miércoles, 25 de julio de 2012

La realidad económica del Milan

'The Swiss Rambler' se encargó de analizar recientemente en su magnífico blog la situación económica del Milan. Un par de meses más tarde, las finanzas de la entidad lombarda se convirtieron en el principal motivo por el que Zlatan Ibrahimovic y Thiago Silva viajaron con destino a Paris. La economía rossonera ayuda a entender todos y cada uno de los pasos que ha dado y dará Adriano Galliani en la planificación deportiva del club.
La imagen superior ilustra el rumbo que han tomado las arcas del Milan en el último lustro. 2011 supuso el quinto año consecutivo en el que registró pérdidas. Y es que ni siquiera la millonaria venta de Kaká impidió que el Milan perdiese dinero en 2009. En total, una suma de casi 250 millones de euros en el último lustro. ¿Consecuencias? En lo económico, la deuda prácticamente se ha duplicado durante este corto periodo de tiempo. En 2006, la deuda era de 151 millones de euros y ascendió progresivamente hasta alcanzar los 301 M € en 2009.

En lo deportivo, la necesidad y casi la obligación de prescindir de los mejores jugadores de la plantilla. Los titulares de la prensa deportiva europea los han acaparado Zlatan Ibrahimovic y Thiago Silva, pero también han sido "víctimas" de la crisis Alessandro Nesta, Clarence Seedorf, Gennaro Gattuso, Mark van Bommel, Gianluca Zambrotta o Filippo Inzaghi. Todos ellos tenían un denominador común: su elevado salario. Incluso la dirección deportiva consiguió reducir un tercio el salario de Mathieu Flamini, que percibía 4.5 millones de euros y que ahora únicamente ganará 1.5 M €. Como consecuencia, Alex Pato, Robinho y Philippe Mexès poseen ahora las fichas más altas (4 M €). De manera incomprensible, un equipo que en 2006 destinaba 137.8 M € a las fichas de sus empleados, en 2011 gastó 206.5 M € en esta misma partida de salarios. Un aumento solo asumible si los ingresos crecen de manera proporcional, cosa que no ha ocurrido. De hecho, el Milan genera menos dinero que en 2006. El volumen de negocio (turnover, en verde) no ha seguido la misma trayectoria que los sueldos (wages, en rojo).
El cálculo a vuelapluma de lo que se ahorrará en salarios el Milan gracias a las operaciones realizadas este verano ronda los 40-45 millones de euros anuales. Los rossoneri se deshacen de las elevadas fichas de jugadores veteranos, a los que ya le quedaban pocos años de fútbol, mientras que también ahorran vendiendo a Thiago Silva e Ibrahimovic, por quienes además ha recibido 65 M € por parte del PSG. En términos económicos, el verano milanista roza el éxito -cabe recordar que por necesidad y no por voluntad propia-. En materia deportiva, el éxito no es tal. Adriano Galliani ha fichado a coste cero a Riccardo Montolivo, Bakaye Traoré y Sulley Muntari, mientras que ha logrado la cesión de Kévin Constant y ha pagado cuatro millones por el central Francesco Acerbi y menos de uno por el guardameta brasileño Gabriel. Balance: 65 M € recibidos y 4.5 M € gastados. También muchos millones ahorrados al reducir la partida de salarios.

De los catorce futbolistas del Milan que más cobraban la pasada temporada, la mitad se han ido este verano. ¡La mitad! A uno le han reducido 3 M € la ficha y otros como Robinho, Massimo Ambrosini o Alex Pato tienen algunas papeletas para dejar la Lombardía en un futuro cercano. "Fininvest y yo estamos intentando reducir la cantidad de dinero que destinamos a salarios. El Milan está obligado a ello. Es difícil aumentar los ingresos, así que tenemos que rebajar los sueldos y espero que los futbolistas lo entiendan", aseguraba Galliani el pasado mes de abril, fecha en la que se hicieron públicas las cuentas del Milan en el ejercicio económico 2011. No se dio demasiada relevancia a aquellas declaraciones, que semanas más tarde tendrían su efecto. Uno detrás de otro, los Nesta, Seedorf, Gattuso, Van Bommel, Inzaghi, Zambrotta y cía, confirmaban su adiós. Posteriormente llegó el turno de los mencionados Ibrahimovic y Thiago Silva. El brasileño se apresuró a declarar que "no es un mercenario" y que "no quería dejar el Milan". Ya lo decía Kaká cuando se fue de Milán en el verano de 2009: "El club está sumido en una gran crisis financiera".
"Tengo malas noticias que darte"
"Tuvimos 33 jugadores en la plantilla esta temporada, pero eso fue porque debimos realizar ajustes en enero debido a las lesiones", afirmaba el entrenador, Massimiliano Allegri, al término del curso. "Tendremos una plantilla de 25 jugadores la próxima temporada", concluyó. Nada ha sido casual este verano en las oficinas del Giuseppe Meazza. Nada ha sido improvisado.

¿Pero qué ha llevado al Milan a la actual situación? El propio Galliani se encarga de contestar a esta pregunta: "Hace veinte años el Milan facturaba más que el Real Madrid. Hoy solo la mitad. Ese es el verdadero problema". El gráfico inferior refleja la evolución que ha experimentado el volumen de negocio milanista, en contraste con el del Barcelona. Con respecto a 2005, el Barça ha multiplicado un 117% su volumen de negocio, el Real Madrid un 74%, el Bayern Munich un 69%, el Manchester United un 49% y el Arsenal un 47%. Durante este tiempo, por el contrario, el crecimiento económico en el Giuseppe Meazza ha sido minúsculo. Un 9% que provoca que el Milan no pueda competir deportiva ni económicamente con sus rivales europeos, ni por asomo. El volumen de negocio del Milan (235 M € en la 2010/11) no puede competir con el del Bayern Munich (321 M €), Manchester United (367 M €), Barcelona (451 M €) o Real Madrid (479 M €).
Buscar la fórmula adecuada para incrementar los ingresos ha de ser el propósito de la entidad a lo largo de los próximos años. No hay otra. "Si quieres ganar algo, no puedes hacerlo sin ellos. Si el propósito es ajustar las cuentas y tener resultados aceptables, entonces puedes deshacerte de uno de los dos". Esa fue la opinión que manifestó la leyenda Paolo Maldini en relación a los traspasos de Ibrahimovic y Thiago Silva. Y esa premisa es extensible al futuro milanista. Una vez que el club ajuste sus cuentas, debe decidir cuál será el trayecto que seguirá para que este coloso mundial -campeón de Europa en siete ocasiones- vuelva a reinar en el fútbol europeo. No será sencillo.

A menudo los mandamases rossoneri, ya sea en palabras de Galliani, de Silvio Berlusconi o de su hija Barbara, hacen referencia al actual modelo inglés y alemán. Ese que ha permitido que el volumen de negocio del Bayern Munich haya crecido desde los 190 M € de 2005 (año de inauguración del Allianz Arena) hasta los 323 M € en tan solo cinco años. Ese que permitió al Arsenal aumentar su volumen de negocio desde 192 M € (2006, año de inauguración del Emirates Stadium) hasta los 264 M € en tan solo doce meses. Estrenar un estadio moderno significa que a corto, medio y largo plazo las posibilidades económicas de un club mejoran.
El grueso del volumen de negocio de los grandes clubes continentales se divide en tres elementos: ingresos comerciales, contratos televisivos y "match day revenue" (los conocidos como ingresos del día de partido: entradas, palcos privados, restaurantes dentro del estadio, eventos no deportivos, etc). Como se aprecia en la imagen superior, en la temporada 2010/11 (la última de la que hay datos), el Manchester United obtuvo unos beneficios de 130.3 M € en relación a este denominado match day revenue y no estuvieron lejos los 111.7 M € obtenidos por el Arsenal. Sin embargo, el Milan obtuvo (35.5 M €) pingües beneficios -casi la cuarta parte que el Man Utd- de match day revenue en comparación con otras entidades europeas. En lo que respecta a los ingresos comerciales, también hay decenas de millones de euros de diferencia entre los actuales ingresos comerciales del Milan y los del Bayern Munich -posee la supremacía mundial en ese sector-, Real Madrid o Barcelona.
Las declaraciones de Adriano Galliani parecen una declaración de intenciones: "Un nuevo estadio es esencial para un club que quiere competir en un futuro". En el caso del Bayern Munich, que inauguró el Allianz Arena en 2005, las cifras hablan por sí solas: el volumen de negocio de los bávaros ha crecido un 69% durante este tiempo.

Barbara Berlusconi, que desde hace casi un año y medio pertenece a la directiva, ha reconocido la necesidad de un nuevo estadio. Fue tras su viaje al encuentro que su equipo disputó ante el Arsenal en la Champions League: "Los estadios en Italia no están hechos para las familias. Un estadio como el del Arsenal, con restaurantes, bares o tiendas genera dinero cada día de la semana. Destruir algo histórico como Highbury sería una herejía para nosotros, los italianos, pero no debemos descartar la idea de cambiar de casa". Maurizio Beretta, presidente de la Serie A, muestra una visión similar de los hechos: "En Italia, los estadios están proporcionando únicamente el 12-15% del volumen de negocio de los clubes porque son viejos, inseguros y, en algunos casos, demasiado grandes para el mercado local. Necesitamos una nueva generación de estadios, más tecnología y una mayor atención a las necesidades de los espectadores y de los clientes del estadio".

Actualmente el Milan no solo comparte el Giuseppe Meazza con el Inter de Milan, sino que el estadio no les pertenece. Es propiedad del ayuntamiento desde que el Milan se lo vendiese allá por el año 1935 y el actual contrato de arrendamiento estipula que el club rossonero ha de pagar algo más de 4 M € anuales hasta 2030. Confiaba la familia Berlusconi en que si Italia conseguía albergar la Eurocopa de 2016 San Siro podría verse beneficiado por una remodelación. Dicha Eurocopa se disputará finalmente en Francia, así que esa renovación no llegará. Dos posibles alternativas le quedan a Silvio Berlusconi: comprarle al ayuntamiento el Giuseppe Meazza o buscar la financiación necesaria -vendiendo los derechos del nombre del estadio se obtiene bastante dinero- para construir un nuevo campo.
"Las pérdidas han sido totalmente cubiertas por Fininvest. Se lo agradezco al presidente". Con estas palabras dio a conocer Galliani que el Milan había cerrado 2011 con un deficit de 67.3 M € y que estas habían sido cubiertas por Fininvest, una de las sociedades de Silvio Berlusconi. Pero, como ya explicábamos anteriormente, 2011 era quizás el último año en el que el propietario iba a poner dinero de su bolsillo. No tardará en entrar en juego el famoso 'Financial Fair Play' que la UEFA implantará en la temporada 2013/14. Ya habrá tiempo en próximas fechas de explicar detenidamente en qué consiste el FFP, pero a grandes rasgos significa que los clubes europeos no podrán cubrir sus pérdidas con la ayuda de un adinerado propietario. Y que estas tendrán que ser bastante más reducidas que los 66.8 M €, 69.8 M € o 67.3 M € de deficit que ha registrado recientemente el Milan.
La misma Vecchia Signora que conquistó en mayo el Scudetto se ha reforzado este verano con Isla, Asamoah, Giovinco o Lucio -y quizás fiche a Robin Van Persie-. Es decir, que mejora su plantilla al mismo tiempo que el Milan se debilita como pocas veces en su historia. Si nada cambia, se avecina en Italia una poderosa hegemonía de la Juventus durante los próximos años. ¿Cuánto tardará el Milan en volver a reinar en Italia y en Europa? 

Casi 78.000 aficionados acudían cada semana a ver jugar al 'Milan de los holandeses' hace dos décadas. Sin embargo, la afluencia de público en la temporada 2009/10 a los encuentros del Milan fue de 43.000 espectadores. Y 49.000 la pasada campaña, cifra que parece imposible mejorar ahora que se han ido Ibrahimovic y Thiago Silva. La plantilla de Massimiliano Allegrini es la menos ilusionante que se recuerda en la ciudad.
Fuente principal: 'The Swiss Ramble'

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy util, ojala vengan mas articulos de este estilo sobre mas clubes. El Inter debe andar por la misma situacion.

olhado_lh dijo...

Lujazo de articulo e interesante la web de marras

Anónimo dijo...

Si llevara sombrero me lo quitaba.

carlos dijo...

Grande Santome. Te echabamos de menos, gracias por este periodismo de calidad.

Me guardo el artículo para ver como evoluciona el Milan en los próximos años.

1 saludo y GRACIAS

Anónimo dijo...

Eres muy cansino. Vale que el articulo esta bien pero creo que ya van 15 veces las que lo promocionas por twitter.

Sergio Santomé dijo...

@ Anónimo

Pues fíjate que la gente todavía lo favoritea y tiene bastantes pinchazos. Vamos, que hay gente que no lo había podido leer todavía.

Si te cansas, ya sabes donde está el botón del unfollow. Y no hace falta que te escondas, hombre.

Antonio C.M dijo...

Impresionante el articulo, de verdad, economia y futbol van de la mano... Eso significa que, PSG y Manchester City se hincharan de gastar estos años que le quedan...

No se cuanto tardara el Milan en reinar en europa espero que pronto!!! :)