jueves, 17 de febrero de 2011

Día 2 de la "verdadera" Champions

Cuatro partidos de ida de octavos de final ya disputados, tres de ellos parecen muy abiertos, no tanto el enfrentamiento entre Roma y Shakhtar, no solo porque los ucranianos hayan ganado a domicilio y tengan mejor plantilla, hoy por hoy, sino porque además la Roma no podrá contar en la vuelta con alguien al que necesitan como el comer en estos momentos de crisis, Menez, mientras que el Shakhtar recuperará a uno de sus futbolistas importantes, Fernandinho.


El Barça es mejor que hace un año, el Arsenal
es mejor que hace un año...

Wilshere, niño prodigio de la cantera gunner desde hace tiempo, y jugador de élite ya a sus 19 años. No solo ganó un partido el Arsenal, sino que afianza la progresión de un centrocampista destinado a ser una de las referencias del fútbol mundial en la próxima década. Fue el MVP de un partido en el que otro joven, Wojciech Szczesny debutaba en Champions. Debutaba. Y la sensación es la de que el resultado hubiese sido otro de no ser por el buen hacer del polaco, que además transmite una seguridad increíble a su defensa. Una defensa débil, la parte más débil del Arsenal, una zaga en la que solo Koscielny transmitió cosas positivas (Sagna sancionado y Vermaelen lesionado). Cometió errores el central francés, en la marca, en algunas momentos le ganaron la espalda y perdió algunos balones como consecuencia de su afán por sacar la pelota desde atrás. Pero como han apuntado Laurent Blanc y Arsene Wenger en los últimos días, "sigue progresando" y esa es una fantástica noticia para el Arsenal.

Fue mejor el Barcelona durante buena parte de la primera hora de juego. Es mejor equipo que hace un año y, sin embargo, no jugó mejor que en el Arsenal v Barcelona de hace un año. Lo había bordado aquel día, había rozado la perfección durante una hora, lo cual no sucedió anoche, pero sí fue superior durante más de sesenta minutos a un Arsenal con bastante mejor materia prima que hace un año y que jugó mejor, que está más preparado para competir con los grandes del continente.
El mensaje psicológico que mandan ambos entrenadores en el minuto 68' cambia el guion del partido, un partido que tenía controlado el Barça. Keita por Villa y Arshavin por Song. Difícil discernir cual de los dos cambios fue más significativo, más relevante en el devenir del choque.


Explicó Wenger en rueda de prensa el porqué de su decisión de sustituir a Alex Song por Arshavin. Cambio ofensivo...y arriesgado, muy arriesgado: "It was a mixture of the yellow card [he received] and because I wanted to go for it. We finished with Wilshere, Fabregas, Nasri, Bendtner and Van Persie - we needed to score two goals. We took a gamble and it could have backfired and we could have lost 2-0 or 3-0 to them. It worked."  Esa es solo una de las muchas e interesantes reacciones post-partido.

Para muchos, el guion del Barça fue equivocado y perdió la oportunidad de dejar la eliminatoria encarrilada. Pero si algo queda claro es que Jackie se consagró anoche, a sus 19 años, ahí es nada.



 El Shakhtar va en serio

Partía como favorito el Shakhtar Donetsk en su eliminatoria ante la Roma y afrontará la vuelta con una muy buena ventaja, tras el 2-3 en Italia. Para el Shakhtar era posiblemente el segundo partido más importante de su historia, después de la final de la Copa de la UEFA que ganó en 2009. Era la primera vez que pisaban unos octavos de final de Champions League, un objetivo perseguido desde hacía tiempo y que no se había logrado hasta esta temporada, entre otras cosas, porque al equipo le faltaba algo de empaque, saber competir, saber sacar provecho de su talento. Y jugó una primera parte muy seria en Roma, optando por ceder el balón al equipo italiano, se desentendió de la pelota y no le salió del todo mal. 
El Shakhtar coincidió con el Arsenal en la fase de grupos, en los cuatros partidos que jugó frente a Partizan y Sporting de Braga tuvo un 59% de posesión...ante el Arsenal 45% (en ambos partidos)...anoche tuvo tan solo un 41%. Es un equipo capaz de competir en distintos contextos y que no se sintió incómodo cediendo la iniciativa al rival.

Esta Roma es un equipo limitado, sin apenas recursos y que no sabe qué hacer con el balón...y lo de anoche no fue una excepción. Mantiene la columna vertebral de 'la Roma de Spalletti', pero De Rossi pasa por la que posiblemente sea su peor temporada como profesional, el actual Perrotta deja mucho que desear, parece haber pasado una eternidad desde la última vez que Totti marcó diferencias, etc. Así pues, tuvo posesiones exageradamente largas durante largos tramos del partido, pero el fútbol que generó y las ideas que tuvo fueron escasísimas. Posesión intrascendente.

La eliminatoria se decide, en gran medida, en los últimos diez minutos de la primera parte. Con 1-1, Douglas Costa hace acto de presencia -una de las pocas veces que lo hizo en toda la noche- y fue para marcar un golazo tras una buena acción individual. Un gravísimo error de Riise dio lugar a que Luiz Adriano anotase el 1-3...el propio Luiz Adriano tuvo un mano a mano para anotar el 1-4 segundos antes del descanso. No había exhibido su mejor fútbol el Shakhtar, ni mucho menos, y sin embargo había cosechado una ventaja de dos goles en cuarenta y cinco minutos.

Se relajó el Shakhtar en la reanudación y perdió intensidad en la presión y en la marca. Corrió detrás del balón más de lo debido en la segunda mitad, cuando tiene equipo, tiene jugadores para tener más la pelota y haber exigido más a una Roma tocada por el resultado y los abucheos de su afición. Le dieron algo de vida y Jeremy Menez metió un poco...no mucho, al equipo en la eliminatoria. Y digo que "no mucho", porque el francés se perderá la vuelta -un partido en el que reaparecerá Fernandinho-, así que las opciones de remontada disminuyen.


Recomendado: análisis del Shakhtar Donetsk (realizado a finales de octubre)

6 comentarios:

Miguel Lourenço Pereira dijo...

Muy buen analisis como siempre Sergio,

Creo que Whilshire pauta la diferencia del Arsenal del año pasado con la de este año. Mas garra, mejor toque con el balon en el medio, mas agresividad e ganas. Fue fundamental apoyando a Song que parecio siempre mas cerca de la expulsion de lo que dentro del partido y fundamental cuando quedo solo en el medio con la entrada de Arshavin.

El Barça sin una referencia ofensiva (Villa) perdio mucho y Messi tuvo que recoger demasiadas veces el balon en la lineo de medio campo, sin espacio para explotar y con Pedro y Iniesta muy por debajo del nivel sin abrir en las bandas.

El Barça sigue siendo favorito pero si el Arsenal consigue marcar, obligará el Barça a meter 3 y eso es ya otra historia.

PS: Pep sin ganar fuera en CL a eliminar. Messi sin marcar en Inglaterra. Barça resolviendo en casa? Parece que la tradicion se va cumplindo.

un abrazo

Sergio Santomé dijo...

@ Miguel Lourenço Pereira

Me parece muy interesante lo que comentas en el segundo párrafo. Es parte del mensaje que intenta transmitir José Sámano en este artículo: http://www.elpais.com/articulo/deportes/guion/equivocado/elpepudep/20110216elpepudep_19/Tes

Borja Pardo dijo...

Gran análisis Sergio.

En cuanto a los cambios Villa x Keita y Song x Arshavin creo que se deben interpretar en su conjunto.

Hablo de memoria pero creo recordar que primero Guardiola hace el cambio y acto seguido Wenger hace el suyo.
Acción => Reacción // Causa => Efecto.

El Barça estaba fundido y Villa era una amenaza junto a Messi. Guardiola ve que el equipo sólo lo aguanta físicamente Abidal y Busquets (colosales) y ante el miedo que el equipo se derrumbe da entrada a Keita.

Ese cambio es vital como bien apuntas. Le manda una señal clara a Wenger (estamos fundidos) y el alsaciano que tiene el culo pelado opera en consecuencia metiendo toda la carne en el asador. Chapeau!!

Partidazo para la vuelta.

Saludos

Borja Pardo

Sergio Santomé dijo...

@ Borja Pardo

Acabo de ver el partido de nuevo...y entran los dos en el mismo minuto. Y cuando digo en el mismo minuto no me refiero a que uno entre 50 segundos después que el otro, no, no, entran A LA VEZ.

Y no tengo nada claro que el Barça estuviese tan fundido como dices. Venía de tener la pelota durante toda la segunda parte -posesión intrascendente, también es cierto-, pero era el Arsenal el que había corrido detrás de ella y eran sus centrocampistas los que se habían tenido que desgastar durante 68 minutos en la marca y en la presión a Busquets, Xavi e Iniesta.

Miguel Lourenço Pereira dijo...

@ Sergio Santome

Si muy buen articulo, certero en el analisis.

@ Borja

El Barça fisicamente sufre mucho en la CL en los partidos fuera, ya se notó algo el año pasado en Milan, en 2nd tiempo del Emirates y hasta incluso en Stuttgart. En casa se siente comodo y lo resuelve casi siempre sin problemas. Y Pep confio en demasia en eso y la falta de punch habitual del Arsenal.

Se equivocó, este año los gunners están mucho mas aguerridos y el crecimiento de Nasri y la aportacion de Whilshire tienen mucho que ver.

saludos

Jose Montes dijo...

Es posible que tanto el Barça como el Arsenal sean mejores que el año pasado, pero si tomamos como referencia el partido jugado la temporada pasada y que acabó con 2-2 en el marcador, llegamos rapidamente a la conclusión de que el Arsenal ha progresado mucho más en su juego que el Barça, entre otras cosas, porque tiene más margen de mejora.
La aportación de Wilshere, Nasri, Szesny o Song, entre otras razones, nos hacen ver a un Arsenal más conjuntado, más agresivo cuando debe serlo, más compacto y con mayor claridad si cabe a la hora de iniciar el ataque buscando el gol.
Muchísimas diferencias observo entre el partido del año pasado y éste, pero la mas llamativa es que parece que algunos futbolistas del Arsenal están alcanzando esa madurez futbolística que Wegner desea.
El favorito sigue siendo el Barça, pese al 2-1, pero ojo con este Arsenal...
Saludos.