lunes, 6 de febrero de 2012

Tres partidos y un Scudetto

No había partido más trascendente en la 22ª jornada de la Serie A italiana que el Milan v Nápoles. Y lo fue. Lo fue mucho más de lo que podíamos imaginar. Porque el Milan, en su carrera por alcanzar a la Juventus, se dejó dos puntos, pero este hecho fue compensado por el inesperado empate de la 'Vecchia Signora' en casa ante el Siena. Así pues, todo se mantiene igual que antes de comenzar la jornada: el Milan a un punto del liderato y habiendo disputado un encuentro más. Sin embargo, lo que hace de este un pésimo fin de semana para los lombardos es la expulsión y consecuente sanción de 3 partidos a Zlatan Ibrahimovic.
Lo cierto es que la dinámica del Milan no es la ideal. En los últimos veinte días, un empate ante el Nápoles y derrotas frente al Inter y la Lazio. Pero sobre todo un juego que genera más dudas que elogios. "No hemos sido capaces de crear juego en la primera parte", explicó Massimiliano Allegri después del encuentro de ayer. En realidad, su equipo vive de la pegada de sus atacantes y rara vez exhibe la capacidad para crear juego. Con la sanción a Ibrahimovic, Allegri pierde a su mejor futbolista durante tres jornadas. ¡Y qué jornadas! Visita a Udine, visita a Cesena y enfrentamiento con la Juventus. Ese es el calendario que tendrán que afrontar los rossoneri, además de disputar las semifinales (vs Juve) de la copa y los octavos de final (vs Arsenal) de la Champions League. 

El Udinese, tercer clasificado, pondrá a prueba a un equipo cuyo reto será enorme: ganar en el Friuli (donde Udinese ha sumado 31 de 33 puntos posibles, frente a sus 10 de 33 puntos como visitante) sin Ibrahimovic y sin los lesionados Pato y Boateng. Por ese motivo, por la ventaja que tiene la Juve (un punto más y un partido menos) y porque se jugará un Milan v Juventus a finales de febrero, la sanción de Ibrahimovic o, mejor dicho, la acción del sueco puede cobrar una trascendencia mayúscula en la resolución de la liga italiana. Lo más flagrante es su reincidencia. Ya el año pasado, a estas alturas de campeonato, Ibra fue sancionado en dos ocasiones distintas con tres partidos. Entonces el Milan se repuso y ganó el Scudetto. ¿Se repetirá la historia?

1 comentario:

Ruben dijo...

Estuve viendo el Milan-Napoles aparte de ser un toston bastante gordo. Se intuye una cosa, esta temporada el Milan tiene pintas de pegarsela bien gorda.

No hay creación en el centro del campo y depende mucho de lo que hagan sus delanteros y sobre todo Ibra que anda posiblemente en su mejor temporada. Y encima este es capaz de hacer tonterias que dejan al equipo con 10.

La Juve lo tiene 'facil' para ganar este Scudetto. No deberia fallar. Además es un equipo agradable de ver, sobre todo me encanta la movilidad y movimientos de Alessandro Matri.

Y el Napoli es un buen equipo, un proyecto muy bien llevado pero el hecho de estar en Champions League a no ser que seas un grande afecta a cualquiera. Si no que se lo digan al Villareal o Leverkusen.