sábado, 3 de marzo de 2012

La trascendencia de Hulk y James

Hace quince días, el Benfica lideraba la liga Zon Sagres con 5 puntos de ventaja. Ahora se encuentra a 3 pts del Oporto. La incapacidad de 'Las Águilas' para sumar más de un punto en las últimas tres jornadas ha cambiado por completo el panorama de la liga portuguesa. El escenario es otro, uno en el que 'Los Dragones' dependen de sí mismos para revalidar el título de liga. El viernes por la noche vencieron (2-3) en Da Luz, en un Benfica v Oporto cuyo adjetivo más adecuado es el de "intenso". Las acciones de Hulk y James Rodríguez marcaron las diferencias y arrebataron el liderato a los de Jorge Jesus, al que Vitor Pereira venció en la pizarra.

Hulk. En la previa del partido señalábamos el duelo Hulk vs Emerson como una de las claves del choque. En el minuto 7, el brasileño firmó un gol de bellísima factura y en el 77' forzó la expulsión del lateral izquierdo del Benfica. Dos jugadas que reflejan la trascendencia que adquirió el nº12 portista en el partido. En una noche en la que no estuvo muy participativo, en la que su gol y la roja forzada fueron dos de las pocas acciones en las que intervino. Suficiente para dar el triunfo a su equipo. Pero, por extraño que suene, hay que exigirle todavía más a Hulk, que sigue sin alcanzar su nivel de la pasada temporada. El Hulk de la 2010/11 quizás hubiese provocado la expulsión de Emerson antes del minuto 77.
James Rodríguez. No habían transcurrido ni 48 horas desde que James disputase con la selección colombiana un amistoso en Miami. Aterrizó en Lisboa apenas once horas antes de que su equipo se enfrentase al Benfica, motivo más que suficiente para que Vitor Pereira tomase la decisión de no incluir al colombiano en el once titular. No estaba para jugar 90 minutos, pero sí para disputar media hora y marcar diferencias en ese tiempo. Es un futbolista diferente, talentoso, imprevisible y todavía con margen de mejora. Anotó el gol del empate a dos y asistió a Maicon en el gol de la victoria. Él, un trequartista, es el tercer máximo goleador de la liga portuguesa. Suma once dianas y ni siquiera es titular indiscutible. No fue titular en Da Luz y, sin embargo, no fue actor secundario, sino protagonista. El futuro del Oporto pasa por sus botas.

Movimientos tácticos. Las modificaciones realizadas por Vitor Pereira, entrenador portista, a lo largo de la segunda parte fueron una de las grandes historias del encuentro y motivo imprescindible de análisis. En el minuto 58, perdía su equipo (2-1) y James Rodríguez sustituyó al central Rolando. ¿Consecuencias? James se situó como extremo izquierdo, Djalma -que estaba en esa demarcación- fue trasladado al lateral derecho y Maicon pasó a desenvolverse como central. Triple movimiento de fichas. Los efectos tardaron seis minutos en producirse. Ese fue el tiempo que transcurrió desde el primer cambio del Oporto hasta el gol del empate, obra de James tras un buen contragolpe. Cuando el Benfica se quedó con un futbolista menos (77'), Vitor Pereira ya tenía las piezas colocadas de forma ideal. Jorge Jesus se vio obligado a situar a Nico Gaitán como lateral izquierdo de emergencia, ayudado por Nolito. Enfrente Hulk y Djalma -que llevaba ya veinte minutos jugando de lateral derecho-. El sustituto de Villas-Boas, criticado durante meses, tuvo éxito el viernes en el partido que quizás decida la liga.

No hay comentarios: