viernes, 2 de noviembre de 2012

RVP y el heredero del '10'

Pasará mucho tiempo hasta que el Manchester United y el Arsenal vuelvan a vivir una borrachera de goles como la de esta semana. Quizás transcurran más días que los que estuvo (524) Jack Wilshere sin jugar un partido oficial con el primer equipo del Arsenal. Su regreso a los terrenos de juego es, junto a la venta de Robin van Persie, la principal noticia gunner de 2012. Uno ha heredado el dorsal número 10 que el otro vistió hasta la pasada primavera. RVP y el heredero del '10' se reencuentran en Old Trafford.

Los caminos del delantero holandés y del centrocampista inglés se separaron hace tiempo. Compartieron vestuario hasta el mes de agosto, pero jugaron juntos por última vez un lejano 22 de mayo de 2011. Desde esa fecha, Wilshere ha disputado 65 minutos -el sábado ante el QPR- y Van Persie ha anotado 52 goles -entre clubes y selección-. Va camino de revalidar su premio de máximo goleador de la Premier League y ha crecido como futbolista en 2011 y 2012. No es el mismo futbolista con el que compartió campo Jackie en la temporada 2010/11, como tampoco lo es él. Lesiones y diversas recaídas causaron que Wilshere pasase en blanco la totalidad del curso 2011/12 y que su reaparición despierte, a partes iguales, ilusión e incertidumbre.



Menos incertidumbre genera la alineación que este sábado presente Sir Alex Ferguson, contrario a lo habitual en el escocés. Las ausencias de Kagawa, Vidic y Jones reducen la plantilla de Ferguson hasta el punto de que no tendrá que tomar demasiadas decisiones. Rafael, Ferdinand, Evans y Evra deben mantenerse por sexta jornada consecutiva. Michael Carrick es el único red devil que ha disputado todos los minutos de la presente Premier League, pero nunca ha jugado dos jornadas seguidas con el mismo acompañante. Nunca. El ritmo que se espera ante el Arsenal y la naturaleza del centro del campo gunner invita a pensar que Sir Alex se decantará por Tom Cleverley, más capacitado físicamente para afrontar un choque de estas características que Paul Scholes. El volante izquierdo es, por tanto, la posición en la que más difícil resulta predecir los planes de Ferguson. Y tampoco lo es en exceso, ya que Ashley Young está por delante de Nani en las afinidades del entrenador, cada vez más distanciado con el extremo portugués. Brilló Nani en el curso 2010/11 como nunca antes lo había hecho en la Premier, pero desde entonces ha perdido protagonismo, consecuencia sobre todo de su relación personal con el técnico, no tanto por cuestiones futbolísticas. 

El triángulo que forman Antonio Valencia, Wayne Rooney y Robin van Persie explicó parte del éxito del Manchester United en Stamford Bridge y volverá a ser la principal amenaza este sábado en Old Trafford. No solo por su incuestionable calidad o su buen entendimiento, sino también porque se adaptan a la perfección a algunos de los defectos que posiblemente presente el Arsenal en el Teatro de los Sueños. Rooney, ahora alejado del puesto de '9', es especialista en castigar la espalda de los mediocentros rivales. Van Persie representa un desafío para los centrales gunners en el que el holandés tiene las de ganar. Y Valencia llegará con el convencimiento de que si destrozó a un lateral como Ashley Cole hace cinco días, su duelo con André Santos puede ser uno de los más desigualados del partido.

El lateral zurdo brasileño, de dudoso rendimiento desde que llegó al Emirates en agosto de 2011, hace tiempo que perdió su batalla con Kieran Gibbs. Sin embargo, el inglés está lesionado y eso abre dos opciones: que Santos sea lateral izquierdo en Manchester o que lo sea Thomas Vermaelen. El pobre rendimiento de André en los tres últimos encuentros, quizás provoque que Arsène Wenger se decante por prescindir de él y confiar en Vermaelen para el lateral. El belga, al fin y al cabo, defiende y ataca mejor que el brasileño.

Por delante, la incógnita de si el técnico galo juntará a Jack Wilshere, Mikel Arteta y Santi Cazorla. Una duda que tendría mucho sentido si Abou Diaby no estuviese lesionado -pasa más horas lesionado que durmiendo, en realidad-. Francis Coquelin baja mucho el nivel y, por ello, me sorprendería sobremanera que no jueguen juntos los dos españoles y Jackie. Lo juega prácticamente todo Lukas Podolski, algo que, tras la reciente lesión de Gervinho, no parece que vaya a sufrir una modificación. La baja del marfileño abre la puerta definitivamente a Olivier Giroud. De quien más se ha hablado, no obstante, en los últimos días es de Theo Walcott, reticente a retomar las conversaciones acerca de su renovación hasta que Wenger no vuelva a contar con él en las alineaciones, según David Ornstein. Hace dos meses y medio que no es titular en un partido de Premier League, pero sus tres goles y tres asistencias en Reading, así como los problemas expuestos por el Arsenal en sus partidos ante QPR, Schalke 04 o Norwich, recomiendan su titularidad en detrimento de Aaron Ramsey. Si en Old Trafford tampoco juega, Arsène Wenger tendrá que explicar, de una vez por todas, por qué no juega y aclarar lo que cada vez parece más evidente: la sempiterna suplencia de Walcott está relacionada con la oferta de renovación que rechazó y no con motivos futbolísticos.

No hay comentarios: