miércoles, 28 de septiembre de 2011

El ambicioso PSG de Pastore

Durante mucho tiempo se ha escuchado aquello de que "la capital francesa no tenía a ningún club puntero". No han sido pocos los años de penuria y mediocridad que ha vivido el Paris Saint-Germain, ya que ni siquiera Ronaldinho fue capaz de revitalizar el club. De 1994 data su último título de liga. Y desde 1997, sólo dos subcampeonatos han sido presenciados en París. El último lustro ha sido especialmente malo: en 2008 coquetearon con el descenso hasta la última jornada, para acabar en 16ª posición. Había sido 15º la campaña anterior y fue 13º en 2010.

De la noche a la mañana, aparece un grupo inversor qatarí. Con dinero y, sobre todo, ambición. La ambición de reinar en el fútbol galo y, por qué no, ir adquiriendo un papel de actor protagonista del fútbol continental. Se han gastado este verano lo mismo que en las seis campañas previas y ya son colíderes de la Ligue 1. Y lo son a pesar de que el arranque del proyecto no ha sido fácil: empezaron la liga perdiendo, en casa, frente al Lorient; pincharon también en la segunda jornada; Javier Pastore no fue titular hasta la cuarta fecha; y todavía no han firmado ningún partido notable. Sin ir más lejos, el mediapunta argentino les dio los tres puntos en Toulouse, en el tiempo de descuento. Y evitó la derrota en Gaillard. Los resultados en estas primeras ocho jornadas de liga son mejores que el juego: el engañoso 0-3 del pasado sábado, en Montpellier, es el más claro ejemplo.


En cuanto a la Europa League, victoria cómoda hace dos semanas frente al Red Bull Salzburg. Y cree Antoine Kombouaré que con esos tres puntos más los que puedan sumar en Salzburgo y los de los duelos ante el Slovan serán suficientes para obtener el pase a dieciseisavos de final. Eso explica que Kevin Gameiro y Jérémy Ménez no viajen a Bilbao. Estará lejos el PSG de presentar su once de gala en San Mamés. Y seguramente la preparación del partido y la intensidad en el mismo no serán las ideales.


1. Nicolas Douchez (22.04.1980): A sus 31 años y después de sus buenas campañas en Toulouse y Rennes, el PSG lo fichó este verano. En principio, para ser titular. Pero poco despúes de su aterrizaje en París, asistiría Douchez al fichaje de Salvatore Sirigu. De momento, el italiano juega los encuentros de liga y el francés se encarga de la Europa League. Desde luego, no era lo que esperaba Douchez cuando firmó su contrato. Y no le queda otra que aprovechar y disfrutar sus oportunidades en los partidos de competición europea. Así que tendrá una motivación extra en el choque de este jueves.

2. Marcos Cearà (18.06.1980): Uno de los capitanes y veteranos del equipo: quinta campaña en las filas del PSG. Lateral derecho titular. Bastante veloz, aunque ya no se prodiga tanto en ataque como en campañas previas. Defensivamente, ha arrancado el año a muy buen nivel.

6. Zoumana Camara (03.04.1979): Gozando de muchos minutos este central francés en el arranque de temporada, debido a la lesión de Mamadou Sakho. Ya 32 años, pero igual de infravalorado que siempre. No es lento, nunca lo ha sido, y va muy bien al corte. Excepcional físicamente. Si fuese algo mejor con el balón en los pies, estaría muy bien valorado.




15. Diego Lugano (02.11.1980): De los fichajes más curiosos de este verano. Apenas tres millones de euros fue el desembolso que tuvieron que hacer los capitalinos para 'sacarlo' de Turquía. A punto de cumplir 31 años, pero habiendo demostrado en la Copa América que todavía le queda fútbol. Veremos cuánto y por cuántas temporadas. Por lo de pronto, un lujo para Kombouaré contar con él y -cuando vuelva Sakho- con una pareja de tanto nivel como la que formarán Lugano y Sakho.

5. Siaka Tiéné (22.02.1982): El lateral izquierdo marfileño es lo más flojo del once de Kombouaré. Sorprende que el PSG no haya reforzado esa posición y esté teniendo que confiar en Tiéné. Veloz, pero con algunas lagunas importantes en su juego y con escasa capacidad con el balón en los pies. Podría ser Sylvain Armand quien ocupe la demarcación de lateral zurdo.

14. Blaise Matuidi (09.04.1987): Indiscutible en las alineaciones del PSG este mediocentro, ex del Saint-Étienne. No es especialmente fuerte, pero sí muy ágil y rápido. Con su zancada soluciona a menudo su facilidad para perder la posición. Hecho bastante acentuado en este inicio de temporada, no sabemos si como consecuencia de la adaptación a un proyecto como este y a un club en el que la presión es grande. Pero lo cierto es que Matuidi no está jugando bien y eso lo tendrá que aprovechar Iker Muniain. Tampoco está aportando mucho ofensivamente en este PSG. Podría tener minutos -e incluso ser titular- Mohamed Sissoko, en San Mamés: otro que llegó a París este verano y que debido a una lesión no pudo debutar hasta el pasado sábado.




12. Mathieu Bodmer (22.11.1982): Se fijó en él, cuatro años atrás, el Olympique de Lyon cuando Bodmer era uno de los futbolistas más destacados de la Ligue 1. No fue mala su primera campaña en Lyon, pero las dos siguientes fueron sin pena ni gloria. Acabó mudándose en 2010 a la capital del país. Pero sigue sin ser el Bodmer que tanto nos gustaba en su época en el Lille. 
En este PSG 2011/12, comenzó Clément Chantôme de titular, como acompañante de Matuidi; pero Bodmer le ha arrebatado la titularidad en tres de las últimas cuatro jornadas de liga y lo cierto es que no ha jugado mal. Chantôme, más organizador; Bodmer, más llegador, más box to box. Este último se ha asociado y se ha entendido mejor con Pastore en el arranque del curso futbolístico.

26. Christophe Jallet (31.10.1983): Ante la ausencia de Jérémy Ménez, es probable que sea Jallet el volante derecho. Un jugador que cuando llegó a París hace un par de años, apenas conocía la posición de centrocampista, ya que rara vez había jugado en Lorient en una demarcación distinta a la de lateral derecho. Kombouaré lo utiliza en ambas. Buena zancada, bastante recorrido e idóneo para ayudar mucho a Cearà. Pero no podrá aportar ofensivamente, ni de lejos, lo que Ménez y eso lo notará el equipo. Y lo notará Pastore.

27. Javier Pastore (20.06.1989): Llamado a ser el líder de este proyecto, y es que las expectativas son enormes después de que pagasen al Palermo 45 millones de euros por su traspaso. Su primer mes con la camiseta parisina ha sido sobresaliente: cuatro goles, dos asistencias, MVP del equipo y puede que de la Ligue 1.
Se suele hablar mucho de su excelente capacidad pasadora y menos de lo que se debe de su conducción de balón y de la facilidad con la que se va en el uno contra uno. Elegante como pocos. Ha de vigilar el Athletic de Bilbao que el mediapunta argentino no reciba cómodo. Cuanto más incómodo y presionado esté en el momento en que recibe, más difícil le resultará dar luego un buen pase. Si encima le concedes facilidades y ventajas, estás muerto.




10. Nené (19.07.1981): ¿Es Nené el "perjudicado" por este nuevo PSG? Hablamos de un futbolista que la temporada pasada era la referencia del equipo, el mejor. El que estuvo entre los cuatro nominados a mejor jugador de la Ligue 1 2010/11: anotó 14 goles (cifras notables para alguien de tres cuartos de campo) y dio 7 asistencias de gol. Aunque no hay que olvidar que ya el rendimiento del brasileño disminuyó considerablemente en la segunda vuelta (trece de sus catorce tantos llegaron en la primera vuelta).
De su posible desmotivación y de la confianza que le dé Kombouaré, dependerá el impacto que tenga en este nuevo PSG.

21. Mevlüt Erding (25.02.1987): La diferencia de nivel entre Kevin Gameiro -el '9' titular, que se queda en París- y Erding es considerable. No obstante, sólo han pasado dos años desde que el PSG pagó 9 millones de euros al Sochaux por este delantero turco. Inclusó alcanzó una respetable cifra de quince goles en su primer año en la capital. Pero las comparaciones son odiosas y la comparación entre Gameiro y Erding habla de lo mucho que van a notar la ausencia del francés. Del turco hay que destacar su velocidad, de la que puede sacar provecho Pastore, metiendo balones a la espalda de los centrales del Athletic. Además, el jovencísimo Jean-Christophe Bahebeck podría gozar de minutos.



Virtudes
  1. De los cuatro jugadores de ataque del PSG, llama la atención que todos tienen capacidad para dar el último pase. Y todos pueden recibir un último pase. Muy desequilibrantes todos ellos; no tanto Jallet, el teórico sustituto de Ménez.
  2. Rara vez abusa del pase horizontal. Equipo vertical, aunque sin Gameiro ni Ménez será un ataque distinto. No tendrán el balón.
  3. Hasta ahora, mejores resultados que juego. Y eso es una virtud en un equipo que está 'empezando' pero que, eso sí, viaja a Bilbao sin dos de sus estrellas. 
  4.  
    Defectos
    1. Ataca con poca gente el PSG. No es un equipo especialmente 'atrevido', sino organizado. Adolece de amplitud: poco juego por los costados.
    2. En ataque posicional, no es que vayan sobrados de ideas y fluidez. Defensivamente, vulnerable a la espalda de los mediocentros e incluso en los laterales, especialmente el zurdo.
    3. Mejorable su juego colectivo. Pocas combinaciones, escasas acciones elaboradas, los laterales apenas suben y el equipo es previsible. Genial, por momentos, pero previsible.

    2 comentarios:

    David J. Pereira dijo...

    Boas!

    Devo dizer que gosto imenso deste blogue!

    Podem adicionar os meus aos vossos links? Eu prometo que retribuo :p

    http://davidjosepereira.blogspot.com/

    Saudosos cumprimentos!

    GERYON dijo...

    Finalmente Bielsa ha conseguido ahogar a Pastore que no ha encontrado el momento ni la bola.
    Excepcional el Loco; su 3-4-3 acaba siendo un 2-5-3 con 8 jugadores perpetuos en campo rival y una calibrada asunción de riesgos.

    JAVIER PASTORE: El 10 que Argentina necesita