miércoles, 23 de febrero de 2011

El gran dilema del cuestionado Ancelotti

Tres son los partidos que ha disputado Fernando Torres con la camiseta del Chelsea, cinco han disputado los 'blues' desde la llegada del español, ya que este no llegó a tiempo para jugar en Sunderland ni estaba disponible para jugar en FA Cup ante el Everton. Y los tres onces de Carlo Ancelotti en la 'era Torres' son diferentes, muy diferentes. Veamos:


Debut de Fernando Torres, frente al Liverpool, derrota (0-1). Mal partido del Chelsea y alineación 'confusa' de Ancelotti. No convencieron ni la posición ni el rol de Anelka. Aquel día tampoco gustó nada el equipo, un equipo sin amplitud y empeñado en atacar por el centro.


Viaje a Craven Cottage. Empate a cero en otro discreto encuento de los de Ancelotti, que esta vez sienta a Didier Drogba para -a diferencia del debut de Torres- jugar con un único '9', el español. Las sensaciones son mejores que la semana anterior -no mucho mejores- y el Chelsea se lleva un punto. El esquema es más 'coherente', por aquello de no tener a Anelka de '10', pero implica dejar en el banquillo al marfileño.


Alineación muy novedosa en Copenhague, en la ida de los octavos de final de la Champions League. Allí ganó anoche el Chelsea, en el primer buen partido de Torres con su nuevo equipo. De nuevo su titularidad implicó la ausencia de Drogba en el once inicial. Sorprendió Ancelotti, a los que esperábamos un 4-3-3 con Malouda y Anelka en bandas, con la colocación del primero como volante izquierdo y de Ramires como volante derecho. 4-4-2 con Anelka haciendo dupla atacante con Torres. Mejoró el Chelsea, aunque hubo bastante demérito del Copenhague en ese 0-2 final. Fue un equipo menos rígido que en encuentros anteriores. Basta con observar esta imagen en la que vemos al volante izquierdo, Malouda, prácticamente en el carril derecho y a uno de los dos delanteros, Anelka, pegado a la línea de cal.


Ahora la pregunta que muchos nos hacemos es ¿cuál será el papel de Didier Drogba en el equipo de aquí a final de temporada?

Coincidieron durante 16 minutos el marfileño y el español, el tiempo que transcurrió desde que Drogba sustituyó a Anelka. Tiempo insuficiente para sacar conclusiones, pero la sensación de que el de ayer es el esquema en que mejor se complementarían uno y otro: Ramires/Essien, Mikel/Essien, Lampard, Malouda; Torres, Drogba. 
Las otras opciones pasan por: 1) Dejar a uno de los dos, Drogba o Torres, en el banquillo de forma regular. Cosa altamente improbable. 2) 4-3-3 con el español en una banda. Cosa altamente improbable. 3) 4-4-2 en rombo, pero mantengo que me parece más coherente el 4-4-2 de Copenhague, a pesar de que aún no hayamos tenido la oportunidad de ver a Drogba y Torres juntos de inicio en ese esquema.


Lectura recomendada: Notable Lyon + Mediocre Madrid = Empate justo

4 comentarios:

Miquel Moro dijo...

Junto al tan mentado problema de un jugador de creación en el medio, las bandas es la otra pata que cojea en la mesa azul que tiene Ancelotti.

Sólo Malouda (y para mí no es un hombre puro de banda) se amolda a jugar así, pero claro, ya planteas el que o un jugador se desempeñe en una posición no habitual, como puede ser Ramires de interior derecho o Anelka de mediapunta, o que sentar a uno de tus grandísimos delanteros, donde Drogba ha sido, de momento, el elegido.

Con tres partidos no se pueden sacar muchos juicios de valor, pero sí que ha servido para ver qué variantes tiene el técnico italiano. Ahora bien, ¿Estará el año que viene para poder ir pensando en armar el futuro Chelsea? ¿Se quedará Drogba?

Personalmente, creo que tanto Bosingwa como Cole pueden ocupar toda la banda (también Zhirkov) por lo que es lógico que opte por un centro del campo formado por mediocentros. El problema se le presenta en la línea de ataque. Tres 9, y sí, Anelka puede jugar un poco acostado en la banda, pero reduce poco el problema. Y así se llega a lo que planteas: tres centrocampistas 'interiores' más tres delanteros que los coloques como los coloques van a buscar el centro equivale a un atasco en el medio o un ataque previsible.

Malouda es la clave para mí.



Saludos

albert_owono dijo...

Buen análisis: clarividente y breve.
En primer lugar, la millonada que se gastó el Chelsea por Torres se pudo invertir en un futbolista de banda + un enlace.
También pienso que Anelka es el único de los 3 delanteros capaz de venir a recibir y hacer la transición centro del campo-ataque lo más dignamente posible.
En definitiva, la llegada de Torres va a jubilar a Drogba, va a aburrir a Kalou, va a retrasar a Malouda. Quizá sea Anelka quien quede más liberado.
Lo que daría el Chelsea por recuperar al Joe Cole de 6 años atrás!!

Miguel Lourenço Pereira dijo...

Hola Sergio,

El gran problema de Ancelloti es que nunca ha sido un tecnico que ha primado por el genio tactico y siempre ha preferido adaptar los jugadores a su sistema hermetico. Pero la llegada de Torres y lo que ha custado le obbliga a cambiar de postura.

Drogba esta, claramente, con mas de pie y medio fuera e por eso el estilo de juego, que desde Mourinho se apoyaba mucho en el marfileño como pivot ofensivo, tendrá que cambiar. Torres busca mas el espacio en movimento, como Anelka, y para eso el 4-4-2 les sienta muy bien, particularmente porque Zhirkov e Malouda por la izquierda pueden hacer daño y Ramires estaba acostumbrado a cerrar por la derecha en el Benfica.

Sera curioso ver la eficacia a nivel europeo. Si el sorte es positivo el Chelsea todavia puede aspirar a hacer historia.

un abrazo

Miguel

Nicolás Medarde dijo...

para mi, el fichaje de fernando torres es totalmente improvisado y proviene de la obsesion de abramovich por alzarse con la Champions. El marron ahora es para ancelotti que tiene que hacerlos jugar a todos para que no haya problemas internos, cuando lo que realmente necesita el chelsea es renovar su centro del campo.
Un saludo desde http://somosdefutbol.blogspot.com/