jueves, 23 de agosto de 2012

Desequilibrante y asistente

No lideraba el Chelsea la Premier League desde noviembre de 2010. Más de veinte meses han transcurrido desde entonces, demasiado para Roman Abramovich, cuyo club dominó el fútbol inglés durante varios momentos de la pasada década. Recuperar esa hegemonía es el objetivo. Muchas cosas han cambiado desde 2010. En aquel momento perdieron el liderato con una alineación en la que estaban Bosingwa, Alex, Malouda -continúa en Londres, pero sin ningún rol definido-, Anelka, Kalou o Drogba, futbolistas que pertenecen ya al pasado del club londinense.

Recuperó un puesto en lo más alto de la clasificación gracias al partido que la Premier League adelantó anoche, debido a la disputa de la Supercopa de Europa dentro de ocho días. Sufrió el Chelsea, ya que visitó Stamford Bridge el Reading, que respondió a la ya clásica imagen de equipo recién ascendido que comienza con mucha fuerza y causando una muy buena impresión en su andadura en la Premier League. Es difícil que el Reading tenga el impacto que alcanzó en la temporada 2006/07, pero ya ha enseñado algunas de las armas con las que intentará mantener la categoría. Las conoce el Chelsea y también Eden Hazard. El belga fue el protagonista de la actualidad blue en los días posteriores a la conquista de la Champions League -anunció su marcha a Londres nueve días después de la final de Munich-. Lo ha sido de la pretemporada del equipo y está siendo ahora el foco de atención indiscutible de los primeros encuentros del Chelsea 2012/13. La gente se fija en él.

Debutó el Chelsea en esta edición de la Premier League viajando a Wigan. Allí, en siete minutos, el mediapunta belga participó en dos goles. Primero asistió a Branislav Ivanovic y luego forzó un penalti. La historia fue muy similar anoche ante el Reading: pase de gol a Gary Cahill, asistencia a Ivanovic y un penalti forzado. Ha estado involucrado en cinco de los seis tantos que ha marcado su equipo. Solamente le falta estrenarse como goleador.
Célebre es la frase que asegura que "las estadísticas enseñan todo, menos lo más importante". Afirmación que en muchos casos se cumple. Si hablamos de Eden Hazard, estas no engañan ni un ápice. Estas tienen una estrecha relación con lo que estamos viendo sobre el terreno de juego. En sus últimos 20 partidos de liga -Ligue 1 más Premier League-, ha anotado 13 goles, ha dado 13 pases de gol y ha forzado 7 penaltis. Números superlativos para un jugador de tres cuartos de campo. Un jugador que, además, ha evolucionado notablemente en los últimos doce meses. La versión de Eden Hazard que se proclamó campeón de Francia con el Lille en mayo de 2011 no era la de un futbolista con mucho gol. Sin embargo, desde el pasado curso su mejoría en esa faceta le ha permitido dar un salto cualitativo que le acerca a los mejores jugadores del planeta. Tiene 21 años y puede entenderse como falta de cautela por mi parte, pero Hazard lo tiene todo para ser el MVP de la Premier League esta misma temporada.
video

2 comentarios:

Özil is talent ! dijo...

Opino lo mismo que tú, admirado Sergio. Este Hazard tine demasiado talento y aún le queda muchísimo por mostrar. Es un placer verle jugar con esa inteligencia y supremacía técnica. Igual que entrar a leer tu blog, es un placer para la vista. Un saludo

Özil is talent ! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.