miércoles, 28 de marzo de 2012

El exitoso mes de Roberto Di Matteo

Veinticuatro días han transcurrido desde que André Villas-Boas fue destituido por Roman Abramovich. Roberto Di Matteo se hizo cargo del equipo y, desde entonces, el Chelsea ha disputado siete partidos: cinco victorias, un empate y una derrota. En otras palabras: dos triunfos han clasificado a los blues para las semifinales de la FA Cup; en la Premier, ha ganado al Stoke, ha perdido en el Etihad Stadium y ha empatado frente al Tottenham; mientras que en Champions ha remontado la difícil eliminatoria ante al Nápoles y ha encarrilado el duelo contra el Benfica. Es decir, que el Chelsea se encuentra a dos partidos de conquistar un título (la FA Cup), está cerca de las semifinales de la Champions League y la distancia en la Premier con respecto al cuarto clasificado es de solo cinco puntos. La reacción inmediata a la noticia que conocimos el pasado 4 de marzo fue pensar que Abramovich se había precipitado y había cometido un error. De momento, los buenos resultados del sustituto de Villas-Boas invitan a rectificar y a enumerar cuatro detalles significativos:
  1. Se desconoce quien es el '9' titular del entrenador transalpino. Didier Drogba ha actuado de inicio en 3 ocasiones y Fernando Torres en 4.
  2. Frank Lampard había estado presente en los primeros partidos importantes (Nápoles, Man City o Tottenham) de Di Matteo, pero se sentó en el banquillo en Da Luz, al igual que Essien, Drogba, Sturridge o Cahill. Lampard, titular 4 veces y suplente 3 veces.
  3. Ramires: titular en 6 de los 7 encuentros de la era Di Matteo. Siempre ocupando la banda derecha y desplazando a Kalou o Sturridge a la izquierda.
  4. John Obi Mikel, que había perdido la confianza de Villas-Boas, y Raúl Meireles han formado la pareja de mediocentros que más se ha repetido en estas tres semanas. Han ocupado esa parcela del campo en 5 de los 7 partidos de la era Di Matteo.
La capacidad de Roberto Di Matteo para salvar la temporada blue y para hacer que se sientan importantes todos los futbolistas de su plantilla hace que uno se pregunte hasta qué punto tiene opciones de continuar en el cargo la próxima temporada. El plan A de Roman Abramovich seguramente pase por sondear el mercado de entrenadores. Pero Di Matteo, ahora mismo, no parece una mala solución si de esa búsqueda no se obtiene el resultado deseado.

No hay comentarios: