lunes, 24 de octubre de 2011

Fink y el estado de ánimo

Cuatro entrenadores se han sentado ya en el banquillo del Hamburgo esta temporada. Empezando por Michael Oenning, cuya destitución provocó que Rodolfo Cardoso asumiese el cargo de técnico interino durante dos partidos. Pero la falta de licencia de entrenador de este último, hizo que Frank Arnesen -el director deportivo del club- se sentase en el banquillo hace ocho días en Friburgo, mientras cerraba su ansiado fichaje, Thorsten Fink, que debutó el sábado frente al Wolfsburgo.

"Bienvenido, Thorsten Fink"

Han pasado únicamente cinco años desde que Fink colgó las botas. Tiempo suficiente para que ya sea un técnico cotizado. Después de un tiempo como asistente en el Red Bull Salzburgo y como entrenador del modesto Ingolstadt bávaro, en 2009 le encomendaron la misión de entrenar al Basilea suizo. Pero la persona que le encargó ese trabajo quizás ni siquiera esperaba que aquel entrenador de 41 años sacase tal provecho a los dos años en los que ha estado al frente de ese club. Ha ganado dos títulos ligueros, pero también ha firmado buenas actuaciones en Europa League y Champions -venció en campo de la Roma y dio guerra al Bayern Munich-. Todo ello logrado bajo una idea de juego coherente, atractiva y personal. En su debut en el banquillo del Hamburgo, en partido disputado el pasado sábado frente al Wolfsburgo, el equipo sólo logró empatar a uno, pero su actuación fue mucho mejor de lo que insinúa el marcador. Porque salió a dominar, a tener la pelota y a hacer cosas con ella, ya que no se trató de una posesión de balón superflua. Parece que los cimientos del proyecto Fink son ilusionantes.

Declaraciones de Heiko Westermann: "We haven't managed to create the amount of clear cut chances we enjoyed against Wolfsburg in any other match this season. There were at the very least six or seven golden opportunities that we squandered. This attack-minded football based on holding onto possession is exactly what the coach wants to see. Yes, we actually managed to successfully implement a lot of what the coach had asked of us". 
No miente su entrenador cuando dice en rueda de prensa: "I think that we were superior in every department. We just lacked a bit of luck".

Los laterales. No descubrimos nada nuevo el sábado cuando observamos el papel de los laterales en el esquema de Fink. Sólo hay que recordar a los que fueron sus carrileros en el Basilea: Samuel Inkoom y Behrang Safari, ambos muy ofensivos. De "los Dennis" (Aogo y Diekmeier) se espera que tengan una notable producción ofensiva y lo cierto es que ante el Wolfsburgo hubo síntomas esperanzadores.

Mediocentro. Si por algo se caracterizaban las alineaciones del Basilea de Fink era por su tendencia ofensiva, atractiva y ambiciosa. Llegó a formar el técnico alemán con un doble pivote Xhaka-Yapi Yapo, dos centrocampistas con más virtudes ofensivas que defensivas. La pregunta que nos hacemos es si, en su nuevo club, Fink tiene a los centrocampistas idóneos. Ni Tomás Rincón, ni Gojko Kacar, ni David Jarolim, ni Robert Tesche son excelsos pasadores. Rincón-Kacar fue el primer doble pivote de esta nueva era. Al venezolano le fue otorgado un papel vital en la salida de balón.


Gokhan Töre. Seguramente el turco esté lejos del nivel y potencial de Xherdan Shaqiri, pero está siendo de lo más positivo de este Hamburgo 2011/12, de ahí que Fink le confíe un rol que recuerda al de Shaqiri en el Basilea. Y no me refiero únicamente al hecho de que actúe como extremo derecho, jugando a pierna cambiada, sino a la incidencia que tiene en el juego ofensivo de su equipo. Lejos de quedarse pegado a la línea de cal, Töre busca constantemente el juego interior y principalmente estar en contacto con el balón, necesidad que se acentúa por la ausencia de un mediapunta -esa demarcación que tan vacía dejó la marcha de Rafael Van der Vaart hace tres veranos-. Sólo falta comprobar qué puede aportar Ivo Ilicevic en tres cuartos de campo.
De momento, Thorsten Fink ya ha conseguido cambiar el estado de ánimo a sus pupilos, a su afición y a quienes visionan los encuentros del Hamburgo.

6 comentarios:

El Banquillo Local dijo...

No vi el primer partido de Fink, pero sí vi alguno de los anteriores y me parecía un equipo horroroso, especialmente en defensa. Me alegra mucho que hayan apostado por este entrenador y espero que le de resultados. ¿crees que acerca el fichaje de Fink a Shaquiri al HSV?
Un Saludo!

Sergio Santomé dijo...

@ El Banquillo Local

No sé si las arcas del club están como para afrontar la contratación de Shaqiri. Por cierto, el fichaje de Marcus Berg (10 m €) es el más caro de la historia del club. Y Shaqiri cuesta más de eso. Además, es probable que Basilea y jugador tengan mejores ofertas.

Anyway, no descarto que se produzca ese fichaje, por razones obvias. Pero es complicado.

El Banquillo Local dijo...

Además no sé si estoy equivocado pero me parece que le leí en una entrevista al jugador suizo que le encantaría jugar en la Bundesliga, que era uno de sus sueños. Eso unido a Fink creo que hacen del Hamburgo un posible destino. Aún así, como bien dices no se como estará el tema económico.

Cocu dijo...

A lo mejor las arcas del Hamburgo no dan para contratar a Shaquiri ya que supongo que por ejemplo el Bayern Munich estará detrás de él pero si que pueden dar para Xhaka ya que como dice Sergio Santomé, el medio del campo del Hamburgo no tiene a ningun jugador de su perfil.

Fútbol de Bolsillo dijo...

Xhaka es el tipo de jugador que le falta a Fink para que el Hamburgo empiece a funcionar

De todas formas, creo que la clave está en que los jugadores pierdan esa apatía que han mostrado en la mayoría de los partidos

Ha habido momentos en los que parecía que les daba pereza jugar, que el partido no iba con ellos

Sergio Santomé dijo...

@ Fútbol de Bolsillo

Pero eso fue muy al principio de la campaña. En la penúltima jornada, el Hamburgo gana en Friburgo; en la anterior pierden ante el Schalke un partido que pudo ganar cualquiera; vencieron en Stuttgart; perdieron por la mínima vs M'Gladbach con un gol a balón parado...