lunes, 28 de febrero de 2011

Relato de una derrota muy dolorosa

Obafemi Martins marcó el gol de la victoria y, con él, se esfumó un sueño, una ilusión, un título esperado desde hace casi seis años. Es una final en la que los análisis tácticos y comentarios técnicos resultan secundarios. Pues lo principal es, para el Birmingham, la enorme trascendencia de este, el segundo título de su historia -y la posibilidad de jugar en Europa la próxima temporada-. Y, para el Arsenal, lo esperado que era este título y lo inesperado de la derrota.

Sin embargo, muchos caerán de nuevo en el error de menospreciar el trabajo de Arsène Wenger. Un Wenger que, a pesar de los obstáculos con los que se ha encontrado, ha mantenido al equipo siempre en lo alto de la Premier League, peleando ligas (como en 2008 y como en este 2011), jugando bien al fútbol y obteniendo resultados fantásticos en la mayor competición de clubes del mundo: finalista de la Champions 2006, semifinalista en 2009, cuartofinalista en 2008 y 2010 y capaz de vencer al mejor equipo del mundo en el primer y único partido disputado, hasta el momento, en eliminatorias de esta Champions.


Perder la Carling puede ser un duro golpe anímico para el Arsenal. Y digo "puede" porque no tengo la certeza de que vaya a ser así. Creímos que este equipo joven no se levantaría del 0-4 remontado en St James' Park y, sin embargo, diez días más tarde estaba venciendo al Barcelona. 
La cara de Wilshere...un poema. Su partido, sus actuaciones recientes y lo que se intuye que puede ser en el panorama internacional la próxima década...todo ello fascinante y esperanzador. Las dos caras de la moneda en el día de hoy. Lo triste de la derrota, del presente, del desenlace de la Carling. Y, por otro lado, la esperanza y la ilusión con la que se atisba el futuro en el norte de Londres.

El Arsenal no jugó bien en Wembley, ni muchísimo menos. Apenas algunos tramos de buen fútbol. Fue mejor un Birmingham cuya actuación sorprendió a propios y extraños. Hay que decirlo, hay que destacar eso y el fenomenal trabajo de Alex McLeish. Sobre el técnico escocés poco que añadir a lo escrito por Stuart James en 'The Guardian': "In his last three seasons the Birmingham manager has won promotion back to the Championship at the first attempt, delivered the club's highest top-flight league position in more than 50 years and now won the club their first major piece of silverware since 1963. His is a remarkable record, especially given the resources at his disposal. Birmingham are in Europe and no one deserves the plaudits that will follow more than McLeish."


Por lo tanto, no fue injusto el resultado. Sí algunas valoraciones y conclusiones que se están haciendo sobre lo que ha supuesto Arsène Wenger en el último lustro. No somos pocos los que creemos que sin el técnico francés esta estabilidad, este fútbol y estos buenos resultados no hubiesen sido posibles. ¿Es culpa suya que no lleguen los títulos? I don't think so.
Arsène, te estamos eternamente agradecidos.

jueves, 24 de febrero de 2011

Erik Lamela: es bueno...pero no tanto

Me preguntaba hace poco mi buen amigo Javi Amaro si Erik Lamela era el tipo de jugador que necesitaba el Atlético de Madrid, si era el tipo de atacante que buscaba el Atleti. Primero, por la probable marcha del Kun Agüero; segundo, por el mal momento de forma de un Diego Forlán que, además, cumplirá 32 años en breve. Dije que no, que el joven de River no es lo que necesita el Atlético. Y hoy 'Radio La Red' habla de la posible llegada del argentino por el club español. Según este medio argentino, River pide 20 millones de euros y el club 'colchonero' ha ofrecido 18. Así que parece ser un buen momento para exponer tres razones por las que ese no sería un buen fichaje.


No vamos a negar lo evidente: Erik Lamela es un futbolista con mucho talento. Mediapunta con mucha clase, dinámico, veloz, con gran capacidad para generar ventajas entre líneas. Y excelso en el último pase. Pero con muy pocos partidos a sus espaldas. River está en su derecho de pedir los millones que quiera, pero 18-20 millones de euros por Lamela es fichar muy por encima del precio de mercado o del valor real del futbolista. El próximo mes cumplirá 19 años.

Habrá quien compare la posible llegada de Lamela a España con la del Kun allá por 2006. Pero los paralelismos son más que discutibles. Agüero deja Avellaneda días antes de cumplir los 18 años, pero es que por aquel entonces ya había jugado más de medio centenar de partidos en la primera división argentina. 53 para ser más exacto. Y se había proclamado campeón de un Mundial Sub'20 con tan solo 17 años.
No hay comparación posible: Lamela, 17 partidos en primera división, menos de un tercio de encuentros que el Kun y habiendo demostrado bastante menos que este.

Y más allá del nivel y el precio del futbolista, hay que analizar su adecuación a los distintos clubes europeos que estén interesados en él. Y, desde luego, al Atlético de Madrid no es al que mejor se adecua. Demasiadas lagunas tiene este como para gastarse tanto dinero en un mediapunta. Si, efectivamente, el Atleti vende al Kun Agüero, la pregunta es ¿por qué iba a sustituirlo con un mediapunta -Lamela- y no con otro delantero? Incongruente.

Bayern, ¿outsider o candidato serio?

Octubre de 2009, Louis Van Gaal cuestionado. Apenas cinco semanas más tarde, su equipo dio un puñetazo sobre la mesa, no solo por lo abultado del marcador (1-4) sino también por el juego exhibido. La temporada había empezado mal, pero el Bayern Munich fue capaz de reconducirla y de acabar ganando Bundesliga y DFB Pokal, además de llegar a la final de la Champions League, con varias actuaciones prodigiosas de Arjen Robben.

Y se podría decir que se empiezan a trazar algunos paralelismos entre el Bayern 2009/10 y el Bayern 2010/11. Horrible inicio de temporada: 8 puntos en las primeras 7 jornadas, equipo incapaz de ganar dos partidos consecutivos de Bundesliga hasta el último fin de semana de enero. En esa primera vuelta de campeonato, el Bayern echó por tierra gran parte de sus opciones de conquistar la Bundesliga. A 11 jornadas para la conclusión, está a 13 puntos del líder, Borussia Dortmund. 'Solo' le queda pensar en DFB Pokal y Champions League.



Ayer gustó, y mucho, el equipo en el Giuseppe Meazza, en la reedición de la final de Madrid. Enseñando gran parte de sus virtudes y también su mayor defecto: la fragilidad de su pareja de centrales. Van Gaal conoce a su equipo y sabe que es prácticamente imposible ocultar ese defecto defensivo -hasta que fichen al Hummels, Subotic de turno ¿el próximo verano?-, por lo tanto tendrá que maximizar y optimizar sus recursos. ¿Será suficiente para llegar lejos en esta Champions? ¿Cuántos equipos mejores hay en el continente?


En lo negativo, lo comentado, Tymoschuk-Badstuber y Tymoschuk-Breno, las dos parejas de centrales usadas ante el Inter; ambas se vieron superadas por un Samuel Eto'o que estuvo inmenso y que, a pesar de la inferioridad de su equipo en el encuentro, opositó a MVP del partido.
Todavía es pronto para sacar grandes conclusiones, pero las primeras impresiones que transmite Thomas Kraft son fantásticas. No lleva ni mes y medio como portero titular del gigante bávaro y ya ha cuajado una notable actuación en un partido de máxima exigencia.
Kraft debutaba en un partido de esta índole y Luiz Gustavo debutaba en Champions. Van Gaal por fin situó al brasileño como mediocentro y no como lateral izquierdo, allí jugó Pranjic -hasta que se lesionó-. Explicó luego el entrenador holandés que tenía previsto colocar a Luiz Gustavo y al croata en función de la posición de Wesley Sneijder, más o menos centrada. De ahí que Pranjic jugase los dos primeros minutos del encuentro como mediocentro. 


El doble pivote Luiz Gustavo-Schweinsteiger es solo una de las múltiples armas ofensivas de los alemanes. La principal es esa temible línea de tres formada por Arjen Robben, Thomas Muller y Franck Ribery. Anoche solo el holandés marcó diferencias, aunque el alemán fue a más en la segunda mitad y hay que recordar que está en un gran momento de forma: 8 goles y 7 asistencias en los últimos 12 partidos. Al que hay que empezar a exigir más es al francés.
Pero es que, además, este Bayern 2011 cuenta con un '9' con más gol que Ivica Olic. Y ese es Mario Gómez, autor de 28 goles en los 32 partidos que ha disputado esta temporada. Casi nada.


Asusta el caudal ofensivo del gigante bávaro, suficiente para poner en apuros a cualquier equipo del continente. Otra cosa bien distinta será que las limitaciones defensivas le permitan competir ante cualquier rival. Pero, como comprobamos este miércoles, Van Gaal arriesgará e intentará aprovechar las cualidades de sus mejores futbolistas (Muller, Robben, Ribery, Schweinsteiger y cía), es decir, marcar un gol más que el rival. Un discurso inusual en una época en la que la máxima en las competiciones europeas es dejar la portería a cero.

miércoles, 23 de febrero de 2011

El gran dilema del cuestionado Ancelotti

Tres son los partidos que ha disputado Fernando Torres con la camiseta del Chelsea, cinco han disputado los 'blues' desde la llegada del español, ya que este no llegó a tiempo para jugar en Sunderland ni estaba disponible para jugar en FA Cup ante el Everton. Y los tres onces de Carlo Ancelotti en la 'era Torres' son diferentes, muy diferentes. Veamos:


Debut de Fernando Torres, frente al Liverpool, derrota (0-1). Mal partido del Chelsea y alineación 'confusa' de Ancelotti. No convencieron ni la posición ni el rol de Anelka. Aquel día tampoco gustó nada el equipo, un equipo sin amplitud y empeñado en atacar por el centro.


Viaje a Craven Cottage. Empate a cero en otro discreto encuento de los de Ancelotti, que esta vez sienta a Didier Drogba para -a diferencia del debut de Torres- jugar con un único '9', el español. Las sensaciones son mejores que la semana anterior -no mucho mejores- y el Chelsea se lleva un punto. El esquema es más 'coherente', por aquello de no tener a Anelka de '10', pero implica dejar en el banquillo al marfileño.


Alineación muy novedosa en Copenhague, en la ida de los octavos de final de la Champions League. Allí ganó anoche el Chelsea, en el primer buen partido de Torres con su nuevo equipo. De nuevo su titularidad implicó la ausencia de Drogba en el once inicial. Sorprendió Ancelotti, a los que esperábamos un 4-3-3 con Malouda y Anelka en bandas, con la colocación del primero como volante izquierdo y de Ramires como volante derecho. 4-4-2 con Anelka haciendo dupla atacante con Torres. Mejoró el Chelsea, aunque hubo bastante demérito del Copenhague en ese 0-2 final. Fue un equipo menos rígido que en encuentros anteriores. Basta con observar esta imagen en la que vemos al volante izquierdo, Malouda, prácticamente en el carril derecho y a uno de los dos delanteros, Anelka, pegado a la línea de cal.


Ahora la pregunta que muchos nos hacemos es ¿cuál será el papel de Didier Drogba en el equipo de aquí a final de temporada?

Coincidieron durante 16 minutos el marfileño y el español, el tiempo que transcurrió desde que Drogba sustituyó a Anelka. Tiempo insuficiente para sacar conclusiones, pero la sensación de que el de ayer es el esquema en que mejor se complementarían uno y otro: Ramires/Essien, Mikel/Essien, Lampard, Malouda; Torres, Drogba. 
Las otras opciones pasan por: 1) Dejar a uno de los dos, Drogba o Torres, en el banquillo de forma regular. Cosa altamente improbable. 2) 4-3-3 con el español en una banda. Cosa altamente improbable. 3) 4-4-2 en rombo, pero mantengo que me parece más coherente el 4-4-2 de Copenhague, a pesar de que aún no hayamos tenido la oportunidad de ver a Drogba y Torres juntos de inicio en ese esquema.


Lectura recomendada: Notable Lyon + Mediocre Madrid = Empate justo

lunes, 21 de febrero de 2011

Una reflexión necesaria

FA Cup, una competición que no necesita presentación. Una competición que no se le da demasiado bien al Arsenal en el último lustro. Fue el último título conquistado por los gunners, pero desde entonces -mayo de 2005- su relación con el torneo no es precisamente idílica: eliminado por el Stoke City la temporada pasada en 4ª ronda, por el Chelsea en semifinales, por el Manchester United en 5ª ronda, por el Blackburn en 5ª ronda y por el Bolton en 4ª ronda en 2006.

Comentaba Arsène Wenger, el pasado viernes, en rueda de prensa que "pueden ganar los cuatro títulos“. "Creo que podemos llegar hasta el final en cada competición. Yo no puedo decir que no queramos ganarlo todo. Estamos vivos en todas las competiciones, así que lo haremos lo mejor posible. Mi trabajo es hacer que el equipo llegue lo más lejos posible."
"De lo que estoy convencido es de que tenemos el hambre, el talento y que estamos comprometidos para llegar tan lejos como podamos".


Se ha tomado muy en serio Wenger una competición 'menor', como la Carling Cup (el próximo domingo disputará la final) y, por supuesto, la Premier League. Sin embargo, la FA Cup está siendo el torneo de los suplentes y ya en la fase de grupos de la Champions muchos se preguntaron si el Arsenal estaba priorizando el campeonato doméstico sobre el torneo continental.

Vayamos por partes. Es totalmente comprensible y justificable dar descanso a los Cesc, Wilshere, Van Persie y cía. En Brisbane Road, solo hubo dos téoricos titulares (Sagna, que no había jugado por sanción frente al Barça, y Song) en el once inicial del técnico francés. El resto: Almunia, Squillaci, Ignasi Miquel (debut del central español de 18 años), Gibbs, Denilson, Rosicky, Bendtner, Chamakh y Arshavin. Un once competitivo, más aún cuando se trata de eliminar a un equipo de League One (tercera división), el Leyton Orient. Y empató el Arsenal (1-1), igual que había hecho ante un equipo de segunda división -en el Emirates, además-, como era el Leeds United. Necesitó del replay para superar esa eliminatoria de tercera división ante el Leeds. Estuvo a punto de necesitar otro replay en cuarta ronda, tras ganar por la mínima en el Emirates al Huddersfield en otro pésimo partido de los gunners. Obstáculos, aparentemente fáciles del superar, que al Arsenal se le atragantan o, mejor dicho, a los teóricos suplentes del Arsenal.

¿Relajación?, ¿falta de nivel de los suplentes?, ¿la plantilla está demasiado pendiente de la Premier? ¿Cuál es la respuesta a la pésima imagen que está dando al Arsenal y que hoy le ha dado un tercer disgusto -que, no obstante, no ha sido sinónimo de eliminación-? Preocupante.

domingo, 20 de febrero de 2011

Una temporada muy especial

Abril de 1962, el Tottenham cae eliminado en semifinales de Copa de Europa ante el Benfica de Eusebio y cía, que a la postre sería campeón del torneo. Desde entonces hasta esta temporada 2010/11 los spurs no habían vuelto a disputar la máxima competición europea. Es un dato que debe hacernos entender lo importante que es para el equipo del norte de Londres la situación que está viviendo en la actualidad. Insólita. Recapitulemos: 

Dos tercios de temporada ya disputados, 26 partidos de Premier jugados. Tras eso, el Tottenham mantiene la misma posición en la que terminó la pasada campaña, la 4ª. Entonces, dejó fuera de la Champions al Manchester City, ¿a quién dejará fuera este año (suponiendo que se mete en el top 4)? Parece claro que la lucha se reduce a 3 equipos para dos plazas (Manchester City, Tottenham y Chelsea), ya que el Arsenal tiene un colchón de 8 puntos y el Liverpool ha jugado un partido más y está a 8 puntos de la 4ª plaza. Visto lo visto, y teniendo en cuenta el juego mostrado por spurs y blues en fechas recientes, la pelea por esa 4ª plaza va a ser increíble y el Tottenham está en disposición de conseguir algo histórico, como sería ¡dejar fuera de Champions por primera vez al Chelsea en la era Abramovich! Y lo cierto es que me cuesta mucho apostar en contra del Tottenham.


Pero es que no solo en Stamford Bridge temen a este Tottenham, sino en todo el continente. Viajaban los de Redknapp a Milán sin Gareth Bale y con Luka Modric con molestias y partiendo desde el banquillo y de allí sacaron un valioso 0-1, que no fue casualidad ni mucho menos, sino la consecuencia de una notable actuación colectiva. Es claro favorito el equipo londinense en esa eliminatoria ante el líder de la Serie, no solo por la ventaja cosechada en la ida, sino también por el peso que va a tener White Hart Lane en el encuentro de vuelta y por la reaparición de Bale. Ah, y para entonces Modric sí estará al 100%.

Dicho lo cual, el Tottenham no debe perder la ambición. Tiene plantilla para hacer cosas en esta Champions. Muchos creen que estará en cuartos de final -todo un logro-, pero ¿y si se plantan en semifinales? Viendo el resto de equipos en liza, no encuentro muchos equipos a los que el Tottenham deba temer: Barcelona y...poco más. No sería favorito ante un Real Madrid, ¿Manchester United?, ¿Arsenal?, pero sí tendría bastantes opciones. Eso en Champions. Y en Premier, lo dicho, creo que es el Chelsea el que tiene que estar preocupado del Tottenham y no al revés.

viernes, 18 de febrero de 2011

Siete reflexiones sobre la Europa League

Maratón de partidos de fútbol este jueves, con motivo de la ida de los dieciseisavos de final de la Europa League. Muchos partidos visionados, muchos jugadores vistos, he aquí algunas reflexiones después de lo sucedido ayer:

1) Si en algo hay unanimidad en esta Europa League es en que está muy abierta, que hay varias candidaturas muy firmes y que nadie destaca por encima del resto. Podríamos reducir a ¿seis? el número de máximos candidatos. Pienso en Manchester City, pienso en Villarreal, en Zenit, en Oporto, en Napoles y en Bayer Leverkusen. Creo que, visto lo visto, es mi particular 'top 6' de la competición, no siendo descabellado incluir al CSKA de Moscú en esta lista; no obstante, no me convencen los moscovitas de la misma forma que lo hacen los otros seis equipos. Me sorprendería mucho que no ganase el torneo uno de esos seis.

2) Cuesta comprender a los entrenadores, equipos, que "renuncian" a la Europa League. Se puede entender la situación de un equipo como el Stuttgart, que tiene que compaginar su participación en los dieciseisavos de Europa League con su posición en descenso en la Bundesliga. Es lógico que priorice y piense en la liga. No obstante, no fue así e hizo un partido muy serio en Da Luz, lo cual es admirable. Sin embargo, causan sorpresa las decisiones de Palermo y Lille, por ejemplo. Los italianos renunciaron, literalmente, a la competición jugando la fase de grupos con suplentes -y fueron eliminados-...¿si te pasas toda una temporada peleando por conseguir una plaza de Europa League, por qué luego no la aprovechas? El caso del Lille es un tanto distinto, ya que lidera la liga francesa, algo histórico para ellos. Sin embargo, esta parecía una buena oportunidad para que el pequeño club galo diese que hablar en Europa. Ayer Hazard, Cabaye, Mavuba y Gervinho en el banquillo...Sow ni siquiera convocado. Fue uno de los motivos por los que su ventaja de 2-0 se fue al traste y acabó con un empate a dos, que debe saber muy poco, viendo lo poquísimo que hizo el PSV.

3) ¡La importancia de las jugadas a balón parado! Y más en estas eliminatorias. ¿Resultado del Besiktas v Dinamo Kiev? 1-4. ¿Baño de los ucranianos? No, resultado engañoso, muy engañoso. ¿Dónde hizo la diferencia el Dinamo? En jugadas a balón parado, ¡tres goles a balón parado! y un gol de penalti. No fue mejor el Besiktas, pero "no era" un partido de 1-4. Sin embargo, esos errores a balón parado se pagan muy caros, al Spartak de Moscú casi le cuestan su eliminatoria. Dos corners a favor del Basilea en los últimos minutos de la primera mitad y dos goles. Luego llegaría la remontada, pero el susto no se lo quita nadie a Karpin.

4) Apetecía ver al Spartak del brasileño Alex, de McGeady, de los hermanos Kombarov y cía, pero al final el que puso el fútbol -a pesar de la derrota- fue el Basilea. Un equipo modesto, con sus limitaciones, pero que propone cosas y eso es muy de agradecer. Anoche, salió sin ningún miedo y con un once muy atrevido, ¡con cuatro centrocampistas de corte ofensivo! Y el que sorprendió fue Granit Xhaqa, 19 años, tan solo tres partidos como titular hasta ahora con el Basilea y apenas un puñado de minutos disputados como profesional. Interior muy fino, elegante y muy buen pasador. Habrá que seguir sus pasos.

5) El año pasado era uno de los máximos favoritos a ganar la Europa. Este año no lo es, puesto que ha perdido a tres de los estandartes de aquel equipo. Sí, hablamos del Benfica. Equipo bastante inferior al del año pasado, con menos posibilidades de éxito y que difícilmente ganará el torneo. Sin embargo, no tiene mal equipo y puede complicar la vida -sobre todo en Da Luz- a algunos de los primeros espadas del torneo.


6) Anderlecht y Ajax, dos históricos (venidos a menos). Dos equipos que están muy lejos de la élite europea, hoy día, pero con varios futbolistas jóvenes que atraen atención e interés. Ayer, en el que posiblemente fuese el partido más importante de la temporada para los belgas, Romelu Lukaku no respondió. No conviene precipitarse con este delantero que ni siquiera ha cumplido los 18 años. Sigo convencido de que el día que deje Bélgica, no será para jugar en un Chelsea, Real Madrid o similar, sino para hacerlo en un club como el O.Lyon o el O.Marsella; espero que así sea. Lukaku, esta temporada, un único gol en competición europea y a tenor del resultado de ayer (0-3) parece que en el Amsterdam Arena tendrá su último oportunidad de marcar en Europa esta temporada.

7) Dato que no debe pasar inadvertido: 7 victorias visitantes, 6 empates y 3 victorias locales en estos encuentros de ida de los dieciseisavos de final de Europa League. Solamente el Lech Poznan, el Young Boys y el Benfica han sido capaces de aprovechar la localía. Dudo que haya en la historia de las competiciones europeas idas con resultados tan abrumadoramente favorables para los visitantes.

jueves, 17 de febrero de 2011

Día 2 de la "verdadera" Champions

Cuatro partidos de ida de octavos de final ya disputados, tres de ellos parecen muy abiertos, no tanto el enfrentamiento entre Roma y Shakhtar, no solo porque los ucranianos hayan ganado a domicilio y tengan mejor plantilla, hoy por hoy, sino porque además la Roma no podrá contar en la vuelta con alguien al que necesitan como el comer en estos momentos de crisis, Menez, mientras que el Shakhtar recuperará a uno de sus futbolistas importantes, Fernandinho.


El Barça es mejor que hace un año, el Arsenal
es mejor que hace un año...

Wilshere, niño prodigio de la cantera gunner desde hace tiempo, y jugador de élite ya a sus 19 años. No solo ganó un partido el Arsenal, sino que afianza la progresión de un centrocampista destinado a ser una de las referencias del fútbol mundial en la próxima década. Fue el MVP de un partido en el que otro joven, Wojciech Szczesny debutaba en Champions. Debutaba. Y la sensación es la de que el resultado hubiese sido otro de no ser por el buen hacer del polaco, que además transmite una seguridad increíble a su defensa. Una defensa débil, la parte más débil del Arsenal, una zaga en la que solo Koscielny transmitió cosas positivas (Sagna sancionado y Vermaelen lesionado). Cometió errores el central francés, en la marca, en algunas momentos le ganaron la espalda y perdió algunos balones como consecuencia de su afán por sacar la pelota desde atrás. Pero como han apuntado Laurent Blanc y Arsene Wenger en los últimos días, "sigue progresando" y esa es una fantástica noticia para el Arsenal.

Fue mejor el Barcelona durante buena parte de la primera hora de juego. Es mejor equipo que hace un año y, sin embargo, no jugó mejor que en el Arsenal v Barcelona de hace un año. Lo había bordado aquel día, había rozado la perfección durante una hora, lo cual no sucedió anoche, pero sí fue superior durante más de sesenta minutos a un Arsenal con bastante mejor materia prima que hace un año y que jugó mejor, que está más preparado para competir con los grandes del continente.
El mensaje psicológico que mandan ambos entrenadores en el minuto 68' cambia el guion del partido, un partido que tenía controlado el Barça. Keita por Villa y Arshavin por Song. Difícil discernir cual de los dos cambios fue más significativo, más relevante en el devenir del choque.


Explicó Wenger en rueda de prensa el porqué de su decisión de sustituir a Alex Song por Arshavin. Cambio ofensivo...y arriesgado, muy arriesgado: "It was a mixture of the yellow card [he received] and because I wanted to go for it. We finished with Wilshere, Fabregas, Nasri, Bendtner and Van Persie - we needed to score two goals. We took a gamble and it could have backfired and we could have lost 2-0 or 3-0 to them. It worked."  Esa es solo una de las muchas e interesantes reacciones post-partido.

Para muchos, el guion del Barça fue equivocado y perdió la oportunidad de dejar la eliminatoria encarrilada. Pero si algo queda claro es que Jackie se consagró anoche, a sus 19 años, ahí es nada.



 El Shakhtar va en serio

Partía como favorito el Shakhtar Donetsk en su eliminatoria ante la Roma y afrontará la vuelta con una muy buena ventaja, tras el 2-3 en Italia. Para el Shakhtar era posiblemente el segundo partido más importante de su historia, después de la final de la Copa de la UEFA que ganó en 2009. Era la primera vez que pisaban unos octavos de final de Champions League, un objetivo perseguido desde hacía tiempo y que no se había logrado hasta esta temporada, entre otras cosas, porque al equipo le faltaba algo de empaque, saber competir, saber sacar provecho de su talento. Y jugó una primera parte muy seria en Roma, optando por ceder el balón al equipo italiano, se desentendió de la pelota y no le salió del todo mal. 
El Shakhtar coincidió con el Arsenal en la fase de grupos, en los cuatros partidos que jugó frente a Partizan y Sporting de Braga tuvo un 59% de posesión...ante el Arsenal 45% (en ambos partidos)...anoche tuvo tan solo un 41%. Es un equipo capaz de competir en distintos contextos y que no se sintió incómodo cediendo la iniciativa al rival.

Esta Roma es un equipo limitado, sin apenas recursos y que no sabe qué hacer con el balón...y lo de anoche no fue una excepción. Mantiene la columna vertebral de 'la Roma de Spalletti', pero De Rossi pasa por la que posiblemente sea su peor temporada como profesional, el actual Perrotta deja mucho que desear, parece haber pasado una eternidad desde la última vez que Totti marcó diferencias, etc. Así pues, tuvo posesiones exageradamente largas durante largos tramos del partido, pero el fútbol que generó y las ideas que tuvo fueron escasísimas. Posesión intrascendente.

La eliminatoria se decide, en gran medida, en los últimos diez minutos de la primera parte. Con 1-1, Douglas Costa hace acto de presencia -una de las pocas veces que lo hizo en toda la noche- y fue para marcar un golazo tras una buena acción individual. Un gravísimo error de Riise dio lugar a que Luiz Adriano anotase el 1-3...el propio Luiz Adriano tuvo un mano a mano para anotar el 1-4 segundos antes del descanso. No había exhibido su mejor fútbol el Shakhtar, ni mucho menos, y sin embargo había cosechado una ventaja de dos goles en cuarenta y cinco minutos.

Se relajó el Shakhtar en la reanudación y perdió intensidad en la presión y en la marca. Corrió detrás del balón más de lo debido en la segunda mitad, cuando tiene equipo, tiene jugadores para tener más la pelota y haber exigido más a una Roma tocada por el resultado y los abucheos de su afición. Le dieron algo de vida y Jeremy Menez metió un poco...no mucho, al equipo en la eliminatoria. Y digo que "no mucho", porque el francés se perderá la vuelta -un partido en el que reaparecerá Fernandinho-, así que las opciones de remontada disminuyen.


Recomendado: análisis del Shakhtar Donetsk (realizado a finales de octubre)

miércoles, 16 de febrero de 2011

Día 1 de la "verdadera" Champions

Volvió la Champions, en lo que para todos es la "verdadera" Champions, que en su primera noche de eliminatorias nos dejó dos partidos no especialmente brillantes y entretenidos, pero no por ello malos, ni muchísimo menos. Intensos y muy ricos en detalles tácticos y en matices.


Un contragolpe que puede costar una eliminatoria

Se enfrentaba el Tottenham a una situación insólita para ellos: unos octavos de final de Champions...y, además, en un escenario como San Siro y sin sus dos mejores futbolistas: Gareth Bale y Luka Modric -solo jugó los últimos 28 minutos-. Sin embargo, esto no impidió que los de Redknapp saliesen sin ningún miedo y controlasen el partido en sus primeros cuarenta y cinco minutos.

1) Empezó el Tottenham presionando muy arriba, algo para lo que el Milan no tuvo respuesta:




2) Pronto se dio cuenta de que el Milan tiene tan poco fútbol en mediocampo que era "innecesaria" esa presión:



Observemos hasta dónde se tiene que retrasar Robinho

3) Incapacidad para hacer llegar el balón a Seedorf, Robinho e Ibra:

Robinho, again, por detrás de los interiores
Imagen que resume la primera parte: un Milan 'atascado' y sin ideas 
(ni un solo disparo entre los tres palos hasta el 50')

No tardó nada Allegri en dar entrada a Pato, tan pronto como en el descanso. Entró por Seedorf, lo cual no sorprende 100%, aunque el técnico italiano podría haber retrasado al centrocampista holandés y retirar a Flamini o a Gattuso.


Dos cosas cambiaron en la reanudación: las posesiones del Milan pasaron a ser más largas y éstas fueron varios metros por delante, también porque los spurs lo permitieron. El Milan pasó de no pisar el área de Heurelho Gomes en toda la primera mitad a jugar gran parte de la segunda mitad en campo rival y a generar llegadas al área rival, sin suerte de cara a puerta, eso sí. No obstante, el Milan siguió echando en falta a un Andrea Pirlo que, a pesar de todo, es capital en este equipo:
6 futbolistas por delante de la posición de Robinho

La segunda parte estaba siendo de claro color milanista, aunque nada brillante, desde luego. El Tottenham había hecho una excepcional primera parte, por lo que su menor intensidad en esos segundos cuarenta y cinco ayudó a los italianos, que, sin embargo, cuando parecía que el encuentro estaba destinado al 0-0 concedieron un contragolpe que puede costar una eliminatoria.

video


El Valencia no hace valer su superioridad

Volvía el Valencia a unos octavos de final de Champions League cuatro años después, con toda la ilusión del mundo, sabedor de que partía como favorito en esta eliminatoria ante el Schalke 04. Sin embargo, los de Emery no fueron capaces de sacar un resultado positivo de la ida (1-1). Un partido de ida con tres partes bien diferenciadas:

1) Hasta el 17', mayor posesión y control del Schalke. Algo sorprendente teniendo en cuenta las características del equipo alemán y, más aún, teniendo en cuenta su condición de visitante. Salieron sin ningún miedo los de Magath y con la intención de sacarle el balón al Valencia, aún siendo conscientes de que esto implicaba dejar espacio a la espalda de su defensa. Pocas veces habíamos visto esta temporada al Schalke llevar la iniciativa de esa manera, de ahí que esta situación sorprendiese al propio Valencia.

2) Desde el gol de Soldado hasta el gol de Raúl. Pero en el minuto 17, marcó Soldado un gol que cambió por completo el partido. Un partido que se estaba jugando, principalmente, en el territorio valencianista, pasó a jugarse en campo alemán, con el Valencia adueñándose del balón. Desde ese momento, se vio a un Schalke totalmente desdibujado, una versión más ajustada a lo que ha sido el equipo a lo largo de la temporada. Perdonó el Valencia las ocasiones que tuvo y lo acabaría pagando muy, muy caro.

3) Gol de Raúl, jarro de agua fría. Mal Valencia en la última media hora. Estaba siendo superior el Valencia y había tenido ocasiones para haber aumentado la ventaja, se podía decir que el 1-0 empezaba a quedarse corto para lo que estábamos viendo sobre el terreno de juego. Justo entonces, el Schalke 04 sacó petróleo de uno de sus pocos recursos: Raúl volvió a hacer acto de presencia en "su competición", la Champions, anotando un gol que no está al alcance de todo el mundo. Recibió un pase de Jurado, ganó en el cuerpo a cuerpo con el central, se orientó y disparó. Gol con mucha mayor complejidad de la que pueda parecer a priori. En ese preciso instante se acabó el Valencia y se acabaron las buenas cosas que estaba haciendo hasta ese momento. Capacidad de reacción, capacidad para retomar en los últimos veinticinco minutos el fútbol que estaba haciendo con 1-0, totalmente nula.

Si en Gelsenkirchen vemos algo cercano a la mejor versión del Valencia, éste estará en cuartos. Si se repite la imagen y las dudas de los últimos veinticinco minutos en Mestalla, entonces el equipo de Emery se estará metiendo en problemas.


*En el partido de Europa League adelantado a hoy, Aris y Manchester City empataron a 0. Como bien ha dicho Roberto Mancini, no es un mal resultado para los ingleses pero tampoco se pueden confiar en la vuelta. Lo peor del partido, el poco fútbol y las pocas ocasiones que generó el City ante un equipo rocoso pero con recursos más que limitados. En lo individual, ciertos síntomas de que Edin Dzeko y Carlos Tévez pueden necesitar algún tiempo para entenderse y lograr una perfecta compenetración, tal y como reconoció el técnico italiano.

lunes, 14 de febrero de 2011

Boca y River, incógnitas del Clausura 2011

Suerte dispar para los dos grandes del fútbol argentino, Boca Juniors y River Plate, en la primera fecha del torneo Clausura. 'Los xeneizes' encajaron una sonora goleada (1-4) en 'La Bombonera' mientras que 'los millonarios' empataron (0-0) en campo de Tigre.

Señalaban muchas de las previas de este Clausura a Boca Juniors como uno de los máximos candidatos a llevarse el torneo. Volvía Riquelme, tras un semestre sin poder jugar por lesión, y se hicieron fichajes: Erviti, Rivero, Somoza y Falcioni (nuevo entrenador). La ilusión, antes de empezar, era máxima; la decepción tras el primer partido es mayúscula. 
Se desconoce cuánto tiempo tardará Falcioni en implantar su idea de fútbol en este equipo y en dar con la tecla. Por lo pronto se vio a un equipo muy inseguro atrás, cometiendo graves errores individuales -los del guardameta García son un ejemplo- y colectivos. También le faltó circulación de balón a Boca, ya que ni Somoza ni Battaglia son grandes distribuidores, así que Boca necesitará a Walter Erviti y Riquelme en su máxima expresión si desean generar fútbol.


De Erviti apenas se supo nada en la dolorosa derrota ante Godoy Cruz, pero no hay razones para pensar que su fichaje no dará réditos a Boca. No se puede decir lo mismo de Juan Román Riquelme, su rendimiento sí que es una incógnita, una de las mayores de este Clausura que acaba de comenzar. No se le vio bien físicamente y estuvo lejos de marcar diferencias, pero sí que dejó varios destellos de clase, armando el juego en tres cuartos de campo, pisando el área rival en algunas ocasiones y suponiendo una amenaza con sus lanzamientos desde fuera del área. Menos es nada. No obstante, si su estado físico no mejora -confiemos en que sí- será difícil que aporte lo que Boca necesita de él. Lo necesita a él y urge que Pablo Mouche confirme las buenas sensaciones que deja en algunos tramos de partidos como el de esta noche.

Las expectativas iniciales de River Plate eran inferiores. No olvidemos que el objetivo principal de 'los millonarios' es no caer en la promoción de descenso. Muy bien se tienen que dar las cosas para que el equipo pelee el campeonato. Las líneas maestras del equipo de Jota Jota parecen claras: es primordial dejar la portería a cero y, en segundo lugar, maximizar los recursos de la gente talentosa que tiene de mediocampo hacia delante. Por ello forma con línea de tres centrales atrás, y ante Tigre se consiguió el objetivo de ese esquema, que el portero Chichizola tuviese poco trabajo. Logrado esto a River "solo" le falta que la gente de ataque complemente el buen trabajo defensivo. Probó Jota Jota con dos enganches -Erik Lamela y Lanzini- por detrás de Pavone. Se pudo atisbar la calidad de los dos primeros, aunque no tuviesen una gran actuación. Pavone sí estuvo mejor y si además se reencuentra con el gol, River tendrá mucho hecho. En las próximas semanas comprobaremos cuál es el rol de Funes Mori y Buonanotte en este equipo.

Pero esto no ha hecho más que empezar y tanto a River como a Boca hay que exigirles más, tienen margen de mejora. Aunque no será fácil que peleen el Clausura 2011 con los equipos que mejores sensaciones han transmitido en la primera fecha: San Lorenzo, Vélez, Independiente y, sobre todo, Estudiantes.

domingo, 13 de febrero de 2011

La peor pesadilla de David Moyes

Llegó al Everton un mes antes de cumplir 39 años. Pocos podían esperar entonces que aquel joven entrenador -con tan solo cuatro de años de experencia...en tercera y cuarta división inglesa- iba a tener una carrera tan exitosa dirigiendo a los toffees. Hoy, casi nueve años más tarde, David Moyes pasa por uno de sus peores momentos desde que llegó al club de Liverpool. No eran pocos los que creían hace unos meses que el futuro más próximo de Moyes pasaba por entrenar a uno de los grandes de la Premier -siempre se ha dicho que podía ser un buen sustituto de Ferguson-, pero pocos podían imaginarse que el Everton estaría a estas alturas de año así...haciendo su peor temporada en mucho tiempo. A 3 puntos del descenso y relativamente lejos de unos puestos europeos que eran, a priori, el objetivo.

7º, 17º, 4º, 11º, 6º, 5º, 5º, 8º eran las posiciones que había logrado hasta ahora el Everton en la era Moyes y esto era lo que se decía de él el pasado verano: "se ha asegurado el futuro a largo plazo de su mejor futbolista, Mikel Arteta, y de su mayor promesa, Jack Rodwell. Pero su prodigioso entrenador, David Moyes, no se conforma con acabar entre los ocho primeros pese a competir en inferioridad de condiciones con el resto de gigantes. Quiere más y se exige un título, el siguiente paso en esa progresión constante que ha sido su época en Goodison. Cuando llegó el equipo estaba al borde del descenso. Hoy, por méritos propios, lo consideran uno de los grandes. Y su técnico es el más elogiado de la liga por los dos entrenadores con más peso en el país: Ferguson y Wenger."


Ahora bien, ¿a qué se debe el bajón experimentado por el Everton este año? En primer lugar hay que recordar que todo lo que han logrado los toffees en la era Moyes ha sido con unos recursos bastante limitados, que nada han tenido que ver con los que pueden tener otros equipos como Tottenham o, sin ir más lejos, el Sunderland. Y la situación actual es todavía peor que en años anteriores, en lo que a recursos se refiere, repito. Estas son las incorporaciones que ha podido realizar el Everton en los últimos mercados de fichajes:

Verano 2010: llegan a coste cero Jan Mucha y Jermaine Beckford; por 1,4 millones de euros, Magaye Gueye, francés de 20 años, que ha jugado dos partidos de Carling, trece minutos en FA Cup y nada en Premier League. 

Verano 2009: Diniyar Bilyaletdinov (10 millones), John Heitinga (6,8 millones), Sylvain Distin (6,5 millones).

Verano 2008: Marouane Fellaini (18,5 millones), Steven Pienaar (2,7 millones), Seamus Coleman (70.000 euros), Louis Saha y Lars Jacobsen (coste cero).


En estos dos últimos veranos, el Everton ha vendido al que era su mejor defensa -Joleon Lescott- y ha visto como Joseph Yobo se iba a jugar al Fenerbahçe en agosto y como Steven Pienaar se ha ido en enero al Tottenham. Todo esto ayuda a comprender los motivos por los que el Everton está haciendo una de sus peores temporadas en la última década. Y está por ver si la situación empeora el próximo verano.




Howard, Baines, Fellaini, Arteta. Segundos espadas como Coleman, Distin, Bilyaletdinov, Rodwell -mermado por las lesiones-, Heitinga, etc...no suena mal, esa es la verdad. Pero no es menos cierto que en ningún tramo de la temporada el Everton se ha asemejado al equipo que hemos conocido en este último lustro, sí en algunos partidos concretos, como el reciente Everton v Chelsea de FA Cup.
Ha marcado doce goles en los últimos seis partidos, pero la falta de un '9', la falta de gol sigue siendo el gran problema de los toffees. Solo Tim Cahill se acerca a la decena de goles (9), mientras que Louis Saha es el segundo máximo goleador del equipo, con 6 goles en Premier...4 de ellos el pasado sábado. El rendimiento de Yakubu en la primera mitad de temporada no fue convincente, por lo que salió del equipo de enero, mientras que Beckford y sobre todo Anichebe no parecen ser la solución, así que el francés Saha es la mejor opción para Moyes.




Pero no solo tiene problemas arriba el Everton, también en la construcción de juego y atrás. Donde otrora había una muy buena pareja de centrales (Lescott-Yobo), hoy hay un mar de dudas. Jagielka ha sufrido un par de lesiones a lo largo de la temporada y no ha rendido a su mejor nivel; mientras que Sylvain Distin no me inspira demasiada confianza. La profundidad de banquillo tampoco es demasiada, lo cual supone otro problema. Con la derrota de esta tarde en Bolton se le complica todavía más al Everton su presencia en la próxima edición de la Europa League. Porque, a día de hoy, los de David Moyes están más cerca del descenso (a 3 pts) que de zona europa (a 9 pts), algo impensable cuando comenzó la temporada...

sábado, 12 de febrero de 2011

Debut con tres puntos y un gran Enzo Pérez

Parece que fue ayer cuando concluyó el Apertura argentino 2010, con Estudiantes de la Plata proclamándose campeón. Y ya está de vuelta el fútbol argentino, con la primera fecha del Clausura 2011. Y este empieza con un Estudiantes que confirma, en el partido inaugural, su candidatura al título. Se fue el técnico, Alejandro Sabella, poco antes de que comenzase el torneo y fue sustituido por un 'rookie', Eduardo Berizzo, ex-jugador del Celta y el Cádiz entre otros, así como ayudante de Marcelo Bielsa en la selección chilena.


Ganó con facilidad Estudiantes en el partido inaugural del campeonato, 2-1 a Newell's. Se podría decir que el resultado es engañoso, ya que los vigentes campeones fallaron un penalti, en el último minuto de la primera parte, que supondría el 3-0. Luego, en la segunda mitad, se relajaron y acabaron encajando el 2-1 en los últimos compases del choque. El encuentro sirve para sacar conclusiones positivas en lo referente al "pincha", a pesar de que el capitán Verón diga que "les falta fútbol pero lo importante son los tres puntos". Por todos es sabido que Estudiantes tiene plantilla para pelear por el Clausura y el recital dado de Enzo Pérez en los primeros cuarenta y cinco no hace sino confirmar esto. Gustó también el joven carrilero Gabriel Mercado y uno se pregunta qué nivel alcanzará el equipo de La Plata el día que Verón y la 'Gata' Fernández también jueguen a su máximo nivel. Estudiantes es, en definitiva, el favorito.


¿Cuál es el mayor handicap de Estudiantes? La Libertadores 2011, sí, la Libertadores. La ganó en 2009 y su principal objetivo es volver a proclamarse campeón de América en este curso. Es un reto difícil y para llevarlo a cabo lo lógico es que prioricen, inconsciente o conscientemente, la Libertadores sobre el campeonato local. Con Vélez, segundo clasificado en el pasado Apertura, podría darse una situación similar. Recordemos que los dos últimos torneos Clausura se los llevaron equipos que no participaban en ese momento en la Libertadores: Argentinos Jrs. y el propio Vélez Sarsfield. Independiente, San Lorenzo y Racing son otros de los equipos que, a priori, deberían estar arriba.

¿Y qué decir de River Plate y Boca Juniors? Al primero le sigue acechando el fantasma del descenso, pero no todos se atreven a descartarlo de la lucha por el campeonato. Plantel muy joven el dirigido por Jota Jota López. Por el contrario, a Boca hay que exigirle estar arriba, incluso Carlos Bianchi señaló recientemente que "Boca es el principal candidato". La gran incógnita es qué Riquelme veremos. Román apenas pudo jugar, por lesión, en el último semestre y, a sus casi 33 años, está por ver que el '10' sea capaz de marcar diferencias. Si lo hace, los xeneizes pueden soñar con el título porque además en este mercado de fichajes se han reforzado bien, han llegado Somoza, Diego Rivero y Erviti.

domingo, 6 de febrero de 2011

El despropósito muniqués

Fueron Newcastle y Colonia las dos ciudades que atrajeron mayor interés en este sábado de fútbol internacional. Toca hablar de lo sucedido en Colonia -habrá tiempo este domingo para hablar de la 26ª jornada de la Premier League-.

Enésimo pinchazo de un Bayern Munich que ha hecho de la irregularidad su principal seña de identidad: no ha ganado más de dos partidos consecutivos de Bundesliga en toda la temporada.
Pero no es este un encuentro en el que lo llamativo sea perder contra un equipo, el Colonia, que estaba y está en zona de descenso, si no que lo verdaderamente sorprendente fue el desarrollo del encuentro. El Bayern ganaba 0-2 al descanso y terminó perdiendo de forma inexplicable. Fue esperpéntica la segunda mitad del equipo muniqués en el Rhein Energie Stadion, más aún teniendo en cuenta que el equipo local tampoco se vio obligado a hacer nada del otro mundo para lograr la remontada. Se pasó del 0-2 al 3-2 más por demérito de los bávaros que por mérito del Colonia. A este hay que pedirle más. Está en zona de promoción de descenso, pero tiene equipo para jugar mejor al fútbol y para estar en una posición más tranquila: Geromel, Lanig, Matuschyk, Peszko, Clemens, Novakovic, Podolski, etc.


El Bayern perdió por completo el control del partido en la reanudación. Es cierto que Robben estaba fuera del partido por culpa de una gripe y que Ribery tuvo que empezar el duelo en el banquillo, pero no son excusas para un equipo con una plantilla como esta. Uno ve dónde estuvieron los estrepitosos errores del Bayern en Colonia y cuestiona las decisiones de Van Gaal. La mala actuación de la pareja de centrales, así como la desubicación de Luis Gustavo y el discreto doble pivote que forman Ottl y Pranjic fueron las principales causas del descalabro sucedido en Colonia. Y el entrenador, Van Gaal, es responsable de gran parte de estos detalles.

Badstuber sigue en su línea, haciendo una temporada más que discreta; y su actuación este sábado estuvo incluso por debajo de la media. Tampoco Tymoschuk, un mediocentro reconvertido a central por Van Gaal, estuvo acertado. Habría que preguntarse si la gestión de esta posición por parte del holandés es la adecuada. Pero no acaba ahí la cosa. Es todavía más incomprensible que Luis Gustavo, fenomenal mediocentro recientemente fichado, esté jugando de lateral izquierdo, una posición que no le es desconocida puesto que ya la ocupó en algunos encuentros con el Hoffenheim, pero en la que no se desenvuelve con la soltura que se podría desenvolver Pranjic. Un Pranjic que, efectivamente, ocupa la posición natural del brasileño, la de mediocentro. Pranjic jugando de Luis Gustavo (mediocentro) y Luis Gustavo jugando de Pranjic (lateral izquierdo). Esto es lo más flagrante, pero también se podría hablar de la posición de Schweinsteiger, hoy mediapunta. ¿No sería más lógico que fuese él, y no Andreas Ottl, quien acompañase a Pranjic en la base de la jugada?

Por lo tanto, hay que diferenciar dos elementos en la derrota del Bayern Munich en Colonia tras ir ganando 0-2 al descanso. Por una parte, darse cuenta de la pésima segunda mitad que hicieron en lo individual y en lo colectivo. Los pesos pesados -Muller, Schweinsteiger, Lahm, Mario Gómez y cía- también tienen su parte de responsabilidad, of course. Pero, en segundo lugar, hay una serie de decisiones de Van Gaal, que vienen de atrás -no es algo puntual ni que sorprenda-, que parecen injustificables a día de hoy. Y más después de esta nueva derrota que acerca todavía más si cabe al Borussia Dortmund, de Mario Götze, al título.

miércoles, 2 de febrero de 2011

El 'nuevo' Chelsea

Se habían acabado los tiempos de grandes dispendios económicos en Stamford Bridge. Roman Abramovich, ese dueño que tiene el dinero por castigo y que en sus primeros veranos al frente del Chelsea derrochaba como el que más, había cambiado su forma de actuar. Lo sucedido aquella noche del mes de mayo de 2008, en Moscú, fue un duro revés para la plantilla y para el multimillonario ruso. Veía que, tras cinco años invirtiendo todo lo posible y más, todavía no había conquistado su más ansiado trofeo: la Champions League. Así que pensó que igual era el momento de hacer las cosas de otra manera.

Los veranos de 2008 y 2009 fueron de un desembolso muy escaso comparado con lo que había sido hasta entonces el Chelsea de Abramovich. En ese tiempo llegaron los Bosingwa, Deco, Zhirkov, Sturridge, Matic o Turnbull, jugadores que tendrían un papel secundario. En el pasado verano, se siguió esa línea. El propio Didier Drogba, peso pesado del vestuario, lo explicaba recientemente en una entrevista: “Hemos perdido cinco fantásticos futbolistas, como son Michael Ballack, Juliano Belletti, Deco, Ricardo Carvalho y Joe Cole. Y han sido reemplazados por gente joven como Jeffrey Bruma, Gael Kakuta, Josh McEachran y Patrick Van Aanholt“.

Estas palabras fueron interpretadas por muchos como una crítica velada a la planificación deportiva del club. Y nos hacen preguntarnos si los Terry, Cech, Lampard, Drogba y cía han llegado a pedir a Abramovich que hiciese un esfuerzo en este mercado invernal para reforzar la plantilla.

Es probable que haya sido así. El Chelsea necesitaba no solo talento (que ahora lo tiene, con Fernando Torres y David Luiz), sino también caras nuevas en un vestuario que lleva muchos años formado por la misma gente. Esto nos hace pensar que los malos resultados cosechados esta temporada pueden tener que ver con la falta de ambición de un grupo humano que ha ganado tres ligas, pero ninguna Champions League. El delantero español y el central brasileño llegan, en principio, para ayudar a solucionar eso. Y todo lo que no sea ganar la mayor competición de clubes, a corto plazo, será una enorme decepción para el que pone el dinero, Roman Abramovich.