche vencieron (2-3) en Da Luz, en un Benfica v Oporto cuyo adjetivo más adecuado es el de "intenso". Las acciones de Hulk y James Rodríguez marcaron las diferencias y arrebataron el liderato a los de Jorge Jesus, al que Vitor Pereira venció en la pizarra.

Hulk. En la previa del partido señalábamos el duelo Hulk vs Emerson como una de las claves del choque. En el minuto 7, el brasileño firmó un gol de bellísima factura y en el 77' forzó la expulsión del lateral izquierdo del Benfica. Dos jugadas que reflejan la trascendencia que adquirió el nº12 portista en el partido. En una noche en la que no estuvo muy participativo, en la que su gol y la roja forzada fueron dos de las pocas acciones en las que intervino. Suficiente para dar el triunfo a su equipo. Pero, por extraño que suene, hay que exigirle todavía más a Hulk, que sigue sin alcanzar su nivel de la pasada temporada. El Hulk de la 2010/11 quizás hubiese provocado la expulsión de Emerson antes del minuto 77.
James Rodríguez. No habían transcurrido ni 48 horas desde que James disputase con la selección colombiana un amistoso en Miami. Aterrizó en Lisboa apenas once horas antes de que su equipo se enfrentase al Benfica, motivo más que suficiente para que Vitor Pereira tomase la decisión de no incluir al colombiano en el once titular. No estaba para jugar 90 minutos, pero sí para disputar media hora y marcar diferencias en ese tiempo. Es un futbolista diferente, talentoso, imprevisible y todavía con margen de mejora. Anotó el gol del empate a dos y asistió a Maicon en el gol de la victoria. Él, un trequartista, es el tercer máximo goleador de la liga portuguesa. Suma once dianas y ni siquiera es titular indiscutible. No fue titular en Da Luz y, sin embargo, no fue actor secundario, sino protagonista. El futuro del Oporto pasa por sus botas.

Movimientos tácticos. Las modificaciones realizadas por Vitor Pereira, entrenador portista, a lo largo de la segunda parte fueron una de las grandes historias del encuentro y motivo imprescindible de análisis. En el minuto 58, perdía su equipo (2-1) y James Rodríguez sustituyó al central Rolando. ¿Consecuencias? James se situó como extremo izquierdo, Djalma -que estaba en esa demarcación- fue trasladado al lateral derecho y Maicon pasó a desenvolverse como central. Triple movimiento de fichas. Los efectos tardaron seis minutos en producirse. Ese fue el tiempo que transcurrió desde el primer cambio del Oporto hasta el gol del empate, obra de James tras un buen contragolpe. Cuando el Benfica se quedó con un futbolista menos (77'), Vitor Pereira ya tenía las piezas colocadas de forma ideal. Jorge Jesus se vio obligado a situar a Nico Gaitán como lateral izquierdo de emergencia, ayudado por Nolito. Enfrente Hulk y Djalma -que llevaba ya veinte minutos jugando de lateral derecho-. El sustituto de Villas-Boas, criticado durante meses, tuvo éxito el viernes en el partido que quizás decida la liga.

viernes, 2 de marzo de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. La motivación spur. Este sábado, el Manchester City recibe al penúltimo (Bolton), así que, salvo sorpresa mayúscula, el Manchester United estará a cinco puntos del liderato cuando salte a White Hart Lane el domingo por la tarde. Enfrente, un equipo que hasta hace cinco días todavía soñaba con el título, pero cuyo único objetivo ahora es mantener su puesto en zona Champions. La ventaja de la que dispone (7 pts) con respecto a Chelsea y Arsenal puede provocar cierta relajación en los pupilos de Harry Redknapp. Además, cuesta imaginarse qué Tottenham veremos el domingo y es una incógnita el estado anímico de este equipo que la semana pasada encajó cinco goles en media hora en el Emirates. Otro factor a tener en cuenta a la hora de otorgar favoritismo al Man Utd serán las ausencias de Gareth Bale (lesionado) y Scott Parker (sancionado). Juega el Tottenham como local y su grado de competitividad dependerá mucho de su motivación y de su capacidad para recuperarse del 5-2 frente al Arsenal, pero los red devils son favoritos.

2. Acceso al top-4. Superados dos tercios de la Premier League, el Arsenal es 4º con 46 puntos, los mismos que el Chelsea. Siete más que el Liverpool, con un partido menos. La distancia es ya la suficiente para que el Liverpool v Arsenal de este sábado se haya convertido en un 'must win' para los reds. Perder implicaría alejarse demasiado del top-4 de la Premier League. La mala noticia para Kenny Dalglish es que no podrá contar con su mejor central (Daniel Agger), lesionado; por lo que tendrán que ser Skrtel y Carragher quienes defiendan a Robin Van Persie. La buena noticia para el Liverpool es que las lesiones, como de costumbre, siguen suponiendo un obstáculo para Arsène Wenger. Aaron Ramsey se perderá los dos próximos encuentros por lesión, mientras que Vermaelen, Rosicky y RVP son duda para el enfrentamiento de Anfield. Y, por supuesto, Wilshere, André Santos, Djourou, Frimpong, Squillaci, Coquelin y Mertesacker continúan lesionados.
3. Derbi de Roma. El domingo Luis Enrique vivirá su segundo derbi de Roma, después de que el primero no se saldase con un resultado positivo (derrota, 2-1). Ambos equipos sueñan con jugar la próxima Champions League. Acceder a la Europa League sería un consuelo. No clasificarse para competiciones europeas, una decepción mayúscula, sobre todo para la Roma. Los últimos días han sido convulsos en ambas entidades. La Lazio ha caído eliminada en Europa, su entrenador presentó la dimisión y el equipo encajó cinco tantos en su viaje a Palermo. Mientras que la Roma perdió el pasado domingo (4-1) en Bérgamo, en un partido que Simon Kjaer y Daniele de Rossi vieron desde la grada. Las bajas de Osvaldo y Gago -sancionados- son dos malas noticias para el entrenador español, que podría mantener al brasileño Marquinho en el once inicial. Todo apunta a que Totti, Lamela y Borini formarán el ataque giallorosso.

4. El partido del año en Portugal. El fin de semana futbolístico nos depara un apetecible primer plato, hoy viernes. Los recientes pinchazos del Benfica provocan que el Oporto viaje a Da Luz con los mismos puntos que 'Las Águilas'. James Rodríguez, Hulk, Joao Moutinho, Javi García, Axel Witsel o Pablo Aimar serán algunos de los protagonistas de esta película.

5. Regresan Rusia y Ucrania. Han transcurrido 96 días desde que se disputó el último encuentro de la liga rusa y 82 desde que se jugó el último de la liga ucraniana. Después de su prolongado parón invernal, regresan este fin de semana las dos principales ligas de Europa del Este. En Ucrania, restan diez jornadas para el final del campeonato. El Dinamo Kiev es líder y aventaja en un punto al Shakhtar Donetsk -que el domingo recibe al decepcionante Dnipro de Juande Ramos-. El Metalist es tercero a cinco puntos. En Rusia, restan doce semanas para el final y mañana el líder (Zenit) visita al segundo clasificado (CSKA). La reanudación de la liga rusa está acompañada de novedades: Arshavin ha vuelto al Zenit, Musa y Wernbloom han firmado por el CSKA, Noboa y Dzsudzsak se han ido al Dinamo, el Anzhi ha reforzado su defensa con Christopher Samba, el Lokomotiv ha contratado a Pavlyuchenko y el Spartak a Bilyaletdinov.

James, Hulk, Moutinho y Aimar

El contexto del Benfica v Oporto que se disputará en Da Luz esta noche es fabuloso. Los dos equipos llegan empatados a puntos (49) y tras este encuentro faltarán solo nueve jornadas para el final de la Liga Sagres. Además, los nueve triunfos consecutivos del Sporting Braga han situado al equipo de Leonardo Jardim a tres puntos del liderato, razón por la cual ni Benfica, ni Oporto pueden despistarse. Para el Benfica, el partido llega en su peor momento del año: tras perder dos de sus últimos tres partidos oficiales -más derrotas en los últimos veinte días que en el segundo semestre de 2011- y tras sumar uno de los últimos seis puntos posibles en liga. No obstante, los síntomas y las sensaciones de 'Las Águilas' en su derrota en Guimaraes y su empate en Coimbra no me parecen especialmente preocupantes. Creo que Vitor Pereira tiene más motivos para estar preocupado que Jorge Jesus, por mucho que en las últimas dos semanas el Benfica haya perdido su ventaja de cinco puntos. A continuación, cuatro aspectos fundamentales del duelo que puede decidir el desenlace de la Liga Zon Sagres 2011/12:

James Rodríguez o Djalma. Un trequartista como James, que ni siquiera es titular indiscutible, ocupa el tercer puesto en la tabla de goleadores de la liga portuguesa. Su talento es uno de los principales argumentos que tiene el Oporto. Sin embargo, 40 horas antes de la disputa de este Benfica v Oporto, Rodríguez se encontraba en Miami jugando con su selección. Ha llegado a Lisboa esta mañana y las condiciones no parecen las idóneas para que sea titular en Da Luz. La titularidad de Djalma, en lugar del colombiano, no es algo positivo para el Oporto, pero las circunstancias quizás obliguen a Pereira a dejar a James en el banquillo. De confirmarse, pésima noticia para los visitantes.

Hulk vs Emerson. Uno de los partidos más recordados de Hulk con la camiseta portista se produjo la temporada pasada frente al Benfica. El equipo de Villas-Boas goleó (5-0) y el nº12 dio una auténtica exhibición. Givanildo Vieira de Souza, más conocido como Hulk, todavía no ha conseguido alcanzar en la presente temporada el nivel superlativo que demostró hace doce meses. No ha sido capaz Vitor Pereira de hacer olvidar a Radamel Falcao y, como consecuencia de su marcha, ha utilizado en bastantes encuentros al brasileño como '9', sin excesivo éxito. Ante el Benfica, en un escenario como Da Luz, en el partido más importante de la liga y ante un lateral izquierdo como Emerson, Hulk tiene una oportunidad única para marcar diferencias. Como en los viejos tiempos.

Pareja de mediocentros del Benfica. Una de las razones del éxito del equipo de Jorge Jesus la encontramos en el centro del campo. Pablo Aimar, Nico Gaitán e incluso Bruno César reciben una gran cantidad de elogios. Pero la pareja de mediocentros es fundamental. Lo comprobamos ya en los primeros partidos de Axel Witsel con la camiseta de 'Las Águilas'. No es ninguna casualidad que los dos pinchazos recientes del Benfica guarden cierta relación con la ausencia de Javi García, por lesión. Por lo tanto, recupera Jorge Jesus a su pareja de mediocentros: García-Witsel. Será interesante el duelo entre ellos y los centrocampistas portistas (Fernando, Lucho y Moutinho).
Aimar o Moutinho. El argentino es el cerebro de los locales y el portugués es el cerebro de los visitantes. Por sus botas pasan la mayoría de los ataques de sus equipos y sus piernas derechas son sinónimo de calidad, de desequilibrio y de capacidad para filtrar pases. Una premisa simple pero efectiva puede ser pensar que el que se imponga en el duelo entre Aimar y Moutinho, tendrá muchas papeletas para sumar los tres puntos.

Secundarios de lujo. Será un duelo en el que los actores secundarios también tendrán mucho que decir: los goleadores (Cardozo y Janko), los laterales uruguayos (Maxi Pereira y Álvaro Pereira), Nico Gaitán o Djalma. En la alineación de Jorge Jesus, la principal duda reside en quien ocupará el costado izquierdo: Nolito, Bruno César o incluso Rodrigo. En la de Vitor Pereira, James Rodríguez, Djalma y el acompañante de Fernando y Moutinho parecen las dos grandes incógnitas.

jueves, 1 de marzo de 2012

Dos tercios de Bundesliga

1º - Borussia Dortmund (52 pts). No era ningún secreto que la venta de Nuri Sahin complicaría al Dortmund su objetivo de revalidar el título de liga. Además, el inicio de campeonato confirmó esta idea (7 puntos en las primeras 6 jornadas). Pero llegó el mes de octubre y el equipo de Jürgen Klopp empezó a mejorar, no solo de la mano de Mario Götze, sino también gracias al crecimiento que ha experimentado Robert Lewandowski (9 tantos en su primera temporada en Alemania y ya 21 en ésta) como goleador y a la recuperación de la mejor versión de Shinji Kagawa, que por fin vuelve a recordar al mediapunta que nos maravilló en sus primeros meses en el fútbol europeo. Llegado este punto del campeonato, el estado de forma del Borussia Dortmund lo convierte en favorito para revalidar el título, puesto que ha sumado 45 puntos de los últimos 51 posibles, con 42 goles a favor y 9 goles en contra durante este periodo. Se habla poco de ella, pero si Klopp vuelve a hacer campeón a su equipo será, entre otras cosas, debido a su fiabilidad defensiva, que se sustenta en el buen hacer de Weidenfeller, Piszczek, Hummels, Subotic y Schmelzer.
2º - Bayern Munich (48). Fue tal la superioridad del Bayern en el primer tercio que muchos se aventuraron a situarlo como máximo favorito. Parecía difícil que aquel equipo que arrasaba semana sí y semana también no conquistase la Bundesliga. Pero se convirtió la escuadra de Jupp Heynckes en algo imperfecto, en algo que ha vencido solo dos de sus últimos ocho encuentros a domicilio, razón por la cual ya no depende de sí mismo para ser campeón. Sigue de baja Bastian Schweinsteiger, que volverá en breve. Y debe hacer todo lo posible Heynckes para que también regresen pronto Thomas Müller y Arjen Robben a su mejor nivel. Si eso no se produce será complicado arrebatar al Borussia Dortmund el liderato.

3º - Borussia Mönchengladbach (47). Hace doce meses el Gladbach era colista y su permanencia en la Bundesliga rozaba lo utópico. Pero Lucien Favre obró el milagro. Un milagro fue salvar al equipo y casi un milagro es lo que está consiguiendo en la presente campaña: tercero en liga y semifinalista de la DFB Pokal. En verano se irá la estrella del equipo -Marco Reus-, también Roman Neustädter y quizás no sean los únicos -suena con mucha fuerza Dante para el Bayern Munich-. Pero hasta entonces permanecerán unidos y, salvo debacle mayúscula en las últimas once jornadas, se clasificarán para la próxima Champions. Gran éxito.

4º - Schalke 04 (44). Ha tenido que llegar Huub Stevens al banquillo de Gelsenkirchen para que el Schalke alcanzase una regularidad que no tenía ni con Magath, ni con Rangnick. No es la de Stevens una escuadra que enamore con su juego, de hecho si está donde está es gracias, principalmente, a la relación que vive Klaas-Jan Huntelaar con el gol. 33 ha anotado entre las tres competiciones (Bundesliga, Europa League y DFB Pokal).

5º - Bayer Leverkusen (37). No será fácil que Robin Dutt mantenga su puesto de entrenador en Leverkusen al término de esta temporada, sobre todo si no ocupa un lugar entre los cuatro primeros. Clasificarse para los octavos de final de la Champions fue todo un éxito. Pero la incapacidad de Dutt para solucionar algunos de los problemas que arrastra el Leverkusen desde el mes de agosto ha sido manifiesta y su proyecto no entusiasma.

6º - Werder Bremen (36). Pelea Thomas Schaaf por clasificar al Werder Bremen para la Champions por séptima vez en nueve años. Auténtica hazaña. Y lo está haciendo después de haber traspasado a dos jugadores como Mesut Özil y Per Mertesacker en los dos últimos veranos. Y después de haber estado poco acertado con las contrataciones de Wesley y Mehmet Ekici. El brasileño ya está de vuelta en Brasil y el turco intenta, de momento sin éxito, asentarse en el once titular del Werder Bremen. Cuando juega Ekici no juega Marko Marin, y viceversa. El bajo rendimiento de ambos sigue siendo un misterio y un aspecto a mejorar por parte de Schaaf, cuyo equipo sobrevive en la parte alta gracias a la inspiración de Claudio Pizarro. El austriaco Zlatko Junuzovic, fichado en enero, ha dejado algunos destellos de calidad en sus primeros encuentros con el Bremen.

7º - Hannover (34). Como suele ser habitual, se habla del buen trabajo de Mirko Slomka menos de lo que es debido. Su equipo está en la parte alta del campeonato y, además, clasificado para los octavos de final de la Europa League -y tiene una eliminatoria lo suficientemente asequible como para soñar con los cuartos-. Ha sabido sobreponerse al bajón que ha experimentado Didier Ya Konan, compensado con el acierto goleador de Moa Abdellaoue. Y solo encuentro una crítica que podamos hacer a Slomka: que desaprovechase a un volante zurdo de la talla de Konstantin Rausch durante algunos tramos de la temporada.

8º - Stuttgart (29). Sin hacer mucho ruido, Bruno Labbadia está realizando un buen papel en el banquillo del Stuttgart. Lo salvó la temporada pasada cuando el equipo estaba en puestos de descenso y lo está manteniendo este año cómodamente en la mitad de la tabla. Hay quien exige a Labbadia ocupar puestos europeos al final de esta temporada, lo cual no parece ninguna utopía teniendo en cuenta la buena columna vertebral de la que dispone. No exagero si digo que el joven Sven Ulreich está siendo uno de los guardametas más destacados este año en Alemania. Serdar Tasci ha recuperado su mejor nivel. La pareja de mediocentros formada por Kvist y Kuzmanovic se compenetra a la perfección. Y el austriaco Martin Harnik está firmando su mejor campaña como profesional.

9º - Hoffenheim (29). Lejos quedan aquellos tiempos en los que el Hoffenheim discutía el liderato de la liga alemana al mismísimo Bayern Munich y era una de las sensaciones del fútbol europeo. Ahora la plantilla es sensiblemente peor y por consiguiente las aspiraciones son menores. El futuro, sin embargo, pasa por las botas de Sebastian Rudy y Roberto Firmino. El primero, mediocentro de la sub'21 alemana; el segundo, un genial mediapunta brasileño que se ha convertido en una de las revelaciones de la Bundesliga.

10º - Nuremberg (28). Perdió a Gundogan, Ekici y Schieber el pasado verano y, sin embargo, se mantiene el Nuremberg tranquilamente en la mitad de la tabla, a pesar de ser el segundo equipo que menos goles anota en la Bundesliga. Ya ingresó 5 millones de euros por la venta del central Philipp Wollscheid y quizás no tarde el Nuremberg en hacer un buen negocio con Alexander Esswein

11º - Mainz 05 (27). Solo hay cuatro equipos en la Bundesliga que acumulen cinco partidos sin perder: los tres primeros clasificados (Dortmund, Bayern y Gladbach) y el Mainz 05. El protagonista inequívoco de la escuadra que entrena Thomas Tuchel es Mohamed Zidan, flamante fichaje de invierno. El egipcio ha anotado un gol en todos y cada uno de los partidos (4) que ha disputado a su regreso a Mainz y sus tantos pueden acabar valiendo una salvación. La historia de Zidan es, cuanto menos, curiosa: 27 goles en 49 partidos con la camiseta del Mainz; frente a los 20 goles en 111 partidos que jugó en sus anteriores equipos germanos (Dortmund, Hamburgo y W.Bremen).
12º - Hamburgo (27). Solo ha perdido Thorsten Fink dos de los catorce encuentros en que ha dirigido al HSV y lo ha alejado de los puestos de descensos, que era el objetivo cuando asumió el cargo hace unos meses. El siguiente objetivo será formar una mejor plantilla el próximo verano. Para empezar, diferentes medios alemanes han confirmado que René Adler será el nuevo guardameta del Hamburgo. La ilusión entre la afición se disparará si Frank Arnesen contrata al que fuera pupilo de Fink en Basilea, Granit Xhaka. Hasta entonces, pocos motivos tendrán en Hamburgo para estar contentos con el equipo. El constante crecimiento del joven lateral derecho Dennis Diekmeier es uno de ellos.

13º - Wolfsburgo (27). Equipo enigmático el de Magath. Capaz de lo mejor y de lo peor. Capaz de hacer soñar con alcanzar puestos europeos o de hacer temer por la salvación. Capaz de convertirse en el club europeo que más dinero se gastó en el mercado invernal. De los fichajes de invierno, Ricardo Rodríguez en el lateral izquierdo y Petr Jiracek en el medio centro son quienes mejor rendimiento están ofreciendo; mientras que una lesión ha provocado que solo hayamos visto 45 minutos al portugués Vieirinha.

14º - Colonia (24). Las altas expectativas que generó la llegada del noruego Stale Solbakken al banquillo de Renania del Norte-Westfalia han provocado cierta decepción con el comportamiento del Colonia en las últimas semanas: ha perdido seis de sus últimos siete partidos y solo ha vencido dos veces -ante Friburgo y Kaiserslautern, dos equipos que están en descenso- desde el mes de octubre. En favor del entrenador noruego toca decir que el Colonia apenas se reforzó en verano y su plantilla es casi idéntica a la de la temporada pasada. Cuando a Lukas Podolski se le apagó la luz -14 goles en las primeras 16 jornadas y solo uno en las siete últimas-, el equipo se ha sumido en la mediocridad. Necesita dos cosas Solbakken si no quiere que su escuadra vea peligrar su continuidad en la Bundesliga: al mejor 'Poldi' y solucionar los problemas defensivos que arrastra el Colonia desde principios de temporada.
15º - Augsburgo (21). Para este club del suroeste de Baviera, la temporada 2011/12 está suponiendo su debut en la Bundesliga. Y tiene mérito que tras disputarse dos tercios del campeonato, el Augsburgo no se encuentre entre los tres últimos. Sus recursos son escasos y, a priori, insuficientes para mantener la categoría, pero han hecho cosas tan inteligentes como solicitar las cesiones de Koo Ja-Cheol, Jan Moravek o Hajime Hosogai. No obstante, su calendario restante no es nada sencillo y siguen teniendo muchas papeletas para regresar a 2.Bundesliga.

16º - Hertha Berlin (20). La vuelta del club capitalino a la máxima categoría del fútbol alemán ha resultado más complicada de lo que algunos pensábamos. Empezó bien el año el Hertha, pero desde el mes de octubre no conoce el triunfo. Cuatro empates y ocho derrotas es el balance en las últimas doce jornadas, motivo por el cual Otto Rehhagel se ha convertido en el cuarto inquilino que tiene el banquillo berlinés en los últimos meses, después de Babbel, Skibbe y del interino Tretschok. No obstante, la del Hertha Berlin es la mejor plantilla de la parte baja de la tabla. Ahora es el momento de que Thomas Kraft -que lo está haciendo bastante bien en su primer año en Berlin-, Patrick Ebert, Raffael, Adrián Ramos o Pierre-Michel Lasogga demuestren esta premisa.

17º - Kaiserslautern (18). Pronostiqué que el Kaiserslautern ocuparía una de las dos últimas posiciones y, de momento, no me estoy equivocando. Pronostiqué que sería uno de las escuadras más aburridas de la temporada. Pronostiqué que sería uno de los equipos que menos contenidos generase. Y pronostiqué que no lograrían hacer olvidar a Ivo Ilicevic y Srdjan Lakic. Añoran especialmente los 16 goles (23 entre todas las competiciones) que anotó el serbio la pasada campaña. 16 es precisamente el número de tantos que ha sumado el Kaiserslautern en la presente Bundesliga. Así es difícil salvarse. Si además no ganas un partido desde el mes de octubre, la empresa se vuelve casi imposible.

18º - Friburgo (18). Se marchó Papiss Demba Cissé al Newcastle y con él se fueron buena parte de las esperanzas de lograr la permanencia. La venta del senegalés significa que en la actual plantilla del Friburgo, Stefan Reisinger y Cedric Makiadi con 3 tantos son los máximos goleadores. Pasan las jornadas y el guardameta Oliver Baumann se mantiene como el hombre más destacado del equipo ahora dirigido por Christian Streich. No sería ninguna sorpresa que el Friburgo descendiese, pero sí lo sería que el joven Baumann acompañase al equipo a 2.Bundesliga. Es cierto que se formó en la cantera del Friburgo y que él es de Baden-Württermberg, sin embargo su nivel bajo los palos invita a pensar que sería una pieza muy codiciada por clubes necesitados de un portero.