viernes, 4 de noviembre de 2011

Metalist, candidato al título

No es la liga ucraniana un campeonato al que se le preste demasiada atención. Históricamente el nivel medio ha sido bajo y hoy día lo sigue siendo. Pero es la octava liga -casi séptima- de los coeficientes UEFA y cuenta con cuatro equipos que generan bastante contenido y nivel al torneo. A los habituales Shakhtar Donetsk y Dinamo Kiev, se suman el Metalist Kharkiv y el Dnipro Dnipropetrovsk, ambos con varios asuntos dignos de análisis y comentario. Así que aprovechando que el pasado fin de semana concluyó la primera vuelta, analizamos la situación y las expectativas de este Metalist, que se encuentra a sólo dos puntos del líder.

Cinco son las temporadas que lleva, de forma consecutiva, el Metalist Kharkiv ocupando la tercera posición de la liga. Siempre a la sombra del Shakhtar y del Dinamo. Y en este curso 2011/12 ha concluido la primera vuelta también en tercer puesto. Pero el juego, los resultados y la plantilla que posee el equipo de la segunda ciudad más grande de Ucrania invitan al optimismo. Especialmente noticiable fue su victoria hace dos semanas en Donetsk. No sólo venció al vigente campeón y reciente dominador del fútbol de ese país, sino que lo hizo a domicilio y jugando una primera hora de fútbol magistral. Ya durante las trece primeras jornadas había síntomas de que podría estar arriba. Pero en Donetsk se confirmó el Metalist como alternativa real al título. Algo con lo que sueñan desde que hace algunos años empezaron a poner sus ojos en el exterior a la hora de hacer fichajes y comenzaron a traer y atraer buenos futbolistas.

El rumbo del club cambió cuando en el año 2004 -el mismo en que regresaron de segunda división- Oleksandr Yaroslavsky, una de las grandes fortunas de Europa del Este, decidió invertir parte de su dinero en el fútbol. Más concretamente en el equipo de Kharkiv. La estabilidad ha sido parte importante del proyecto: desde 2005, y hasta la fecha, Myron Markevych entrena al equipo. En el verano de 2008, el ahora defensa titular de River Plate Jonathan Maidana fue el primer extranjero en unirse al proyecto. Le acompañaría poco después su compatriota Walter Acevedo. También el brasileño Fininho. Sin embargo, la verdadera revolución se produjo hace poco más de doce meses, cuando Cleiton Xavier, Taison, Cristian Villagra y, posteriormente, Jonathan Cristaldo y Sebastián Blanco emigraron a la fría Kharkiv. Lo hacían sabiendo que era un proyecto al alza, hasta el punto de poder firmar hace escasos meses a todo un internacional argentino como José Sosa (ex-jugador de Estudiantes, Bayern Munich y Nápoles).

Taison. Me encuentro absolutamente fascinado por las cinco actuaciones que he visto de Taison recientemente. Me ha bastado ver cinco partidos del Metalist -cuatro de liga y uno de Europa League- para comprender que el buen futbolista que era en Internacional de Porto Alegre, ahora es gran futbolista. El brasileño comenzó su carrera en el Inter, donde ganó una Copa Libertadores. Las condiciones físicas ya las tenía pero le faltaba pulir su juego y aprender a ser más determinante, de ahí que fuese actor secundario en aquel Inter de D'Alessandro, Giuliano, Guiñazú, Sandro y cía. Una semana después de proclamarse campeón de la Libertadores, el Metalist pagaba algo más de seis millones de euros por su traspaso. En Kharkiv, tiene la libertad táctica propia de alguien considerado como la estrella del equipo. Lo mismo ejerce de '10', de extremo izquierdo o aparece en la base de la jugada, para que los centrales le entreguen el balón y él se encargue de acelerar, dinamizar y cambiar el ritmo de la jugada. Aúna unas condiciones físicas y técnicas fabulosas. Diestro, extraordinario en espacios cortos, prodigioso regate, desborda y marca diferencias por dentro y por fuera. Y, al contrario de lo que pueda parecer a primera vista, no es individualista.
Es cierto que se está especializando en amargar la vida al Shakhtar Donetsk (como local y a domicilio), pero no es menos cierto que deslumbra en cada terreno de juego que pisa con la camiseta amarilla. Por si fuera poco, mi sensación es que aún tiene margen de mejora, por ejemplo en términos goleadores -14 tantos en 45 partidos con el Metalist-. Cifras en absolutas malas, pero intuyo que mejorables. Una de sus especialidades es agarrar el balón en medio campo y hacer un gol o una jugada memorable. El Sochaux francés lo sabe perfectamente, igual que Malmoe, al que ayer mismo hizo un traje en la Europa League.
A sus 23 años, su futuro está indudablemente vinculado con su ambición profesional y con su actual situación económica. Equipos de nivel medio, incluso medio-alto, europeos no podrán afrontar la ficha que Taison tiene en Ucrania. De su reticencia a perder algo de dinero puede depender su futura marcha a Europa occidental.

Cleiton Xavier y el clan argentino. Cuenta el Metalist con seis argentinos y tres brasileños. Ellos son la base y el corazón del equipo. Una escuadra a la que los mediocentros Edmar y Sergiy Valyaev dotan de equilibrio y en la que los laterales (Cristian Villagra y Oleksandr Romanchuk) tienen un peso importante en el juego, debido a su tendencia ofensiva. 
En tres cuartos de campo conviven con el mencionado Taison, todo un especialista a balón parado como es Cleiton Xavier y el argentino José Sosa. Después de sus sobresalientes actuaciones en Estudiantes de la Plata, Sosa no tuvo suerte ni en el Nápoles ni en el Bayern, pero a sus 26 años todavía tiene tiempo para relanzar su carrera, aunque relegado al puesto de extremo derecho en el Metalist. Fue, por cierto, titular Sosa en los últimos encuentros de la selección argentina, frente a Chile y Venezuela. El brasileño Cleiton Xavier es, después de Taison, el gran artífice de la actual situación del equipo.
Por último, se pelean por ocupar el puesto de '9' el joven argentino Jonathan Cristaldo y un serbio nacionalizado ucraniano (Marko Devic), que recuerda en algunos gestos y movimientos a Johan Elmander.
Este domingo pasará un nuevo examen el novedoso aspirante al título de campeón de Ucrania, cuando el líder -un Dinamo Kiev que le saca dos puntos- visite el Metalist Stadium. Una nueva oportunidad para medir el potencial de este Metalist Kharkiv construido -inteligentemente- a golpe de talonario. Un club que ya tiene pie y medio en la siguiente ronda de la Europa League y que sueña no sólo con ganar la liga de su país, sino también con hacer un buen papel en la segunda competición continental de clubes. Y ni lo uno ni lo otro parece tan inverosímil.

2 comentarios:

Nahuel Miranda dijo...

Grande este Metalist, firme candidato en mi opinión para alcanzar los cuartos de final en UEL y puede que incluso más si se sigue trabajando con la misma intensidad e ilusión.
Como siempre Sergio, gran post, me encanta ver como analizas a cada equipo y espero aprender de ti un poco jajajaja

Nicolás Jarque dijo...

Un equipo a seguir, sin duda. Atrae ese fútbol dinámico que generan los sudamericanos. Sin duda sería una gran noticia para la emoción de la liga que venciesen hoy.