miércoles, 18 de enero de 2012

La alegría de Do Dragao

Finalizó el pasado fin de semana la primera vuelta de la Liga Sagres. Y concluye con dos equipos invictos: el Benfica y el Oporto. De hecho, el Oporto no ha perdido ningún partido de liga portuguesa desde el 28 de febrero de 2010. Sin embargo, las diferencias entre el vigente campeón de la Europa League y el resto de clubes portugueses se han acortado. André Villas-Boas conquistó la liga con 21 puntos de ventaja sobre el Benfica y 36 sobre el Sporting Lisboa. Nada que ver con las cifras de su sucesor, Vítor Pereira, que termina la primera vuelta con 2 puntos de desventaja sobre el Benfica y únicamente 6 de ventaja sobre el Sporting. Pero la temporada portista está marcada sobremanera por la eliminación de la Champions. Muchos consideraban al Oporto 2010/11 uno de los tres o cuatro mejores equipos de Europa, lo cual motivaba que hubiese muchas ganas de verlos competir en la Champions. Pero tras la conquista de la Europa League, Radamel Falcao y Villas-Boas abandonaron Portugal. El colombiano dejó huérfano de goles al equipo. Nadie dijo que fuese fácil sustituir a Falcao, autor de más de 70 goles durante sus 2 años en el fútbol luso. Lo ha intentado Kléber, joven delantero brasileño, que empezó el curso 2011/12 como titular, pero que perdería posteriormente el puesto: en liga, solo ha sido titular una vez desde septiembre. Ahora es Hulk quien se ha consolidado como '9', ya que lleva dos meses ocupando esa demarcación. Sin embargo, sus cifras goleadoras están siendo ostensiblemente inferiores a las de la pasada campaña: 7 goles en liga y 12 en total este año; 23 tantos en liga y 36 en total durante la 2010/11.

Así pues, son varias las noticias negativas que ha recibido el aficionado portista: marcha de Villas-Boas, venta de Radamel, eliminación de la Champions, pérdida del liderato, bajón de las cifras goleadoras de Hulk o la lesión de Freddy Guarín. Para compensarlo, algo muy positivo: el rendimiento de James Rodríguez. Después de llegar al fútbol europeo con tan solo 19 años, su primera campaña en Do Dragao fue de adaptación, de ir entrando poco a poco en el equipo, teniendo muy pocos minutos en la primera vuelta, pero jugando más según avanzaba el curso. Aprendió durante doce meses de Falcao, Moutinho, Hulk y cía, para así poder deslumbrar y adquirir galones en su segundo año en Portugal.

No solo es titular, sino que además asume responsabilidades. Se siente tremendamente importante en el Oporto, como atestiguan sus números: él, un jugador de tres cuartos de campo, es el máximo goleador del equipo en liga. 7 goles suma, los mismos que Hulk, y uno más que Kléber. El de Vítor Pereira es un Oporto menos dinámico y más plano que el de Villas-Boas. Y sería muy previsible de no ser por la presencia del colombiano, que ha actuado casi siempre como extremo izquierdo, aunque en alguna ocasión lo hemos visto en la derecha. Ese fue el caso del duelo del sábado frente a Rio Ave. Victoria por 2 a 0, con dos dianas de James. El 'Cebolla', en la izquierda; él, en la derecha. O, mejor dicho, partiendo desde la derecha. Porque si algo demuestra J.Rodríguez en cada partido es movilidad. Permutas y movilidad permanente, que hicieron de su juego el principal atractivo de un encuentro cuyo segundo aliciente fue ver la disposición táctica del Oporto en la última media hora. El prometedor Juan Iturbe sustituyó a Belluschi y Vítor Pereira abandonó el 4-3-3 para situar a Iturbe en la banda derecha y a James de '10'. Experimento interesante y que seguramente siga produciéndose a medida que el argentino entra paulatinamente en los planes de su entrenador. Fue el Oporto v Rio Ave ante todo una demostración de recursos físicos y técnicos por parte de James Rodríguez, un jugador en constante crecimiento desde que dio el salto a Europa.

video

No hay comentarios: