viernes, 11 de mayo de 2012

Ensayo o no

El equipo que reina en Alemania -dos títulos de liga consecutivos- frente al equipo que pretende reinar en Europa a partir del día 19. La última vez que el Borussia Dortmund y el Bayern Munich se vieron las caras fue hace un mes en un encuentro que decidió la Bundesliga y que, sin embargo, resultó decepcionante en cuanto a la calidad del mismo. Una victoria del Dortmund en la final de copa sería sinónimo de doblete. Si el triunfo tiene color bávaro, serán Jupp Heynckes y los suyos quienes puedan aspirar a conquistar el doblete. Con respecto al duelo de hace un mes, la principal novedad podría ser la presencia de Mario Götze en la alineación de Jürgen Klopp. El '11' del Dortmund apenas ha disputado 130 minutos -en las intrascendentes últimas jornadas de Bundesliga- durante 2012, así que el Olympiastadion puede ser un buen escenario para que el prodigio de Memmingen coja ritmo de cara a una Eurocopa en la que no será titular, pero quizás sí revulsivo de la mannschaft. Pueden ser, además, los últimos minutos de Shinji Kagawa con la camiseta borussen, ya que termina contrato en 2013 y el acuerdo de renovación entre el club y el japonés todavía parece lejano. 

No obstante, la gran incógnita de la final de copa no es si Jürgen Klopp apostará por Götze o será continuista con la línea de tres cuartos de campo formada por Kuba, Kagawa y Grosskreutz. El principal enigma le pertenece al entrenador rival, a Jupp Heynckes. ¿Será la final de copa alemana un ensayo de la final de Champions? Es decir, ¿sentará Jupp a los sancionados -en Champions- Luiz Gustavo, Alaba y Badstuber para probar a Müller, Contento y Tymoschuk? La elección del acompañante de Schweinsteiger y Kroos, ya sea Luiz Gustavo o Thomas Müller, parece un tema casi baladí, pero no lo es tanto la elección de la zaga que se medirá al inspirado ataque del campeón de la Bundesliga, el equipo más goleador de la liga alemana. Lahm-Boateng-Badstuber-Alaba forman la línea defensiva ideal del Bayern. Pero que Jupp Heynckes alinee este sábado a Lahm-Boateng-Tymoschuk-Contento y, por tanto, debilite a su equipo en la final de copa no debería pillar a nadie por sorpresa. Tiene motivos para hacerlo.

No hay comentarios: