domingo, 27 de marzo de 2011

Un empate que hacer soñar a Podgorica

Montenegro, estado independiente desde 2006. En marzo de 2007, hace cuatro años, la selección montenegrina disputó su primer partido. Pero no fue hasta el 6 de septiembre de 2008 cuando jugó su primer encuentro oficial. No había podido participar en la fase de clasificación para la Eurocopa 2008, así que su debut oficial se produjo con motivo de la fase de clasificación para el Mundial de Sudáfrica. No perdió en ninguno de sus dos primeros partidos de aquella fase -empató ante Bulgaria e Irlanda- y puso las cosas complicadas a Italia en el tercer partido. Luego, quedó lejos de Italia e Irlanda en aquel grupo, pero su papel -en lo que suponía su debut en competición oficial- fue más que digno.


Y, en su primera fase de clasificación para una Eurocopa, Montenegro colidera su grupo tras 4 jornadas. No solo eso, sino que hay razones futbolísticas para ilusionarse.
La primera es que los balcánicos tienen un equipo mucho más completo de lo que pueda parecer a priori. Por una parte, cero goles encajados en cuatro partidos (habiendo recibido ya a Suiza y habiendo viajado a Bulgaria e Inglaterra); por la otra, la amenaza ofensiva que supone tener en tus filas a Mirko Vucinic, a Simon Vukcevic o al lesionado Stevan Jovetic.
La segunda es que ayer concluyó la primera vuelta del grupo G, con un empate a cero entre Bulgaria y Suiza -el gran rival de Montenegro en la pelea por el segunto puesto-. Seis son los puntos que tienen que remontar Suiza y Bulgaria, restando solo cuatro partidos. Para hacernos una idea de lo complicado que lo tiene Suiza para alcanzar a Montenegro, los helvéticos juegan su próximo partido en Wembley. 
La tercera es que, este sábado, Suiza visitó Bulgaria, en lo que fue otra discreta actuación de los de Ottmar Hitzfeld. Después de ver lo de ayer en Sofía, cuesta mucho convencer a alguien de que Suiza es claramente superior a Montenegro.

No jugó ayer Montenegro, pero hoy Podgorica sueña. Hoy Podgorica sabe que el sueño de estar en Polonia y Ucrania '12 está más cerca de cumplirse que hace veinticuatro horas.De momento, tiene pie y medio en la repesca que se jugará en noviembre...e Inglaterra todavía tiene que pisar Podgorica. ¿Y si Montenegro da la campanada y arrebata la primera posición a los ingleses?

jueves, 24 de marzo de 2011

Partido a vida o muerte para Bélgica

Seis partidos clasificatorios para la Eurocopa 2012 se disputan este viernes. Recibe España a la República Checa, viaja Francia a Luxemburgo y Holanda a Hungría. Tres partidos, a priori, con claros, clarísimos favoritos. Serbia tampoco debería tener dificultades para vencer a Irlanda del Norte. Más igualados se presentan el Eslovenia v Italia y el Austria v Bélgica.

Octavo partido -quinto oficial- de la era Prandelli. Muchos cambios está introduciendo en la selección italiana el ex-entrenador de la Fiorentina: de los 23 convocados para viajar a Eslovenia, solo 9 estuvieron en Sudáfrica. Si hay un partido difícil para Italia en esta fase de clasificación, además del viaje a Serbia, ese es el de este viernes en Eslovenia. Allí se enfrentará a una selección joven y con muy buenos mimbres. Mucho se está hablando últimamente del progreso y del buen momento que vive el fútbol esloveno. Y no es para menos: Handanovic, Bacinovic, Birsa, Ilicic, Novakovic, Matavz...


Pero si hay un partido interesante y, sobre todo, trascendente, ese es el Austria v Bélgica. A estas alturas de la fase de clasificación para la Eurocopa, Bélgica ya juega un partido a vida o muerte. Los belgas, a 3 puntos del 2º (Austria) y con un partido más que este. Por lo tanto, todo lo que no sea ganar en el Ernst Happel Stadion sería complicarse mucho su supervivencia; por no hablar de lo que supondría una derrota.

Sobre el papel, Bélgica es mejor, bastante mejor. Pero los belgas hace tiempo que rinden por debajo de lo que muchos esperan de ellos. Desde 1984, solo han disputado una Eurocopa (2000, de la que fueron co-anfitriones); y en 2002 jugaron su último Mundial. Desde hace algún tiempo se espera que las nuevas generaciones belgas, la de los Kompany, Witsel, Defour, Dembele, Mirallas, Fellaini, Vertonghen y cía hagan de 'los diablos rojos' una selección competitiva, pero eso se resiste. Vandereycken y Vercauteren lo intentaron sin éxito; Dick Advocaat parecía una apuesta segura, pero tampoco funcionó; ¿lo conseguirá Georges Leekens?


No solo es un partido a vida o muerte sino que, por si fuera poco, Georges Leekens puede tener problemas a la hora de dibujar su once inicial. Ni Alderweireld ni Romelu Lukaku, ambos con molestias, han entrenado este jueves. Bélgica se la juega. Perder en Austria significaría otro batacazo para una -o dos- generaciones de talentosos futbolistas belgas que deben demostrar, de una vez por todas, que no solo parecen buenos, sino que realmente son buenos.

Lectura recomendada: Futuro esperanzador...¿o no tan esperanzador?

miércoles, 23 de marzo de 2011

Cinco datos demoledores

I: Klaas-Jan Huntelaar ha marcado 1 gol desde el pasado 24 de noviembre. Uno, sí.
Es un dato que llama muchísimo la atención, pero que impresiona todavía más si tenemos en cuenta que Huntelaar anotó 13 goles con el Schalke 04 y la selección holandesa entre septiembre y octubre. Se lesionó hace tres semanas, pero poco antes de esta lesión de rodilla ya empezaba a ser discutido. En quince días, Felix Magath lo sustituyó dos veces en el descanso. Varias incógnitas: la primera, cuánto tardará en reaparecer; la segunda, cuál será el rendimiento de Mario Gavranovic en su ausencia; la tercera, qué versión de Huntelaar veremos cuando vuelva, la buena o la mala.

II: Fernando Torres ha marcado 4 goles desde el pasado 10 de noviembre. Cuatro, sí.
Sus últimos meses en Liverpool no fueron demasiado buenos pero, desde luego, sí mejores que sus primeros dos meses en Londres. 7 partidos con el Chelsea, 6 de ellos como titular, 497 minutos jugados...y 0 goles. Nadie debería sorprenderse si Carlo Ancelotti lo manda al banquillo. Una cosa es la falta de adaptación y otra es ver cómo Torres está desaprovechando las oportunidades dadas por el entrenador italiano en estos dos meses.

III: El Udinese ha sumado 33 puntos de 39 posibles en 2011 (35 goles a favor y 7 partidos sin encajar un gol). Es el equipo de moda en Italia, de eso no hay duda. 4º clasificado, a 6 puntos del Milan, a 4 del Inter y 3 del Napoles. El líder (Milan) y el segundo (Inter) se enfrentan dentro de diez días. Además, el Inter viaja a Nápoles en la penúltima jornada y el Udinese recibe al Milan en la última. Todo muy abierto, mucho más de lo que pueda parecer al ver los 6 puntos que separan al Udinese del líder. Di Natale, Alexis Sánchez, Inler, K.Asamoah, Isla y cía inspiran confianza. No es para menos.


IV: Con su victoria el domingo ante el Cagliari, el Nápoles alcanzó los 59 puntos, igualando su mejor registro de la historia. Cierto es que en la época dorada del club (Maradona) la victoria valía 2 puntos, pero este hito debe hacernos parar a pensar en lo meritoria que es la temporada del Nápoles. La vorágine del día a día impide detenernos en casos como este y analizar lo que ha conseguido el equipo que entrena Walter Mazzarri. ¡Hace 5 años el Nápoles estaba en Serie C!

V: En las 5 grandes ligas europeas (España, Inglaterra, Italia, Alemania y Francia), solo el Barcelona y el Real Madrid han perdido menos partidos que el Lille.
Lidera la Ligue 1, juega bien al fútbol, tiene a algunos de los mejores futbolistas del campeonato galo y es el favorito para ganar la liga, por delante incluso de Olympique de Marsella y Olympique de Lyon. En verano, lloverán las ofertas por Cabaye, M.Sow y, sobre todo, Gervinho y Hazard.

miércoles, 16 de marzo de 2011

El Bayern fue infiel a su estilo...y lo pagó

Muchas cosas tienen que ocurrir en lo que queda de Champions League para que la eliminatoria de octavos de final entre el Bayern Munich y el Inter no sea recordada como una de las mejores de la competición. 180 minutos lejos de la perfección, con bastantes errores en ambos bandos, pero entretenidos, con intensidad, emoción y mucho fútbol.

El Inter necesitaba poco menos que un milagro -solo un equipo (el Ajax, en 1996) había sido capaz de remontar un resultado adverso después de perder como local en la ida, desde que se instauró el nuevo formato de Champions League en 1992-. No solo había perdido en la ida (0-1), sino que había sido inferior e incapaz de anular a varios de los atacantes del Bayern Munich.
Habrá quien diga que el Inter pasa a cuartos de final gracias al Bayern y a pesar de Leonardo. Se criticaron las posiciones de Esteban Cambiasso y de Dejan Stankovic en la ida y se discute la colocación de Wesley Sneijder en banda izquierda durante buena parte del partido de vuelta. Cuesta entender qué pretendía el técnico brasileño con eso y por qué sitúa a Stankovic en el puesto que más conviene al holandés. El resultado fue que, en el Allianz Arena, en toda la primera mitad el papel de Sneijder fue irrisorio: un par de saques de banda, una falta lejana y poca más participación en el juego. Esa fue una de las causas de que tras el 1-1 de Mario Gómez en el 21' (Eto'o había marcado en el 4'), el encuentro se convirtiese en un monólogo muniqués. También porque durante esos 25 minutos se vio a un Inter desconocido, que cometió múltiples errores defensivos y concedió muchas facilidades, algo que frente a un equipo que tiene a Mario Gómez, Arjen Robben, Thomas Muller, Franck Ribery, Bastian Schweinsteiger y cía es un suicidio. 2-1 al descanso, que podía ser perfectamente un resultado más abultado. Cuando los atacantes del Bayern tienen su día, pocos equipos europeos resultan tan vistosos y entretenidos como el gigante bávaro.


Dos goles tenía que marcar el Inter y dos eran las cosas que necesitaba hacer en la segunda mitad: reducir el número de errores atrás, para que el volumen de ocasiones del Bayern fuese menor, y 'meter' a Sneijder en el partido. Para ello Coutinho sustituyó a Stankovic, con ello el mediapunta holandés se sintió más cómodo -si bien su juego no alcanzaría los niveles superlativos de otros encuentros-. 
Y dos fueron las razones que cambiaron el rumbo del partido. 63', gol de Sneijder; 68', sustitución de Robben. Hasta ese momento el Bayern estaba siendo superior, lo había sido en la ida y estaba siendo todavía mejor en la primera hora del partido de vuelta.


Pero, de repente y sin motivo aparente, desapareció del partido ese Bayern atrevido y osado que conocemos. Ese Bayern que conoce sus virtudes y sus defectos, que sabe que para tener éxito debe maximizar sus virtudes (el ya comentado arsenal ofensivo del que dispone) para así 'disimular' su precaria línea defensiva. Sorprende el cambio de actitud del Bayern porque era obvio que con él sus opciones de éxito disminuían y porque no es algo habitual en Louis Van Gaal. Entró Hamit Altintop por Arjen Robben, aparentemente por lesión muscular de este último. Y con ello el vigente campeón alemán perdió a su mejor futbolista, lo cual no debería ser motivo para cambiar su forma de jugar.

Da la vuelta a la eliminatoria el Inter con un gol de Pandev en el último suspiro, tras un fantástico esfuerzo de Samuel Eto'o (MVP de la eliminatoria y posible MVP de lo que llevamos de Champions), pero no menos importante es el cambio de guion de los últimos 25 minutos.

Y es que lo ha demostrado el Inter en el tramo final de partido -solo ha necesitado tres disparos entre los tres palos para meter tres goles- y lo había hecho el Borussia Dortmund recientemente. Cuando exiges a la defensa del Bayern, cuando presionas e imposibilitas que el equipo bávaro tenga fluidez has dado con la fórmula adecuada para derrotar a un club que tiene que levantarse de este duro revés y meterse entre los tres primeros de la Bundesliga si quiere estar en la próxima edición de la Champions League, cuya final se jugará en Munich.