viernes, 24 de febrero de 2012

Cinco historias del fin de semana

1. Sin Ibra ni Boateng. El del sábado no es únicamente el duelo entre los dos mejores equipos de Italia, sino que parece el choque entre las dos escuadras que se disputarán el Scudetto. Por plantilla y por clasificación, Udinese, Lazio y cía ya no parecen rivales en la pelea por el título de liga. Es líder el Milan con 50 pts y la Juventus tiene 49 pts, aunque con un partido menos. El partido se juega en San Siro, pero el favoritismo hay que otorgárselo a la 'Vecchia Signora', por mucho que Giorgio Chiellini diga lo contrario. ¿Por qué lo es? Porque el Milan jugará sin su delantero estrella (Zlatan Ibrahimovic) y sin su centrocampista estrella (Kevin-Prince Boateng); y porque la Juve sigue, a 24 de febrero, invicta en todas las competiciones y ha sido quien mejor fútbol ha practicado en la presente Serie A. Se espera que Massimiliano Allegri juegue con Van Bommel, Nocerino, Muntari y Emanuelson en el medio; Pato y Robinho, en ataque. Aun sin Ibra y Boateng, será un equipo competitivo el que presente Allegri, un equipo que llega a este encuentro en el mejor momento de la temporada. Para vencer necesita al mejor Robinho -a la sombra del sueco y del ghanés en esta campaña- y al mejor Pato -las lesiones han hecho que solo acumule 489 minutos en liga-. Enfrente una Juventus cuyos últimos entrenamientos hacen pensar que jugará con defensa de tres centrales en San Siro. Será fundamental para Antonio Conte que el estilo que ha caracterizado al trío de centrocampistas formado por Andrea Pirlo, Claudio Marchisio y Arturo Vidal se imponga en la batalla que se va a librar con el físico mediocampo rossonero. Resultará poco atractivo, poco vistoso, poco elegante o poco creativo, pero no hay ninguna medular en la liga italiana que pueda causar tantos problemas a Pirlo y Marchisio -dos de los grandes artífices de la buena temporada juventina- como la del Milan. Son dos estilos contrapuestos el de Allegri y el de Conte. Pero, de momento, a ambos les está yendo bien en sus respectivos. Sin embargo, solo puede ganar uno mañana. Y solo puede ganar uno el Scudetto.
2. El primer título. Este domingo, en juego el primer título de la temporada en Inglaterra. Para el Liverpool sería el primero desde 2006. El primero de la era Dalglish. El rival será el Cardiff, de segunda división, que, una vez ha llegado a Wembley, no tendrá ni por asomo tanta presión como los reds. Habrá que prestar mucha atención a la prodigiosa zurda de Peter Whittingham y a los minutos que pueda tener el joven centrocampista esloveno Haris Vuckic, recientemente cedido por el Newcastle. En Inglaterra, este fin de semana los focos no solo los acaparará la Carling Cup, sino también el derbi del norte de Londres, Tottenham v Arsenal.

3. Punto de inflexión. Sigue muy abierta la Bundesliga, con cuatro equipos peleando por el título y separados entre ellos por solo cinco puntos. El domingo se verán las caras dos ellos, el Bayern (3º) y el Schalke (4º). Lo harán con la posible presión de saber que el Borussia Mönchengladbach -juega el viernes por la noche- ya ha sumado tres puntos. Puede ser un punto de inflexión para el que pierda en el Allianz Arena, sobre todo si el líder Borussia Dortmund vence su encuentro y aumenta su ventaja. Continúa lesionado Bastian Schweinsteiger, pero se espera que Thomas Müller -después de su controvertida suplencia en Basilea- vuelva a ocupar la media punta del Bayern. Él y Arjen Robben necesitan mejorar sus recientes actuaciones.

4. ¿Ligue 1 a cuántos? Gracias a los dos pinchazos consecutivos del PSG, el vigente campeón de la liga francesa (Lille) se ha situado a seis puntos del liderato y lo que parecía una liga a dos -PSG y Montpellier- se está convirtiendo en una liga a tres, gracias a la recuperación del equipo de Rudy Garcia. Incluso hay quien sostiene que no debemos olvidarnos del O.Marsella. Más remotas parecen las opciones del O.Lyon, cuya temporada será salvada por las competiciones coperas (sigue vivo en la copa y en la copa de la liga) y por la Champions League. No obstante, el Lyon recibirá este sábado al PSG con la intención de no alejarse del tercer puesto. Un tercer puesto que clasificaría al OL para la máxima competición continental por decimocuarto año consecutivo. No le hará ninguna gracia a Jean-Michel Aulas no alcanzar ese objetivo.

5. La rebelión de los outsiders holandeses. En la Eredivisie, cinco puntos separan al primer clasificado del sexto. Las recientes derrotas del PSV y del AZ han acercado al sorprendente Heerenveen al liderato. Ya es tercero el equipo de Ron Jans, a solo dos puntos de los líderes, y el domingo tiene la oportunidad de meterse de lleno y contra todo pronóstico en la pelea por la Eredivisie, ya que viajan a Alkmaar. En la primera vuelta, el Heerenveen goleó (5-1) al AZ. La falta de rotaciones y la distracción que supone disputar la Europa League están penalizando al AZ en este tramo de la temporada, así que no lo tendrá fácil para vencer al Heerenveen. El AZ v Heerenveen es un choque entre dos de los tres primeros de la Eredivisie y, también, un duelo entre dos de los tres mejores futbolistas de la presente temporada en Holanda. Por un lado, el mediocentro Rasmus Elm; por el otro, el delantero Bas Dost. Pocos contaban en Holanda con estos dos equipos a comienzo de temporada, pero sus buenos resultados y su buen fútbol hacen de su partido el encuentro estrella de la semana en la Eredivisie. Por encima, en mi opinión, del PSV (1º) v Feyenoord (5º), en el que no estará el sueco John Guidetti, autor de 10 goles en los últimos 5 partidos del Feyenoord.

No hay comentarios: