jueves, 29 de diciembre de 2011

Delanteros en horas bajas

Alex Pato: A sus 22 años vive su quinta temporada en las filas del Milan. Y sólo en una edición de la Serie A italiana (2008/09) ha sido capaz de disputar más de 1.800 minutos. No parece sencillo que este año vaya a superar esa cifra, puesto que únicamente acumula 340 en la primera vuelta del campeonato. Se lesionó el 21 de septiembre en el primer tiempo de un Milan-Udinese y no reapareció hasta el 19 de noviembre. Un mes después de volver, todavía se le ve falto de ritmo y lejos de estar al 100%. Hace un par de años era la gran esperanza del club lombardo, el pilar sobre el que construir el Milan de la próxima década. Ahora su futuro está en el aire. Debido a su falta de continuidad, como consecuencia de sus constantes lesiones muscualres, debido a la competencia (Ibrahimovic, Robinho y ¿Tévez?) y debido a las informaciones que en las últimas horas ha publicado 'RMC Sport', según las cuales el PSG negocia el fichaje de Alex Pato por una cantidad cercana a los 50 millones de euros.
Andy Carroll: A comienzos de este 2011, Andy Carroll se convertía en uno de los quince fichajes más caros de la historia del fútbol. Fue un caso más de transacción en la que el precio fijado podía parecer que estaba un poco por encima del valor de mercado del futbolista, como ocurre con mucho de los traspasos (Milner, Downing, Henderson, Glen Johnson, Joleon Lescott, David Bentley, Oxlade-Chamberlain, etc) que se producen entre clubes ingleses. Pero pocos dudaban del delantero inglés y del acierto que estaba cometiendo el recién llegado Damien Comolli. En diez días, el Liverpool había encontrado a la que podía ser su pareja de delanteros de la próxima década. Suárez, 24 años. Carroll, 22. Sin embargo, el inglés llegó lesionado a Liverpool y no pudo debutar con la camiseta red hasta el mes de marzo. Acabó jugando nueve partidos -seis como titular- antes del final de temporada, pero sólo vio portería en un encuentro. Y su falta de productividad le ha acabado costando la confianza de Kenny Dalglish. En realidad, no está claro si Carroll es improductivo porque Dalglish no le da continuidad o si Dalglish no le da continuidad porque Carroll es improductivo. Entre esas dos posturas se dividen sus defensores y sus detractores. No obstante, cuando falta poco para que se cumplan 365 días de su aterrizaje en Liverpool, sólo ha anotado cinco goles en 1.660 minutos (17 veces titular).

Carlos Tévez: La historia del 'Apache' es por todos conocida. Es la historia de un futbolista que, contra todo pronóstico, inició su carrera europea en el West Ham, continuó en el Manchester United y se mudó luego al otro equipo de la ciudad, al multimillonario Man City. Siempre ha sido Tévez un tipo peculiar, que ha declarado en más de una ocasión, y desde hace tiempo, no sentirse del todo a gusto en Manchester y nunca ha dudado en manifestar que su intención era la de volver a Sudamérica más pronto que tarde. En unos meses ha pasado de ser el máximo goleador de la Premier League 2010/11 y, para muchos, el mejor futbolista del campeonato a llevar tres meses fuera de los terrenos de juego. Y no precisamente por una lesión. A finales de septiembre, cuando apenas estaba entrando en los planes de Roberto Mancini en las semanas anteriores, Tévez se negó a calentar en la segunda parte de un encuentro de Champions. Desde entonces, cruces de declaraciones entre técnico y futbolista, estando este último apartado del equipo. Dos equipos europeos suenan como posibles destinos del argentino en el mercado invernal: PSG y Milan. "Tévez debe escoger entre el dinero (PSG) y el prestigio (Milan)", declaró Silvio Berlusconi. Suena con fuerza otra opción, que es la de volver a ver al 'Apache' en el que fue su club, Corinthians.
Dimitar Berbatov: No son muchos los que se acuerdan de que Berbatov fue el máximo goleador de la pasada Premier, compartiendo el galardón con Tévez. Cumplirá 31 años el búlgaro en enero y los cumple en una temporada en la que su rol es el de cuarto delantero del Manchester United, por detrás de Wayne Rooney, Chicharito Hernández y Danny Welbeck. No estrenó su cuenta goleadora en la presente Premier League hasta la semana pasada. Comprensible si tenemos en cuenta que sólo había disputado 165 minutos hasta entonces. ¿Por cuánto tiempo perdurará Berbatov en este rol más que secundario en su club? No cambió de aires en verano, ¿lo hará en el mercado de invierno?

Fernando Torres: Pagó 35 millones de libras el Liverpool hace un año por Andy Carroll, como respuesta a la venta de Torres al Chelsea por valor de 50 millones de libras. Se convertía así el español en el sexto traspaso más caro de la historia de este deporte. No se hubiese realizado el de Carroll de no haberse producido el de Torres al Chelsea. Pero no se acabó en ese mes de enero la "relación" entre uno y otro. Y es que muchos son los paralelismos que se han hecho entre el año 2011 del delantero español y el del inglés. Y es que ambos fueron muy caros, ambos han anotado tan sólo 5 goles con su nuevo club y ambos pelean ahora por recuperar la titularidad en el Liverpool y el Chelsea, respectivamente. El dorsal nº9 blue ha sido suplente en 9 de los últimos 11 partidos de su equipo. Mal asunto. ¿La buena noticia? Que del 21 de enero al 12 de febrero se disputa la Copa África y allí estará Didier Drogba. Parece improbable que también durante ese período Torres no reciba titularidades. Tendrá entonces una oportunidad de convencer a André Villas-Boas de que debe ser él, y no el marfileño, el '9' del Chelsea.

Lucas Barrios: Un delantero con menos nombre que los anteriores, pero cuya situación ha cambiado radicalmente en el segundo semestre de 2011 es Lucas Barrios. El paraguayo superó la veintena de goles en cada una de sus dos primeras campañas en el fútbol europeo. Le iba bien en lo individual y en lo colectivo (campeón de la Bundesliga y finalista de la Copa América 2011). Sin embargo, la final del prestigioso torneo de selecciones se saldó no sólo con la derrota de su selección por 3 a 0, sino también con una lesión muscular que le haría perderse el primer mes y medio de la Bundesliga. El Borussia Dortmund se quedaba sin su '9' titular. Seguramente no esperaba Barrios que, durante su ausencia, Robert Lewandowski ocupase de forma tan convincente el hueco que su lesión había generado en el equipo. Reapareció Barrios a finales de septiembre y pensábamos que no tardaría en discutirle el puesto al delantero polaco. Pero pasaban las semanas y el paraguayo seguía viendo los partidos desde el banquillo, entraba en las segundas partes y se le veía en baja forma. Así hasta que a finales de noviembre jugó su primer y único encuentro como titular en lo que llevamos de Bundesliga. El Dortmund ganó ese día, pero Barrios pasó inadvertido. 183 minutos (383 entre todas las competiciones) y cero dianas es lo que acumula hasta la fecha. Números impropios de un '9' que había superado la veintena de tantos en las dos campañas anteriores. Es por ello por lo que ahora se habla de que el vigente campeón alemán podría estar buscándole equipo. Suena el Wolfsburgo de Felix Magath como posible destino.

martes, 27 de diciembre de 2011

Oxlade y el plan B de Wenger

Ha sido la 18ª una jornada fantástica para los intereses del Manchester United y, sobre todo, del Tottenham. Ellos han visto como sus rivales -Man City, Chelsea, Liverpool y Arsenal- se dejaban puntos en el Boxing Day. Empates inesperados, ya que se enfrentaban a West Bromwich, Fulham, Blackburn y Wolverhampton, respectivamente. Decepcionante 1-1 de los gunners ante el cuarto equipo más goleado del campeonato, los Wolves. Y es que el Arsenal se ha vuelto un equipo irregular en cuanto a acierto ofensivo, un equipo exageradamente dependiente de Robin Van Persie. En sus últimos quince encuentros de Premier como local, sólo en cuatro ocasiones ha sido capaz el club londinense de anotar más de un gol. Dato preocupante para Arsène Wenger. Únicamente un jugador gunner (RVP) acumula más de cuatro dianas en liga. El Manchester City cuenta con cinco futbolistas que han anotado al menos cinco tantos. El Man Utd, con tres. El Tottenham, con cuatro. Conclusión: es fantástico disponer de un delantero que vive desde hace meses en un estado de inspiración y eficacia superlativa. 47 goles llevan su firma en 2011 (41 con su club y 6 con su selección). La otra cara de la moneda es lo poco aconsejable que resulta depender tanto de un jugador, por muy bueno que sea. Le están faltando a Wenger los centrocampistas con gol que siempre ha tenido (Cesc, Nasri, Pires, Ljungberg, incluso Gilberto Silva llegó a anotar una decena de goles en la Premier 06/07). Por si fuera poco, los extremos (Walcott y Gervinho) tienen en su mala definición uno de sus mayores defectos.

Leí una frase de Arsène Wenger después del 1-1 de hoy ante el Wolverhampton que me llamó la atención: "It was the kind of game that if you play 20 times, you win 19 and draw one. And this was the one". Supongo que la opinión generalizada sería la misma el día que el Arsenal empató, también en el Emirates, y también a uno, ante el Fulham, hace exactamente un mes. En aquel frustrante empate, Arshavin fue titular y cuajó por enésima vez una pésima actuación. Abou Diaby, que había jugado seis minutos al fútbol desde el mes de mayo, fue el segundo cambio. Y un errático Marouane Chamakh fue la tercera sustitución. Este martes, el ruso fue el primer cambio y el marroquí volvió a ser el tercer cambio. Y no fue una sorpresa que volviesen a aportar tan poco. Esa es la tónica habitual desde hace tiempo, desde hace bastantes meses Chamakh y Arshavin aportan poco o nada al equipo. Se podría decir que Yossi Benayoun en los pocos minutos que ha tenido, ha dejado mejores sensaciones que ellos dos. Y se podría decir también que, por muy joven que sea (18 años), Alex Oxlade-Chamberlain merece más minutos y más confianza por parte de su entrenador. No sólo por el talento que se le intuye, por lo que le hemos visto. Notables actuaciones con la selección inglesa sub'21, gol al Olympiakos en la segunda jornada de Champions, buen encuentro en Carling Cup frente al Manchester City. Pero, en Premier, 29' ha disputado, en agosto, en el 8-2 en Old Trafford. Insuficiente, en mi opinión, no sólo por lo comentado (su nivel, su talento, las buenas sensaciones que transmite cuando juega), sino también por las circunstancias que lo rodean.
Song, Arteta, Ramsey, Walcott, Gervinho y Van Persie lo juegan prácticamente todo. Ellos son seis de los ocho jugadores de la plantilla que más minutos disputan esta temporada. Apenas rota Wenger, sabedor de que la diferencia de nivel entre titulares y suplentes se nota en exceso. Las lesiones de Jack Wilshere y Abou Diaby (media hora ha jugado esta campaña y, de nuevo, está lesionado) reducen el número de efectivos. Además, la adaptación de los asiáticos Ryo Miyaichi y Park Chu-Young no parece ser la ideal. Por lo tanto, las opciones ofensivas con las que suele contar el técnico francés en el banquillo son Arshavin, Chamakh, Benayoun, Rosicky y el jovencísimo Oxlade. En enero, Chamakh y el hasta ahora titularísimo Gervinho y se irán a la Copa África. Se reducirán en ese momento las opciones de Arsène, a no ser que haya fichajes en el mercado invernal. ¿Seguirá confiando su suerte el Arsenal a un desmotivado y fuera de forma Andrei Arshavin o llegará la hora de apostar sin temor por Alex Oxlade-Chamberlain? No puede mantener el Arsenal en la segunda vuelta la ausencia de plan B que lo ha caracterizado durante esta primera mitad del campeonato.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Cinco historias del fin de semana

1. Manchester City v Arsenal. Es verdad que los gunners viajan al Etihad Stadium en un buen estado de forma (22 de los últimos 24 puntos posibles). También es cierto que el Manchester City no dispone de ningún lateral izquierdo: Kolarov, lesionado; Clichy, sancionado; Bridge, no inscrito para la Premier. Y, además, no atraviesa por su mejor momento, pues ha pinchado en dos de las tres últimas jornadas de liga. Kun Agüero ha anotado únicamente tres tantos en las pasadas diez jornadas. Son algunos de los motivos que tiene el Arsenal para creer en la victoria o, al menos, en la posibilidad de puntuar en Manchester. Además, of course, de la gran esperanza gunner: la capacidad goleadora de Robin Van Persie, autor de 46 goles (40 con su club y 6 con la selección) en 2011. Pero también tiene datos a los que agarrarse el Manchester City. El más impactante: 25 victorias, 2 empates y ninguna derrota como local en el presente año. La velocidad de Theo Walcott -emparejado ante Zabaleta o Lescott-, las apariciones de Aaron Ramsey a la espalda de los mediocentros citizens y el superlativo momento de forma de Van Persie serán las tres grandes amenazas de un Manchester City que es el claro favorito.
2. Segundo contra cuarto. Está de enhorabuena el fútbol italiano: tres equipos en 1/8 de final de la Champions League -más representación que ningún otro país- y dos en 1/16 de final de la Europa League. En estos tiempos en que equipos como el Tottenham son incapaces de compaginar la competición doméstica con la continental, o al menos no lo intentan, Lazio y Udinese -que no son precisamente superpotencias del fútbol transalpino- han logrado esta semana su pase para la siguiente ronda de la Europa League, al mismo tiempo que ocupan la zona alta de la Serie A. El Udinese es segundo y la Lazio es cuarta. Se enfrentan el domingo por la noche y, por extraño que parezca, lo pueden hacer con el liderato en juego. Increíble, pero cierto. Plausible el trabajo de Francesco Guidolin y Eddy Reja en los banquillos.
A la misma hora, la Roma visitará Nápoles, en un duelo entre dos escuadras de las que se esperaba algo más. Me decepciona que la Roma sea décima y que los partenopeos sean quintos y estén a esa distancia de los puestos Champions. Ahora que acabar entre los tres primeros parece un objetivo más complicado que nunca, la Roma ha de puntuar en San Paolo para, por lo menos, no irse de vacaciones a seis puntos de la Europa League.

3. El mejor regalo del mundo. El próximo mes de abril, el Santos cumple 100 años. La histórica entidad brasileña que disfrutó durante casi dos décadas del fútbol de Pelé celebrará su centenario en un año especial. Especial por lo importante de la efeméride, especial por llegar unos meses después de que el club conquistase la Libertadores, especial por contar con futbolistas de la talla de Neymar o Paulo Henrique y todavía más especial si el centenario va acompañado por el título de campeón del mundo de clubes. Eso es lo que estará en juego el próximo domingo, revalidar al Inter de Milán como vencedor del Mundial de Clubes. No es favorito, ni mucho menos, el equipo sudamericano. Y en su contra juega su endeblez defensiva. A su favor, la presencia de Neymar. Todo ello en un encuentro en el que no espero una gran actuación de Ganso. Vencer al Barcelona sería el mejor regalo posible ahora que la entidad santista está a punto de cumplir un siglo.

4. ¿Despedidas? Tiene la última jornada de la primera vuelta de la Bundesliga una particularidad añadida. A la vuelta de este parón de algo más de treinta días, quizás el campeonato haya perdido a dos de sus máximos artilleros. Lukas Podolski es uno de los protagonistas inequívocos actualmente en la liga alemana (14 goles y 4 asistencias) y en las últimas fechas se han incrementado los rumores que apuntan a su posible marcha de Colonia. Como puede ocupar la posición de Van Persie y también la de Gervinho, y este último estará durante un mes en la Copa África, se han disparado las especulaciones que vinculan a 'Poldi' con el Arsenal. Arsène Wenger ha negado el interés.
Papiss Demba Cissé, segundo máximo goleador de la Bundesliga la pasada campaña, también está envuelto en una situación de naturaleza muy parecida a la de Podolski. El alemán es la gran estrella de un Colonia que depende de él y que está en mitad de la tabla. El senegalés Cissé anotó el año pasado 22 de los 41 goles de su equipo, mientras que en el presente curso 9 de los 20 tantos del Friburgo llevan su firma. Todo ello lo convierte en una pieza codiciada en este próximo mercado invernal. ¿Habrá jugado Lukas Podolski su último partido con la camiseta del Colonia? ¿Hará lo propio este sábado Papiss Cissé? Además, los movimientos del Wolfsburgo en el mercado serán uno de los puntos de interés de éste.
5. Au revoir, Kombouaré. Otra despedida, pero en este caso en forma de destitución, podría producirse en la capital gala. El PSG cayó eliminado esta semana en una Europa League en la que venció todos sus encuentros como local, pero donde perdió en Bilbao y Salzburg, mientras que empató en Bratislava. "Estoy muy decepcionado", aseguró el entrenador del Paris Saint-Germain cuando su equipo quedó fuera de la competición continental. La otra cara de la moneda son sus resultados en liga: colíder y habiendo llegado a tener una racha de 9 victorias en 10 jornadas. Los guarismos en Ligue 1 son notables, no así el juego, que no resulta del todo convincente. No son pocas las voces que señalan que Leonardo -director deportivo del PSG- ya negocia con el sustituto de Antoine Kombouaré, siendo Carlo Ancelotti, Frank Rijkaard o Rafa Benítez algunos de los nombres vinculados con el puesto. Desconocemos si la decisión está ya tomada. Desconocemos si la decisión se tomará en los próximos días. Y desconocemos si lo que acontezca en el PSG v Lille (segundo contra tercero; aspirante contra vigente campeón) influirá en el futuro del inquilino del banquillo parisino. Sea como fuere, disfrutemos del duelo entre Javier Pastore y Eden Hazard, para muchos los dos mejores futbolistas de la liga francesa.

martes, 13 de diciembre de 2011

Super Monday

Se enfrentaban ayer en Italia dos equipos inmersos en dinámicas totalmente opuestas. Por un lado, una Juventus que desde la primera jornada de la Serie A está mandando en el campeonato, tanto por resultados, como por juego. Por el otro, una Roma que había perdido cinco de sus últimos ocho partidos. Así que, a priori, un duelo entre dos escuadras diferentes. Pero las palabras de Antonio Conte, entrenador juventino, ayudan a entender por qué estos dos equipos se parecen más de lo que parece: “In my opinion, Luis Enrique’s doing a great job. I see similarities between Roma and Juventus, for the way in which they both set up and look to take the game to their opponents. Roma have a style of play that I’m a big fan of. The Roma encounter represents an important testing ground. We must be prepared for the many difficulties that we will come up against. They’ll be aggressive and look to dictate the play. The game will be a meeting of the two sides who, along with Milan, have the most possession of the ball in the championship.”

Se mostró elogioso Conte con su homólogo en el banquillo capitalino. Ambos son jóvenes (42 años, Antonio; 41, Luis Enrique), ambos iniciaron en verano un ambicioso proyecto en dos de los grandes clubes de Italia y ambos son abanderados de lo que allí se denomina "gioco propositivo". Fue eso mismo, el gioco propositivo que caracteriza a unos y otros -son dos de los tres equipos que más posesión de balón tienen en la Serie A- lo que convirtió el Roma-Juventus en un encuentro de mucho ritmo. El técnico de la 'Vecchia Signora' lo calificó como "caótico", un adjetivo que rara vez recibe un duelo de la liga italiana.

Tenía la Roma las bajas de Juan, Gago, Bojan, Borini, Pizarro, Burdisso, Kjaer y Cassetti. El panorama era, sobre el papel, desolador: Taddei, lateral derecho; De Rossi jugando de central, junto a Heinze; Viviani debutando en Serie A; Totti, falto de ritmo, en el once inicial por primera vez desde el 1 de octubre. Sin embargo, los romanistas sumaron un punto y vieron al joven mediocentro Federico Viviani tener un correcto e ilusionante debut en la máxima categoría del fútbol italiano. También asistieron a una notable actuación de Daniele de Rossi como central. Y no se llevaron los tres puntos porque Gianluigi Buffon paró un penalti en la segunda mitad a Francesco Totti. No disfrutamos anoche de la mejor versión de la Juve, pero en cada partido me sigue transmitiendo sensaciones propias de un equipo que, ahora mismo, es el máximo favorito para levantar el Scudetto. Es líder y ya ha visitado cuatro de los campos (Inter, Lazio, Nápoles y Roma) más complicados del país.
La Juventus es el único invicto de las cinco grandes ligas europeas. Y lo es después de que el Manchester City cayese en Stamford Bridge, en un encuentro en el que no sólo Agüero, Silva, Mata, Balotelli o Lampard fueron protagonistas. Hubo otros cinco:

André Villas-Boas. Roman Abramovich se encargó el pasado de verano de abonar la claúsula de rescisión -la nada desdeñable cifra de 15 millones de euros- de Villas-Boas. No sólo era una demostración de poder adquisitivo, sino también una demostración de compromiso y creencia en una figura, la del que para muchos es el mejor entrenador joven del continente. Noviembre fue un mes difícil para los blue, pero Villas-Boas nunca estuvo en la cuerda floja. No obstante, él se mostró decepcionado con la mala racha de resultado y juego del equipo, por eso decidió que era el momento de realizar cambios. Otorgar la titularidad a Didier Drogba y, sobre todo, a Oriol Romeu han sido las dos grandes novedades. Especialmente fructífera la segunda. El Chelsea ha mejorado y, por si fuera poco, el nivel que está alcanzando Daniel Sturridge hace de éste un equipo menos dependiente de Juan Mata.

Gael Clichy. Sorprendió en verano que el Manchester City desembolsase 8 millones de euros por Gael Clichy. Un fichaje que podríamos llegar a calificar como la antítesis del "bueno, bonito y barato". Pero llegó a Manchester y acumula ya casi 1.000 minutos en Premier con la camiseta azul del City. Hablando de minutos, once fueron los que transcurrieron en Stamford Bridge entre su primera tarjeta amarilla y la segunda. Ilustrativo de lo desbordado que se ve el lateral francés en duelos de máxima exigencia. Y en algunos de no tanta exigencia. Su expulsión fue determinante porque el guión habría sido otro si su equipo no hubiese jugado durante más de media hora en inferioridad numérica. Además, el domingo rendirá visita al Etihad Stadium el Arsenal. Un partido en el que el City no tendrá lateral izquierdo: Clichy, sancionado; Kolarov, lesionado; Wayne Bridge, no inscrito en la Premier. Y es que con actuaciones como la de anoche, el precio pagado por Clichy, le va a parece caro incluso a un equipo que tiene el dinero por castigo.

Oriol Romeu. Con la de este lunes, son ya cinco las titularidades consecutivas de Oriol Romeu en el Chelsea. Especialmente significativo que Villas-Boas le haya confiado la posición de mediocentro en el partido más importante de la temporada (vs Valencia) y en el duelo ante el líder de la Premier. ¿Signos inequívocos de que Romeu es, ya no sólo titular, sino también indiscutible? Diría que sí.

Roberto Mancini. Durante la presente Premier, tres son las veces que se ha dejado puntos en el camino el Manchester City. Empate en Craven Cottage, empate en Anfield Road y derrota en Stamford Bridge. Estos tres partidos tienen un denominador común: la actitud conservadora y conformista del City. En Craven Cottage, con 1-2 a favor, Pablo Zabaleta sustituyó a David Silva; con 2-2, Mancini retiró a Agüero y Nasri. Resultado: primer y único pinchazo de los citizens hasta la jornada 13. En esa decimotercera fecha, ante el Liverpool, Mancini agitó la bandera blanca en la segunda mitad y sólo la actuación prodigiosa de Joe Hart salvó el empate aquel día. Anoche, es comprensible que la expulsión de Gael Clichy invitase al técnico italiano a "equilibrar" el equipo. Pero, ¿por qué retirar a Agüero (y no a Balotelli)? y ¿por qué a Silva (y no a Milner)? Renunció a sus dos mejores futbolistas. No sabemos si con ellos durante los 90 minutos, el resultado hubiese sido otro, pero en el fútbol suele ser más fácil ganar -o puntuar- si tienes a tus mejores jugadores sobre el césped, y no en el banquillo.

Yaya Touré. Una de las modificaciones más notorias del Man City, con respecto a la pasada campaña, es la demarcación de Yaya Touré. Solía ocupar la mediapunta en la 2010/11, con Gareth Barry y Nigel de Jong como pareja de mediocentros. Eso ha cambiado. Ahora le toca al marfileño acompañar a Barry y jugar más alejado del área rival, pero más cerca del área propia. Y el rendimiento de Yaya ha decrecido de forma ostensible. Es cuanto menos curioso y preocupante la actitud parsimoniosa y pasiva de Touré en el 1-1 del Chelsea, la manera en que se desentiende de Meireles.
video

Lo peor es que no parece algo circunstancial, ni coyuntural. Y es que, como dice Carlos Rosende, "a Touré le gusta muy poco correr hacia atrás, cada vez menos". Necesitará Mancini encontrar la fórmula para que el centrocampista marfileño mejore sus prestaciones y se acerque a lo que fue su rendimiento la pasada campaña.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Cinco historias del fin de semana

1. Chelsea, ¿espejismo o realidad? Llegó a estar cuestionado André Villas-Boas después de perder cinco encuentros en menos de cuarenta días, siendo especialmente dolorosos los cinco goles encajados frente al Arsenal y una derrota en Leverkusen que convertía la última jornada de la fase de grupos de la Champions en un partido a vida o muerte para Chelsea y Valencia. Salvó ese match ball el equipo blue, en la que era la cuarta titularidad consecutiva de Oriol Romeu. ¿Llegará la quinta el lunes en el Chelsea v Manchester City que cierra la jornada? De las palabras del técnico portugués se desprende la idea de que se trata de un duelo más importante para los londinenses que para los citizens, por aquello de que se enfrentan en Stamford Bridge y porque corren el riesgo de alejarse demasiado de un Manchester City del que ya están a diez puntos. Tanto Romeu como Ramires han sido indiscutibles en las últimas fechas, ¿lo seguirán siendo?, ¿les acompañará Frank Lampard (como en Newcastle) o Raúl Meireles (como vs Valencia)?

2. El estilo Stoke. Ha sumado el Tottenham ¡31 de los últimos 33 puntos posibles! y tiene un partido menos que el resto. Sin embargo, no son pocos los que tienen la sensación de que se habla de ellos menos de lo debido. Su buen momento de forma pasará un interesante examen el domingo por la tarde, el de jugar en el Brittania Stadium, feudo del Stoke City. No parece el "estilo Stoke" lo que mejor se ajusta al juego de los spurs. Gareth Bale tendrá dificultades para explotar su rapidez y verticalidad, Luka Modric y Scott Parker sufrirán la presión e intensidad de los centrocampistas potters, y la pareja de centrales del Tottenham -no especialmente contundentes- conocerá de primera mano el archiconocido recurso de Rory Delap, Kenwyne Jones o  Peter Crouch. Este examen en Stoke servirá para conocer cómo se comportan en ese contexto y, si ganan, estarán haciendo historia, pues sería la primera vez desde 1967 que el Tottenham gana siete partidos de Premier League consecutivos.

3. Un calendario que no ayuda a salir de la crisis. La Roma ha cosechado 5 derrotas en las últimas 8 jornadas. Números que poco o nada tienen que ver con lo que se espera de una escuadra que pretende estar en puestos europeos, e incluso de Champions. Las cosas no marchan bien para Luis Enrique en el último mes y medio. Los antecedentes no son los mejores, pero lo que se viene tampoco resulta demasiado esperanzador: visita del líder (Juventus) y viaje a Nápoles, para cerrar el año 2011. En otras palabras: poco sorprendente resultaría que la Roma perdiese sus dos próximos encuentros y, por tanto, cerrase el año con una sonrojante racha de 7 derrotas en 10 jornadas. Para evitarlo tendrá que puntuar el lunes por la noche frente a la Juventus. Una Juve a la que Antonio Conte ha cambiado la cara. Invicta la 'Vecchia Signora' a estas alturas del campeonato por primera vez desde la temporada 1997/98. Desde luego, no parece el rival ideal para salir de esta crisis.
4. Aprendiendo a vivir sin Schweinsteiger. La vida sin Bastian Schweinsteiger no está siendo nada fácil para el Bayern Munich. Se lesionó el 2 de noviembre, durante el partido de Champions que enfrentó a su equipo con el Nápoles. Las primeras informaciones ya apuntaban a que estaría seis semanas de baja y que, por lo tanto, difícilmente volvería a jugar antes de final de año. Cuatro días después de que se produjese aquel infortunio, el Bayern estuvo a punto de dejarse dos puntos en el campo del colista Augsburgo y sólo una mano salvadora de Manuel Neuer evitó aquel traspiés. Era un augurio de lo que sería competir durante un mes y medio sin Bastian, un período que ha incluido dos derrotas consecutivas en liga: primero, en casa frente al Dortmund y, luego, en Mainz. Especialmente ilustrativo el 3-2 en Mainz, un encuentro en el que Jupp Heynckes alineó a Luiz Gustavo y David Alaba como pareja de mediocentros. Durante los 52' que coincidieron sobre el césped, la salida de balón del club bávaro fue un drama de proporciones mayúsculas: mucho pase en corto, poco ritmo y excesiva previsibilidad, que llevaba al equipo a iniciar siempre sus jugadas por los costados. Rectificó Heynckes en la segunda mitad, retirando a Luiz Gustavo y retrasando unos metros a Toni Kroos. Un movimiento, el de situar a Kroos en la base de la jugada, lógico y necesario ante la ausencia de Schweinsteiger. Pero, de nuevo, Alaba y Luiz Gustavo formaron pareja de mediocentros el pasado sábado. Sus prestaciones no fueron mucho mejores que la semana anterior. El equipo ganó 4-1, un resultado, por cierto, un tanto engañoso y abultado, pero el Bayern volvió a añorar la figura de su dorsal nº31. Y lo volverá a echar de menos el domingo, en un campo complicado como el del Stuttgart. No se espera que Alaba ni Luiz Gustavo se destapen, de la noche a la mañana, como excelsos organizadores. Es por ello por lo que, ahora que Arjen Robben vuelve de su lesión, Toni Kroos podría ver retrasada su posición.

5. Gourcuff vs Gourcuff. Tiene 56 años y durante 20 ha entrenado al Lorient. Hablamos de Christian Gourcuff, padre de Yoann Gourcuff, futbolista del O.Lyon. Ellos dos se verán las caras el próximo domingo. No obstante, es un duelo interesante por más motivos. El modesto Lorient perdió en verano a sus dos futbolistas más destacados (Kevin Gameiro y Morgan Amalfitano), pero supo reforzarse inteligentemente. Firmaron a un buen organizador (Coutadeur), a un lateral izquierdo como Mareque, a varios delanteros (Monnet-Paquet, Sunu y Emeghara) y obtuvieron la cesión del jovencísimo Joel Campbell. Es uno de los equipos más atractivos de la clase 'media' de la Ligue 1 y tiene la oportunidad de meterse entre los seis primeros con una victoria ante el Lyon. En el Stade du Moustoir, el Lorient no sólo no conoce la derrota esta temporada, sino que únicamente ha perdido un encuentro como local desde septiembre de 2010. El domingo por la noche, Christian Gourcuff le puede amargar la semana a su hijo, ¿o será al revés?