sábado, 28 de enero de 2012

El enésimo fracaso marroquí

Ocho seleccionadores distintos ha tenido Marruecos desde 2005. Quizás eso ayude a entender sus continuos, reiterados y sonados fracasos. Fracasos como no acudir a un Mundial desde el año 98. Fracasos como no superar la fase de grupos en las últimas cuatro ediciones de la Copa África. Fracasos como ni siquiera clasificarse para la CAN de hace dos años.

Pero nada como perder los dos primeros encuentros de la Copa África 2012 con la nómina de futbolistas que traía Eric Gerets a la cita de Guinea Ecuatorial y Gabón. Futbolistas de la talla de Mbark Boussoufa, Adel Taarabt, Younès Belhanda, Marouane Chamakh, Mehdi Benatia, Youssef El Arabi o Mehdi Carcela-Gonzalez han sido incapaces de rendir de la manera que se esperaba de ellos y de la forma que se les exigía. Insatisfecho con lo ocurrido el lunes, Eric Gerets decidió hacer varios cambios en la alineación de la segunda jornada. De las novedades, lo más sorprendente fue la suplencia de Mbark Boussoufa, ya que el mediapunta del Anzhi había sido uno de los más destacados en la primera parte frente a Túnez. La segunda novedad más sorprendente fue la demarcación de Younès Belhanda que, si bien fue titular, actuó durante la primera mitad en banda derecha. A pesar de ello, Belhanda dio un genial pase de gol a Kharja, que encarrilaba el encuentro.

Cayó entonces la selección marroquí en el conformismo y la relajación, que permitieron que la anfitriona Gabón se fuese estirando poco a poco. Su entusiasmo se vio recompensado con dos goles en dos minutos. De repente, Marruecos estaba fuera del torneo. Hasta que en el último suspiro del tiempo reglamentario, Kharja anotó por segunda vez, ahora de penalti. Parecía que con ese tanto disminuían las similitudes entre lo logrado por Guinea Ecuatorial y lo logrado por Gabón. Pero, lejos de conformarse con el empate, los gaboneses buscaron y encontraron el gol de la victoria. Minuto 97 de un partido todavía más memorable que el Senegal v Guinea Ecuatorial. Zita Mbanangoye fue el responsable del estallido de júbilo que se produjo en el estadio de Libreville en el último suspiro, mientras que Pierre-Emerick Aubameyang confirmó ayer su papel de estrella de esta Copa África. Las anfitrionas Gabón y Guinea Ecuatorial ya están en cuartos de final y sueñan con seguir logrando hazañas. Senegal y Marruecos ya hacen las maletas de vuelta. Es la Copa África de lo inesperado.
Túnez será quien acompañe a Gabón a cuartos de final. Ambas han sumado seis puntos. Los tunecinos vencieron su segundo partido no sin sufrimiento, ante la que a priori era la selección más débil del torneo (Níger). Llamativa actuación de Ouwo Moussa Maazou, un auténtico portento físico, al que solo sus limitaciones con el balón en los pies y a la hora de la definición le impiden ser un delantero de mayor nivel. Finalmente ganó Túnez, a pesar de causar una peor impresión que en la primera jornada. El mejor de Las Águilas de Cartago fue el joven Youseff Msakni, autor de dos goles en esta CAN. Uno y dos. Msakni y Aubameyang confirmaron este viernes su candidatura a MVP del torneo, mientras sellaban el pase de sus selecciones a cuartos.

No hay comentarios: