lunes, 14 de mayo de 2012

Italia: conclusiones y once ideal

La génesis de la Serie A 2011/12 fue complicada: primera temporada en la que el fútbol italiano posee únicamente tres plazas de Champions League y un verano en el que abandonaron la liga Samuel Eto'o, Alexis Sánchez o Javier Pastore. Comenzó el campeonato y no tardamos ni dos semanas en comprender que el fútbol que practicaba la Juventus de Antonio Conte no era ningún espejismo. No cabe duda de que el Scudetto se ha visto revitalizado por la existencia de una propuesta de esta naturaleza. Se ha convertido en el primer equipo que finaliza la liga italiana, desde que se disputa a 38 jornadas, sin conocer la derrota. El futuro a corto plazo de la Vecchia Signora pasa por conquistar el doblete. Lo conseguirá si vence el próximo domingo al Nápoles en la final de la copa. El futuro a medio plazo pasa por ser competitivo en la próxima edición de la Champions. Para ello necesitará una plantilla más amplia y, quizás, fichar a algún atacante de primer nivel.
El Milan, debido a su incapacidad para revalidar el Scudetto; el Inter, por lograr su peor clasificación desde la temporada 1998/99; y la Roma, porque no estará en Europa, son los grandes damnificados de este curso futbolístico en Italia. Se trata de los equipos que más se han alejado de sus objetivos iniciales. Luis Enrique ya ha dirigido su último encuentro en el banquillo capitaliano y, por el contrario, Andrea Stramaccioni seguirá entrenando al Inter -salvo que Moratti no cumpla su palabra-. Del Milan sabemos tres cosas. Que Ricardo Montolivo se ha convertido en su primer fichaje para la próxima temporada. Que Nesta, Inzaghi, Gattuso, Van Bommel, Zambrotta, Seedorf y Flamini no volverán a vestir la camiseta rossonera. Y que Allegri y Galliani tendrán que estar acertados en el mercado de fichajes si quieren volver a conquistar el Scudetto.

No se puede hablar de fracaso en Nápoles, quizás tampoco de decepción. Superó el denominado "grupo de la muerte" de la Champions League, en el que estaban el Bayern Munich, el Manchester City y el Villarreal; luego forzó la prórroga en Stamford Bridge; además, el próximo domingo puede conquistar un título. Sin embargo, no clasificarse para la próxima Champions League puede influir muy negativamente en la entidad. Altamente probable parece la venta de Ezequiel Lavezzi, otrora ídolo del club y que anoche fue silbado por la grada de San Paolo, mientras que Edison Cavani (ha anotado 63 goles en los dos años que lleva en Nápoles) también escuchará ofertas.

El Udinese se ha aprovechado de la irregularidad de sus competidores y estará en la próxima Champions. El trabajo de Guidolin y los goles de Antonio Di Natale han hecho que, tras vender a Alexis Sánchez, Inler y Zapata, los de Udine repitan presencia en puestos de Liga de Campeones. Las actuaciones de Atalanta, Catania, Bolonia, Parma o la segunda vuelta del Lecce de Serse Cosmi son algunas de las más meritorias que se han vivido en esta campaña de fútbol italiano. Y en las próximas semanas conoceremos el nombre de las tres escuadras que subirán a la Serie A. El fabuloso Pescara de Zdenek Zeman y el Torino son los mejor situados para celebrar el ascenso dentro de un par de semanas.
Las cifras hablan por sí solas: siete de los once integrantes de mi once ideal juegan en la Juventus y otro (Giovinco) es copropiedad de la Vecchia Signora

- No ha habido un guardameta que destacase sobremanera, como sí ocurrió la temporada pasada con Samir Handanovic. Notable año de Massimiliano Benassi, Jean-François Gillet, Andrea Consigli, Francesco Antonioli o Stefano Sorrentino, pero 'Gigi' Buffon ha realizado su mejor campaña en el último lustro y ha encajado únicamente veinte goles.

- Las elecciones más difíciles y controvertidas de mi once ideal se encuentran en la retaguardia. Christian Maggio -de más a menos- y Juan Cuadradro -de menos a más- han sido dos de los mejores carrileros diestros de la Serie A. Stephan Lichtsteiner, más regular. Quizás Thiago Silva merezca un lugar en este once, aunque cabe recordar que se ha perdido casi un tercio del campeonato. Leonardo Bonucci y Mehdi Benatia han sido dos centrales destacados de una edición de la Serie A en la que cuesta encontrar laterales zurdos que hayan brillado.

-  Pocas dudas en el centro del campo. Andrea Pirlo ha brillado con luz propia y hemos disfrutado de su mejor versión en mucho tiempo. Claudio Marchisio y Arturo Vidal -de menos a más el chileno- han sido sus perfectos escuderos, ya que ambos comparten tres rasgos: trabajo en fase defensiva, capacidad con el balón en los pies y gol. Sebastian Giovinco, en la que ha sido su mejor temporada como profesional, amerita un puesto como trequartista en este once ideal a costa de Kevin-Prince Boateng. Mención especial para Francesco Lodi, uno de los mejores centrocampistas de perfil bajo de la Serie A, y, por supuesto, para Antonio Nocerino.

- Zlatan Ibrahimovic y Antonio Di Natale han sido los mejores delanteros del campeonato. Para elegir a su acompañante en este 3-4-3 había que descartar a Edison Cavani o Diego Milito. Ha habido demasiada competencia como para que Rodrigo Palacio, Germán Denis o Fabrizio Miccoli tuviesen opciones de entrar en el once ideal de la temporada.

Entrenador del año: Antonio Conte (Juventus)

No hay comentarios: