jueves, 7 de junio de 2012

Sensaciones a 24 horas del inicio

Después de realizar análisis previos sobre las dieciséis selecciones que estarán en Polonia y Ucrania, es el turno de escribir sobre las últimas sensaciones que me generan los quince rivales de España en la Eurocopa en las horas previas al arranque del torneo. Esas quince selecciones cuyo objetivo será imponerse a la vigente campeona de Europa y del mundo.

La figura de una de las anfitrionas ha ido creciendo en las apuestas y sumando adeptos en los días previos al partido inaugural. Se trata de Polonia. Gusta mucho su columna vertebral, aquella que forman Wojciech Szczesny, Lukasz Piszczek, Jakub Blaszczykowski y Robert Lewandowski. Los tres jugadores del Borussia Dortmund estuvieron involucrados esta temporada en 51 de los 80 goles que hizo el Dortmund bicampeón. Saben que disputar una Eurocopa en su país es un regalo a sus carreras futbolísticas, pero también saben que sus mejores años como bloque, aquellos en los que podrán soñar con alcanzar cotas mayores, están por llegar, ya que es el segundo equipo más joven del torneo. Sin embargo, la etiqueta de favoritos no se la van a poder quitar en el encuentro inaugural.

La penúltima campeona de Europa será quien se mida a los polacos en el partido que abrirá la competición este viernes a las 18:00h. Pasan los años y Grecia sigue manteniendo en sus filas a tres de los jugadores que conquistaron el cetro continental en Portugal, aunque esto no es un problema en sí mismo, puesto que Karagounis o Katsouranis todavía aportan cosas en la medular helena. Lo que sí supone una preocupación para Fernando Santos es la incapacidad del país mediterráneo para producir jugadores TOP. Georgios Samaras intenta compensar con la elegancia de sus movimientos su falta de gol, mientras que Theofanis Gekas viene de descender a la segunda división turca con el Samsunspor. La selección griega sabe que cualquier tiempo pasado fue mejor. Y que el futuro, representado por los jóvenes Ninis, Fetfatzidis o Fortounis, se presume más halagüeño que la cita de Polonia y Ucrania.

Lejos quedan aquellos tiempos en los que la República Checa ocupaba el segundo puesto del Ranking FIFA. Ocurrió en 2005, poco después de disputarse una Eurocopa en tierras portuguesas que los checos estuvieron cerca de conquistar. De ese equipo sobreviven cinco futbolistas: Petr Cech, Tomas Hubschman, Jaroslav Plasil, Tomas Rosicky y Milan Baros. Ahí finalizan las similitudes y las semejanzas con la existosa selección capitaneada por Pavel Nedved. En lo que se refiere a estilo y nivel, las cosas son bien distintas. Las zurdas de Petr Jiracek y Plasil, junto a las internadas por banda de Gebre-Selassie o Pilar, deben hacer que Cech y Rosicky, incapaces de cargar con todo el equipo, no estén solos. Se espera poco de Milan Baros a pesar de que, salvo que sus molestias físicas lo impidan, vaya a ser titular.

El recuerdo de su fabulosa participación en la anterior edición hace que Rusia tenga que soportar la etiqueta de máxima favorita en el grupo A. Más aún después que el viernes venciese a Italia por 3 a 0. La selección rusa es víctima de la corta memoria del fútbol, que hace que recordemos mejor esos noventa minutos en Zurich que los numerosos problemas que tuvo en la fase de clasificación en lo que a juego y pegada se refiere. Se mantiene el bloque que fue semifinalista en 2008, pero con dos matices significativos: se antoja improbable que Andrei Arshavin y Roman Pavlyuchenko repitan el nivel de entonces. No obstante, el estímulo que supone jugar una Eurocopa debe provocar que Arshavin recobre unos niveles de motivación que no se han visto en él desde hace dos o tres años.

Han transcurrido ya cinco días desde que Bert van Marwijk resolvió la principal duda que envolvía a su selección. Se encargó de confirmar lo que muchos esperábamos: Klaas-Jan Huntelaar empezará la Eurocopa como suplente. Cuesta creer que un delantero con semejante capacidad goleadora (49 goles en el presente curso futbolístico) tenga una relación tan complicada con su selección en los grandes eventos: no fue convocado para el Mundial 2006 a pesar de anotar más de cuarenta tantos y fue suplente en la Euro 2008 y en el Mundial de Sudáfrica. Ahora que parece claro que será Nigel de Jong -y no Strootman- quien acompañe a Van Bommel en la medular, quedan tres incógnitas por despejar en Holanda: el extremo izquierdo (apuesto por Ibrahim Afellay), el lateral izquierdo (apuesto por Stijn Schaars) y el central que sustituirá al lesionado Mathijsen (apuesto por Ron Vlaar).

A Dinamarca le corresponde el puesto nº 9 en el Ranking FIFA, lo cual implica que las cuatro selecciones del grupo B ocupen el top 10 de dicha clasificación mundial. Sin embargo, la distancia que se dibuja en los pronósticos entre los daneses y sus acompañantes en el grupo es amplia. Tanta que la escuadra dirigida por Morten Olsen es quizás la que menos opciones tiene de alcanzar los cuartos de final de todas las selecciones presentes en Polonia y Ucrania. Cuando se trata, reitero, del noveno conjunto en el Ranking FIFA. Solo cuenta Dinamarca con un futbolista que marque verdaderas diferencias de mediocampo hacia delante. Es Eriksen y, a sus 20 años, rinde mejor con su club que con la camiseta de su país. De su capacidad para invertir esa situación y de la solidez defensiva danesa dependerán las posibilidades del equipo escandinavo el sábado frente a Holanda.

No pertenece Portugal al grupo de selecciones que se aproximan a su debut en la Eurocopa con buenas sensaciones. No las ha tenido el equipo de Paulo Bento en los dos amistosos de preparación que ha disputado ante Macedonia (0-0) y Turquía (1-3). Un tema recurrente de conversación es, como de costumbre, la ausencia de un '9' de primer nivel en el país luso. Ninguna novedad. Helder Postiga intentará desempeñar ese rol lo mejor posible y Hugo Almeida y el joven Nelson Oliveira esperarán su oportunidad en el banquillo. Pero los mayores problemas se focalizan más atrás, en la zona de creación, responsable del discreto juego del equipo. Danny, que nunca ha dispuesto de excesivo protagonismo en la selección, hubiese sido de gran ayuda en la Eurocopa y su grave lesión es una de las causas de que este sea un equipo tan plano y previsible.

Per Mertesacker o Mats Hummels. Sami Khedira o Toni Kroos. Miroslav Klose o Mario Gomez. Esas son las tres disyuntivas -en menor medida, Boateng o Schmelzer- de Joachim Löw a poco más de 48 horas de debutar en la Eurocopa. Desde la lejanía, Alemania transmite la sensación de que sus semanas previas al torneo no están siendo las ideales. Los futbolistas del Bayern llegan después de haber perdido la Champions League en su propio estadio, Joachim Löw no sabe a quien alinear como lateral derecho -ha probado a Lahm, Boateng e incluso al mediocentro Lars Bender- y, por si fuera poco, en el entrenamiento de este miércoles sufrieron problemas físicos Lahm y Khedira. Apenas tendrá margen de maniobra la mannschaft, ya que en sus dos primeros encuentros en Ucrania se medirá a Portugal y Holanda, lo que es sinónimo de estar obligado a sumar puntos y a que el engranaje funcione desde el primer día.

Escándalo de apuestas. Domenico Criscito abandona la concentración. Gianluigi Buffon, bajo sospecha. Derrota por 0 a 3 ante Rusia. Lesión de Andrea Barzagli. Todo eso y más le ha ocurrido a Italia en los últimos diez días. Después de dos años recurriendo siempre a la defensa de cuatro, Cesare Prandelli duda en la semana previa a la Eurocopa si cambiar el esquema o no. Si eso ocurre Daniele De Rossi sería el tercer central.

Confía Croacia en que la distancia entre los italianos y los balcánicos disminuya como consecuencia de todo lo ocurrido en el entorno de la selección azzurra. Slaven Bilic no ha sido capaz de prolongar durante los últimos cuatro años el buen trabajo realizado en la Eurocopa de Austria y Suiza. Primero, los croatas no acudieron al Mundial de Sudáfrica y luego realizaron una discreta fase de clasificación para la Eurocopa. Si Croacia quiere estar en los cuartos de final tendrá que parecerse más al equipo que eliminó brillantemente a Turquía en la repesca que al de las dos mencionadas fases de clasificación.

"Greece don't have a Messi, so it's tactics first, then quality second", declaró Fernando Santos, seleccionador griego, recientemente. Seguramente Giovanni Trapattoni tenga una idea similar en su mente. Sabe que Irlanda no cuenta con jugadores de primerísimo nivel y que el veterano Robbie Keane o el desborde de Aiden McGeady representan casi toda la capacidad de desequilibrio de su equipo, más ahora que James McClean apunta a suplente. Reconoció Trapattoni después de su último amistoso que duda entre jugar con su habitual 4-4-2 o con un novedoso 4-5-1, que haría que prescindiese de uno de los delanteros. "Ordenada" es el adjetivo más preciso que se pueda adjudicar a la selección irlandesa.

Pocas selecciones han recibido tantos elogios durante los amistosos de preparación como Francia, quizás nadie. Pero su aproximación a la Euro está marcada por otros dos aspectos: la lesión de Yann M'Vila y el puesto que parece haberse ganado en el once titular Florent Malouda. El esguince de tobillo que sufre M'Vila hará que se pierda el encuentro ante Inglaterra y que sea sustituido por Alou Diarra. Por su parte, Malouda ha respondido a la confianza de Blanc realizando buenas actuaciones en los amistosos y respondiendo a las críticas que recibió su presencia entre los 23 convocados. Que se haya ganado -o eso da a entender el seleccionador francés- un sitio en la alineación trae dos consecuencias consigo: que Jérémy Ménez sea relegado a un lugar en el banquillo y que Samir Nasri juegue por fuera y no por dentro. Conviene recordar que M'Vila y Blaise Matuidi ya han sido descartados para el debut frente a Inglaterra, así que el suplente de Diarra, el jugador encargado de suplirle en el medio centro si sufriese algún percance, sería Laurent Koscielny.

No han sido pocos los futbolistas, exfutbolistas o periodistas ingleses que han manifestado aquello de que "las bajas expectativas pueden jugar a nuestro favor". Hay quien cree en Inglaterra que la falta de presión beneficiará a su selección. Pero la gran mayoría de ingleses y opinadores externos coinciden en que todo lo que sea superar los cuartos de final supondrá una sorpresa. Ausente Wayne Rooney durante los dos primeros encuentros, a Roy Hodgson le falta decidir quien será su volante izquierdo.

Suecia busca acompañante en la delantera a Zlatan Ibrahimovic, que, por cierto, parece que actuará como '10' y no como '9'. Puede ser Ola Toivonen o puede ser Johan Elmander. El segundo se ajusta mejor a las necesidades del equipo, pero una inoportuna lesión le ha impedido participar en los amistosos de preparación y quizás le aparte de los planes de Erik Hamren en el primer partido de Suecia en la Eurocopa.

Reconoce Andriy Shevchenko que lleva cinco años pensando en esta cita y que ha prolongado su carrera futbolística hasta hoy para poder disfrutar de la Eurocopa de la que Ucrania será coanfitriona. Oleg Blokhin, seleccionador ucraniano, tendrá que elegir entre los distintos delanteros de los que dispone y decidir si el nombre de Shevchenko, que física y futbolísticamente está en peores condiciones actualmente que Voronin, Milevsky o Devic, aparece en su listado de jugadores titulares. Intuyo que, a pesar de ser una leyenda del fútbol soviético, Andriy comenzará la Eurocopa en el banquillo.

3 comentarios:

figominolas dijo...

Muy buen análisis Sergio, ahora a disfrutar de buenos partidos y de grandes goles y jugadas. Espero mucho de Lewandowski en esta Euro, y también de Benzema. Ya iremos comentando. Un saludo.

@Gabriel93Ramos dijo...

Aquí os dejo la dirección es este juego para la Euro: http://es.euro2012fantasy.uefa.com/
podreis hacer el equipo hasta mañana está de escándalo. Aquí alineaciones, debates y demás: http://superligafantasy.blogspot.com.es/

Para cualquier duda contactar en mi Twitter.

Nicolás Jarque dijo...

Santomé, coincido en que Polonia puede ser una de las sensaciones de la Euro, sus jugadores más importantes han brillado con luz propia en el campeón de la Bundesliga, y con el factor ambiental a favor, igual multiplican su calidad.

Esperemos que el fútbol de esta Eurocopa sea igual de vistoso que la última, entonces nos divertiremos.

Un saludo.