domingo, 30 de octubre de 2011

El año de Van Persie y de la Juve

Papeles invertidos. Solían ser los Chelsea v Arsenal de esta historia reciente de la Premier, partidos en los que los gunners tenían bastante posesión de balón, pero eran incapaces de transformar ese dominio de la pelota en goles. Y viceversa: un Chelsea caracterizado por una gran pegada (Didier Drogba ha anotado 6 tantos en los 6 Chelsea v Arsenal que ha jugado). Este sábado, sin embargo, el guión de la película no fue precisamente ese. Los blues tuvieron mucho el balón en varios tramos del encuentro, pero fue el Arsenal el que, cuando tuvo la pelota, transmitió una mayor sensación de peligro, algo casi insólito tratándose de esta escuadra. Juego poco elaborado -la antítesis de lo que ha sido este equipo en los últimos tiempos-, pero mayor capacidad para desequilibrar a partir de tres cuartos de campo. Hizo daño la verticalidad y velocidad de Theo Walcott. También los movimientos de Gervinho, que actúa como extremo izquierdo pero tiene un don para aparecer entre los centrales: sólo hay que ver el primer gol del Arsenal o el movimiento del marfileño en el segundo. Todo ello aderezado por la que seguramente sea la mejor actuación de Aaron Ramsey después de la grave lesión que sufrió a principios de 2010, y quién sabe si el mejor partido de la corta trayectoria profesional del galés. En un día en que Juan Mata volvió a dejar la sensación de que nos sobran los dedos de una mano para contar los futbolistas que hay en esta edición de la Premier a mejor nivel que él. Omnipresente y determinante en el equipo de Villas-Boas. Su golazo desde fuera del área es toda una demostración, no sólo de talento, sino sobre todo de autoconfianza, de saberse ya el líder de este equipo, en términos futbolísticos y de calidad.
Se habla, por cierto, en Londres del siguiente dato: el Chelsea ha encajado ya 15 goles en esta Premier, los mismos que recibió en la primera Premier de la era Mourinho.



Robin Van Persie, ese '9'. Dijo Arsène Wenger hace poco más de dos semanas: "He has scored 26 goals in 32 games in this position - you cannot say it is wrong". Hablaba sobre RVP y su rol de '9' del Arsenal desde hace un tiempo. Una lesión hizo que estuviese cinco meses sin jugar durante la temporada 2009/10. Se volvería a lesionar en la 2010/11, pero desde su reaparición definitiva, poco antes de las pasadas Navidades, Van Persie es otro. Mucho más goleador que nunca. Hablamos de un delantero que sólo una vez (precisamente en la 2010/11) ha superado los once goles en Premier League. Pues bien, en estas diez jornadas ya lleva diez tantos. Sus cifras en el año 2011 son de ensueño: 33 goles (39 si sumamos los anotados con la selección). Y todavía estamos en octubre, con dos meses por delante para que RVP siga aumentando su cuenta goleadora. Es, sin duda, este el gran año de la carrera deportiva de Robin Van Persie. Está consiguiendo paliar la añoranza de los lesionados Jack Wilshere y Bacary Sagna. Por dos motivos. Primero, por su ya comentado superlativo estado de forma. Segundo, porque está teniendo continuidad, las lesiones le están respetando como nunca antes en su vida. En estos últimos doce meses, la única que ha sufrido es la de la final de la Carling Cup, donde sufrió un golpe en la rodilla, que provocó que fuese duda hasta última hora en el Barça v Arsenal de Champions.

Juve convincente; Milan al alza; minicrisis de la Roma; Inter, rozando el descenso.
También es un año importante para la Juventus. Porque estamos asistiendo, en este curso 2011/12, al renacimiento de la Vecchia Signora, máxima favorita al Scudetto por primera vez desde el Moggigate. Lo dice su posición en la tabla (líder). Lo dicen sus números (invicta). Lo dice la calidad de su plantilla. Y lo dice su juego y las sensaciones (casi todas positivas) que transmite. Anoche ganó en campo del Inter (1-2), en un partido en el que Antonio Conte cambió notablemente el que venía siendo su planteamiento habitual. Promediaba algo más de 60% de posesión de balón la Juventus hasta la fecha y, sin embargo, en San Siro esa cifra se quedó en 54% e incluso se vio muy maquillada por un tramo final en que la Juve sí se adueñó de la pelota, "durmió" el partido y eso hizo que la posesión final aumentase. Pero durante algo más de una hora de juego, vimos a un equipo bianconero más contragolpeador que nunca, sabedor de las debilidades de la transición defensiva interista. Ni el resultado ni el juego desplegado en la segunda mitad fueron alentadores para el Inter de Milán, pero cuajaron en la primera parte sus mejores 45 minutos de la temporada. No impidieron que el equipo acabase el Derby d'Italia a once puntos del líder, la Juventus. O que termina la décima jornada de la liga italiana a un punto del descenso. Sí, a uno. Otro dato: la pasada campaña, a estas alturas, el Inter de Rafa Benítez acumulaba diez puntos más que este Inter 2011/12.

Anotó tres goles el Milan en su victoria (2-3) en el Olímpico de Roma. Y disparó cuatro veces entre los tres palos. Conociendo al Milan de Allegri, no sorprende en absoluto que se produzcan este tipo de situaciones. Así es este equipo: capaz de anotar cuatro goles en Lecce, sólo en la segunda parte; capaz de meterle cuatro tantos al Parma y capaz de anotar en Roma en sus tres primeros disparos entre los tres palos. Respondió Alberto Aquilani a la confianza que depositó Allegri en él, dando dos pases de gol. Otro mediapunta, pero del bando contrario, se quedó en el banquillo después de haber sido titular en los dos encuentros anteriores de la Roma. Se trata de Erik Lamela. Ayer la Roma careció de fluidez y se debatirá en próximas fechas si el ex-jugador de River Plate puede ser la solución y si debe tener un rol importante en la escuadra de Luis Enrique. Porque esta corre el riesgo de adentrarse en una preocupante dinámica negativa: ha perdido tres de sus últimos cuatro partidos. Será vital para el equipo capitalino sumar seis puntos en sus próximos duelos, frente al Novara y el Lecce, ya que luego será el turno de jugar ante Udinese (a domicilio), Fiorentina (a domicilio), Juventus y Nápoles (a domicilio). Duros exámenes para este equipo que, en octubre, no ha pasado con buena nota ni el derby de Roma ni el duelo frente al Milan.

2 comentarios:

David González dijo...

Muy buen blog, me encanta RVP y siempre he sido muy de la Juve en Italia, es mi equipo favorito. A partir de ahora seguiré este blog en el mio. Es este: http://comogustaeldeporte.blogspot.com/

ordofer dijo...

La Lazio y Juve estan muy bien, me gusta el fútbol del Atalanta este año.
http://perlasdelfuturo.blogspot.com/