martes, 3 de mayo de 2011

Diario de un Europeo Sub'17: (II)

Echó la pelota a rodar en el Europeo sub'17 y en su jornada inaugural nos dio una de cal y una de arena. Dos partidos tuvieron señal televisiva: Serbia v Dinamarca (2-3) en el grupo A y Alemania v Holanda (0-2) en el B. En los otros dos encuentros, Francia e Inglaterra -dos de las favoritas- empataron a dos, mientras que Rumanía y la R.Checa empataron a uno.

Se esperaba mucho de Viktor Fischer y de Kenneth Zohore -uno ya fichado por el Ajax, el otro con una veintena de partidos en el Copenhague- y no defraudaron. Enfrente estaba la anfitriona, que puso en apuros a Dinamarca durante varios tramos del partido. Cuando presionó arriba, los daneses sufrieron y hasta que en la segunda parte apareció Patrick Olsen, el centro del campo escandinavo careció de fútbol y todo eran balones en largo hacia Fischer y Zohore.
Dos futbolistas serbios sobresalieron por encima del resto: Lazar Markovic y Vojno Jesic. El primero, un extremo derecho con desborde, pausa y buen nivel técnico. El segundo, delantero del juvenil del Colonia, impresionante por la calidad de sus movimientos, su buen manejo del balón y su capacidad asociativa. Ambos son lo más desequilibrante y destacado en una escuadra balcánica que, debido a esta derrota, no puede perder el viernes frente a Francia.


Pero volvamos a los daneses. Buen nivel medio el de su once inicial , con ese lunar que puede ser un centro del campo donde ni Christensen ni Norgaard convencen. Durmisi y Aaquist, los laterales, firmaron buenas actuaciones, pero como no podía ser de otra forma, fueron Zohore y Fischer los que más miradas se llevaron. Del delantero del Copenhague impactó sobremanera su superioridad física, pero es que además de contar con un físico muy superior al de los jugadores de la categoría, sabe utilizar ese físico para marcar diferencias. Lo único malo que se puede decir sobre su actuación en el partido inaugural es relacionado con su falta de acierto en el área y algunos errores cometidos con la pelota en los pies. Pero hablamos de cosas a pulir. El potencial lo tiene este delantero de origen africano.
Más aún podríamos decir que tiene Fischer. No cuajó una actuación sobresaliente, pero se le intuyen unas maneras increíbles. Aúna unas condiciones físicas y técnicas inauditas en un futbolista que todavía no ha cumplido los 17 años. Candidato absoluto para ser el MVP del torneo, a poco que su selección supere la fase de grupos, y un jugador que hay que disfrutar cada vez que toca la pelota.

Si del Serbia v Dinamarca hay bastantes cosas que rescatar en cuanto a jugadores de nivel y en cuanto a que resultó ser un encuentro entretenido, del Alemania v Holanda no se pueden decir muchas cosas...positivas, sí negativas. Ambos parecían conformarse durante la primera mitad con el empate, pero luego Holanda aprovechó la fragilidad de los germanos y ganó con cierta comodidad. Y no fue un partido en el que el vencedor impresionase lo más mínimo, más allá de su buen sentido colectivo y algunos detalles de su delantero Anass Achahbar. 
Bien es cierto que antes de hablar del demérito de Alemania, hay que destacar la ausencia por lesión de su estrella, Samed Yesil. Pero se esperaba más de ellos. Se esperaba más de Emre Can, talentoso centrocampista del Bayern; se esperaba más de Aycicek, el mediapunta; se esperaba que Weihrauch supliese algo mejor a Yesil. Ninguno respondió. Y tendrá que mejorar bastante la selección alemana si quiere aspirar a algo en el torneo. Desde luego, con actuaciones como la de esta tarde no llegará muy lejos en este Europeo Sub'17 en el que cada vez parece más obvia la diferencia de nivel entre el grupo A y el B.

No hay comentarios: