miércoles, 6 de abril de 2011

Partidos que se ganan en las áreas

Muy pocos esperaban que el Schalke 04 derrotase al Inter de Milán. Pocos esperaban que el Schalke fuese a poner en apuros al vigente campeón de la competición. Nadie, o casi nadie, podía esperar que el 10º clasificado de la Bundesliga anotase cinco tantos en el Giuseppe Meazza. Así pues, ¿cuáles son las causas que explican este abultado y sorprendente marcador (2-5)?


Dijo Leonardo, en la rueda de prensa postpartido: "Concedimos 6 ó 7 ocasiones y ellos marcaron 5 veces. Nosotros tuvimos 10 ocasiones y marcamos 2 veces". Lo primero es que el técnico del Inter miente. El Schalke realizó 17 disparos (11 entre los tres palos) y los nerazzurri 18 (solo 6 entre los tres palos), es decir, que los italianos no crearon más peligro que los alemanes. Luego, sí que es verdad que una de las claves del encuentro es el acierto de unos en el área de Julio César y la falta de pegada de los otros: Diego Milito falla un mano a mano con 2-2 en el marcador y, un par de minutos más tarde, Manuel Neuer saca una mano prodigiosa a un disparo de Samuel Eto'o.



No fuimos pocos los que creímos que Leonardo cometió un error en la ida de los octavos de final al colocar a Cambiasso como interior izquierdo. Anoche lo volvió a repetir pero, en este caso, fue más grave si cabe. Porque ante el Bayern Munich había varias razones que desaconsejaban poner al argentino ahí, pero había una para situarlo en esa demarcación: los 2x1 de Lahm y Robben al lateral izquierdo interista. Ante el Schalke, se me antoja casi imposible encontrar un argumento para defender el porqué de la colocación de Motta como mediocentro y del 'Cuchu' como interior.
He aquí tres imágenes que ilustran lo que supone la 'desubicación' de Cambiasso:






En las dos primeras imágenes, observamos la libertad con la que se mueve y actúa Jurado en tres cuartos de campo. Se ayudó el español de la falta de intensidad del Inter y su nula presión al portador del balón; errores que se repitieron a lo largo de los noventa minutos.
La última imagen es el origen del segundo gol del Schalke. Baumjohann conduce el balón sin ningún futbolista interista a su alrededor. Edu se desmarca, pase al brasileño y gol. El Inter penalizado enormemente por la posición en la que Leonardo situó a Esteban Cambiasso.




José Manuel Jurado, MVP del partido. Wesley Sneijder, sin peso en el encuentro, desconectado del mismo. Y ya sabemos que cuando eso sucede, solo una actuación colosal de Samuel Eto'o -como en 1/8- puede mantener vivo al Inter. Mientras tanto, Raúl sigue haciendo historia en la Champions League.
Al Inter de Milán le faltó ambición y agresividad. No aprovechó las debilidades del Schalke, que las tiene...y grandes: dos laterales discretos como Uchida y Sarpei, un mediocentro (Matip) haciendo las veces de central, un centro del campo vulnerable en fase defensiva, etc. El gol en propia meta de Ranocchia y la posterior expulsión de Chivu, con media hora todavía por jugar, noquearon definitivamente al vigente campeón de Europa y del mundo.

1 comentario:

Cheloherrera dijo...

Lo planteo al revés. Porqué Motta tiene que jugar de medio centro y Cambiasso moverse de su posición natural?. Posiblemente por el estrepitoso fracaso en el derby del pasado fin de semana donde Robinho y Pato no fueron suficientemente bien cubiertos, y los relevos del cucho llegaban tarde. Ahí estaban con posiciones invertidas Motta y Cambiasso respecto del partido de ayer.
Creo que hubo una intención de enmendar un medio campo que carece de identidad, indiferentemente del orden táctico.
Leonardo fue superado por la situación. Los cambios no ayudaron tampoco.
Chivu y Ranocchia ya jugaron por 1ra ver juntos vs el Milan, demostrando que no se entienden. No hubiera sido mejor tocar la pareja de centrales?. Dos tipos que no tienen salida de balón jugado, hacen imposible el control del juego y el Inter juega a la recuperación.
Me planto en mi creencia. El pupi debe salir del equipo, Chivu debe jugar de lateral, y de central... mejor que compren alguno.
Saludos!