viernes, 1 de junio de 2012

Reconocible y reconocido

Finalizó la búsqueda. Después de destituir a Kenny Dalglish, era el momento de que los dueños del Liverpool se encargasen de entrevistar a distintos candidatos para la vacante de entrenador. Casi desde el primer minuto Roberto Martínez y Brendan Rodgers se convirtieron en los principales candidatos -más aún después de que Frank de Boer, encantado con su actual situación en el Ajax, desestimase reunirse con John W. Henry y Thomas Werner-. Cuentan diversos medios ingleses que el técnico español pretendía que su figura en Anfield fuese la de manager, es decir, con la capacidad para decidir a la hora de formar la plantilla y que, por el contrario, Rodgers no se muestra disgustado con la posibilidad de que la confección corresponda a un "director of football" -finalmente no existirá esta figura, pero sí "un equipo alrededor de Rodgers"-. Le acompañarán en su aventura en Anfield tres de sus ayudantes en el Swansea, club al que el Liverpool ha tenido que pagar en torno a cinco millones de libras para que Brendan fuese liberado de su contrato.
A sus 39 años y con poco más de tres temporadas de experiencia como entrenador profesional, Brendan Rodgers ha sido el elegido para suceder a Kenny Dalglish. Su principal logro fue subir a la Premier League con el Swansea y su principal aval es el estilo que define actualmente al club galés, un estilo cuya génesis proviene de Roberto Martínez, pero que Rodgers perfeccionó. Escribí sobre él hace dos meses y de sus declaraciones se sobreentiende que es un idealista y por ello la gran duda es si su objetivo será que el Liverpool juegue como el Swansea 2011/12 o se adaptará a las circunstancias. En su presentación en Anfield ha expuesto sin disimulo su propósito. La del norirlandés es una carrera fulgurante:

La historia del Swansea City es la historia de un sueño. El sueño de un equipo que quería jugar en la Premier League. Y lo quería hacer con su ya característico fútbol de posesión. Es la historia de un club al que lo caracterizan tres cosas: su estilo tan bien definido, sus buenos resultados y los elogios que recibe. Ya durante la pasada campaña había quien lo apodaba como el 'Swanselona'. Entonces Brendan Rodgers, su entrenador, declaró: "Nueve de cada diez veces, si realizamos un determinado número de pases ganaremos el partido. Eso significa que tenemos el control y que nuestro juego se basa en la posesión y el dominio. Nosotros queremos dominar con el balón. Promediamos 526 pases por partido y una posesión del 61%."
Brendan Rodgers ya ha sido catalogado como uno de los managers con más futuro de las Islas, quizás el mejor entrenador británico joven. Solo tiene 39 años y no son pocos los que piensan que más pronto que tarde se hará cargo de unos de los grandes de Inglaterra. Para muchos, Rodgers puede ser el sustituto ideal de Harry Redknapp si este abandona White Hart Lane. En su currículum figura haber trabajado -entrenador del juvenil y de los reservas del Chelsea- durante tres años junto a Jose Mourinho. "Siempre digo que trabajar con Jose fue como ir a la universidad de Harvard."
No le gusta al norirlandés la etiqueta de equipo vistoso y ofensivo que no sabe defender [es el 8º menos goleado de la Premier League 2011/12]: "Mi idea cuando llegué aquí era jugar un fútbol de ataque muy atractivo, pero siempre con disciplina táctica. La gente ve nuestra posesión, nuestra imaginación y nuestra creatividad, pero hemos dejado la portería a cero 23 veces este año [2010-11]. Así que en casi la mitad de nuestros encuentros no hemos concedido ningún gol. El ejemplo del modelo Barça fue una gran influencia e inspiración para mi. Pero combinamos eso con presión alta e intensa. La gente no se da cuenta de ello porque se habla siempre de nuestra posesión de balón, pero la intensidad de nuestra presión cuando no tenemos la pelota es fantástica. Si durante un segundo no presionamos de la manera adecuada, estamos muertos porque no tenemos los mejores futbolistas. Lo que sí poseemos es uno de los mejores equipos."

"La diferencia con nosotros es que cuando tenemos el esférico jugamos con once, mientras que otros equipos juegan con diez y un portero. La gente británica me decía que Michel Vorm [portero del Swansea desde el pasado verano] era demasiado bajo (1,83 m). Pero la primera vez que lo vi me di cuenta de que era perfecto. 27 años, humilde y realiza paradas que un guardameta de 1,96 m no hará. Pero lo que es más importante es que él puede iniciar una jugada desde atrás. Vorm entiende las líneas de pase."

1 comentario:

Anónimo dijo...

@ChulesBornez

La contratación de Brendan Rodgers me parece una decisión acertada. Sólo le he visto y conocido la temporada que acaba de terminar en la Premier League con el Swansea City y por lo que he podido observar las veces que he podido tengo que decir que lo había hecho muy bien practicando un fútbol bonito y sin miedo a nada ni nadie plantando cara a todos los rivales haciendo lo que más querían y sabían hacer como era jugar al fútbol, ni más ni menos. Si el técnico norirlandés trata de transmitir lo mismo en el LFC como lo hizo en el equipo galés y mucho más, podríamos hablar de una nueva época gloriosa que tanto se necesita. El Liverpool tiene mejor plantilla deportiva, no creo que no lo consiga, sólo dándole tiempo al final acabará brindándonos lo que más gusta ver a nuestros ojos como es saber jugar al fútbol como los buenos. Aunque preferiría que se jugase como la verdadera filosofía del club de toda la vida: Ni "Joga Bonito", ni "Tiki-Taka"... ¡Pass & Move! (It´s The Liverpool Groove). No creo que Rodgers tenga que hacer muchos fichajes, sobre todo en el centro del campo, donde contamos con muy buenos centrocampistas: Lucas, Adam, Gerrard, Spearing, Henderson, Shelvey, Joe Cole y Aquilani entre otros. Con ésto más hacer crecer a Carroll, cuidar a Suárez y recuperar a Reina, podríamos llegar muy lejos, sin olvidar tampoco utilizar la cantera, como: La magia de Suso, la velocidad de Sterling, el gol de Morgan, a Coady... El equipo cuenta con muy buenos canteranos, se pueden contar con ellos como también lo hicimos el año pasado con Kelly y Spearing, por ejemplo.
De momento todo tiene muy buena pinta con Brendan Rodgers al cargo como entrenador del LFC. Ojalá nos lleve a la senda del triunfo en un futuro no muy lejano. C´mmon Liverpool.