viernes, 30 de septiembre de 2011

Rotaciones en Europa, ¿por qué?

Me sorprendió que el Rennes causase tantos problemas este jueves al Atlético de Madrid. Todavía más inesperada me había parecido la alineación del equipo francés, que dejó en el banquillo a su mejor jugador (Yann M'Vila), al que quizás sea su futbolista ofensivo más desequilibrante (Jonathan Pitroipa) y a un buen mediocentro como es el internacional francés sub'21 Vincent Pajot. Sinónimo de rotaciones. Sinónimo de que Frédéric Antonetti tenía la cabeza puesta en el encuentro del próximo domingo. Pero no alcanzo a comprender qué lleva al técnico francés a priorizar ese partido de liga. Y es que ayer el Rennes corría el riesgo de acabar la segunda jornada de la fase de grupos a seis puntos del segundo clasificado del grupo I. Para ello tenía que vencerle el Atleti (ninguna sorpresa) y hacer lo mismo el Udinese en Glasgow (tampoco sería sorprendente). No ocurrió, pero pudo ocurrir.


Se puede entender que el PSG viaje a Bilbao sin Kevin Gameiro, ni Jéremy Menez o que deje en el banquillo a Cearà, Camara y Matuidi. No sólo por la disputa de un PSG v O.Lyon el domingo por la noche, sino también porque cree Antoine Kombouaré que con los tres puntos de la primera jornada más lo que pueda sumar en su visita a Salzburgo y sus dos encuentros ante el Slovan será suficiente para clasificarse.
También se puede comprender la actitud en esta competición de un Tottenham que se sabe superior a sus rivales: Rubin Kazan, PAOK y Shamrock Rovers. En las dos primeras alineaciones de Harry Redknapp en la competición han coincidido Cudicini, Walker, Bassong, Corluka, Livermore, Carroll, Giovani y Pavlyuchenko. También han pasado por el once Townsend, Kane, Rose o Iago Falqué. Adivinen cuántos de ellos son titulares habituales en la Premier League. De momento, no se puede decir que no le esté funcionando al Tottenham esta estrategia.
Luego están los equipos como el PSV, de estrategia radicalmente opuesta. Favoritismo máximo, a priori, en un grupo que comparte con Legia Varsovia, Rapid Bucarest y Hapoel Tel Aviv. No impide esto que Fred Rutten ponga sobre el césped a todos y cada uno de sus titulares. Lo hizo en la primera jornada de la Europa League -aun teniendo que recibir al Ajax en partido de liga en menos de 72 horas- y lo repitió en Bucarest. 
Lo mismo se puede decir sobre un Schalke 04 que también es muy favorito en un grupo que completan Maccabi Haifa, Steaua y AEK Larnaca. Sin embargo, no reservó ayer a nadie Huub Stevens.




Tras explicar por qué Tottenham y PSG, entre otros, hacen rotaciones en la segunda competición continental de clubes, toca preguntarse qué lleva al Rennes a dar descanso a varios de sus mejores futbolistas. O qué llevó a otros clubes a tomar el mismo camino en temporadas previas. Desde agosto de 2010 hasta mayo de 2011, los pupilos de Antonetti trabajaron para conseguir un objetivo: clasificarse para la presente edición de la Europa League. Una vez que se está disputando esta competición, priorizan la Ligue 1 sobre ella. ¿Con qué motivo? ¿Para qué tanto esfuerzo el año pasado en busca de la clasificación para Europa? Es cierto que no estuvo lejos de salirle bien la apuesta al entrenador del Rennes, que casi gana el partido de este jueves. Pero su, aparente, falta de interés no beneficia al torneo continental.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

El ambicioso PSG de Pastore

Durante mucho tiempo se ha escuchado aquello de que "la capital francesa no tenía a ningún club puntero". No han sido pocos los años de penuria y mediocridad que ha vivido el Paris Saint-Germain, ya que ni siquiera Ronaldinho fue capaz de revitalizar el club. De 1994 data su último título de liga. Y desde 1997, sólo dos subcampeonatos han sido presenciados en París. El último lustro ha sido especialmente malo: en 2008 coquetearon con el descenso hasta la última jornada, para acabar en 16ª posición. Había sido 15º la campaña anterior y fue 13º en 2010.

De la noche a la mañana, aparece un grupo inversor qatarí. Con dinero y, sobre todo, ambición. La ambición de reinar en el fútbol galo y, por qué no, ir adquiriendo un papel de actor protagonista del fútbol continental. Se han gastado este verano lo mismo que en las seis campañas previas y ya son colíderes de la Ligue 1. Y lo son a pesar de que el arranque del proyecto no ha sido fácil: empezaron la liga perdiendo, en casa, frente al Lorient; pincharon también en la segunda jornada; Javier Pastore no fue titular hasta la cuarta fecha; y todavía no han firmado ningún partido notable. Sin ir más lejos, el mediapunta argentino les dio los tres puntos en Toulouse, en el tiempo de descuento. Y evitó la derrota en Gaillard. Los resultados en estas primeras ocho jornadas de liga son mejores que el juego: el engañoso 0-3 del pasado sábado, en Montpellier, es el más claro ejemplo.


En cuanto a la Europa League, victoria cómoda hace dos semanas frente al Red Bull Salzburg. Y cree Antoine Kombouaré que con esos tres puntos más los que puedan sumar en Salzburgo y los de los duelos ante el Slovan serán suficientes para obtener el pase a dieciseisavos de final. Eso explica que Kevin Gameiro y Jérémy Ménez no viajen a Bilbao. Estará lejos el PSG de presentar su once de gala en San Mamés. Y seguramente la preparación del partido y la intensidad en el mismo no serán las ideales.


1. Nicolas Douchez (22.04.1980): A sus 31 años y después de sus buenas campañas en Toulouse y Rennes, el PSG lo fichó este verano. En principio, para ser titular. Pero poco despúes de su aterrizaje en París, asistiría Douchez al fichaje de Salvatore Sirigu. De momento, el italiano juega los encuentros de liga y el francés se encarga de la Europa League. Desde luego, no era lo que esperaba Douchez cuando firmó su contrato. Y no le queda otra que aprovechar y disfrutar sus oportunidades en los partidos de competición europea. Así que tendrá una motivación extra en el choque de este jueves.

2. Marcos Cearà (18.06.1980): Uno de los capitanes y veteranos del equipo: quinta campaña en las filas del PSG. Lateral derecho titular. Bastante veloz, aunque ya no se prodiga tanto en ataque como en campañas previas. Defensivamente, ha arrancado el año a muy buen nivel.

6. Zoumana Camara (03.04.1979): Gozando de muchos minutos este central francés en el arranque de temporada, debido a la lesión de Mamadou Sakho. Ya 32 años, pero igual de infravalorado que siempre. No es lento, nunca lo ha sido, y va muy bien al corte. Excepcional físicamente. Si fuese algo mejor con el balón en los pies, estaría muy bien valorado.




15. Diego Lugano (02.11.1980): De los fichajes más curiosos de este verano. Apenas tres millones de euros fue el desembolso que tuvieron que hacer los capitalinos para 'sacarlo' de Turquía. A punto de cumplir 31 años, pero habiendo demostrado en la Copa América que todavía le queda fútbol. Veremos cuánto y por cuántas temporadas. Por lo de pronto, un lujo para Kombouaré contar con él y -cuando vuelva Sakho- con una pareja de tanto nivel como la que formarán Lugano y Sakho.

5. Siaka Tiéné (22.02.1982): El lateral izquierdo marfileño es lo más flojo del once de Kombouaré. Sorprende que el PSG no haya reforzado esa posición y esté teniendo que confiar en Tiéné. Veloz, pero con algunas lagunas importantes en su juego y con escasa capacidad con el balón en los pies. Podría ser Sylvain Armand quien ocupe la demarcación de lateral zurdo.

14. Blaise Matuidi (09.04.1987): Indiscutible en las alineaciones del PSG este mediocentro, ex del Saint-Étienne. No es especialmente fuerte, pero sí muy ágil y rápido. Con su zancada soluciona a menudo su facilidad para perder la posición. Hecho bastante acentuado en este inicio de temporada, no sabemos si como consecuencia de la adaptación a un proyecto como este y a un club en el que la presión es grande. Pero lo cierto es que Matuidi no está jugando bien y eso lo tendrá que aprovechar Iker Muniain. Tampoco está aportando mucho ofensivamente en este PSG. Podría tener minutos -e incluso ser titular- Mohamed Sissoko, en San Mamés: otro que llegó a París este verano y que debido a una lesión no pudo debutar hasta el pasado sábado.




12. Mathieu Bodmer (22.11.1982): Se fijó en él, cuatro años atrás, el Olympique de Lyon cuando Bodmer era uno de los futbolistas más destacados de la Ligue 1. No fue mala su primera campaña en Lyon, pero las dos siguientes fueron sin pena ni gloria. Acabó mudándose en 2010 a la capital del país. Pero sigue sin ser el Bodmer que tanto nos gustaba en su época en el Lille. 
En este PSG 2011/12, comenzó Clément Chantôme de titular, como acompañante de Matuidi; pero Bodmer le ha arrebatado la titularidad en tres de las últimas cuatro jornadas de liga y lo cierto es que no ha jugado mal. Chantôme, más organizador; Bodmer, más llegador, más box to box. Este último se ha asociado y se ha entendido mejor con Pastore en el arranque del curso futbolístico.

26. Christophe Jallet (31.10.1983): Ante la ausencia de Jérémy Ménez, es probable que sea Jallet el volante derecho. Un jugador que cuando llegó a París hace un par de años, apenas conocía la posición de centrocampista, ya que rara vez había jugado en Lorient en una demarcación distinta a la de lateral derecho. Kombouaré lo utiliza en ambas. Buena zancada, bastante recorrido e idóneo para ayudar mucho a Cearà. Pero no podrá aportar ofensivamente, ni de lejos, lo que Ménez y eso lo notará el equipo. Y lo notará Pastore.

27. Javier Pastore (20.06.1989): Llamado a ser el líder de este proyecto, y es que las expectativas son enormes después de que pagasen al Palermo 45 millones de euros por su traspaso. Su primer mes con la camiseta parisina ha sido sobresaliente: cuatro goles, dos asistencias, MVP del equipo y puede que de la Ligue 1.
Se suele hablar mucho de su excelente capacidad pasadora y menos de lo que se debe de su conducción de balón y de la facilidad con la que se va en el uno contra uno. Elegante como pocos. Ha de vigilar el Athletic de Bilbao que el mediapunta argentino no reciba cómodo. Cuanto más incómodo y presionado esté en el momento en que recibe, más difícil le resultará dar luego un buen pase. Si encima le concedes facilidades y ventajas, estás muerto.




10. Nené (19.07.1981): ¿Es Nené el "perjudicado" por este nuevo PSG? Hablamos de un futbolista que la temporada pasada era la referencia del equipo, el mejor. El que estuvo entre los cuatro nominados a mejor jugador de la Ligue 1 2010/11: anotó 14 goles (cifras notables para alguien de tres cuartos de campo) y dio 7 asistencias de gol. Aunque no hay que olvidar que ya el rendimiento del brasileño disminuyó considerablemente en la segunda vuelta (trece de sus catorce tantos llegaron en la primera vuelta).
De su posible desmotivación y de la confianza que le dé Kombouaré, dependerá el impacto que tenga en este nuevo PSG.

21. Mevlüt Erding (25.02.1987): La diferencia de nivel entre Kevin Gameiro -el '9' titular, que se queda en París- y Erding es considerable. No obstante, sólo han pasado dos años desde que el PSG pagó 9 millones de euros al Sochaux por este delantero turco. Inclusó alcanzó una respetable cifra de quince goles en su primer año en la capital. Pero las comparaciones son odiosas y la comparación entre Gameiro y Erding habla de lo mucho que van a notar la ausencia del francés. Del turco hay que destacar su velocidad, de la que puede sacar provecho Pastore, metiendo balones a la espalda de los centrales del Athletic. Además, el jovencísimo Jean-Christophe Bahebeck podría gozar de minutos.



Virtudes
  1. De los cuatro jugadores de ataque del PSG, llama la atención que todos tienen capacidad para dar el último pase. Y todos pueden recibir un último pase. Muy desequilibrantes todos ellos; no tanto Jallet, el teórico sustituto de Ménez.
  2. Rara vez abusa del pase horizontal. Equipo vertical, aunque sin Gameiro ni Ménez será un ataque distinto. No tendrán el balón.
  3. Hasta ahora, mejores resultados que juego. Y eso es una virtud en un equipo que está 'empezando' pero que, eso sí, viaja a Bilbao sin dos de sus estrellas. 
  4.  
    Defectos
    1. Ataca con poca gente el PSG. No es un equipo especialmente 'atrevido', sino organizado. Adolece de amplitud: poco juego por los costados.
    2. En ataque posicional, no es que vayan sobrados de ideas y fluidez. Defensivamente, vulnerable a la espalda de los mediocentros e incluso en los laterales, especialmente el zurdo.
    3. Mejorable su juego colectivo. Pocas combinaciones, escasas acciones elaboradas, los laterales apenas suben y el equipo es previsible. Genial, por momentos, pero previsible.

    Rennes: velocidad y M'Vila

    Se enfrenta este jueves el Atlético de Madrid al Rennes, en la segunda jornada de la fase de grupos de la Europa League. Trataremos de explicar en los próximos párrafos qué ha de esperar el Atleti de su visita al Stade de la route de Lorient. Toca contextualizar y decir que este equipo no es mejor que el Udinese y que su nivel quizás esté más cerca del de Celtic Glasgow que del de los italianos. No obstante, el análisis y la previsión de la fase de grupos de esta competición se suele encontrar con una variable que supedita y complica esto: las rotaciones. Hace dos semanas, en el Friuli, el Rennes empezó el partido sin su delantero titular (Montaño), sin su mediapunta habitual (Féret), sin su extremo derecho (Boukari) y sin un central habitual (Kana-Biyik). Escuadra, para mi, inferior a Udinese y superior a un Celtic al que ya vimos en el Vicente Calderón. A la espera de que se defina el nivel del Udinese 2011/12 (post-Alexis y post-Inler), me atrevo a decir que el nivel de los franceses se asemeja más al de los escoceses que al de los italianos.

    Es habitual referirse al Rennes o pensar en él como "el equipo de M'Vila". Y es que por algo el mediocentro francés es, de largo, el mejor futbolista del equipo desde hace tiempo y uno de los más destacados de la Ligue 1.
    Lo primero que llama la atención de la escuadra de Frédéric Antonetti es el físico de sus pupilos. Jugadores como Jonathan Pritoipa, Razak Boukari, Kader Mangane o Chris Mavinga son auténticos atletas. Futbolistas idóneos para jugar al contrataque. Cuando roban el balón son peligrosos, más aún si la transición defensiva del rival es precaria y este deja huecos atrás. Espero un Rennes contragolpeador por esto y por su falta de centrocampistas de perfil asociativo y pasador, lo cual dificulta la existencia de un ataque posicional de nivel. Los problemas empiezan atrás, en una salida de balón que no es limpia y de la que M'Vila acaba siendo piedra angular.


    1. Benoît Costil (03.07.1987): Jugando, sorprendentemente, en Ligue 2 hasta hace dos días, como quien dice. Acababa contrato en verano y aprovechó el Rennes para firmar a este buen guardameta. Ortodoxo, poco espectacular y de buenos reflejos. Ya ha salvado puntos importantes, como los tres del Vélodrome, donde sus intervenciones tuvieron un papel destacado en la victoria del Rennes ante el Marsella.

    29. Romain Danzé (03.07.1986): El zaguero menos atlético del equipo. No sube demasiado la banda, aunque es bastante disciplinado defensivamente. Podría optar Antonetti por alinear a un lateral derecho más veloz como Kevin Théophile-Catherine, para no sufrir tanto ante la presumible presencia de Arda Turan en esa banda. Pero las lesiones de los centrales Mangane y Boye, seguramente impliquen que Catherine sea central.

    15. Jean-Armel Kana-Biyik (03.07.1989): El más débil de la habitual pareja de centrales del Rennes se convierte en el más talentoso, ahora que está lesionado Mangane. Demasiada tendencia a cometer errores, pero peligroso por alto en acciones a balón parado.


    2. Kévin Théophile-Catherine (28.10.1989): Se lesionó Kader Mangane -capitán y mejor central del equipo- en Udine. Le ocurrió lo mismo a John Boye -tercer central- en el partido de liga del pasado domingo. Así que tocará improvisar con un lateral como Théophile-Catherine en el centro de la zaga, donde ya jugó durante setenta minutos el pasado domingo. Esto hace de la pareja de centrales del Rennes el punto débil del equipo.

    3. Chris Mavinga (26.05.1991): Lo firmó el Liverpool hace dos veranos, pero no llegó a tener oportunidades con el primer equipo. Tristemente recordado por su acción en el partido que decía la pasada edición de la liga belga. Lo mejor: sus condiciones físicas. Amplia zancada, que le permite llegar "fácil" a posiciones de ataque y cubrir bien a su par. Potencia no le falta. Está por ver si cumple con las expectativas. Anyway, está muy 'verde' aún. En esta Europa League, tiene exámenes importantes que pueden ser a su vez un fantástico escaparate.

    6. Alexander Tettey (04.04.1986): La demarcación de mediocentro, la posición de acompañante de Yann M'Vila es el mayor quebradero de cabeza de Antonetti. Fue titular Georges Mandjeck en tres de las cuatro primeras jornadas de liga. Y lo ha sido Vincent Pajot en tres de las últimas cuatro. Internacional francés sub'21, este último. Pero puede que la apuesta sea la del físico del nacionalizado noruego Alexander Tettey y su idoneidad para hacer kilómetros detrás de Diego y ayudar a los laterales. Eso sí, muy limitado Tettey -no sólo con balón-: prototipo de mediocentro africano sin apenas conceptos tácticos y que 'sólo' sabe correr detrás del portador de balón. Acertará Antonetti si confía en ese buen organizador que es Pajot.


    17. Yann M'Vila (29.06.1990): Seguido desde hace tiempo por los grandes del continente. Llegaron a confirmar, poco después de que se cerrase el mercado de fichajes, el manager general Pierre Dreossi y el técnico Antonetti que habían recibido una oferta del Arsenal, que rondaba los 30 millones de euros. Será titular en la próxima Eurocopa y uno de los pilares de la selección de Laurent Blanc. A primera vista, llama la atención su físico; pero M'Vila es algo más que eso. Su intervención en el inicio de la jugada es vital para el Rennes. Excelentes movimientos, notable desplazamiento en largo e incluso llegada a área rival. Un mediocentro especial.

    8. Julien Féret (05.07.1982): Fichado este verano del Nancy. Enganche, diestro, sin un físico que marque diferencias y con un rendimiento discreto en este inicio de campaña. Prefiere estar cerca del área rival que retrasar su posición y bajar a recibir e iniciar la jugada. Buen lanzador de faltas. El joven Yacine Brahimi, que acaba de salir de una lesión, le peleará el puesto.

    7. Jonathan Pitroipa (12.04.1986): La principal contratación del verano, procedente del Hamburgo. No tardó Antonetti en situarlo en banda izquierda, para usarlo a pierna cambiada. Diestro e individualista como pocos. Lo que le gusta encarar a su defensor es inversamente proporcional a lo que le gusta 'soltar' el balón. Eso sí, su velocidad lo convierte en el atacante más desequilibrante y la gran amenaza ofensiva del Rennes. Lástima su habitual mala toma de decisiones.


    12. Razak Boukari (25.04.1987): Guarda algunas similitudes con Pitroipa. No es tan veloz -hay pocos futbolistas con la rapidez del burkinés-, pero basa casi todas sus acciones en sus buenas condiciones físicas. Es diestro cerrado, se siente más cómodo jugando a pierna cambiada y, ahora que Pitroipa actúa de extremo izquierdo, se complica su presencia en el once. Jirès Kembo-Ekoko ha sido titular en tres de los últimos cuatro encuentros del Rennes y no sería sorprendente su presencia en el once que se enfrente al Atleti. Pero más potencial y mejores condiciones las de Boukari.

    21. Víctor Montaño (01.05.1985): Delantero colombiano, fichado hace doce meses. Bastante caro (6,5 m €) para lo que son las cifras (cuarto fichaje más caro de la historia del Rennes) en las que se mueve un club como este. Pero no es un gran goleador -menos de una decena de tantos last year-. Sus virtudes son otras: peleón, cae a banda en beneficio del equipo, buen chutador con ambas piernas y, a pesar de no ser muy alto, no va mal de cabeza. Su problema: ni le ponen buenos balones, ni es demasiado brillante con el balón en los pies.



    Virtudes
    1. Su estrella se llama Yann y se apellida M'Vila.
    2. Atletas en todas sus líneas. Siendo Jonathan Pitroipa el paradigma de esa rapidez y estas capacidades físicas.
    3. Harán bastante más daño si juegan a la contra que si tienen que llevar la iniciativa.

    Defectos
    1.  Menos gol del que dicen sus cifras. Nadie ha anotado más tantos que ellos en esta Ligue 1, pero 11 de esos 18 goles llegaron en Dijon y Montbéliard. La temporada pasada anotaron 38 en 38 partidos.
    2. Sin Mangane ni Boye, la línea defensiva es todavía más débil de lo habitual. Insuficiente, a priori, para competir ante un delantero como Radamel Falcao.
    3. Si es Tettey -y no Pajot- el que acompaña a M'Vila, la salida de balón puede ser horrorosa.

    domingo, 25 de septiembre de 2011

    Lógicos temores y preocupaciones juventinas

    Lidera la Juventus la Serie A tras cuatro jornadas disputadas. Pero suma dos empates consecutivos y este domingo ha firmado su primer mal partido del año. Un encuentro del que Antonio Conte tomará nota, ya que fueron varias cosas las que no funcionaron adecuadamente en Catania (1-1).

    Si uno coge un papel y hace una lista con los aspectos positivos de lo que hemos visto de la Juve en este mes de septiembre -cosas interesantes que ha hecho, virtudes, buenos jugadores, etc-, la lista es larga, por suerte para ellos. Hay talento en todas las líneas del campo, han tenido siempre un mínimo de 60% de posesión de balón y acumulan una media de 64.1%, y ni siquiera en Catania se vieron desbordados por el rival. 
    Por su parte, la lista que maneja Conte de aspectos negativos ha de estar encabezada por la ausencia de un lateral izquierdo de nivel. Sin ánimo de señalar a Fabio Grosso como responsable del pinchazo en Catania, el otrora lateral izquierdo de la selección italiana campeona del mundo cumplirá 34 años en breve y ni aporta ofensivamente ni tiene el físico para defender a gente, sin ir más lejos, como Papu Gómez. Para la Vecchia Signora, supone un riesgo tenerlo en el once titular. Ahora bien, ¿qué alternativas hay? En plantilla, sólo otro lateral izquierdo (Paolo De Ceglie). Mejores condiciones físicas y técnicas que las de Grosso. La otra opción es chilena y se apellida Vidal. Su polivalencia es conocida por todos y, aun rindiendo ahí peor que en el centro del campo, no es una posibilidad que se deba descartar. Poco más donde elegir.


    Por suerte para la Juve, no siempre Giorgio Chiellini va a firmar actuaciones tan pobres como la de Catania. Y, también por suerte, no siempre van a jugar sin Mirko Vucinic -sancionado hoy-. Modificó ligeramente Conte su esquema, intentando que Arturo Vidal enlazase el mediocampo con la delantera. Una función que, en cierto modo, suele hacer el montenegrino, aun siendo un atacante. No obstante, el partido puede tener un par de damnificados. El principal, Eljero Elia, extremo izquierdo holandés fichado este verano y que fue sustituido ya en el descanso. En una Juve con este sentido del juego colectivo y organizado, alguien de carácter individualista como Elia no tendrá fácil encontrar acomodo. Algo similar se puede aplicar a Milos Krasic, aunque se le vio más inspirado que al ex del Hamburgo.

    Se saca otra lectura del Catania 1-1 Juventus. Referente a Andrea Pirlo. No sufrió un marcaje individual, ni tenía enfrente a mediocentros de primerísimo nivel, pero "sufrió" como nunca antes en su etapa juventina. No sólo habían sido notables sus tres primeros encuentros oficiales con la Juve, sino que había sido poco exigido por los rivales. Estos le regalaron demasiados metros y excesivo tiempo para pensar. Cosa que nunca puedes hacer con il regista o te desarbolará la defensa con sus pases medidos. Fue más intenso el trabajo del Catania con Pirlo y ahí obtuvieron sus frutos. Tendrá que trabajar Antonio Conte los mecanismos oportunos para que cuando el rival anule a Pirlo, la Juve no se olvide de cómo jugar. Cuenta para eso con la ventaja de disponer de Vidal y Marchisio, que están llamados a hacer un importante trabajo. Pero si hay un sitio en el que conocen a la perfección a Andrea, ese es Milán. Precisamente ante el Milan será el próximo partido de la Juventus en el que será, a priori, el primer choque complicado de la Vecchia Signora esta temporada. El primer examen.

    jueves, 22 de septiembre de 2011

    Tener el balón y no jugar bien

    Tener el balón y no jugar bien. Eso es lo que le ha ocurrido en la jornada intersemanal al Milan y a la Roma. Empataron a uno los lombardos teniendo un 67.9% de posesión de balón, mientras que la Roma empató (1-1) ante el Siena, aun con un 68.9% de posesión. Y ambas actuaciones fueron parecidas y deficientes por varios motivos. 

    No tenía enfrente un rival fácil el equipo de Allegri. Sin embargo, vimos un Udinese decepcionante, que dio un paso atrás desde el primer minuto. Algo que no solía hacer el año pasado, cuando era capaz de ser osado y valiente en San Siro y conseguir, de esta forma, anotar cuatro goles. Era otro equipo: tenía a Alexis Sánchez y a Gokhan Inler. Piensa Francesco Guidolin que sin ellos dos, controlar los partidos y ser descarado es más complicado. Sólo así se explica que los de Udine se encerrasen en su propio campo. Dieron 310 pases, por los 700 de un Milan que añoró a Robinho e Ibrahimovic y que vio cómo se lesionaba Pato a los veinte minutos. Se limitó a esperar atrás el equipo visitante y así sacó un punto de su visita a Milán. Pero no somos pocos los que pensamos que si se lo hubiesen creído y hubiesen tenido la convicción de la temporada anterior, se habrían llevado los tres puntos.

    No sorprendió en absoluto lo de la Roma, que ya había mostrado intenciones similares en la primera y la segunda jornada de la Serie A. Sin llegar, en ningún caso, a adueñarse del balón como lo hizo este jueves frente al recién ascendido Siena. Sus cifras han sido idénticas a las de los rossoneri: 69 % de posesión de balón (68% Milan), 708 pases (700 Milan) y 301 del rival (310 Udinese). Les diferencia, entre otras cosas, el esquema. Y también de dónde vienen. Unos se proclamaron campeones de Italia, los otros estrenan entrenador y apuestan por una nueva idea futbolística. Idea en la que Daniele De Rossi no sólo ejerce de mediocentro, sino que se incrusta entre los centrales, en lo que es prácticamente un 3-4-3 en fase ofensiva. Una vez que el balón sale desde atrás, las ideas brillan por su ausencia. Y no porque haya malos futbolistas (Pjanic, Totti, Osvaldo, etc). 
    Equipo espeso: circulación de balón lenta, ningún cambio de ritmo a lo largo de los noventa minutos, un par de internadas de Jose Ángel y un número elevadísimo de pases horizontales y sin intención alguna. Todo ello mientras nadie hace un desmarque, un movimiento o un cambio de orientación. Esto explica que la Roma haya sumado sólo dos puntos de nueve posibles -aun habiendo recibido a Cagliari y Siena-.


    Tres claves para que los capitalinos progresen esta temporada: la paciencia de la grada, la de los directivos y la introducción de algunas variantes en el plan de juego de Luis Enrique.

    martes, 20 de septiembre de 2011

    El ultimátum y el despido, cada vez más cerca

    Cuarto partido del Inter esta temporada -tres de Serie A y uno de Champions League-. Tres derrotas y un empate. Ninguna victoria. Y este martes, de nuevo con Gian Piero Gasperini introduciendo importantes novedades. A saber:

    - En Palermo: Defensa de tres centrales y Wesley Sneijder viendo la primera media hora desde el banquillo.
    - Vs Trabzonspor: Defensa con cuatro zagueros y Sneijder jugando hasta el descanso como falso extremo izquierdo. En la reanudación, cambio de esquema y el holandés como '10'.
    - Vs Roma: Vuelta a la defensa de tres centrales, pero con laterales "extraños": Obi, izquierda; Nagatomo, derecha. Sneijder, '10', por delante de Zanetti y Cambiasso.
    - En Novara: Se mantiene la defensa de tres centrales y los carrileros, pero se retrasa la posición de Sneijder, para que juegue al lado de Esteban Cambiasso. Tres delanteros: Milito, Forlán y Castaignos -sorpresa mayúscula-.

    ¿Por qué retrasó tanto, en Novara, Gasperini la posición de su mejor futbolista? La respuesta seguramente la encontremos en lo que se vio el sábado en el Giuseppe Meazza. En los gigantescos problemas del Inter en la salida de balón, como explicó Xabier Azkargorta en 'Fiebre Maldini'. Pero no se solucionó el problema. Es más, se crearon otros. Como la enorme distancia existente entre líneas. Entre Sneijder y los tres delanteros, por ejemplo. Pocas veces veremos al holandés recibir en campo propio en todas y cada una de las posesiones de su equipo:


    Funcionó tan mal la escuadra lombarda en la primera parte (se fue al descanso perdiendo 1-0) que Gasperini volvió a cambiar de esquema por enésima vez en esta última quincena. Todo para adelantar a Sneijder y situarlo como enganche. Claro, eso provocó que Cambiasso y Zanetti fuesen los mediocentros durante la segunda mitad, con lo que eso significa a efectos de salida de balón.




    El desenlace, como no podía ser de otra forma, fue malo para los intereses del vigente campeón del mundo. Derrota (3-1) y problemas en la circulación de balón durante los noventa minutos. Falta de ideas, lentitud, nadie capaz de romper una línea y nadie capaz de desequilibrar con la pelota en los pies. ¿Qué hizo bien el Inter en Novara? Poco o nada. ¿Qué ha hecho bien el Inter en estos cuatro partidos que ha jugado? Poco o nada.  
    El ultimátum a Gasperini puede estar cerca. Viaje complicado a Moscú la próxima semana, donde el Inter de Milán no se puede permitir perder. Y, por si fuera poco, recibe al Nápoles dentro de diez días. O da muestras de mejoría el equipo -y Gasperini de tener las cosas más claras que hasta ahora- en los próximos tres encuentros, o el parón de selecciones de la segunda semana de octubre puede ser idóneo para que Massimo Moratti busque un sustituto a su actual entrenador.

    lunes, 19 de septiembre de 2011

    Apuntes de un domingo memorable

    Fue un domingo de los que nos gustan: con mucho y buen fútbol. Desde bien pronto, además. Gracias a la Eredivisie, of course, y al derbi moderno del fútbol holandés. Empataron a dos el PSV y el Ajax en un encuentro cuyo análisis puede ser más extenso y profundo en lo referido a los ajacied que en lo referido a los de Eindhoven. Porque Frank de Boer situó, para sorpresa de todos, a Christian Eriksen como falso extremo derecho. Porque Vurnon Anita fue el mediocentro durante veinte minutos, y Eyong Enoh durante el tiempo restante. Porque se echó de menos al lesionado Sulejmani y porque Van der Wiel fue el punto débil de la defensa del Ajax. Reconoció De Boer tras el partido que "deben jugar al fútbol con más convicción y también conservar su propia identidad". Y es que la presión del PSV impidió a los de Amsterdam jugar como lo venían haciendo en semanas anteriores. Lo mejor del PSV -y de la Eredivisie 2011/12- sigue siendo Dries Mertens.

    No obstante, el match of the day estuvo en Inglaterra. En Old Trafford, para ser más exactos. Allí el Manchester United amplió su racha de victorias y lo hizo ante un Chelsea que, a pesar de la derrota (3-1), sigue dando señales de mejoría y de que los de Villas-Boas han evolucionado a lo largo de este primer mes de competición. Fueron imprecisos los blues, hasta el punto de que dispararon en veintidós ocasiones y sólo batieron una vez a David De Gea. No sólo impresiona que el Manchester United haya hecho pleno (15 pts de 15 posibles), sino que haya anotado ya la friolera de 21 goles y sobre todo que lo haya conseguido habiendo tenido a Arsenal, Tottenham y Chelsea en su calendario. Por este y otros motivos, parece que para ganar esta Premier League harán falta más de noventa puntos y por eso el Manchester City no se puede dejar dos puntos de la forma que se dejó este domingo en Craven Cottage. Tras ir ganando 0-2. Lo más curioso: que Roberto Mancini sustitiyese a David Silva con 1-2 en el marcador y a Nasri y Agüero con 2-2. Sólo el cansancio de haber jugado entre semana explicaría estas extrañas decisiones. Pero si hay un entrenador al que no le satisfizo lo que ocurrió en esta jornada -aparte de Wenger- fue Kenny Dalglish. Su equipo cayó con estrépito (4-0) en White Hart Lane. Condicionado todo por las expulsiones de Adam y Skrtel, anyway. Pero estas no impiden que se puedan sacar conclusiones muy positivas de lo que desprende la pareja Parker-Modric y del rendimiento de Adebayor.


    Para conclusiones positivas, las de la Juventus. Venció por la mínima en Siena, pero volvió a jugar francamente bien, lo cual parece que será la tónica habitual de la Vecchia Signora esta temporada. Lo importante no es que Juve y Nápoles aventajen ya en cinco puntos a Roma, Milan e Inter. Lo verdaderamente destacable es lo convincentes que están siendo los dos primeros y la incertidumbre que rodea a lombardos y capitalinos en estos primeros compases de una Serie A que, por qué no decirlo, está siendo entretenida.

    Cosas que te sorprenderá conocer:
    1. El Newcastle ocupa puestos Champions y el Stoke City está a un punto de ellos. Un punto es lo que separa al Arsenal del descenso. Los gunners han encajado en cinco jornadas más de la mitad de los goles que recibieron en la temporada 2003/04.
    2. Werder Bremen, B.M'Gladbach y Hoffenheim ocupan, para sorpresa de muchos, posiciones Champions en Alemania. Los de Schaaf han experimentado una clara mejoría esta temporada. Los segundos han pasado de jugar una promoción de descenso a estar arriba. Los terceros tienen al gran candidato a ser 'jugador revelación' de la Bundesliga: Roberto Firmino.
    3. Ha sumado el Borussia Dortmund 4 puntos en las últimas 5 jornadas. Su peor racha desde enero-febrero de 2010. Hablamos de un equipo que fue campeón en 2011 perdiendo únicamente 5 encuentros y que ya ha acumulado 3 derrotas en el presente curso. Preocupante.
    4. Colista el Olympique de Marsella tras seis semanas de fútbol en Francia. Era septiembre de 2007 la última vez que los marselleses perdieron tres partidos consecutivos en Ligue 1. Once puntos los separan ya de un O.Lyon que ayer les ganó  (2-0) y es líder, a pesar de las ausencias por lesión de Lisandro y Gourcuff.

    domingo, 18 de septiembre de 2011

    Seis apuntes sobre el partido del día

    Era un partido perteneciente a la segunda jornada del campeonato italiano. Pero era también un encuentro especial por distintos motivos. Porque Inter y Roma estrenan entrenadores. Porque ambos empezaron la liga perdiendo. Porque unos cayeron en la previa de la Europa League (ante el Slovan) y porque otros perdieron en Champions, en casa, ante el Trabzonspor. Condiciones suficientes para que la portada de la Gazzetta dello Sport este sábado dijese "sálvese quien pueda".

    1.- Jugó Gasperini en Palermo con defensa de tres centrales, salió ante el Trabzonspor con cuatro defensas y volvió a plantar ante la Roma una zaga con tres centrales. No se puede asegurar que tenga las ideas claras el técnico interista. Especialmente novedosa y llamativa la ubicación de Yuto Nagatomo como carrilero derecho. Acabó siendo el japonés de lo más destacado del encuentro.

    2.- También dejó boquiabiertos a todos la alineación de Luis Enrique. Dos centrocampistas -Taddei y Perrotta- fueron los laterales. Se mantiene intocable Francesco Totti y Fabio Borini jugó en lugar de Bojan, mientras que David Pizarro -que creo que se acabará imponiendo- fue titular. Confianza ciega, por cierto, en Miralem Pjanic por parte del entrenador español.

    3.- Tuvo un 59% de posesión el equipo capitalino frente al Cagliari. Y un 55% en Milán. Pero sólo ha sido capaz de anotar un gol en estos 180 minutos de juego. Un gol, todo hay que decirlo, en el tiempo de descuento de un encuentro que iba 0-2. Que Osvaldo juegue de '9' -que no lo está haciendo- quizás pueda ayudar a solucionar este problema.

    4.- Mejoró el Inter defensivamente. El equipo estuvo muy partido en Palermo y eso le costó cuatro goles en contra. Ante la Roma, Gasperini sacrificó posesión de balón y atrevimiento en favor de un mayor orden y, como consecuencia de esto, solidez defensiva. Por algo se empieza.

    5.- Me extraña -y apena- que Pazzini no tenga minutos. Me sorprende debido a la cantidad de goles (once en diecisiete partidos) que hizo en sus primeros meses con la camiseta del Inter. Con 0-0 y un cuarto de hora para el final, Gasperini retiró a Forlán y metió a Muntari. Toda una declaración de intenciones. ¿No cuenta el italiano con Pazzini?

    6.- Este era "el equipo de Eto'o y Sneijder". Ahora es "el equipo de Sneijder". Está el holandés uno o dos escalones por encima del resto. La dependencia del holandés se intensifica por momentos. Su entrenador ha entrado en razón y lo ha colocado como '10', aunque quizás más alejado del área de lo debido. No son muchos los técnicos que pueden presumir de contar con un futbolista del nivel de Sneijder y poder construir un equipo a su alrededor.

    martes, 13 de septiembre de 2011

    Nuevo estadio y nuevos objetivos

    Desde que regresó a la Serie A en 2007, la vida de la Vecchia Signora ha estado plagada de altibajos. Tanto es así que Antonio Conte es el quinto entrenador que tiene el club desde entonces. A la quinta parece que va la vencida. Nunca antes -desde el Moggigate- había habido tanta ilusión en Turín. Y, sobre todo, motivos para estar esperanzado ante la temporada que se viene. Empezando por el banquillo, donde se sienta un histórico del club, un Conte con más de una década de experiencia en la Juve. En su etapa como jugador, el equipo ganó cinco Scudettos, una Champions League, fue cinco veces segundo en Serie A y tres veces finalista de Champions. El objetivo no es lograr todo eso también en su etapa como entrenador, of course. Pero lo cierto es que las aspiraciones juventinas esta temporada han de ser mayores que en años previos. Hay plantilla para ganar la liga. No obstante, es pronto para sacar según qué conclusiones. No esta de más ser prudentes, ya que el 4-1 del pasado domingo lo recibió un Parma apático, que no propuso nada y que fue muy inferior.




    "El fichaje del siglo". Así ha calificado Gianluigi Buffon la contratación de Andrea Pirlo. Este dio dos pases de gol en su debut con la Juventus y si sigue a este nivel habrá hecho más en su primer mes como juventino que Alberto Aquilani la temporada pasada. Eso sí, necesita la Juve que el regista juegue más que el año pasado. Se perdió más de la mitad de los partidos de Serie A, así que quizás haya que dosificarlo.

    Marchisio o Vidal. Pepe o Krasic. Había sido titular Milos Krasic en 33 de los 38 encuentros de la pasada campaña. Titular indiscutible y jugador indispensable, aunque su rendimiento fuese decreciente según pasaban las jornadas. Pero el serbio no entró en los planes de Antonio Conte el domingo. Fue suplente y desde el banquillo vio no sólo cómo Simone Pepe ocupaba la banda derecha. También observó cómo el italiano era uno de los más destacados del partido. ¿Suficiente para dejar una vez más a Krasic en el banquillo?
    Otras dos dudas: quien jugará al lado de Pirlo y quien se situará como volante izquierdo. La segunda era la posición habitual de Marchisio la pasada campaña, pero el domingo la ocupó Giaccherini. La lógica dice que Arturo Vidal será titular en la Juve. No sabemos si al lado de Andrea Pirlo o jugando en banda.

    Delantera: Vucinic&Matri. Tengo pocas dudas sobre cuál será la delantera de la Juve. No sólo creo que Mirko Vucinic y Alessandro Matri son los dos mejores puntas del equipo, sino que también me parece una pareja que se debe complementar muy bien. Del Piero y Quagliarella formarán parte de la rotación y tendrán oportunidades, pero el ex-Roma y el ex-Cagliari han de ser titulares.


    La Gazzetta dello Sport prevé el siguiente once para el partido de la segunda jornada, en Siena. Novedosas serían las titularidades de Leonardo Bonucci, Arturo Vidal y Mirko Vucinic. No obstante, se puede intuir que los tres serán indiscutibles para Conte. Probablemente veamos en Siena la que acabará siendo la alineación habitual de la Juventus.

    viernes, 9 de septiembre de 2011

    Previa Serie A 2011/12

    Se ha acostumbrado el fútbol italiano a disfrutar de campeonatos poco abiertos. El Milan conquistó el Scudetto del año pasado con relativa facilidad y el Inter apenas tuvo rival durante las cuatro temporadas anteriores. Desde 2002, únicamente en dos ocasiones la diferencia de puntos entre primero y segundo ha sido inferior a seis. Sin embargo, esta tendencia creemos que cambiará en este nuevo curso futbolístico. Cuatro equipos (Juventus, Milan, Nápoles e Inter) parten con opciones claras de título. El desempeño de posibles outsiders como Roma, Udinese, Lazio, Genoa, Palermo o Fiorentina es una incógnita. 


    Scudetto


    Inter: Se acabó la hegemonía interista en un convulso año post-Mourinho, con cese de Rafa Benítez incluído. Se intuía que no sería fácil, pero pocos pensaron que el entonces campeón de Europa y del mundo pasaría una temporada tan complicada. Pero para sorpresa, la marcha de Samuel Eto'o a Rusia. 37 tantos anotó el camerunés, entre todas las competiciones disputadas el pasado curso. Forlán, Milito, Pazzini y Zárate tendrán que sumar cada uno su cuota de gol. Por detrás, una novedad, llamada Ricky Álvarez. Y lo más importante: la continuidad de Wesley Sneijder, clave en las aspiraciones de un Inter que estrena entrenador (Gasperini).


    Juventus: Nadie ha gastado más dinero en Italia este verano que la Vecchia Signora, que intentará así mejorar los séptimos puestos que ha ocupado en las dos últimas campañas. El lavado de cara incluye nuevo técnico: Antonio Conte. También refuerzos de nivel en todas las líneas. Stephan Lichtsteiner atrás, Andrea Pirlo y Arturo Vidal en el medio o Eljero Elia y Mirko Vucinic arriba.¿Suficiente?


    Milan: Varias novedades, pero pocos cambios sustanciales. Hay nuevo central titular (Mexès), a priori. Veremos quién ocupa el lateral izquierdo. Y queda también por comprobar cuál será el papel de Nocerino y de El Shaarawy. Pero para duda la referente a Alberto Aquilani. ¿Disfrutaremos del Aquilani de la Roma o de la discretísima versión que vimos de él en Turín? ¿Acaso se pasará todo el año en la enfermería como ocurrió en Liverpool? Sea como fuere, lo que está claro es que la dependencia de Massimiliano Allegri de lo que hagan Robinho, Ibrahimovic y Pato es exagerada. Y es que el equipo necesita algo más que la aportación de estos tres para revalidar el título liguero.


    Nápoles: La última vez que el Nápoles arrancó un campeonato con aspiraciones de título, todavía contaba con Diego Armando Maradona en sus filas. Lo de la 2010/11 fue un exitazo por parte de los napolitanos. Ahora, soñar con el Scudetto no es ni mucho menos una utopía. San Paolo seguirá siendo un fortín; Lavezzi, Cavani y Hamsik continúan en el equipo; y además no han escatimado en refuerzos: Gokhan Inler, Goran Pandev, Miguel Britos, Blerim Dzemaili o Marco Donadel. Equipo casi sin fisuras el de Mazzarri. Aunque ya conocemos el dicho aquel de "lo difícil no es llegar, sino mantenerse".




    Outsiders

    Fiorentina: No se ha ido Alberto Gilardino. Tampoco Juan Vargas. Ni siquiera Ricardo Montolivo, quien más cerca ha estado de irse. Anyway, este último termina contrato en junio y se espera que estos sean sus últimos meses en Florencia. La gran noticia es la vuelta de Stevan Jovetic al fútbol, ya que una grave lesión sufrida el pasado verano provocó que el montenegrino se perdiese toda la temporada. Este, su cuarto año en Italia, ha de ser el de su consolidación. Aun estando a su alrededor los mencionados Vargas, Montolivo o Gilardino, apuesto por Jovetic -más realidad que promesa- como MVP del equipo. La promesa de la plantilla de Mihajlovic se llama Adem Ljajic.

    Genoa: Dos años consecutivos llevan los genoveses viviendo en mitad de la tabla y más lejos de lo que quisieran de la zona europea. Han vendido bastante más de lo que han comprado y ese nunca es un buen indicativo para un equipo que quizás pretenda meterse en Europa. Y eso no será fácil para el Genoa. Cuenta Malesani con futbolistas contrastados como Palacio, Veloso, Kucka, Frey, Caracciolo, Birsa o Zé Eduardo. Pero si hay un jugador del que apetece sobremanera seguir su evolución, ese es Alexander Merkel.

    Lazio: Qué cerca estuvo la Lazio de clasificarse para la presente edición de la Champions League. Sólo la extraordinaria segunda vuelta del Udinese apartó a los capitalinos de meterse entre los cuatro primeros. Ha sido cedido Mauro Zárate, tras sus diferencias con Eddy Reja, al Inter. El problema no es ese, sino el nivel de los nuevos delanteros: Djibril Cissé y Miroslav Klose. Me generan dudas ambos. Sobre todo el alemán, de 33 años, que ha sido titular en apenas una decena de partidos en cada una de sus dos últimas temporadas en el Bayern. Cissé, por el contrario, ha anotado medio centenar de tantos en los dos años que ha pasado en Grecia. No obstante, esta Lazio 2011/12 no me parece mejor que la del curso anterior.

    Roma: La revolución ha sido total en el otro club de la capital. Contrataciones como las de Miralem Pjanic o Erik Lamela auguran un buen futuro al todavía equipo de Luis Enrique. Pero si de algo se han escrito líneas es sobre el manejo del tema Totti, Il Capitano. Cada vez más discutido por el opinador externo y cada vez con más competencia. Y edad, claro. La temprana eliminación en la Europa League puede resultar hasta positiva para la Roma. Y es que toda ayuda es poca para un Luis Enrique que tiene ante sí un reto bonito y complicado a partes iguales.

    Udinese: Meterse de nuevo en zona Champions puede llegar a parecer una utopía. Porque Italia sólo tiene tres plazas para la máxima competición continental de clubes. Porque de Udine han partido Alexis Sánchez, Gokhan Inler y Cristian Zapata. Porque sólo han invertido una tercera de la parte de lo que han ingresado en fichajes. Y porque existen dudas sobre el rendimiento a corto plazo de esas nuevas incorporaciones (Torje, Fabbrini, Barreto, Doubai, etc). Lo mejor es que Guidolin procurará mantener el estilo y que la columna vertebral del equipo -Handanovic, Isla, Armero, Asamoah, Di Natale- es de nivel.

    Palermo: La mala noticia es que han perdido al que era su jugador estrella. La buena es que han recibido una cantidad ingente de dinero por él. La segunda mala noticia es que no hay ningún refuerzo llamado a hacer olvidar a Javier Pastore. Matías Silvestre llega a Palermo para que el equipo no vuelva a ser el segundo más goleado del campeonato. En el medio, destaca la incorporación de Edgar Barreto. La media punta seguirá siendo el terreno de Josip Ilicic, con más peso todavía en el juego tras la venta de Pastore. De la consolidación del esloveno como referencia de la escuadra palermitana y de la mejoría en las cifras goleadoras de Abel Hernández, Pinilla y Miccoli -ninguno alcanzó la decena de tantos la temporada pasada- depende parte del devenir de los chicos de Zamparini.


    El resto

    Los otros diez equipos parten con unas aspiraciones menores y más modestas, como es lógico. Sebastian Giovinco continuará siendo el player to watch del Parma. Del joven uruguayo Gastón Ramírez se espera que siga evolucionando en Bolonia. Vincenzo Montella, a sus 37 años, tendrá la oportunidad de entrenar a un Catania que sigue tan argentinizado como de costumbre. La vida en Cagliari no será fácil sin Alessandro Matri. Mientras que, a título personal, lo que me apetece ver y seguir al Chievo Verona es inversamente proporcional a lo que me apetece el Cesena. Sin hacer mucho ruido, es quizás el equipo de la zona baja que mejor se ha reforzado. Con Mutu tienen poco que perder y bastante que ganar. Más de lo mismo con la cesión de Malaka Martínez. Dos apuestas sobre seguro son el brasileño Éder y Antonio Candreva.

    El Lecce vuelve a tener una de las plantillas menos atractivas de la Serie A. De los recién ascendidos, el Novara -que hace poco más de un año estaba en Serie C y que no pisaba la máxima categoría desde los años cincuenta- será el que más sufra. Para contrarrestar la marcha de su entrenador (Conte), el Siena cuenta con un nuevo cerebro sobre el césped: Gaetano D'Agostino. Varias caras nuevas en Bérgamo: Maxi Moralez, Brighi, Cigarini, o Germán Denis tendrán que superar el obstáculo que supone para el Atalanta comenzar la liga con esa sanción de seis puntos.

    lunes, 5 de septiembre de 2011

    Otra oportunidad a punto de esfumarse

    Se viene hablando desde hace tiempo de una prometedora generación de futbolistas belgas. Es un tema recurrente desde que estos llegaron a las semifinales de los JJOO 2008. Lo cierto es que se esperaba un poco más de ellos en la fase de clasificación para el Mundial de Sudáfrica, pero quedaron a veinte puntos de España, a nueve de Bosnia y cinco de Turquía. Tal era la juventud de ese imberbe combinado belga que sólo sumaron un punto a domicilio y perdieron en salidas, a priori asequibles, como la de Estonia o Armenia. Se busca, por lo tanto, explicación a la incapacidad de esta selección para exprimir su potencial. Que sabemos que está ahí. Pero también sabemos que el rendimiento de estos jugadores está por debajo de sus posibilidades. Los futbolistas belgas de más nivel crecen día tras día, sin embargo los resultados siguen siendo pobres en esta fase de clasificación para la Euro 2012. Así que intentamos buscar, quizás sin éxito, alguna respuesta a este caso viendo el Azerbaiyán 1-1 Bélgica del pasado viernes. No obstante, no podemos olvidar que hay quien sostiene que la falta de unidad del país y las discrepancias entre valones y flamencos podrían ser un aspecto perjudicial y relacionado con el rendimiento de la selección de fútbol.

    Y lo cierto es que sobre el césped se atisban detalles de ausencia de unidad y de entendimiento, así como de sentido del colectivo y del trabajo grupal. Cada uno hace la guerra por su cuenta. Eso ayuda a entender la falta de intensidad y de concentración presenciada en Azerbaiyán el viernes. Por no hablar de las imprecisiones y carencia de automatismos e ideas en ataque estático. El juego es discontinuo y deslavazado. Nadie se mueve, nadie se ofrece cuando el compañero tiene la pelota en los pies. Nadie ofrece una línea de pase o un desmarque. Es cierto que Bélgica tuvo mucho el balón y que generó ocasiones claras de gol. Pero no es menos cierto que enfrente estaba la selección nº112 del ranking FIFA -la novena peor europea- y que incluso, en algunos tramos del partido, los belgas no alcanzaron a controlar el juego. Todo esto, con el que posiblemente fuese el mejor once que ha sacado esta selección en años:

    • Simon Mignolet: portero titular de un equipo (Sunderland) que vive en mitad de tabla de la Premier League.
    • Toby Alderweireld: 22 años y, a pesar de ello, casi 100 partidos con la camiseta del Ajax. De los mejores centrales jóvenes que existen. La falta de laterales de nivel y el overbooking de centrales, obligan a Leekens a poner a Toby como lateral derecho.
    • Vincent Kompany: en mi humilde opinión, el mejor central de la pasada Premier League.
    • Jan Vertonghen: 2 años mayor que Alderweireld y camino de los 200 encuentros con el Ajax.
    • Nicolas Lombaerts: cuando las lesiones le respetan, central de nivel. Cumple en la selección como lateral izquierdo.
    • Timmy Simons: el único veterano del equipo. De mejor pasado que presente. Mediocentro cumplidor.
    • Marouane Fellaini: jugador un tanto estancado. No ha llegado a ser lo que algunos esperaban. Pero no deja de ser un buen centrocampista, para lo que son los baremos de Bélgica.
    • Axel Witsel: su reciente fichaje por el Benfica ha supuesto no uno, sino dos pasos adelante, en su carrera. Centrocampista ofensivo completísimo.
    • Eden Hazard: la estrella del equipo. Uno de los futbolistas más codiciados del continente.
    • Dries Mertens: el mejor jugador del primer mes de la Eredivisie 2011/12.Y el más destacado, el viernes, en Baku.
    • Romelu Lukaku: joven prodigio, de debut precoz como profesional, y ya fichado por el Chelsea. No son pocos los que lo ven como uno de los delanteros con mayor potencial del continente. Anyway, sigue estando bastante 'verde'.

    Esta, a priori imponente, alineación no fue suficiente para que los pupilos de Georges Leekens se llevasen los tres puntos de Baku. Tampoco pasaron del empate, hace tres meses en casa, frente a Turquía. Ni a principios de la fase de clasificación en Austria. Ahora, la eliminación de Bélgica está más cerca que nunca. Un punto menos que Turquía y habiendo jugado un encuentro más que ellos. Suponiendo que los belgas ganen a Kazajistán y los turcos a Azerbaiyán, todas las esperanzas de los diablos rojos pasan por ganar en Alemania y esperar a que Turquía no gane ni el martes en Austria ni en octubre a los germanos. Poco menos que una carambola y el poco recomendable hecho de no depender de uno mismo. Quizás haya que esperar a 2014 para volver a verlos en una competición de selecciones. No ser segundo en este grupo A rozará el fracaso. Volver a caer en la próxima fase de clasificación -la del Mundial de Brasil- será un resultado inaceptable.