viernes, 18 de noviembre de 2011

Deuda, fichajes y financial fair play

Este viernes, ha anunciado el Manchester City unas pérdidas de 197 millones de libras en el ejercicio económico 2010-2011. Cifra histórica, que se convierte en un record negativo, el de mayores pérdidas en la historia del fútbol inglés, superando los 141 millones de libras del Chelsea en la 2004-2005. Las dos grandes razones por las que el City ha alcanzado estos registros:
- Los 174 millones de libras gastados ¡¡en salarios!! representan 21 m £ más que los beneficios obtenidos por el club. Lo que leen: los beneficios del club en el 2010-11 fueron sensiblemente inferiores al dinero destinado a pagar los astronómicos salarios de Yaya Touré y cía.
- A eso hay que sumar los 156,5 m £ que costaron Edin Dzeko (27 m £), James Milner (26 m), David Silva (26 m), Yaya Touré (24 m), Mario Balotelli (24 m), Aleksandr Kolarov (19 m) y Jerome Boateng (10,5).
El pasado mes de enero, tras fichar a Edin Dzeko, aseguró Roberto Mancini que no necesitaban comprar seis o siete futbolistas en el mercado de verano, quizás dos o tres: "we want to improve, but with another two or three players next season, no more". Finalmente, llegó el Kun Agüero (40 m £), también Samir Nasri (24 m), Gael Clichy, Stefan Savic, Costel Pantilimon (250.000 £) y Owen Hargreaves (gratis). Todo ello entre declaraciones -cuando ya había firmado a Kun, Clichy y Savic- de que su plantilla era demasiado corta.

Hace un año ya se habló mucho del Manchester City y su adaptación al financial fair play. Al parecer, "era of massive spending was over"; sin embargo, se gastaron los mencionados 80 millones de libras en verano. Menos que en temporadas anteriores, pero siguen siendo unas cifras muy elevadas para un club que suma cinco años gastando en fichajes al menos cuatro veces más de lo que percibe por las ventas de sus futbolistas. Y un wage bill (gasto en salarios) que no deja de aumentar.
Desde septiembre de 2008, Sheikh Mansour es el dueño del club. En este tiempo ha puesto 800 millones de libras de su bolsillo. Lo cual no supone un gran problema para alguien que tiene el dinero por castigo. Gastar todo lo posible y más, para conquistar la Premier League y la Champions League. Esa es la ecuación.

Sin embargo, en la temporada 2014-2015 entrará en juego un nuevo elemento en esa ecuación. Será el conocido como financial fair play, que la UEFA exigirá a los clubes que participen en competiciones europeas. Se tratará de un análisis de las cuentas de los tres años previos -es decir, ejercicios económicos 2011-12, 12-13 y 13-14-, en el cual nadie podrá tener unas pérdidas superiores a los 45 millones de € (38,5 m £) en el global de esos tres años.
Confía el Manchester City en ajustarse a esas exigencias, entre otras cosas, por el aumento de sus ingresos televisivos (en campañas anteriores no habían jugado Champions), pero sobre todo por el millonario y reciente acuerdo con Etihad Airways (camiseta y nombre del estadio, a razón de 400 millones de libras por 10 años). Empresa con la que el dueño del City guarda parentesco, de ahí que haya levantado suspicacias en la UEFA semejante patrocinio, que a buen seguro compensará el dinero que gasta el club en salarios y le permitirá cumplir con el financial fair play.

2 comentarios:

PLS dijo...

Te olvidas de cerca del billón de libras que hay que sumarle a los 800 millones ya gastados, en hacer la mejor periferia de un campo de fútbol que se recuerda. Saludos desde Premier League Spain.

Dámaso Navarro dijo...

Por fin la Uefa saca una normativa en condiciones. Esto hará que muchos clubes se lo piensen mejor al hora de gastar más de lo que tiene y favorecerá a los clubes que han tenido una política de gastos correcta. Equipos como el Arsenal pueden ser de los grandes beneficiados.
Un saludo!