sábado, 22 de enero de 2011

De Qatar a Villa Park

Fue un sábado especial. Jugaron el Manchester United, el Arsenal, el Manchester City, el Liverpool; el líder de la Bundesliga pinchó por cuarta vez en toda la temporada; hubo sorpresas en la copa francesa y emoción en los dos últimos encuentros de los cuartos de final de la Copa Asia. Pero ante todo hubo cinco nombres propios en este gran sábado de fútbol internacional.

Harry Kewell. Castigado duramente por las lesiones a lo largo de su carrera, el ahora jugador del Galatasaray evitó que su selección se jugase el pase a semifinales en los penaltis. Corría el minuto 118 y ni Irak ni Australia habían sido capaces de abrir el marcador, aunque había habido bastantes ocasiones. Se coló entre los dos centrales, Matt McKay puso un centro perfecto con su zurda y Kewell batió de cabeza a Kassid. Cayó el vigente campeón, Irak, dando buena imagen y jugando de tú a tú a una selección australiana que parte como ligera favorita en su cruce de semifinales ante Uzbekistan.

Yoon Bit-Garam. El guion del Irán v Corea del Sur se asemejó mucho al del encuentro de los australianos. El favorito, Corea, jugó su peor partido hasta la fecha y mostró una falta de ambición y de profundidad desesperante en la segunda mitad. Con 0-0 y a nueve minutos para el final, el seleccionador surcoreano sustituyó a Koo Ja-Cheol -la gran revelación del torneo y, para algunos, el mejor jugador del mismo- por Yoon Bit-Garam. Tan solo 20 años, menos de una decena de internacionalidades y apenas un cuarto de hora disputado en la fase de grupos de esta Copa Asia. Pero fue Yoon Bit-Garam quien hizo las diferencias. Una buena acción individual suya acabó suponiendo el primer y único gol del partido. Se dudó de que el cambio de Chi Kwang-Rae fuese el adecuado, y algunos todavía creen que se equivocó quitando del terreno de juego a Koo Ja-Cheol, pero es indudable que acertó introduciendo a Yoon Bit-Garam. Con esta victoria, Corea del Sur se mete en semifinales, donde se verá las caras con Japón. No obstante, en los dos días previos a ese partidos, el seleccionador surcoreano tendrá que reflexionar sobre lo sucedido ante Irán y pensar en qué le falta a su selección. Desde luego, gol. Urge encontrar el gol y urge, of course, encontrar un '9'.


Dimitar Berbatov. En Old Trafford la cosas marchan bien: invictos, siendo el equipo que más goles ha hecho y el menos goleado. Hoy, 5-0 al Birmingham con hat-trick de Berbatov. El búlgaro suma 17 goles en 19 partidos y ha superado ya su mejor registro en Inglaterra. No gusta, no convence el juego de su equipo, pero lo de Sir Alex Ferguson tiene mucho mérito. Construyó un equipo dominador alrededor de Cristiano Ronaldo, Rooney y Tévez y ahora está sobreviviendo -¡y de qué manera!- con un equipo que se ha debilitado muchísimo los dos últimos veranos. Chapeau.

Robin Van Persie. El holandés vive sus mejores momentos desde la lesión sufrida en noviembre de 2009 y es una gran noticia para un Arsenal que necesita al mejor Van Persie si quiere pelear esta Premier. Su actuación en Upton Park hace siete días fue notable, la de hoy volvió a estar en esa línea, anotando su primer hat-trick en la Premier. Wenger parece haber encontrado su once de ideal, con Song, Wilshere y Cesc como centrocampistas y Walcott, Nasri y Van Persie arriba. Los gunners, segundos a 2 puntos del Man Utd -habiendo jugado un partido más-.

 
Darren Bent. Mucho se ha discutido esta semana sobre si los 21 millones de euros pagados por el Aston Villa eran un acierto o una barbaridad. Estamos en el mercado de invierno, el Sunderland no tenía intención de vender y el Aston Villa estaba muy necesitado de gol, así que todas las partes estaban condenadas a entenderse. Gustará más o menos, como futbolista, Darren Bent, pero si algo está claro es que asegura goles: desde agosto de 2005, es junto a Wayne Rooney y Didier Drogba el futbolista que más tantos ha anotado (82 g) en la Premier. Y en su debut con el Aston Villa, ni más ni menos que frente al Manchester City, solo necesitó 17 minutos para estrenarse. Fue el segundo encuentro de Dzeko como 'citizen', fue otra tarde en la que Adam Johnson ejerció de revulsivo, fue otro partido en el que el City se dejó otros tres valiosos puntos en la pelea por el título -hoy, alarmante falta de profundidad, solo dos disparos entre los tres palos-, pero fue ante todo el estreno como 'villano' de Darren Bent, del que se espera en Villa Park que sea el futbolista que ayude a cambiar la dinámica negativa y permita al equipo mantener la categoría.

1 comentario:

Machaco dijo...

Fantástico Darren Bent, es un goleasor nato, tiene instinto felino y a bien que lo demostró hace unos días contra los citizens.
El Aston Villa tiene que ir para arriba ya. No puede dejar pasar más tiempo, ya lleva dos victorias consecutivas y le debe de dar alaaaas.