miércoles, 6 de abril de 2011

Objetivo: salir vivos del Camp Nou

Dos cosas tengo claras de la eliminatoria entre FC Barcelona y Shakhtar Donetsk o, al menos, intuyo: la primera es que el Barça será dueño y señor de la pelota en el Camp Nou, la segunda es que la mayor amenaza para los culés sería no viajar a Donetsk con la eliminatoria encarrilada.

El guion del partido de ida no debe sorprendernos, ya que en 'la era Guardiola' nadie ha sido capaz de quitarle el balón al Barcelona. Además, en sus últimos partidos eliminatorios de Champions, en el Camp Nou, ha alcanzado unos registros de posesión de balón que hablan por sí solos: 76% ante el Arsenal, 86% ante el Inter (semis 2010), 68% ante el Arsenal en 2010, 59% ante el Stuttgart, 71% ante el Chelsea (semis 2009), 69% ante el Bayern Munich y 63% ante el O.Lyon. No será el Shakhtar Donetsk quien le arrebate el balón, ni siquiera tendrá esa intención. Saben que es una utopía. Igual que son conscientes de que, si bien el Barça es claro favorito, ellos tienen opciones. Y sus opciones pasan por aprovechar su localía en el partido de vuelta. No pierden en su campo desde octubre de 2008, así que sacar un buen resultado en el Camp Nou -un empate o incluso una derrota por la mínima- hará que haya ilusión en Donetsk.


La máxima de los pupilos de Mircea Lucescu será la de dejar la portería a cero o, en su defecto, encajar los menos goles posibles. Sabe el entrenador rumano que, en el Camp Nou, no se trata de maximizar las aptitudes y el potencial ofensivo de su equipo, sino de que su entramado defensivo anule, en la medida de lo posible, a los Messi, Iniesta, Xavi y cía. Sin embargo, es de esperar que el Barça conceda algunos espacios y esto lo puede aprovechar la estrella del Shakhtar, Douglas Costa, su jugador más desequilibrante. Dos laterales de clara vocación ofensiva (Srna y Rat), Jadson y Willian -perfectos aliados de Douglas C.- y un poderoso delantero como es Luiz Adriano serán, además del mencionado Douglas Costa, quienes pongan a prueba la solidez del FC Barcelona.

No obstante, el principal enemigo del equipo entrenado por Pep Guardiola será la posible ansiedad que le pueda generar tardar más de la cuenta en 'abrir la lata'. Pero ya sabemos que, por mucho que haga el equipo ucraniano, si el Barcelona juega “a su nivel” solo un equipo con un grandísimo entramado defensivo -y el Shakhtar no lo posee- tiene opciones de salir airoso del Camp Nou.

No hay comentarios: