lunes, 26 de marzo de 2012

Exlíderes en problemas

El derbi de Italia puso el broche a la 29ª jornada de la Serie A y, sinceramente, superó mis expectativas, debido al comportamiento del Inter. La victoria de la Juventus fue acompañada de sufrimiento y encuadrada en un partido digno de análisis. La 'Vecchia Signora' se mantiene a cuatro puntos del líder, que venció a la Roma, en una tarde en que la lesión de Thiago Silva supuso un revés para el Milan. Pero falta una semana menos para el final del campeonato y la Juventus -líder convincente durante los dos primeros tercios de la liga- no depende de sí misma.

Formó anoche el Inter un 4-4-2 en rombo, en el que Dejan Stankovic fue el mediocentro, Javier Zanetti ocupó el perfil derecho y el nigeriano Obi el izquierdo. Andrea Poli, situado en el vértice superior del rombo, emergió como uno de los principales protagonistas de la primera parte. El rendimiento del exjugador de la Sampdoria está siendo una de las pocas noticias agradables en este Internazionale Milano 2011/12. Poli, considerado como un centrocampista con más aptitudes ofensivas que defensivas, presionó a Andrea Pirlo a lo largo de los primeros cuarenta y cinco minutos. Y lo hizo bien hasta que la tarjeta amarilla recibida dificultó su tarea. La correcta identificación de Ranieri del duelo Poli vs Pirlo como una de las claves del encuentro ayudó al Inter y benefició a Arturo Vidal, que fue el mejor centrocampista bianconero anoche. Situación anómala esta temporada en Turín, donde casi siempre son Marchisio y Pirlo los más destacados en la medular.

Pasaban los minutos y la Juventus, además de empatar a cero -lo que ampliaba la ventaja del Milan a seis puntos-, no estaba cómoda y no dominaba la situación. No habían transcurrido ni ocho minutos de la segunda mitad cuando Antonio Conte movió el banquillo. Doble cambio: Del Piero por Matri (inesperado) y Bonucci por Pepe (todavía más inesperado). Salían dos atacantes y entraban un central y un delantero. Todo para recuperar la defensa de tres centrales y dos carrileros largos. Cuatro minutos después de estas variaciones en el dibujo juventino, Martín Cáceres batió a Julio César. Fue a balón parado, en un corner en el que Lucio cometió un grave error en la marca, motivo por el cual no se puede decir que el 1-0 tuviese que ver con las novedades introducidas por Conte. No por ello debemos olvidar o restar importancia a esta decisión del técnico bianconero.

Claudio Ranieri no solo disponía de un plan A, sino que durante una hora ese plan le funcionó razonablemente bien. El técnico interista consiguió a lo largo de muchos minutos lo que su planteamiento pretendía. Sin embargo, en cuanto el escenario cambió -como consecuencia del gol de Cáceres- descubrimos una nueva realidad, no por ello sorprendente: el Inter no poseía un plan B. Las ausencias de los lesionados Wesley Sneijder y Ricky Álvarez propiciaron que la única respuesta de Ranieri fuese terminar el partido con tres puntas (Forlán, Milito y Pazzini), pero con poca capacidad creativa en el centro del campo (Stankovic, Zanetti y Faraoni).
La Juventus ocupó el liderato durante los dos primeros tercios de la Serie A y lo hizo de manera convincente. La misma situación se produjo en Inglaterra. Allí, el Manchester City gobernó en la Premier League durante varios meses y muchas de sus actuaciones fueron fabulosas. Causaron especial impacto el 1-6 en Old Trafford y el 1-5 en White Hart Lane. Ahora los citizens ya no son líderes y, todavía más trascendente, su juego no se asemeja al de meses anteriores. Roberto Mancini debe diagnosticar y solucionar los problemas que han hecho que en los últimos nueve partidos de liga a domicilio su equipo haya sumado nueve puntos y haya anotado cinco goles. Quisiera llamar la atención sobre otras estadísticas relacionadas con el club del Etihad Stadium:

Primeras 14 jornadas: 12 victorias, 2 empates y 0 derrotas. 48 goles a favor y 13 en contra. 38 de los 42 puntos posibles.

Últimas 16 jornadas: 10 victorias, 2 empates y 4 derrotas. 24 goles a favor y 9 goles en contra. 32 de los 48 puntos posibles.

No hay comentarios: