lunes, 5 de septiembre de 2011

Otra oportunidad a punto de esfumarse

Se viene hablando desde hace tiempo de una prometedora generación de futbolistas belgas. Es un tema recurrente desde que estos llegaron a las semifinales de los JJOO 2008. Lo cierto es que se esperaba un poco más de ellos en la fase de clasificación para el Mundial de Sudáfrica, pero quedaron a veinte puntos de España, a nueve de Bosnia y cinco de Turquía. Tal era la juventud de ese imberbe combinado belga que sólo sumaron un punto a domicilio y perdieron en salidas, a priori asequibles, como la de Estonia o Armenia. Se busca, por lo tanto, explicación a la incapacidad de esta selección para exprimir su potencial. Que sabemos que está ahí. Pero también sabemos que el rendimiento de estos jugadores está por debajo de sus posibilidades. Los futbolistas belgas de más nivel crecen día tras día, sin embargo los resultados siguen siendo pobres en esta fase de clasificación para la Euro 2012. Así que intentamos buscar, quizás sin éxito, alguna respuesta a este caso viendo el Azerbaiyán 1-1 Bélgica del pasado viernes. No obstante, no podemos olvidar que hay quien sostiene que la falta de unidad del país y las discrepancias entre valones y flamencos podrían ser un aspecto perjudicial y relacionado con el rendimiento de la selección de fútbol.

Y lo cierto es que sobre el césped se atisban detalles de ausencia de unidad y de entendimiento, así como de sentido del colectivo y del trabajo grupal. Cada uno hace la guerra por su cuenta. Eso ayuda a entender la falta de intensidad y de concentración presenciada en Azerbaiyán el viernes. Por no hablar de las imprecisiones y carencia de automatismos e ideas en ataque estático. El juego es discontinuo y deslavazado. Nadie se mueve, nadie se ofrece cuando el compañero tiene la pelota en los pies. Nadie ofrece una línea de pase o un desmarque. Es cierto que Bélgica tuvo mucho el balón y que generó ocasiones claras de gol. Pero no es menos cierto que enfrente estaba la selección nº112 del ranking FIFA -la novena peor europea- y que incluso, en algunos tramos del partido, los belgas no alcanzaron a controlar el juego. Todo esto, con el que posiblemente fuese el mejor once que ha sacado esta selección en años:

  • Simon Mignolet: portero titular de un equipo (Sunderland) que vive en mitad de tabla de la Premier League.
  • Toby Alderweireld: 22 años y, a pesar de ello, casi 100 partidos con la camiseta del Ajax. De los mejores centrales jóvenes que existen. La falta de laterales de nivel y el overbooking de centrales, obligan a Leekens a poner a Toby como lateral derecho.
  • Vincent Kompany: en mi humilde opinión, el mejor central de la pasada Premier League.
  • Jan Vertonghen: 2 años mayor que Alderweireld y camino de los 200 encuentros con el Ajax.
  • Nicolas Lombaerts: cuando las lesiones le respetan, central de nivel. Cumple en la selección como lateral izquierdo.
  • Timmy Simons: el único veterano del equipo. De mejor pasado que presente. Mediocentro cumplidor.
  • Marouane Fellaini: jugador un tanto estancado. No ha llegado a ser lo que algunos esperaban. Pero no deja de ser un buen centrocampista, para lo que son los baremos de Bélgica.
  • Axel Witsel: su reciente fichaje por el Benfica ha supuesto no uno, sino dos pasos adelante, en su carrera. Centrocampista ofensivo completísimo.
  • Eden Hazard: la estrella del equipo. Uno de los futbolistas más codiciados del continente.
  • Dries Mertens: el mejor jugador del primer mes de la Eredivisie 2011/12.Y el más destacado, el viernes, en Baku.
  • Romelu Lukaku: joven prodigio, de debut precoz como profesional, y ya fichado por el Chelsea. No son pocos los que lo ven como uno de los delanteros con mayor potencial del continente. Anyway, sigue estando bastante 'verde'.

Esta, a priori imponente, alineación no fue suficiente para que los pupilos de Georges Leekens se llevasen los tres puntos de Baku. Tampoco pasaron del empate, hace tres meses en casa, frente a Turquía. Ni a principios de la fase de clasificación en Austria. Ahora, la eliminación de Bélgica está más cerca que nunca. Un punto menos que Turquía y habiendo jugado un encuentro más que ellos. Suponiendo que los belgas ganen a Kazajistán y los turcos a Azerbaiyán, todas las esperanzas de los diablos rojos pasan por ganar en Alemania y esperar a que Turquía no gane ni el martes en Austria ni en octubre a los germanos. Poco menos que una carambola y el poco recomendable hecho de no depender de uno mismo. Quizás haya que esperar a 2014 para volver a verlos en una competición de selecciones. No ser segundo en este grupo A rozará el fracaso. Volver a caer en la próxima fase de clasificación -la del Mundial de Brasil- será un resultado inaceptable.

4 comentarios:

Ramón Flores dijo...

Es tremendo, nombre por nombre, el potencial de la selección, y un empate en Azerbaidján es patológico ocurra lo que ocurra.

Lo de la desunión del país no creo que importe en exceso, es algo de lo que siempre se acusó a España y a día de hoy nadie lo menciona, a pesar de que nada ha cambiado.

No vi el partido, pero los problemas que señalas se relacionan normalmente con incompetencia en el banquillo. Quizá estos jugadores requieran un entrenador de perfil más alto que Leekens, que lo mejor que ha entrenado es el Anderlecht.

Saludos

Ariel dijo...

Pues yo ponia a Turquia com favorita para pasar como segunda antes que Belgica desde el principio. Belgica no es un gran equipo sino que es un equipo lleno de grandes promesas. Tiene algunos nombres que ya son realidades como Kompany y Hazard pero muchos otros son muy jovenes y todavia no han alcanzado su maximo nivel. Yo creo que esta Belgica cuando empieze la clasificacion para el Mundial 2014 va a ser mucho mas fuerte. No se mucho sobre el porque de que Belgica no este clasificandose pero tal vez sea por el entrenador. Si aun no ha hecho funcionar a la Seleccion belga como un equipo pues tal vez no deberia seguir. Lo primero es ser un equipo para aprovechar al maximo sus mejores jugadores y eso sin duda alguna no lo hah logrado aun.

Dámaso Navarro dijo...

Acabo de ver el partido repetido y creo que el principal problema de Bélgica es la falta de velocidad y, sobre todo, de intensidad en su juego. Demasiados toques en la circulación, mal en la salida de balón (algo para reflexionar teniendo a Alderweireld y Vertonghen) y muy poco trabajado el dispositivo para presionar tras perdida. Tan solo dio sensación de peligro cuando Hazard, Mertens o Witsel se asociaban entre lineas. No estoy informado sobre el tema de la desunión, pero creo que los problemas provienen más de la falta de un entrenador de más nivel.

piterinno dijo...

Creo que en el Mundial'86 tenían mejor equipo; al menos, eran (mucho) más competitivos. Pero parece increíble que esta generación siga sin lograr el pase a la fase final de un gran torneo. Ya me sorprendió su bajo rendimiento camino al Mundial'2010 (con la goleada espectacular sufrida en España, incluida) pero pensé que quizá estaban "verdes" como grupo.

Es que no se trata sólo de los once que comentas, es que también están Vermaelen, Defour, Van Buyten, Vleminckx, Proto, Legear o Dembelè.

Me recuerdan a alguna generación española, carente de estilo y carácter competitivo a pesar de contar con un ramillete de talentos notable. Vale que no tienen una dirección como la del mítico Guy Thys, pero a Leekens hay que exigirle muchísimo más.

Si Mertens confirma su espectacular inicio de temporada, Witsel hace lo propio con el relanzamiento de su carrera, Oporto y Chelsea sirven a Defour y Lukaku para no quedarse en vísperas de nada y Alderweireld y Vertonghen salen de Amsterdam (lo siento, Sergio, creo que su etapa de crecimiento en el Ajax se ha encontrado con un tope), esta generación tiene que estar en Brasil y dar que hablar.

Gran post!