lunes, 29 de agosto de 2011

Pjanic y el plan B de Klopp

Lo normal, si alguien escribe este lunes sobre lo que ha ocurrido en el fútbol internacional el fin de semana, sería hablar de la goleada de Old Trafford o de la exhibición del Man City en White Hart Lane. Pero salí de la radio el sábado -y no he podido hacerlo hasta ahora- con la intención de escribir sobre dos cosas que me habían llamado la atención esa tarde. Aparte de Juan Mata y el Liverpool de Dalglish, quiero decir. Me refiero al Borussia Dortmund y al Olympique de Lyon.

"No me gustó el B.Dortmund". Es una frase que la temporada pasada escuchamos con poca frecuencia. En la Europa League y en algunos partidos sueltos, sobre todo en la segunda vuelta de la Bundesliga cuando su ventaja en lo alto de la tabla era lo suficientemente grande como para relajarse. Sin embargo, en este nuevo curso futbolístico pronunciamos más a menudo esa frase, esa reflexión, esa opinión. Tanto la derrota en Hoffenheim dos semanas atrás como el empate en Leverkusen fueron justos. Producto de pobres actuaciones de los 'amarillos'. La primera parte en el Bay Arena fue de las peores que se le recuerdan a los pupilos de Jurgen Klopp. Incapaces de competir ante un buen Bayer. Descarado con el balón, capaz de hacer que pasasen cosas cuando ellos tenían la posesión y obligando a intervenir a Roman Weidenfeller. Igual de preocupante fue lo poco que tuvo el balón el Borussia -en relación a lo que es habitual- y el poco fútbol (sólo cuando el rival se quedó con diez) que creó. Lo peor es que la actuación en Leverkusen del vigente campeón de Alemania no es algo coyuntural. Empieza a ser habitual que sufra lejos de su estadio. No gana fuera de él -en partido de liga- desde el mes de febrero. Hace exactamente medio año. ¿A qué se debe? Entre otras cosas a que cada vez queda más patente la falta de un plan B por parte de Jurgen Klopp. Y luego, el asunto Nuri Sahin. Mantengo que fue era el mejor jugador del equipo y que fue el mejor futbolista de la pasada Bundesliga. Pero a pesar de esto, creía que el equipo no notaría tanto su ausencia. Es pronto -sólo se han disputado cuatro jornadas- para tomar grandes conclusiones, pero alcanzar el nivel del año pasado no será fácil para el B.Dortmund.


El Lyon, en cambio, salió reforzado de la cuarta jornada de la Ligue 1. Aunque si alguien salió reforzado fue un hombre en concreto, Miralem Pjanic. El bosnio llegó con 18 años a Gerland y le tocó jugar muy poco en su primera temporada, cinco partidos como titular. Dio el salto a la titularidad al año siguiente, pero todo cambió cuando Yoann Gourcuff aterrizó en Lyon. Acabó Pjanic jugando sólo 16 encuentros de liga como titular. La duda es si esto continuará siendo así. En la previa de la Champions le tocó empezar desde el banquillo y únicamente en Brest jugó de inicio. Sin embargo, el Lyon v Montpellier del sábado por la noche pudo ser el punto de inflexión que necesitaba Miralem Pjanic para convencer a Remi Garde.
Se enfrentaba el O.L. al líder del campeonato, el Montpellier, en Gerland. Y ejerció de revulsivo el ex-jugador del Metz. Entró en el descanso con cero a cero en el marcador, marcó tres minutos después de entrar y dio luego una asistencia de gol. La tercera que ha repartido en los 162 minutos que ha disputido de lo que llevamos de Ligue 1.


De momento, Gourcuff está lesionado. Que tengan cabida él y Pjanic en el mismo once parece muy complicado. ¿Y hasta qué punto tiene opciones el bosnio de jugar? Mientras no reaparezca el francés, podría jugar al lado de Gonalons. Intuyo que Garde está "condenado" a cambiar su, de momento, habitual 4-4-2 por un 4-2-3-1 en el que Pjanic y/o Gourcuff sean piezas importantes.

3 comentarios:

Ariel dijo...

A mi no me sorprende que equipos como Borussia Dortmund y el Lille tengan un bajón de rendimiento en esta nueva temporada. Por experiencia se que la mayoría de equipos campeones que lo han sido de forma sorprendente y brillante suelen tenerlo muy difícil en la segunda temporada. Una segunda temporada de un equipo campeón nunca es fácil. Ni para equipos de menos entidad como Lille y Borussia Dortmund ni para equipos grandes. Y para colmo pierden siempre jugadores importantes. La perdida de Nuri Sahin para el Borussia Dortmund puede ser parecida a la perdida de Cesc Fabregas para el Arsenal porque no hay un suplente que lo haga igual de bien.
Tenia la esperanza de que hablaras o dieras una pequeña impresión sobre como jugo Juan Mata con el Chelsea. Supongo que estarás de acuerdo conmigo en que el Chelsea jugo mucho mejor ofensivamente cuando entro Mata. También hubiera estado bien hablar del Liverpool que cada vez me convence mas y me da la impresión de que si sacaran mejor el balón jugado por abajo serian un equipo muy a tener en cuenta para los cuatro primeros puestos si no lo es ya.
Buen articulo como siempre.

Dámaso Navarro dijo...

A mi me parece que el problema del Dortmund tiene que ver más con la falta de un 9 como era Koller (como decía Santomé en Twitter) o la falta de un extremo desequilibrante (ni Gotze ni Kagawa lo son y Großkreutz tiende a ir hacia dentro y no a profundizar) que a la marcha de Sahin. Además el Bayer defendió inesperadamente bien. También puede acusar un poco la juventud de Gotze y de Kagawa, que quizas son un poco jovenes para llevar todo el peso de un equipo como el Dortmund.

Dámaso Navarro dijo...

Y sobre Pjanic, creo que lleva desde la 09/10 demostrando que debería ser titular indiscutible en el Lyon visto el pobre nivel de Gourcuff y la mejoría que de muestra el equipo con el bosnio en el campo. Aunque podría haberse ahorrado la exhibición para otro partido y no contra mi Montpellier, jaja.
Muy buen artículo.