viernes, 24 de febrero de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. Sin Ibra ni Boateng. El del sábado no es únicamente el duelo entre los dos mejores equipos de Italia, sino que parece el choque entre las dos escuadras que se disputarán el Scudetto. Por plantilla y por clasificación, Udinese, Lazio y cía ya no parecen rivales en la pelea por el título de liga. Es líder el Milan con 50 pts y la Juventus tiene 49 pts, aunque con un partido menos. El partido se juega en San Siro, pero el favoritismo hay que otorgárselo a la 'Vecchia Signora', por mucho que Giorgio Chiellini diga lo contrario. ¿Por qué lo es? Porque el Milan jugará sin su delantero estrella (Zlatan Ibrahimovic) y sin su centrocampista estrella (Kevin-Prince Boateng); y porque la Juve sigue, a 24 de febrero, invicta en todas las competiciones y ha sido quien mejor fútbol ha practicado en la presente Serie A. Se espera que Massimiliano Allegri juegue con Van Bommel, Nocerino, Muntari y Emanuelson en el medio; Pato y Robinho, en ataque. Aun sin Ibra y Boateng, será un equipo competitivo el que presente Allegri, un equipo que llega a este encuentro en el mejor momento de la temporada. Para vencer necesita al mejor Robinho -a la sombra del sueco y del ghanés en esta campaña- y al mejor Pato -las lesiones han hecho que solo acumule 489 minutos en liga-. Enfrente una Juventus cuyos últimos entrenamientos hacen pensar que jugará con defensa de tres centrales en San Siro. Será fundamental para Antonio Conte que el estilo que ha caracterizado al trío de centrocampistas formado por Andrea Pirlo, Claudio Marchisio y Arturo Vidal se imponga en la batalla que se va a librar con el físico mediocampo rossonero. Resultará poco atractivo, poco vistoso, poco elegante o poco creativo, pero no hay ninguna medular en la liga italiana que pueda causar tantos problemas a Pirlo y Marchisio -dos de los grandes artífices de la buena temporada juventina- como la del Milan. Son dos estilos contrapuestos el de Allegri y el de Conte. Pero, de momento, a ambos les está yendo bien en sus respectivos. Sin embargo, solo puede ganar uno mañana. Y solo puede ganar uno el Scudetto.
2. El primer título. Este domingo, en juego el primer título de la temporada en Inglaterra. Para el Liverpool sería el primero desde 2006. El primero de la era Dalglish. El rival será el Cardiff, de segunda división, que, una vez ha llegado a Wembley, no tendrá ni por asomo tanta presión como los reds. Habrá que prestar mucha atención a la prodigiosa zurda de Peter Whittingham y a los minutos que pueda tener el joven centrocampista esloveno Haris Vuckic, recientemente cedido por el Newcastle. En Inglaterra, este fin de semana los focos no solo los acaparará la Carling Cup, sino también el derbi del norte de Londres, Tottenham v Arsenal.

3. Punto de inflexión. Sigue muy abierta la Bundesliga, con cuatro equipos peleando por el título y separados entre ellos por solo cinco puntos. El domingo se verán las caras dos ellos, el Bayern (3º) y el Schalke (4º). Lo harán con la posible presión de saber que el Borussia Mönchengladbach -juega el viernes por la noche- ya ha sumado tres puntos. Puede ser un punto de inflexión para el que pierda en el Allianz Arena, sobre todo si el líder Borussia Dortmund vence su encuentro y aumenta su ventaja. Continúa lesionado Bastian Schweinsteiger, pero se espera que Thomas Müller -después de su controvertida suplencia en Basilea- vuelva a ocupar la media punta del Bayern. Él y Arjen Robben necesitan mejorar sus recientes actuaciones.

4. ¿Ligue 1 a cuántos? Gracias a los dos pinchazos consecutivos del PSG, el vigente campeón de la liga francesa (Lille) se ha situado a seis puntos del liderato y lo que parecía una liga a dos -PSG y Montpellier- se está convirtiendo en una liga a tres, gracias a la recuperación del equipo de Rudy Garcia. Incluso hay quien sostiene que no debemos olvidarnos del O.Marsella. Más remotas parecen las opciones del O.Lyon, cuya temporada será salvada por las competiciones coperas (sigue vivo en la copa y en la copa de la liga) y por la Champions League. No obstante, el Lyon recibirá este sábado al PSG con la intención de no alejarse del tercer puesto. Un tercer puesto que clasificaría al OL para la máxima competición continental por decimocuarto año consecutivo. No le hará ninguna gracia a Jean-Michel Aulas no alcanzar ese objetivo.

5. La rebelión de los outsiders holandeses. En la Eredivisie, cinco puntos separan al primer clasificado del sexto. Las recientes derrotas del PSV y del AZ han acercado al sorprendente Heerenveen al liderato. Ya es tercero el equipo de Ron Jans, a solo dos puntos de los líderes, y el domingo tiene la oportunidad de meterse de lleno y contra todo pronóstico en la pelea por la Eredivisie, ya que viajan a Alkmaar. En la primera vuelta, el Heerenveen goleó (5-1) al AZ. La falta de rotaciones y la distracción que supone disputar la Europa League están penalizando al AZ en este tramo de la temporada, así que no lo tendrá fácil para vencer al Heerenveen. El AZ v Heerenveen es un choque entre dos de los tres primeros de la Eredivisie y, también, un duelo entre dos de los tres mejores futbolistas de la presente temporada en Holanda. Por un lado, el mediocentro Rasmus Elm; por el otro, el delantero Bas Dost. Pocos contaban en Holanda con estos dos equipos a comienzo de temporada, pero sus buenos resultados y su buen fútbol hacen de su partido el encuentro estrella de la semana en la Eredivisie. Por encima, en mi opinión, del PSV (1º) v Feyenoord (5º), en el que no estará el sueco John Guidetti, autor de 10 goles en los últimos 5 partidos del Feyenoord.

Sin Ibra ni Boateng, Juve favorita

El del sábado no es únicamente el duelo entre los dos mejores equipos de Italia, sino que parece el choque entre las dos escuadras que se disputarán el Scudetto. Por plantilla y por clasificación, Udinese, Lazio y cía ya no parecen rivales en la pelea por el título de liga. Es líder el Milan con 50 pts y la Juventus tiene 49 pts, aunque con un partido menos. El partido se juega en San Siro, pero el favoritismo hay que otorgárselo a la 'Vecchia Signora', por mucho que Giorgio Chiellini diga lo contrario. ¿Por qué lo es? Porque el Milan jugará sin su delantero estrella (Zlatan Ibrahimovic) y sin su centrocampista estrella (Kevin-Prince Boateng); y porque la Juve sigue, a 24 de febrero, invicta en todas las competiciones y ha sido quien mejor fútbol ha practicado en la presente Serie A. Se espera que Massimiliano Allegri juegue con Van Bommel, Nocerino, Muntari y Emanuelson en el medio; Pato y Robinho, en ataque. Aun sin Ibra y Boateng, será un equipo competitivo el que presente Allegri, un equipo que llega a este encuentro en el mejor momento de la temporada. Para vencer necesita al mejor Robinho -a la sombra del sueco y del ghanés en esta campaña- y al mejor Pato -las lesiones han hecho que solo acumule 489 minutos en liga-. 
Enfrente una Juventus cuyos últimos entrenamientos hacen pensar que jugará con defensa de tres centrales en San Siro. Será fundamental para Antonio Conte que el estilo que ha caracterizado al trío de centrocampistas formado por Andrea Pirlo, Claudio Marchisio y Arturo Vidal se imponga en la batalla que va a librar con el físico mediocampo rossonero. Resultará poco atractivo, poco vistoso, poco elegante o poco creativo, pero no hay ninguna medular en la liga italiana que pueda causar tantos problemas a Pirlo y Marchisio -dos de los grandes artífices de la buena temporada juventina- como la del Milan. Son dos estilos contrapuestos el de Allegri y el de Conte. Pero, de momento, a ambos les está yendo bien en sus respectivos. Sin embargo, solo puede ganar uno mañana. Y solo puede ganar uno el Scudetto.

jueves, 23 de febrero de 2012

Diez conclusiones de St. Jakob-Park

No hubo goles hasta el minuto 86 y, sin embargo, fue uno de los encuentros más atractivos y entretenidos de estos octavos de final de la Champions League. Me atrevería a decir que la primera parte gustó al espectador como pocas otras en lo que llevamos de competición. Logró la hazaña el Basilea de eliminar al Manchester United en la fase de grupos y ahora vence al Bayer Munich. Si finalmente elimina a los bávaros, estaremos hablando de un equipo que habrá enviado a casa a dos de los cinco o seis mejores equipos del continente. Hasta el momento se trata de una Champions League de la que se pueden extraer dos grandes titulares: "Fracaso de los clubes ingleses (quizás no haya ninguno en cuartos)" e "impactante Basilea".

1.- A sus 20 años Xherdan Shaqiri ya es el mejor futbolista suizo del momento. Me atrevería a decir que por encima de Eren Derdiyok o Gökhan Inler. Para sorpresa de propios y extraños, Xherdan estuvo cerca de fichar por el Galatasaray turco en el mercado invernal. Finalmente el Basilea lo traspasó al Bayern Munich, donde jugará a partir de la próxima temporada. Pero antes jugará la Champions con su actual equipo y su permanencia hasta el verano hace soñar al Basilea con que estar en cuartos de final de la Champions no es una utopía. No disfrutamos ayer del Shaqiri más inspirado o más acertado, pero su mera presencia supone una amenaza enorme para el rival. Y lo será en la vuelta. Shaqiri es incluso mejor futbolista de lo que ayer se pudo adivinar, que no es poco.

2.- Desde hace doce meses seguimos con mucha atención los pasos de Granit Xhaka. Nos regaló argumentos en una eliminatoria de Europa League ante el Spartak para considerarlo como una de las promesas de este equipo. Y ahora es una realidad. Ninguno de los 27 protagonistas del partido de anoche ha recibido tantos elogios como Xhaka. Merecidos. Esperábamos a Shaqiri y deslumbró el mediocentro. Lo mejor que se puede decir sobre su actuación es que compaginó un muy buen trabajo sin el esférico y excelentes aportaciones con la pelota en los pies. Muy involucrado en la salida de balón, distribuye genial en corto y en largo. Siempre con elegancia.

3.- No jugó bien el Bayern. Y sin embargo chutó 21 veces, por 8 del Basilea. "Era importante para mí parar los primeros tiros, porque eso me metió en el partido y me dio confianza", declaró el guardameta Yan Sommer tras el encuentro. No le falta razón. Los mejores minutos del equipo germano se produjeron en el tramo inicial y entonces Sommer respondió con varias paradas de mucho mérito, especialmente trascendente resultó un mano a mano con Ribéry. De haber anotado el extremo francés en esa acción, el guion del partido y de la eliminatoria hubiese cambiado por completo. Dejar la portería a cero era fundamental para Heiko Vogel y lo consiguió. La cotización de Sommer aumentó en la noche de ayer, al igual que ya ocurrió durante el pasado Europeo sub'21, en el que el suizo fue elegido mejor guardameta del torneo, después de que su selección llegase a la final -la perdió frente a España- sin encajar ningún tanto.

4.- Pero no solo de Shaqiri, Xhaka y Sommer vive el Basilea. En lo colectivo, respondieron muy bien sin el balón, gracias a su buen repliegue, que dejó sin espacios a un equipo, el Bayern, que necesita imperiosamente tenerlos. Mucho orden, colocación y generosidad defensiva por parte de los pupilos de Vogel. Fabian Frei rindió por debajo de lo que es habitual pero, para compensarlo, Valentin Stocker mejoró al equipo saliendo desde el banquillo. Tampoco estuvo mal el lateral izquierdo surcoreano Joo-Ho Park.
5.- Esperaba que Ribéry causase multitud de problemas a Steinhofer y Robben a Joo-Ho Park, pero finalmente fue Mario Gómez quien se convirtió en un quebradero de cabeza para la pareja de centrales formada por David Abraham y Aleksandar Dragovic. Sigue alejado el '9' alemán del estado de gracia, del elevadísimo acierto goleador que vivió a comienzos de temporada. Anoche tampoco vio portería, pero fue un incordio. Ganó balones por alto, buscó la espalda de los centrales y fue el mejor atacante del Bayern. Lo lógico es que en la vuelta también sea un incordio. Lo ilógico es que en la vuelta tampoco supere a Sommer.

6.- Arjen Robben está viviendo su peor campaña desde que milita en el Bayern. Necesita Heynckes recuperar al Robben de las grandes noches si quiere avanzar rondas en la Champions League. Se perdió muchos partidos por lesión en la primera vuelta y en 2012 todavía no se ha perdido ninguno, pero sus prestaciones se encuentran por debajo de lo mínimo exigible. Ribéry estuvo mejor en St. Jakob-Park. Tiene veinte días Arjen para reencontrarse consigo mismo y tiene veinte días Jupp para recuperar al mejor Robben.

7.- No atraviesa tampoco Thomas Müller por su mejor momento. Su primera vuelta no fue buena y en su arranque de 2012 no se estaba atisbando mejoría alguna. Uno empieza a preguntarse si se trata de algo coyuntural o si, por el contrario, la relación Müller-Heynckes está condenada al fracaso. No ha tenido Müller a ningún entrenador más importante para él que Louis Van Gaal. El holandés le dio galones al comienzo de la temporada 2009/10 y con él Thomas alcanzó su mayor nivel, mientras que con Heynckes está jugando el peor fútbol de su carrera. ¿Relación causa-efecto?

8.- No solo añora el Bayern al mejor Robben y al mejor Müller, sino también a Bastian Schweinsteiger, que ha sufrido su segunda lesión en esta campaña. La primera coincidió con la peor racha del Bayern esta temporada. La segunda ha coincidido con un pinchazo en campo del colista de la Bundesliga y con la derrota en Suiza. Más allá de los resultados, las peores actuaciones de la escuadra germana se producen inexorablemente cuando Schweinsteiger no está sobre el campo. Se trata de uno de los mejores centrocampistas del continente y, sin embargo, pienso que está infravalorado. Heynckes paga la ausencia de Bastian y también la ausencia de un sustituto de garantías. Ha probado en esa posición a Luiz Gustavo, Alaba, Tymoschuk, Kroos e incluso en una ocasión a Pranjic. Pero no hay respuesta positiva cuando Schweini no juega.
9.- No es ningún secreto que la principal arma del Bayern Munich es su arsenal ofensivo: la capacidad goleadora de Mario Gómez, la inspiración de Franck Ribéry, el desequilibrio de Arjen Robben, el talento de Thomas Müller o las virtudes de Bastian Schweinsteiger. A un nivel sensiblemente inferior se encuentra su defensa. Poco exigida en la Bundesliga (14 goles encajados en 22 jornadas), nada que ver con los exámenes que tendrá que superar en esta Champions si quiere llegar a la final -se disputará en su estadio-. Pagaron 13 millones de euros por Jérôme Boateng, que, en mi opinión, se desenvuelve mejor como lateral derecho que como central. Pasan los meses, pasan las temporadas, pasan los mercados de fichajes y el Bayern sigue necesitando defensores de primer nivel. Si Neuer encaja un gol en la vuelta y el equipo cae eliminado de nuevo en octavos de final, quizás entonces Rummenigge y cía reconsideren que la mayor necesidad era reforzar la zaga y no contratar a Xherdan Shaqiri.

10.- Sucumbieron en St. Jakob-Park pero los alemanes mantienen su condición de favoritos. Si en Suiza chutaron en 21 ocasiones, la lógica dice que el volumen de disparos volverá a ser muy elevado en el Allianz Arena. El problema para ellos es que el Basilea ya ha demostrado que también tiene capacidad ofensiva y un tanto suizo en la vuelta obligará al Bayern a marcar tres veces. La ansiedad, la precipitación y los riesgos asumidos serán algunos de los factores que ayuden a entender el apasionante Bayern Munich v Basilea del próximo 13 de marzo.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Sobre la igualdad y el favoritismo

La crisis de identidad que sufre el Inter de Milán marca la eliminatoria de octavos de final de Champions League que enfrentará a los nerazzurri y al Olympique de Marsella. En lo meramente futbolístico cuesta imaginarse un escenario en el cual este enfrentamiento nos depare 180 minutos de fútbol atractivo y vistoso. Quien busque eso no satisfará sus necesidades con el OM v Inter.

No son pocos los que se preguntan cómo es posible que un equipo gane siete partidos de liga consecutivos y, posteriormente, tenga una racha de malos resultados y pésimo juego como la actual del Inter. Quizás porque varios de los triunfos que se produjeron entre el 10 de diciembre y el 22 de enero fueron engañosos. Engañosos porque se cuentan con los dedos de una mano los encuentros en los que el Inter 2011/12 ha jugado bien al fútbol. Y engañosos porque en el equipo de Ranieri nunca han abundado las ideas y sí, durante algunos tramos de la temporada, el dominio de ambas áreas -como sucedió en aquella racha de siete victorias-. A eso se aferrarán los italianos en su eliminatoria de octavos de final: la capacidad de Julio César, Maicon, Lucio, Walter Samuel y Nagatomo para dejar la portería a cero, sumada al desequilibrio de la dupla Milito-Sneijder. Además del peso de la camiseta y del factor San Siro, of course.

No cuenta el O.Marsella con individualidades de la talla de Sneijder, Maicon, Milito o Pazzini, pero su dinámica es totalmente opuesta a la interista. Acumula quince encuentros -entre todas las competiciones- sin perder, de los cuales ha vencido doce. Las diferencias entre los italianos y los franceses no se acaban ahí. Si el Inter juega con la presión propia de un grande de Europa obligado a estar en cuartos de final y con su entrenador más cuestionado que nunca, el O.Marsella ya ha cumplido con sus objetivos continentales: llegar a octavos de final. “No estamos en la misma categoría. El Inter es uno de los grandes clubes de Europa y su objetivo es levantar el título. En cambio, nuestra meta era alcanzar los octavos de final. Si luego llegamos más lejos, habremos superado nuestras expectativas”, ha señalado Didier Deschamps, quien ya sabe lo que es vencer a Claudio Ranieri. Lo hizo en las semifinales de la Champions League 2003/04 en una eliminatoria Mónaco v Chelsea. El momento de forma de unos y otros me hace pensar que no sería ninguna sorpresa que el equipo del Vélodrome superase al Inter.

Si la eliminatoria entre Marsella e Inter es una de las más igualadas, la que enfrenta al Basilea y al Bayern Munich se intuye como una de las más desequilibradas. La revelación de la Champions, el equipo que eliminó al Manchester United, recibirá esta noche al que para muchos es el tercer máximo candidato a conquistar el torneo. Pero los bávaros no atraviesan su mejor momento. Han ganado solo dos de sus últimos ocho encuentros a domicilio en la Bundesliga y cuentan con la sensible baja de Bastian Schweinsteiger. Las cosas han cambiado en Munich a lo largo de esta campaña y su favoritismo, si bien sigue presente, ya no es tan exagerado como cuando se produjo el sorteo de estos octavos de final. En el Basilea, la calidad en el centro del campo la pondrá el jovencísimo Granit Xhaka y el morbo lo dará la presencia de Xherdan Shaqiri, estrella del equipo suizo, y que ya ha firmado por el Bayern para la próxima temporada. Por su parte, Jupp Heynckes probablemente tenga que combatir los problemas con los que se está encontrando su escuadra cada vez que el rival le concede pocos espacios. Y ha de demostrar que su línea defensiva es lo suficientemente buena como para avanzar rondas en la Champions League.

viernes, 17 de febrero de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. Favorito vs revelación. No es habitual que el mejor encuentro del fin de semana en el fútbol internacional lo encontremos en la Ligue 1. Pero la visita del Montpellier al Parque de los Príncipes se ha convertido en el partido más esperado del año en Francia. Ahora que Lille, Lyon y Rennes están ya a once puntos del liderato, es difícil imaginar un escenario en el que el campeonato galo lo conquiste un club diferente de PSG o Montpellier. Un Montpellier al que únicamente el Borussia Mönchengladbach puede discutirle el título de equipo revelación del fútbol europeo. Los alicientes del partido que pondrá el broche a la 24ª jornada de la Ligue 1 son múltiples: el multimillonario PSG ante el modesto equipo de René Girard, el duelo entre los dos mejores delanteros -después de Benzema- del fútbol francés (Kevin Gameiro y Oliver Giroud) o el interés por asistir al primer examen importante de Carlo Ancelotti como técnico parisino.
2. Riesgo de crisis. Pocos equipos hay actualmente en Europa que presenten la irregularidad de la que el Inter de Milán está haciendo gala en las últimas fechas. Después de vencer siete encuentros consecutivos, los de Claudio Ranieri han sumado un punto en las últimas cuatro jornadas. La casualidad ha querido que esta racha de malos resultados se produzca justo en el momento en que ha reaparecido de su lesión Wesley Sneijder. Sin él, el Inter venció siete veces consecutivas. Con él, el Inter ha empatado ante el Palermo y ha perdido frente al Lecce y al Novara; a lo que hay que sumar el 4-0 en Roma. El pasado domingo, en la derrota ante el colista (Novara), Ranieri estrenó esquema: 4-3-2-1, con Ricky Álvarez y Sneijder en la mediapunta. El experimiento no fue un fracaso, pero tampoco un éxito. Esta noche, el Inter recibe al Bolonia y la ausencia de Ricky -lesionado- invita a pensar que Ranieri retomará el 4-4-1-1 que tan buen resultado le dio. Un nuevo tropiezo alejaría a los nerazzurri de los puestos Champions y haría llegar a Ranieri al encuentro del miércoles en Marsella en su peor momento desde que es entrenador interista.

3. FA Cup. La de este fin de semana no es la quinta ronda de FA Cup más atractiva que se recuerda. Los equipos de Manchester ya están eliminados y el resto de grandes de Inglaterra tendrán este fin de semana encuentros, en mayor o menor medida, asequibles: el Chelsea recibe al Birmingham, de segunda división; el Tottenham viaja al campo del Stevenage, de tercera; el Liverpool recibe al Brighton, de segunda; y el Arsenal visita al Sunderland. Los encuentros de los gunners y los reds quizás sean los mejores de esta ronda. En el Stadium of Light, el Arsenal jugará con la presión propia de un equipo que sabe que la FA Cup es el único título que puede conquistar. En Anfield, el Brighton de Gustavo Poyet intentará demostrar que el buen juego del inicio de temporada no fue ningún espejismo.

4. Tretschok y las dinámicas opuestas. El Borussia Dortmund ha sumado 39 de los últimos 45 puntos posibles. Además, 38 goles a favor y 8 en contra. No obstante, tendrá que mantener su buena racha sin Mario Götze, que sigue lesionado, y sin Shinji Kagawa, cuyo puesto en la mediapunta podría ser ocupado por el prometedor Moritz Leitner. Se enfrentarán los de Jürgen Klopp a un Hertha Berlin que no vence desde octubre y que ha sumado 4 pts de los últimos 30 posibles. Todo ello después de que Michael Skibbe haya perdido los cuatro encuentros en los que ha entrenado al club capitalino. El fantasma del descenso acecha al Hertha, que mañana estrenará entrenador -el tercero de la temporada-: René Tretschok, cuya única experiencia es la de haber dirigido al Hertha sub'19 y al que en Dortmund le deben mucho, ya que un gol suyo ayudó a conquistar la Champions League del año 97. Ahora Tretschok debuta como entrenador de primera división, al frente de una escuadra en horas bajas y que se mide al equipo más en forma de la Bundesliga. El equipo al que Tretschok "dio" una Copa de Europa.

5. El tapado de Holanda. Se habla en la Eredivisie de la crisis ajacied, del renacer feyenoorder, del meritorio AZ Alkmaar o del favoritismo del PSV, pero no tanto del buen momento del Heerenveen, tercer clasificado de la liga. El acierto de Bas Dost (19 goles, máximo goleador de la Eredivisie), las aptitudes ofensivas del central Jeffrey Gouweleeuw o la calidad de los extremos Narsingh y Assaidi son algunos de los motivos que explican la tercera posición del Heerenveen en la liga holandesa. Esta tarde los pupilos de Ron Jans reciben al NAC Breda y, por lo tanto, no deberían tener problemas para situarse a dos puntos de los líderes (PSV y AZ), que el domingo viajarán a dos campos complicados, como son el del Groningen y el del Utrecht. Buena jornada para que el sorprendente Heerenveen se acerque al liderato, justo siete días antes de viajar a Alkmaar.

viernes, 10 de febrero de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. Final de la Copa África. No ha sido la de 2012 la CAN más atractiva que se recuerda y seguramente no pase a la historia por muchos motivos. Al menos la final representa dos historias interesantes del continente. Por una parte, la brillante generación marfileña formada por Didier Drogba, los hermanos Touré, Salomon Kalou o Didier Zokora está ante la gran oportunidad de conquistar, por fin, un título. Lo han intentado durante el último lustro y durante año se les ha resistido. En 2006 alcanzaron la final, pero una fatídica tanda de penaltis hizo que el torneo viajase a Egipto. En 2008 la eliminación se precipitó (semifinales) y en 2010 una prórroga hizo que Costa de Marfil cayese en cuartos de final. Todo ello acompañado por las dos decepciones que han sufrido 'Los elefantes' cuando han acudido a un Mundial. En esta final de la Copa África les toca a ellos cargar con el papel de favoritos. Zambia es quien no tiene absolutamente nada que perder el domingo, puesto que ya ha llegado mucho más lejos de lo que cualquiera se podía imaginar. Los zambianos, por primera vez en todo el torneo, pisarán suelo gabonés, allí donde los integrantes de la selección zambiana del 93 fallecieron en un accidente de aviación.

2. Revancha en Old Trafford. Hace dos semanas, el Liverpool y el Manchester United se enfrentaron en Anfield. Era un encuentro de FA Cup y los locales eliminaron a los red devils. Ahora llega el momento de la revancha, en partido de Premier y con una modificación muy trascendente: este sábado, a diferencia de lo ocurrido hace quince días, el Liverpool sí podrá contar con su mejor futbolista, Luis Suárez, que el lunes reapareció tras su prolongada sanción. Pero quizás la clave la volvamos a encontar, al igual que en FA Cup, en el centro del campo, en el posible duelo entre Carrick-Giggs/Scholes y Adam-Gerrard-Spearing/Henderson.

3. Examen rossonero. La Lazio se ha situado a dos puntos del Milan y el Udinese puede alcanzar a los lombardos este sábado. Para los de Allegri quizás sea el partido más complicado de la presente temporada. Viaje a un campo difícil (Udinese ha sumado 31 de 33 puntos posibles en el Friuli) sin cuatro de sus pilares: Van Bommel -sancionado-, Ibrahimovic -sancionado-, Pato -lesionado- y Boateng -lesionado-. Ha dicho esta mañana Massimiliano Allegri que Kevin-Prince Boateng y Alex Pato estarán disponibles para el encuentro del miércoles frente al Arsenal. Antes tendrán que puntuar en Udine. Será, por lo tanto, una jornada decisiva en el desenlace de la Serie A, ya que la Juventus podría aumentar su ventaja a cuatro puntos y sabiendo que todavía tendrá un partido por jugar (el aplazado vs Parma).

4. Benditos outsiders. Los dos outsiders de la Bundesliga se enfrentan este sábado en el Borussia Park, a las 18:30h. Antes habrán jugado el líder (Dortmund, 43 puntos) y el segundo clasificado (Bayern, 41 pts). El duelo entre Gladbach (40 pts) y Schalke 04 (41 pts) es el de dos equipos de los que pocos podían prever que estarían en la segunda vuelta del campeonato peleando por el título. Dos conjuntos cuyos resultado y juego invitan a pensar que no tendrán problemas para mantenerse en el top4 y, por tanto, estar en la próxima edición de la Champions League. No obstante, ambos han superado con creces sus expectativas, puesto que ambos acumulan más puntos (y estamos en la jornada 20) de los que sumaron la temporada pasada: el Gladbach tiene ya 40, frente a los 36 con los que finalizó el pasado curso; el Schalke suma 41, frente a los 40 del anterior año. La localía convierte al Borussia Mönchengladbach en favorito ante un Schalke que, de momento, no nota la baja de Lewis Holtby -7 de 9 pts posibles durante su ausencia-.

A la misma hora, pero en Inglaterra, se enfrentan los dos clubes a los que podríamos considerar como outsiders de la Premier League. El Newcastle está a solo un punto de la Champions League, lo cual le convierte en una de las grandes revelaciones de la temporada en Europa. Reforzado, además, en el mercado invernal con la contratación de Papiss Demba Cissé, aunque viajar a White Hart Lane sin Yohan Cabaye -sancionado- complica la empresa del Newcastle. Sin embargo, el Tottenham empieza a generar dudas, ya que solo ha ganado uno de sus últimos cuatro partidos y su calendario puede alejarlo definitivamente de la carrera por el título liguero: primero, Newcastle; luego, Arsenal y, por último, Man Utd.

5. Inicio del Clausura argentino. Esta noche dará comienzo el Clausura argentino 2012, un torneo en el que Boca Juniors intentará revalidar el título Apertura conquistado hace un par de meses. Su principal refuerzo es el de Santiago Silva, tras su decepcionante paso por Florencia, aunque éste solo podrá jugar en la Libertadores y no en el Clausura. Además, los xeneizes se encontrarán con la dificultad añadida de que tendrán que compaginar el torneo local con el principal objetivo del equipo de Juan Román Riquelme: la copa Libertadores. El regreso de Enzo Pérez -a préstamo- tras medio año en Portugal, convierte a Estudiantes, que, además, no disputa la Libertadores, en uno de los grandes favoritos. Rácing -que mantiene a Teófilo Gutiérrez y Giovanni Moreno- será, junto a Lanús o Vélez, otro de los candidatos a ganar el Apertura. Esta noche, estreno del campeonato: Boca v Olimpo y Lanús v San Lorenzo.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Cuando los pronósticos no se cumplen

Octavofinalista en el Mundial de Alemania 2006, semifinalista en el Mundial sub'17 de 2007, semifinalista en la Copa África 2008, campeona del mundo sub'20 en 2009, finalista en la Copa África 2010, cuartofinalista en el Mundial de Sudáfrica 2010 y ahora semifinalista de la CAN 2012. Las caras de la expedición ghanesa cuando ésta regrese a casa volverán a reflejar la decepción de fallar una vez más en el intento de conquistar el torneo. Sucedió en 2008, en 2010 y también en 2012.

Lo peor en esta edición no ha sido el resultado, sino la imagen exhibida por la selección ghanesa. En cierto modo, es lícita la sensación de que la eliminación es un justo castigo al fútbol rácano de las 'Black Stars'. Un fútbol que en ningún momento se asemejó a lo que, de la mano de Milovan Rajevac, habían mostrado en el Mundial de Sudáfrica. Sin embargo, sí se puede establecer un paralelismo entre lo ocurrido esta tarde y lo sucedido en el Soccer City en julio de 2010. Tanto en Johannesburgo como en Bata, Asamoah Gyan se despojó durante unos segundos de su rol de héroe. Un penalti errado por él truncó las esperanzas de alcanzar las semifinales del Mundial. Y un penalti suyo, en los primeros minutos de la semifinal entre Zambia y Ghana, acabó resultando decisivo en el desenlace del encuentro. Gyan volvió a fallar desde los once metros y, aunque su selección acumuló cuantiosas ocasiones de goles a lo largo del partido, no habrá jugada más recordada de esta primera semifinal que su lanzamiento de penalti.


Pero las causas de la derrota ghanesa no las encontraremos únicamente en la acción de su delantero estrella. Su actuación en semifinales fue de nuevo una demostración de su falta de acierto goleador y de ciertas carencias en la elaboración del juego. La incapacidad para batir a Kennedy Mweene no es algo coyuntural. Basta con echar la vista atrás: Ghana ha anotado 6 goles en 5 partidos. Únicamente un gol -a balón parado- frente a la débil Botsuana; el único tanto ante Guinea llegó en un disparo de Badu desde fuera del área; frente a Mali, un gol de falta y otro de Ayew -¡el único en jugada elaborada en todo el torneo!-; frente a Túnez también un tanto a balón parado y otro aprovechando un error dantesco del guardameta Mathlouthi. Nada es casual.

A sus problemas en el remate hay que unir la previsibilidad de su juego, una vez alcanzaban los tres cuartos de campo. En la CAN, salvo en algunos destellos de calidad, vimos al André Ayew más individualista y desacertado. No obstante, sus discretas actuaciones no son suficiente para entender los cambios realizados por Goran Stevanovic en el último cuarto de hora del Ghana v Zambia. Con 0-0, sustituido Asamoah Gyan por Prince Tagoe. En favor del serbio hay que decir que el estado físico de Gyan no parecía el mejor y quizás eso explique el cambio. Pero pocas explicaciones se pueden encontar al cambio del mayor de los Ayew, sustituido en el minuto 86, cuando su equipo perdía y estaba en inferioridad numérica. Milovan Rajevac y Goran Stevanovic comparten nacionalidad y ambos han dirigido a la selección ghanesa, pero las diferencias entre el buen trabajo de uno y el pésimo desempeño del segundo saltan a la vista.

El gran triunfador de esta Copa África, en lo que a banquillos se refiere, no es otro que Hervé Renard. Francés, de 43 años y que ya fue el responsable de llevar a Zambia hasta los cuartos de final en la anterior CAN. Dirige a una selección en la que solo dos de sus integrantes militan en clubes europeos: Chisamba Lungu (Ural Oblast, de segunda división rusa) y Emmanuel Mayuka (Young Boys suizo). El próximo domingo pisarán Gabón por primera vez en el torneo, ya que hasta ahora sus cinco encuentros los ha disputado en Guinea Ecuatorial. Pronto se cumplirán 19 años del accidente aéreo que le costó la vida a los integrantes de la selección zambiana. Aquello ocurrió en Gabón, donde este domingo Zambia intentará ganar su primera Copa África. Después de vencer a dos de la máximas favoritas -Ghana y Senegal-, Mayuka, Kalaba, Katongo y cía no temen al vencedor de la segunda semifinal. Cuando Zambia juega, los pronósticos no se cumplen.

lunes, 6 de febrero de 2012

Tres partidos y un Scudetto

No había partido más trascendente en la 22ª jornada de la Serie A italiana que el Milan v Nápoles. Y lo fue. Lo fue mucho más de lo que podíamos imaginar. Porque el Milan, en su carrera por alcanzar a la Juventus, se dejó dos puntos, pero este hecho fue compensado por el inesperado empate de la 'Vecchia Signora' en casa ante el Siena. Así pues, todo se mantiene igual que antes de comenzar la jornada: el Milan a un punto del liderato y habiendo disputado un encuentro más. Sin embargo, lo que hace de este un pésimo fin de semana para los lombardos es la expulsión y consecuente sanción de 3 partidos a Zlatan Ibrahimovic.
Lo cierto es que la dinámica del Milan no es la ideal. En los últimos veinte días, un empate ante el Nápoles y derrotas frente al Inter y la Lazio. Pero sobre todo un juego que genera más dudas que elogios. "No hemos sido capaces de crear juego en la primera parte", explicó Massimiliano Allegri después del encuentro de ayer. En realidad, su equipo vive de la pegada de sus atacantes y rara vez exhibe la capacidad para crear juego. Con la sanción a Ibrahimovic, Allegri pierde a su mejor futbolista durante tres jornadas. ¡Y qué jornadas! Visita a Udine, visita a Cesena y enfrentamiento con la Juventus. Ese es el calendario que tendrán que afrontar los rossoneri, además de disputar las semifinales (vs Juve) de la copa y los octavos de final (vs Arsenal) de la Champions League. 

El Udinese, tercer clasificado, pondrá a prueba a un equipo cuyo reto será enorme: ganar en el Friuli (donde Udinese ha sumado 31 de 33 puntos posibles, frente a sus 10 de 33 puntos como visitante) sin Ibrahimovic y sin los lesionados Pato y Boateng. Por ese motivo, por la ventaja que tiene la Juve (un punto más y un partido menos) y porque se jugará un Milan v Juventus a finales de febrero, la sanción de Ibrahimovic o, mejor dicho, la acción del sueco puede cobrar una trascendencia mayúscula en la resolución de la liga italiana. Lo más flagrante es su reincidencia. Ya el año pasado, a estas alturas de campeonato, Ibra fue sancionado en dos ocasiones distintas con tres partidos. Entonces el Milan se repuso y ganó el Scudetto. ¿Se repetirá la historia?

viernes, 3 de febrero de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. La atención está en San Siro. Cuatro de los partidos de la jornada intersemanal de la Serie A fueron suspendidos por motivos metereológicos. Además, los dos principales encuentros de este fin de semana -Roma v Inter y Milan v Nápoles-, que debían jugarse a las 20:45h, han sido trasladados a la franja del domingo a las 15h. Está por ver si finalmente se pueden disputar esos encuentros. Se jueguen o no, el inicio de la segunda vuelta del campeonato italiano está marcado por el dominio de una Juventus que dio un gol de autoridad el pasado sábado al vencer al Udinese. Sus próximos rivales (Siena, Bolonia, Parma y Catania) parecen víctimas propicias para que la Vecchia Signora mantenga su imbatibilidad. La pregunta es si el Milan será capaz de mantener el ritmo. Después de perder el miércoles en el campo de la Roma, los de Allegri reciben al Nápoles para posteriormente viajar a Udine. Todo ello con las ausencias de los lesionados Kevin-Prince Boateng y Alex Pato. Cavani, Lavezzi y Hamsik, en una temporada en la que sus actuaciones en liga están resultando decepcionantes, tendrán ganas de aprovechas la coyuntura de los rossoneri. La importancia de este partido -por aquello de que el Milan es el gran rival de la Juve en la lucha por el Scudetto- restará cierto protagonismo y atención al duelo entre Roma e Inter.
2. Nuevo colíder en Inglaterra. He de reconocer que no esperaba mucho de la jornada intersemanal de la Premier League, la número 23. Y, desde luego, no esperaba que el Manchester City se dejase tres puntos en Goodison Park. Hace semanas que el City dejó de ser aquel líder intratable del primer tercio de temporada (sumó 34 de los primeros 36 puntos posibles). Ahora es el Man Utd el que vive una racha (11 victorias en 14 jornadas) que lo ha alzado a lo más alto, a compartir liderato con sus vecinos de Manchester. El asalto del United al liderato de la Premier comienza este domingo, con su visita a Stamford Bridge en un duelo de marcado acento español. Muchos estarán atentos al posible duelo entre Fernando Torres y David de Gea. El primero ha de aprovechar uno de los últimos partidos antes de la vuelta de Didier Drogba de la Copa África. El segundo ha de aprovechar la reciente lesión de tobillo -4 semanas de baja- de Anders Lindegaard. Torres acumula 16 partidos sin marcar y no anota en Premier League desde el mes de septiembre. En el caso de De Gea, ni siquiera existe la certeza de que vaya a ser titular en el campo del Chelsea. Los dos españoles se juegan más que nadie en el Chelsea v Man Utd.

3. La presión del Tottenham. Uno se pregunta si el mejor partido del fin de semana o el más atractivo es el Chelsea v Man Utd o el que enfrenta (el lunes) al Liverpool y al Tottenham. Parece razonable la duda. Los de Kenny Dalglish se juegan lo mismo que el Chelsea: meterse entre los cuatro primeros. Sin embargo, ¿qué se juegan los spurs? Su ventaja (12 pts sobre el Arsenal, 11 sobre Liverpool, 10 sobre Newcastle y 7 Chelsea) se antoja suficiente para pensar que difícilmente verán peligrar su plaza Champions durante la quince jornadas restantes. Así pues, ha de mirar hacia arriba el Tottenham. Está a solo cinco puntos de los equipos de Manchester y es imprescindible para los spurs ganar en Liverpool. El lunes por la noche a la dificultad de jugar en Anfield ante un equipo en un buen momento de forma habrá que añadir otros tres detalles. En primer lugar, la reaparición de Luis Suárez tras sus ocho partidos de sanción. Luego, las ganas de revancha de un Liverpool que perdió por 4 a 0 en la ida. Y en tercer lugar, la presión de conocer los resultados del City -que habrá jugado el sábado- y del Utd -domingo-. Además, la presión de tener el siguiente calendario: at Liverpool, vs Newcastle, at Arsenal, vs Manchester United. Semanas que definirán la temporada de Harry Redknapp y los suyos.

4. El equipo más en forma de Francia. La sensación de seguridad y confianza que transmite Carlo Ancelotti es mayor a la que podía emanar Antoine Kombouaré, de ahí que el PSG sea todavía más favorito para ganar el título de liga ahora que está entrenado por el técnico italiano. Reforzado el favoritismo del PSG, toca debatir sobre cuál puede ser la mayor amenaza del equipo capitalino. ¿El Montpellier que está a 3 puntos?, ¿el Lille que está a 7?, ¿el Lyon que está a 8?, ¿quizás el O.Marsella que está a 9 puntos? Desde luego, la dinámica más positiva la posee el O.M., que ha ganado 9 de sus últimos 11 partidos de liga. Recibe el domingo al Olympique de Lyon y el favoritismo de los marselleses se sustenta no solo en su buen momento de forma, sino en la irregularidad de un O.L. que ha perdido 6 de sus últimos 8 encuentros como visitante. Echará de menos el equipo de Didier Deschamps a los hermanos Ayew, principalmente a André, pero si logra sobreponerse a esas ausencias y suman los tres puntos estarán dando un paso de gigante para convertirse en la principal amenaza del PSG en esta segunda vuelta de la Ligue 1.

5. Copa África. Llegó el momento de los partidos a vida o muerte. El que pierda hará las maletas. Cuatro favoritas, bajo mi punto de vista, para volver a casa este fin de semana: Sudán, Guinea Ecuatorial, Mali y Túnez. ¿Serán capaces de derrotar a las favoritas? El análisis, aquí.

Las ocho mejores de la Copa África

Es ésta la Copa África de las sorpresas y de lo inesperado. Lo fue que Egipto, Camerún, Nigeria, Argelia y Sudáfrica quedasen eliminadas en la fase de clasificación y lo ha sido la precipitada eliminación de Senegal y Marruecos, dos de las cuatro grandes favoritas. Las dos máximas candidatas que continúan en la CAN -Ghana y Costa de Marfil- reniegan del fútbol alegre e improvisado que algún día caracterizó al continente. Quizás esa propuesta 'europeizada' las lleve a la victoria final, quizás no, o quizás decidan cambiar su estilo de juego a partir de cuartos de final. De momento, nadie se acerca en esta CAN 2012 al brillante fútbol que practicó la selección egipcia durante varias de las últimas ediciones del torneo. A falta de eso, Gabón y Guinea Ecuatorial, las anfitrionas, han tomado el papel de protagonistas y aspiran a superar los cuartos de final, que disfrutaremos el sábado y el domingo.

Zambia v Sudán: No veremos este fin de semana ninguna eliminatoria con menos cartel que la que dará el pistoletazo de salida a los cuartos de final. Porque Zambia está lejos de ser una potencia del continente y porque Sudán es el más inesperado de los participantes en la segunda ronda de la CAN. Mucho se ha escrito sobre el éxito de las anfitrionas -Gabón y Guinea Ecuatorial- y es cierto que éstas han derrotado a dos de las favoritas -Marruecos y Senegal-. Pero no es menos cierto que Sudán partía, a priori, como la cuarta mejor selección del grupo B, es decir, como la peor. Inferior a Burkina Faso, Angola y, por supuesto, Costa de Marfil. El pésimo papel de angoleños y burkineses ha permitido el acceso a cuartos a esta selección sudanesa repleta de jugadores de la liga local. Ahora jugarán sin ningún tipo de ataduras, ni presión, características propias de quien sabe que no tiene nada que perder: el lunes ganaron su primer partido en Copa África desde el año 1970 y se convirtieron en el primer país de África Oriental que supera la fase de grupos desde 1978.

De Zambia nada nos ha gustado tanto como sus primeros tres cuartos de hora. No llegó a ser un fútbol que encandilase al espectador, pero el tridente ofensivo formado por Rainford Kalaba, Christopher Katongo y Emmanuel Mayuka causó una notable impresión. Luego nos surgieron las dudas a los espectadores al ver el sufrimiento de los zambianos para empatar frente a la débil selección libia. Fue una buena muestra de la fragilidad defensiva de Zambia. Lo positivo para ellos es que esas supuestas carencias defensivas no deberían verse demasiado expuestas ante Sudán y la mayor calidad de la selección zambiana debe bastar para alcanzar las semifinales. Todo un hito.
Costa de Marfil v Guinea Ecuatorial: La eterna candidata frente a la Nzalang Nacional que ha hecho soñar a un país que nunca había estado presente en una Copa África de las Naciones. Los primeros juegan en entidades como Chelsea, Arsenal, Manchester City, Newcastle, CSKA Moscú, Hannover, Stuttgart, PSG o Galatasaray. Los otros disfrutan y viven el fútbol en clubes como Beira Mar, Las Palmas, Cartagena, Logroñés, Sabadell, San Roque de Lepe o Langreo. Unos ocupan el puesto nº18 en el ranking FIFA. Los otros, el nº 151. Y sin embargo, y por extraño o ilógico que parezca, lo visto hasta ahora en el torneo invita a pensar que no debemos calificar como utópico el triunfo de Guinea Ecuatorial este sábado.

Pero lejos de limitarnos a hablar del presente ("lo visto hasta ahora en el torneo"), quizás debamos tomar como materia de análisis las experiencias del pasado. Las reiteradas derrotas de Costa de Marfil bajo la vitola de favoritos. Fue doloroso para ellos perder una final en 2006 frente a Egipto, al igual que caer (4 a 1) en semifinales en 2008 o perder en cuartos de final en la pasada edición. Especialmente traumática resultó la eliminación hace dos años, en un partido en el que Keita anotó el 2-1 en el minuto 89 y sin embargo acabarían sucumbiendo ante Argelia. El miedo a perder y los recuerdos del pasado pueden ejercer de aliados de Guinea Ecuatorial. En el análisis puramente futbolístico, los ecuatoguineanos no resisten comparación con 'Los Elefantes'. Si hablamos de individualidades, claro está. Kolo Touré es mejor que Rui o Kily. Cheick Tioté y Yaya Touré son superiores a Juvenal y Konaté. Gervinho y Didier Drogba son mejores que Iván Bolado y Balboa. Y así sucesivamente. Son simplemente algunas de las muchas comparaciones que se pueden realizar entre unos y otros. No obstante, en la comparación de los colectivos, Guinea Ecuatorial, eficiente donde las haya, no sale tan desfavorecida. Su orden cuando no tiene la pelota puede convertirse en un quebradero de cabeza para una selección marfileña en la que, por el momento, las ideas y la creatividad brillan por su ausencia. La presión propia del que se sabe favorito y los recuerdos del pasado amenazan con cortocircuitar a la favorita Costa de Marfil.

Gabón v Mali: Es la quinta vez que Gabón disputa una Copa África y la segunda que supera la primera fase. Esta vez no solo la ha superado, sino que sueña con llegar lejos e incluso es probable que sea consciente del grado de favoritismo que se les atribuye en su encuentro de cuartos de final. Porque si hemos visto jugar al fútbol en esta CAN a Gabón y luego a Mali y, además, tenemos en cuenta la condición de anfitrión de los primeros, lo más probable es encontrar a bastante gente que, como yo, cree más en la selección gabonesa que en la malí. Seguramente no hay en estos cuartos de final ningún equipo que haya hecho menos méritos que Mali, cuya victoria de forma rácana y milagrosa en la primera jornada ante la alegre Guinea Conakry resultó decisiva en la resolución del grupo C. El delantero del Sochaux Modigo Maïga ha sido el único motivo de alegría para Mali.

Por el contrario, son múltiples los motivos de orgullo y alegría que tiene Gabón hasta el momento. Empezó el torneo venciendo a Níger y la lógica nos hacía analizar aquel triunfo con cautela, pues no era el rival idóneo para medir el potencial de una de las anfitrionas. Entonces llegó la hora de enfrentarse a Marruecos y la cosa cambió porque comprendimos que lo que veían nuestros ojos no era un espejismo. Era un realidad. Su estrella, Pierre-Emerick Aubameyang, ha sido para muchos el mejor futbolista de la fase de grupos y el jovencísimo mediocentro Biyogo Poko está siendo una de las revelaciones del torneo. La verticalidad de N'Guéma, el trabajo de Madinda o la compostura de Ecuele Manga en el centro de la zaga son otros de los ingredientes del éxito de Gabón. Un éxito que habrá que calificar como "efímero" si no logran cumplir los pronósticos. Y estos pasan por eliminar a Mali. Si eso ocurre y los marfileños también cumplen con lo estipulado en las quinielas, la semifinal Gabón v Costa de Marfil sería una digna aspirante a mejor partido del torneo. Algo que tratarán de evitar Seydou Keita y cía.

Ghana v Túnez: Octavofinalista en el Mundial de Alemania 2006, semifinalista en el Mundial sub'17 de 2007, semifinalista en la Copa África 2008, campeona del mundo sub'20 en 2009, finalista en la Copa África 2010 y cuartofinalista en el Mundial de Sudáfrica 2010. Todo ello lo ha logrado Ghana en el último lustro. ¿Pero qué hay de esa Ghana atrevida, dinámica y atractiva que nos cautivó en Sudáfrica? Los responsables de aquella gesta -tercera selección africana que alcanza los cuartos de final de un Mundial- coinciden prácticamente con la nómina de futbolistas que han viajado a esta Copa África. Su fútbol no coincide, su fútbol es diferente y nos gusta menos. Mucho menos. Anthony Annan ya no actúa como único mediocentro, sino que a su lado se sitúa Emmanuel Badu. El nuevo seleccionador (Goran Stevanovic) prioriza el orden y la rigidez táctica por encima de todo. O al menos así ha ocurrido durante una fase de grupos en la que Ghana ha vencido, pero en ningún caso de forma convincente. Su principal baza para ganar la CAN y lo que la convierte en favorita es que a esa organización defensiva se le suma el talento de André Ayew o las aportaciones ofensivas de Asamoah Gyan y Kwadwo Asamoah.
Enfrente Túnez, quizás el más desconcertante de los cuartofinalistas. Venció a Marruecos después de que los marroquíes practicasen la que probablemente fue la mejor media hora de fútbol que se ha visto en todo el torneo. Uno se pregunta si aquel triunfo tunecino tuvo como protagonista a la suerte o al oficio de los pupilos de Sami Trabelsi, capaces de derrotar a un equipo técnicamente superior. De la inspiración del habilidoso y talentoso Youssef Msakni depende buena parte de la producción ofensiva de Túnez. Y no parece Ghana una selección que se ajuste demasiado bien a las características de Msakni, que podría ser anulado en cuartos de final con cierta facilidad. Ésa sería la peor noticia posible para 'Las Águilas de Cartago'.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Seis detalles del mercado invernal

1. Nadie gasta más que Felix Magath. Ni siquiera los movimientos de última hora consiguieron arrebatar al Wolfsburgo la condición de equipo que más dinero ha gastado en este mercado invernal. Ricardo Rodríguez y Vieirinha son lo más destacado que ha adquirido el Wolfsburgo con esos 30 millones de euros. Ha gastado el triple que todos los clubes de primera división española juntos.

2. Sin fútbol. No juega al fútbol 'El Apache' desde el pasado 21 de septiembre. Su historia es por todos conocida. Finalmente ni Milan, ni Inter, ni PSG satisficieron las pretensiones del Manchester City. Como consecuencia, Carlos Tévez seguirá acumulando semanas sin jugar al fútbol. Él, que hace doce meses era uno de los ¿10? mejores futbolistas del mundo y el máximo goleador de la Premier.

3. Motta, Alex y Maxwell, pero ninguna estrella. Ha firmado Leonardo algo que necesitaba (un lateral izquierdo, Maxwell) y algo que no necesitaba (central, Alex), pues ya tenía a Sakho, Camara, Lugano, Bisevac y Armand. Pero su fichaje más caro ha sido el de Thiago Motta, cuya llegada a la capital parisina invita a pensar que Carlo Ancelotti apostará por su ya conocido 4-3-2-1. No obstante, lo más noticiable es que a pesar de los 20 millones de euros invertidos, no han realizado ninguna contratación de relumbrón, tras intentar firmar a Tévez y a Pato. No hubo éxito.

4. Centrocampistas de Allegri. Sulley Muntari al Milan. Uno podría pensar que lo que hace llamativo este fichaje es que se trate de un futbolista que cambia el Inter por el Milan. Pero todavía más llamativo es lo que implica en cuanto a la composición de la plantilla de Massimiliano Allegri. Una plantilla que cuenta con la siguiente nómina de centrocampistas: Van Bommel, Nocerino, Gattuso, Flamini, Seedorf, Aquilani, Boateng, Ambrosini, Emanuelson o Muntari. Se define por sí solo el estilo de mediocampista que busca Allegri. En el año y medio que lleva en el banquillo rossoneri le está funcionando la fórmula.

5. El nuevo Inter. En los vecinos nerazzurri la cosa también va de centrocampistas. Para compensar la marcha de Motta, han logrado las cesiones -con opción de compra- de Angelo Palombo y Fredy Guarín. ¿Sale ganando o perdiendo el equipo de Moratti? Teniendo en cuenta que Motta terminaba contrato en junio y que han sido capaces de embolsarse 10 millones por su traspaso, me parecen buenas operaciones. La duda estriba en qué esquema usará ahora Claudio Ranieri y con qué jugadores. ¿4-3-1-2 con Cambiasso, Palombo y Guarín por detrás de Sneijder? ¿Javier Zanetti al banquillo? Dudas razonables.

6. Pinto da Costa mueve ficha. Después de que el pasado domingo el Oporto cayese ante el Gil Vicente, después de una racha de 55 encuentros de liga sin perder, Pinto da Costa ha pensado que era el momento de reforzarse. En verano, tras la venta de Radamel Falcao, el joven brasileño Kléber se convirtió en el '9' del equipo hasta que Hulk tomó el testigo. Ante la falta de un '9' de garantías, los portistas han puesto sus ojos en el austriaco Marc Janko, que llevaba año y medio a buen nivel en el Twente, después de sus estratosféricos números en Salzburgo. Está por comprobar que su 1,96 m sea lo que necesita el Oporto ahora que ve como el Benfica se distancia ya en 5 puntos. Un viejo conocido -Lucho González- es el otro refuerzo del equipo.