sábado, 30 de abril de 2011

Los festejos de Dortmund y mucho más

Nueve años ha tenido que esperar la hinchada del Borussia Dortmund para volver a ganar el título de liga. Después de muchos años de mediocridad -5º puesto es lo mejor que había hecho el equipo en las siete temporadas anteriores-, Dortmund festeja una Bundesliga, un estilo de juego y unas halagüeñas expectativas de futuro. Desde que echó a rodar la pelota en esta Bundesliga 2010/11, se hace hincapié en la forma de jugar del equipo de J.Klopp, en lo vistoso y atractivo de este y en la gente que tiene por delante y por detrás de tres cuartos de campo y, desde luego, en la gente que tiene en tres cuartos de campo. Pero la obra de Klopp no solo es bella, también carece de grandes defectos y ha logrado ese equilibrio siempre necesario. Un equilibrio que refleja el hecho de que -a pesar de contar con Sahin, Kagawa, Götze y cía-, el Dortmund puede batir un record de carácter defensivo. El de menos goles encajados en la historia de la Bundesliga. El Bayern Munich recibió 21 en 2008, ellos han encajado 19 a falta de 180 minutos para que se eche el telón al campeonato.

Jornada decisiva en la Bundesliga, la número 32. El Hannover empató en su campo ante el penúltimo, el Borussia Moenchengladbach, y deja de esta forma de depender de sí mismo para meterse entre los tres primeros. Ahora el Bayern Munich lo aventaja en dos puntos, por lo que si este gana al St Pauli y al Stuttgart -uno, virtualmente descendido; el otro, virtualmente salvado- estará en la previa de la próxima Champions League. Mientras que el Mainz está a un paso de asegurar su plaza en la Europa League del año que viene. Éxito y recompensa al buen año de Holtby, Allagui, Schürrle y cía.


Pero donde más emoción hay en Alemania es en la parte baja. El St. Pauli necesita el milagro de todos los tiempos. No solo está obligado a ganar los dos últimos encuentros, sino que además tiene la mala suerte de que el Bayern Munich sea su próximo rival. Así pues, su descenso es prácticamente un hecho. Por lo demás, todo puede ocurrir:

B.M'Gladbach: 22 puntos en los 15 partidos que llevamos de segunda vuelta. Tres victorias en los últimos cuatro encuentros. Cuatro victorias en los últimos cinco partidos como local. Y 17 goles encajados en la segunda vuelta (el equipo que encajó 47 en la primera). Estas son algunas de las razones que explican el resurgir del Borussia Moenchengladbach. Todo esto se convierte en uno de los dos motivos para soñar con la salvación. ¿El otro? Que al Gladbach le queda recibir al Friburgo y viajar a Hamburgo, dos equipos que no se juegan nada.

Eintracht: la antítesis al Gladbach es el Eintracht. Una victoria, cinco empates y seis goles a favor, ese es el bagaje de los de Frankfurt en 2011, en la segunda vuelta de la Bundesliga. Inercia: negativa. Posibilidades de descender: altas. Plantilla: mala. Calendario: vs Colonia y at B.Dortmund.

Wolfsburgo: al igual que el B.M'Gladbach, el Wolfsburgo jugará sus dos últimas jornadas ante equipos en tierra de nadie: Kaiserslautern y Hoffenheim. Por primera vez desde el mes de septiembre, han sido capaces de ganar dos partidos consecutivos. Estos dos factores -calendario e inercia-, unidos a la plantilla de la que dispone Felix Magath, deberían hacer que no peligrase la salvación de 'los lobos'.

Colonia: cuando peor estaba, asentó una estocada mortal al B.Leverkusen, que alejó a este de la Bundesliga. El entrenador del Colonia, Frank Schaefer, dimitió esta semana y los jugadores fueron amenazados de muerte por un sector de la afición. Todo eso, antes de que el Wolfsburgo sumase tres puntos en la noche del viernes, en Bremen, e hiciese que el Colonia comenzase su partido -ante el segundo clasificado- a un punto de la zona de promoción. Puntuar en Frankfurt, el próximo sábado, será sinónimo de salvación matemática. Eso sí, perder ese día significará llegar a la última jornada a un punto de la promoción y posiblemente a tres del descenso directo.

Solo una carambola puede meter al Werder Bremen o al Stuttgart en zona de promoción. Especial atención al fantástico tramo final del Stuttgart: ha sumado 20 de los últimos 27 puntos posibles. ¿Obrará el milagro el B.M'Gladbach?, ¿caerá en el pozo el Wolfsburgo? Sin duda, las dos grandes incógnitas -junto a la pelea por la tercera plaza- de un campeonato que ya tiene dueño: el Dortmund de Klopp.

No hay comentarios: