viernes, 27 de abril de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. Día D Hora H. Resulta paradójico afirmarlo cuando el Manchester United ha sumado "solo" cuatro puntos en las últimas tres jornadas, pero pienso que los red devils llegan mejor al derbi del próximo lunes. Un derbi que Sir Alex Ferguson ya ha calificado, como no podía ser de otra forma, como "el más importante de su vida". El juego de su equipo no es brillante, pero sí mucho más fluido que en la primera vuelta del campeonato gracias al buen funcionamiento del doble pivote formado por Michael Carrick y Paul Scholes, al momento de inspiración de Antonio Valencia (máximo asistente de la Premier) y a la omnipresencia de Wayne Rooney.
Los vecinos del Man City no pueden presumir de lo mismo. Ellos no llegan al tramo final de temporada en un gran momento de forma. David Silva representa el caso más significativo. Sus problemas de tobillo han propiciado que sus prestaciones hayan disminuido de manera alarmante en los últimos dos meses y medio. Actores secundarios como Edin Dzeko (tres goles anotados desde la undécima jornada) o Samir Nasri tampoco atraviesan su mejor momento.
No obstante, un detalle a tener cuenta: de los últimos 27 partidos de liga que ha disputado en el Etihad Stadium, el Man City ha vencido 25 y ha empatado 2. Lunes, 21h, Man City vs Man Utd.
2. Miedo al Chelsea. Parecía improbable que el Chelsea de André Villas-Boas se proclamase campeón de Europa. También lo parecía que el Chelsea de Roberto Di Matteo alcanzase la final. Pero Cech, Terry, Lampard y Drogba están a solo noventa minutos de conquistar su ansiada Champions League, motivo de máxima preocupación para el Arsenal, el Newcastle y el Tottenham. Si los blues vencen al Bayern Munich, el cuarto clasificado de la Premier League verá como su billete para la Champions pierde validez. Es por ello por lo que para los gunners ha cobrado especial importancia su defensa de la tercera posición. Viaja mañana a Stoke, campo de pésimos recuerdos para Arsène Wenger. El Newcastle se desplazará a Wigan y el Tottenham recibirá al Blackburn.

3. Duelos directos en Italia. Dos palabras definen la lucha en Italia por la tercera plaza y por los puestos de Europa League: igualdad e irregularidad. Son constantes los fallos cometidos por Lazio, Nápoles, Udinese, Inter y Roma en el tramo definitorio de la temporada. Se enfrentan este fin de semana entre sí cuatro de estos aspirantes: Roma v Nápoles y Udinese v Lazio. Intentará aprovechar esta situación un Inter que a las órdenes de Andrea Stramaccioni todavía no conoce la derrota.

4. El sueño del Quevilly. En el Stade de France tendrá lugar una final de copa francesa curiosa, ya que la han alcanzado dos equipos diametralmente opuestos: el Olympique de Lyon, dominador del fútbol galo durante casi una década, y el US Quevilly, de tercera división, un club tan modesto que su prima por vencer la copa de Francia asciende a 12.500 euros por jugador y entre 4.000 y 5.000 en caso de derrota. Será un día histórico para los norteños, que ya eliminaron al Marsella y al Rennes. Para el Lyon, la final representa una ocasión pintiparada para poner fin a una sequía de títulos que se prolonga desde 2008. Rémi Garde no se puede permitir una derrota en el Stade de France.

5. Semifinales Paulista. Se acerca el inicio del Brasileirao 2012 y, por ende, la finalización de los torneos estaduales, como es el caso del Paulista, que este domingo alcanza las semifinales. Por una parte, derbi de Campinas, entre Guaraní y Ponte Preta, las dos sorpresas del torneo. Por la otra, lo que muchos considerarán una final anticipada, la que enfrentará al Santos con el Sao Paulo. Llega el Santos a este duelo después de haber perdido su partido de ida de octavos de la Libertadores, donde reconoce Arouca que el equipo sufrió un desgaste y un cansacio considerable. Nada que ver con la situación de un Sao Paulo que no disputa competiciones entre semana y que llega más descansado anímica y físicamente. Será una oportunidad para ver juntos a Neymar, Paulo Henrique Ganso y Lucas Moura, tres de los jóvenes sobre los que ha depositado su confianza la afición brasileña. Acaba de cumplir 20 años y, sin embargo, Neymar está a un gol de los cien con la camiseta santista.

3 comentarios:

Albertigues dijo...

El São Paulo si disputa competiciones entre semana, la Copa do Brasil (único torneo que nunca han ganado) , está en octavos de final, contra la Ponte Preta justamente.

Por belleza y pasión ese clásico campineiro va a ser lo mejor de estas semifinales del paulistão.

Aunque el San - São siempre tiene lo suyo, y para el público español sobre todo ahora con el tan comentado Lucas Moura, antaño Marcelinho, en el partido de fase regular se salió, me parecería un gran error invertir 50 millones en un jugador tan arriesgado al cual le queda mucho por crecer, sobre todo abandonar esa irregularidad que generalmente muestra en los grandes partidos.

Más alla del mitificado paulistão (fuera de Brasil), hay un Gre-Nal, Vasco - Botafogo, ambos finales a partido único, semifinales en MG y en otros muchos estados.

La cita sin duda es con Brasil, no solo São Paulo.

Anónimo dijo...

El partido del Sao Paulo se suspendió, viene con mas descanso pues

Paola Cid dijo...

Bueno pues la primera parada de este fin de semana llegó en Stoke-On-Trent, donde ya se puede oler la humedad y el clima de las islas británicas, y cierto es que quien consiga quedar 4 en la Premier League recibirá un regalo más que envenenado y a expensas de lo que suceda en la final de Múnich, más emoción para un campeonato inglés que está tocando a su fin.

El partido del Arsenal, más allá de la estadística tan mala que tenemos en el Britannia Stadium y que tan malos recuerdos me da -lesión de Ramsey-, fue de más a menos empezando dominando para acabar sufriendo. La primera parte fuimos superiores sobretodo por las combinaciones entre Benayoun & Rosicky y por un Gervinho que desbordaba a placer pero que le faltaba finalizar; como no volvió a aparecer Van Persie para cabecear un espléndido centro de Rosicky, genial su segunda vuelta, y poner las tablas que finalmente se quedarían en el marcador. La segunda parte ya fue más del estilo Stoke: Partido lento, trabado y con muchas interrupciones. En los últimos minutos se sufrió mucho, se rascó un empate que viendo los antecedentes y la derrota del Newcastle frente al Wigan, por goleada, saben bien.

El cuento de la cenicienta se encontraba en Francia, que casualidad que ahora tengamos que ir al país del 'Glamour' para hablar de lo siguiente. El Quevilly vio como la Copa Francesa ponía rumbo a las vitrinas del Lyon. En un partido donde Garde lo planteó con bastante prudencia y el OL empezó fuerte y avasallando la débil, pero meritoria, defensa del modesto club francés que no logró poner en serios apuros a Hugo Lloris. A destacar el precioso gesto de Cris de 'compartir' el trofeo con los jugadores del Quevilly que sin duda alguna han hecho historia en un equipo tan modesto.

Luego en Italia ponemos rumbo hacía la capital transalpina. Igualdad entre Roma y Napoli, donde la transición defensiva del cuadro capitalino me pareció bastante floja, y un Napoli que sin el 'Pocho' Lavezzi pierde un poco de magia arriba pero que se encontró casi siempre con el dominio del balón y con las mejores ocasiones. Con los cambios el Napoli mejoró y aunque la Roma rascó un empate ya parece los 'tifossi' no aguantan más a Luis Enrique, una relación que parece estar en sus últimas horas.

La penúltima parada del 'finde' nos llegó desde Sudamérica y a ritmo de samba desde Brasil, en un partido que Neymar -como nos tiene acostumbrados- deslumbró a todo el mundo con amplísimo repertorio de regates. En un partido donde el Sao Paulo hizo méritos colectivos pero la figura del jugador del Santos se impuso por encima de ellos con una claridad pasmosa. Hay muchas ganas de ver al astro brasileño en Europa, muchísimas.

La última parada, llega por donde empezó el fin de semana futbolístico. Volvemos a Inglaterra y exactamente ahora al Condado de Manchester, donde veremos el 'derby' que más importancia puede tener en la historia de la Premier League del último lustro. Si Ferguson consigue que el ManU levante el título de campeón de la máxima categoría del fútbol inglés será porque ha sabido optimizar mucho mejor una plantila 'a priori' inferior a la de los 'Citizens' y un Mancini que tiene muy complicada su continuidad en el City de cara al futuro.