domingo, 13 de febrero de 2011

La peor pesadilla de David Moyes

Llegó al Everton un mes antes de cumplir 39 años. Pocos podían esperar entonces que aquel joven entrenador -con tan solo cuatro de años de experencia...en tercera y cuarta división inglesa- iba a tener una carrera tan exitosa dirigiendo a los toffees. Hoy, casi nueve años más tarde, David Moyes pasa por uno de sus peores momentos desde que llegó al club de Liverpool. No eran pocos los que creían hace unos meses que el futuro más próximo de Moyes pasaba por entrenar a uno de los grandes de la Premier -siempre se ha dicho que podía ser un buen sustituto de Ferguson-, pero pocos podían imaginarse que el Everton estaría a estas alturas de año así...haciendo su peor temporada en mucho tiempo. A 3 puntos del descenso y relativamente lejos de unos puestos europeos que eran, a priori, el objetivo.

7º, 17º, 4º, 11º, 6º, 5º, 5º, 8º eran las posiciones que había logrado hasta ahora el Everton en la era Moyes y esto era lo que se decía de él el pasado verano: "se ha asegurado el futuro a largo plazo de su mejor futbolista, Mikel Arteta, y de su mayor promesa, Jack Rodwell. Pero su prodigioso entrenador, David Moyes, no se conforma con acabar entre los ocho primeros pese a competir en inferioridad de condiciones con el resto de gigantes. Quiere más y se exige un título, el siguiente paso en esa progresión constante que ha sido su época en Goodison. Cuando llegó el equipo estaba al borde del descenso. Hoy, por méritos propios, lo consideran uno de los grandes. Y su técnico es el más elogiado de la liga por los dos entrenadores con más peso en el país: Ferguson y Wenger."


Ahora bien, ¿a qué se debe el bajón experimentado por el Everton este año? En primer lugar hay que recordar que todo lo que han logrado los toffees en la era Moyes ha sido con unos recursos bastante limitados, que nada han tenido que ver con los que pueden tener otros equipos como Tottenham o, sin ir más lejos, el Sunderland. Y la situación actual es todavía peor que en años anteriores, en lo que a recursos se refiere, repito. Estas son las incorporaciones que ha podido realizar el Everton en los últimos mercados de fichajes:

Verano 2010: llegan a coste cero Jan Mucha y Jermaine Beckford; por 1,4 millones de euros, Magaye Gueye, francés de 20 años, que ha jugado dos partidos de Carling, trece minutos en FA Cup y nada en Premier League. 

Verano 2009: Diniyar Bilyaletdinov (10 millones), John Heitinga (6,8 millones), Sylvain Distin (6,5 millones).

Verano 2008: Marouane Fellaini (18,5 millones), Steven Pienaar (2,7 millones), Seamus Coleman (70.000 euros), Louis Saha y Lars Jacobsen (coste cero).


En estos dos últimos veranos, el Everton ha vendido al que era su mejor defensa -Joleon Lescott- y ha visto como Joseph Yobo se iba a jugar al Fenerbahçe en agosto y como Steven Pienaar se ha ido en enero al Tottenham. Todo esto ayuda a comprender los motivos por los que el Everton está haciendo una de sus peores temporadas en la última década. Y está por ver si la situación empeora el próximo verano.




Howard, Baines, Fellaini, Arteta. Segundos espadas como Coleman, Distin, Bilyaletdinov, Rodwell -mermado por las lesiones-, Heitinga, etc...no suena mal, esa es la verdad. Pero no es menos cierto que en ningún tramo de la temporada el Everton se ha asemejado al equipo que hemos conocido en este último lustro, sí en algunos partidos concretos, como el reciente Everton v Chelsea de FA Cup.
Ha marcado doce goles en los últimos seis partidos, pero la falta de un '9', la falta de gol sigue siendo el gran problema de los toffees. Solo Tim Cahill se acerca a la decena de goles (9), mientras que Louis Saha es el segundo máximo goleador del equipo, con 6 goles en Premier...4 de ellos el pasado sábado. El rendimiento de Yakubu en la primera mitad de temporada no fue convincente, por lo que salió del equipo de enero, mientras que Beckford y sobre todo Anichebe no parecen ser la solución, así que el francés Saha es la mejor opción para Moyes.




Pero no solo tiene problemas arriba el Everton, también en la construcción de juego y atrás. Donde otrora había una muy buena pareja de centrales (Lescott-Yobo), hoy hay un mar de dudas. Jagielka ha sufrido un par de lesiones a lo largo de la temporada y no ha rendido a su mejor nivel; mientras que Sylvain Distin no me inspira demasiada confianza. La profundidad de banquillo tampoco es demasiada, lo cual supone otro problema. Con la derrota de esta tarde en Bolton se le complica todavía más al Everton su presencia en la próxima edición de la Europa League. Porque, a día de hoy, los de David Moyes están más cerca del descenso (a 3 pts) que de zona europa (a 9 pts), algo impensable cuando comenzó la temporada...

No hay comentarios: