viernes, 20 de enero de 2012

Otro éxito de Lucien Favre

Marco Reus, el MVP de la presente Bundesliga, anotó su 12º gol de la temporada y Patrick Herrmann, la revelación del campeonato, hizo el 2-0 y el 3-0, en el arranque de la segunda vuelta de la liga alemana. Enfrente, el Bayern Munich, campeón de invierno, que ha perdido 3 de sus últimos 6 partidos y cuyo rendimiento como visitante poco o nada tiene que ver con el que ofrece en el Allianz Arena. Sus últimos encuentros a domicilio: derrota en Mönchengladbach, victoria por la mínima en Stuttgart, derrota en Mainz, triunfo por la mínima en Augsburgo, derrota en Hannover y empate en Hoffenheim. Seguro que valoran muy positivamente estos datos en Basilea. El club suizo puede encontrar en las recientes actuaciones del Bayern algunas pistas para, al menos, complicarle la vida en los octavos de final de la Champions League.

Esta noche reaparecía Bastian Schweinsteiger, que no disputaba un partido oficial desde que se lesionó el 2 de noviembre. Su ausencia la notó en exceso el equipo bávaro, al que un error de Manuel Neuer le costó muy caro en Mönchengladbach. Marco Reus abrió el marcador en el minuto 11, gol que causó una situación ideal para el Gladbach, la de ceder la iniciativa -ya con 0-0 la estaba cediendo- y contragolpear. Para ello, una clave: líneas muy juntas y 9 o incluso 10 futbolistas por detrás del balón. Excelente recurso para anular a un Bayern que sufre sin espacios y cuya falta de fluidez e ideas convierten su ataque posicional en algo excesivamente previsible.
A la contra, Herrmann anotó el 2-0 en el 41' y, luego, haría el 3-0. En la segunda parte, el equipo bávaro, desquiciado y desorientado por el planteamiento de Lucien Favre, apenas se acercó a la portería de Marc-André ter Stegen. El joven guardameta y los goleadores Reus y Herrmann reciben, desde que empezó el curso futbolístico, una verdadera avalancha de elogios. Pero no conviene olvidar que nada de esto sería posible sin el brillante trabajo de su entrenador, Lucien Favre, responsable de que el Borussia Mönchengladbach se sitúe a tan solo un punto del liderato. Los números del Gladbach antes y después de la contratación del suizo son esclarecedores:

Ago'10-Feb'11,  sin Favre: 22 partidos - 16 puntos - 56 goles recibidos.
Feb'11-Ene'12, con Favre: 30 partidos - 56 puntos - 21 goles recibidos.

1 comentario:

Lifestyle blog dijo...

Muy buen blog. Soy afionado al futbol y este blog me viene de perlas :)

Saludos