jueves, 7 de julio de 2011

Más de lo mismo: preocupante es poco

Volvió a empatar Argentina, esta vez ante un rival de mayor entidad (Colombia). Pero la imagen no fue mejor que en el partido inaugural. Se incidió en los mismos errores y tras 180 minutos disputados por la albiceleste, parece cada vez más complicado que 'Checho' Batista solucione su contumacia, cada vez más notoria.

Dejaba clara su opinión Oscar Ruggeri antes del segundo encuentro de la albiceleste: "A mi me gustaría que Messi no se desgaste tan atrás. Que la pelota que le da Mascherano en la mitad de la cancha se la de otro de los volantes, que es ahí donde Messi es complicado de marcar". En el período que transcurrió entre el primer y el segundo encuentro de la albiceleste, no hubo conversación en la que no se tratase el tema Messi: su posición, su incomodidad sobre el campo, su rendimiento con la selección, etc. 
¿Se corrigió esto? No. Hubo una diferencia: que Leo bajó menos, mucho menos, a recibir el balón. A cambio, entró menos, mucho menos, en contacto con el esférico. No hubo capacidad para activar al dos veces Balón de Oro. Él tiene su parte de culpa y responsabilidad, pero se cumplió lo que ya anticipó Juan Pablo Varsky: "Si el mejor del mundo no rinde en tu equipo, el problema es tuyo, no de Messi. No creaste las condiciones para que marque la diferencia".

Y Argentina, efectivamente, no creó las condiciones para que Leo marcase la diferencia. Los pupilos del Bolillo Gómez cedieron el balón y se replegaron -¡qué bien defendieron durante 90'!-. Ante eso, la respuesta obtenida fue nula; los de Batista no supieron qué hacer y todo se basó en esperar a la jugada individual de Lavezzi, Tévez o Messi. Hacerles llegar el balón -no siempre en las mejores condiciones- y, ya si eso, que ellos se las ingeniasen para buscar la portería rival. No hay cosa peor en el fútbol que la previsibilidad. Y ellos fueron el paradigma de previsibilidad. Colombia se limitó a esperar, no fue atrevida, lo cual no quiere decir que no jugase bien. Todo lo contrario, jugó lo suficientemente bien como para obtener sin casi sufrimiento un empate que la meta en cuartos de final y hace que dependa de sí misma para ser líder de grupo. Ay, si la selección 'cafetera' hubiese exigido más a su rival...igual estábamos hablando ahora de un descalabro mayor de Messi y cía.


05:45am. Llego a casa después de comentar el encuentro en Radio Marca. Y observo que las reacciones a la rueda de prensa del seleccionador argentino son de lo más contundente. Reviso lo dicho por Batista y se confirma mi impresión inicial, la de que las reacciones eran de lo más comprensible a tenor de lo comentado por el seleccionador en conferencia de prensa.
Uno se queda perplejo cuando lee la siguiente afirmación al 'Checho': "No pudimos jugar en estos dos partidos como queremos. Uno tiene una idea pero cuesta mucho expresarla."
Y se reafirma en la idea de que el desconcierto que atrapa al equipo de Batista empieza a adquirir unas dimensiones desproporcionadas y que, lejos de corregir sus errores y rectificar, parece que Batista seguirá insistiendo en sus fallos en un futuro no muy lejano: lunes por la noche, Argentina v Costa Rica (sub'22). El pase a cuartos de final de la Copa América -¡que se disputa en Argentina!-, en juego. Ahí es nada.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un desastre. DESASTRE. Esto se incendia aca en Argentina...

braistv dijo...

Debe ser frustante tener que elegir entre Tevez, Higuain, Aguero y Messi y no tener ni un centrocampista de creacion que acompañe a Mascherano para hacer jugar al equipo.
Sobre el rendimiento de Messi, igula me tira la admmiracion que le tengo, pero creo que es mas culpa del equipo que suya.
Y ojo a como termine esto, que ARDE Buenos Aires.

Pablo dijo...

Hola Sergio, os estoy siguiendo en radio marca y me encantáis todos.

Te quería hacer una pregunta, no crees que a pesar del juego de los de Batista que ha sido muy malo, las críticas son excesivamente duras?? Al fin y al cabo Colombia es un equipazo que se le atragantaría a cualquier selección, incluyendo a España como se pudo ver en el último amistoso o a Brasil.

Especialmente con Messi se comete la mayor injusticia que yo recuerde con un futbolista. Hace un rato acabamos de ver un flojo partidoe de Forlán y nadie va a decir nada. Lo mismo me vale para cualquier jugador top. A todos se les permite una mala noche, Messi siendo el mejor de largo contra Bolivia fue criticado con una dureza feroz. Contra Colombia jugó decididamente mal y aprovechan para decir que nunca será como Maradona, sin reparar en cosas como que Maradona no sólo no ganó ninguna champions, sino que no marcó ni tan siquiera un gol en esta competición. Digamos que es el único jugador que yo recuede que cuando hace cosas buenas mucha gente habla de las que no ha hecho aún. De locos.

Y todo esto, siendo campeón mundial sub 20 y campeón olímpico. Yo creo que es algo que excede completamente lo futbolístico la crítica q se le realiza.

Perdón por el tostón y nuevamente felicitaciones por el blog y la radio

Sergio Santomé dijo...

@ Pablo

Muchas gracias por tus palabras.

Las críticas son consecuencia de dos malos partidos, no uno. Y del hecho de que no haya mejoría alguno en el segundo encuentro -incluso en bastantes aspectos, paso atrás-.

Yo dije después del duelo frente a Bolivia, que me parecían un pelín exageradas las críticas al equipo en general, y a Messi en particular.

Y Batista, a cada partido que pasa, me demuestra que es peor entrenador y menos capacitado de lo que yo creía. En serio, muchos fallos y muchas incoherencias.