jueves, 29 de diciembre de 2011

Delanteros en horas bajas

Alex Pato: A sus 22 años vive su quinta temporada en las filas del Milan. Y sólo en una edición de la Serie A italiana (2008/09) ha sido capaz de disputar más de 1.800 minutos. No parece sencillo que este año vaya a superar esa cifra, puesto que únicamente acumula 340 en la primera vuelta del campeonato. Se lesionó el 21 de septiembre en el primer tiempo de un Milan-Udinese y no reapareció hasta el 19 de noviembre. Un mes después de volver, todavía se le ve falto de ritmo y lejos de estar al 100%. Hace un par de años era la gran esperanza del club lombardo, el pilar sobre el que construir el Milan de la próxima década. Ahora su futuro está en el aire. Debido a su falta de continuidad, como consecuencia de sus constantes lesiones muscualres, debido a la competencia (Ibrahimovic, Robinho y ¿Tévez?) y debido a las informaciones que en las últimas horas ha publicado 'RMC Sport', según las cuales el PSG negocia el fichaje de Alex Pato por una cantidad cercana a los 50 millones de euros.
Andy Carroll: A comienzos de este 2011, Andy Carroll se convertía en uno de los quince fichajes más caros de la historia del fútbol. Fue un caso más de transacción en la que el precio fijado podía parecer que estaba un poco por encima del valor de mercado del futbolista, como ocurre con mucho de los traspasos (Milner, Downing, Henderson, Glen Johnson, Joleon Lescott, David Bentley, Oxlade-Chamberlain, etc) que se producen entre clubes ingleses. Pero pocos dudaban del delantero inglés y del acierto que estaba cometiendo el recién llegado Damien Comolli. En diez días, el Liverpool había encontrado a la que podía ser su pareja de delanteros de la próxima década. Suárez, 24 años. Carroll, 22. Sin embargo, el inglés llegó lesionado a Liverpool y no pudo debutar con la camiseta red hasta el mes de marzo. Acabó jugando nueve partidos -seis como titular- antes del final de temporada, pero sólo vio portería en un encuentro. Y su falta de productividad le ha acabado costando la confianza de Kenny Dalglish. En realidad, no está claro si Carroll es improductivo porque Dalglish no le da continuidad o si Dalglish no le da continuidad porque Carroll es improductivo. Entre esas dos posturas se dividen sus defensores y sus detractores. No obstante, cuando falta poco para que se cumplan 365 días de su aterrizaje en Liverpool, sólo ha anotado cinco goles en 1.660 minutos (17 veces titular).

Carlos Tévez: La historia del 'Apache' es por todos conocida. Es la historia de un futbolista que, contra todo pronóstico, inició su carrera europea en el West Ham, continuó en el Manchester United y se mudó luego al otro equipo de la ciudad, al multimillonario Man City. Siempre ha sido Tévez un tipo peculiar, que ha declarado en más de una ocasión, y desde hace tiempo, no sentirse del todo a gusto en Manchester y nunca ha dudado en manifestar que su intención era la de volver a Sudamérica más pronto que tarde. En unos meses ha pasado de ser el máximo goleador de la Premier League 2010/11 y, para muchos, el mejor futbolista del campeonato a llevar tres meses fuera de los terrenos de juego. Y no precisamente por una lesión. A finales de septiembre, cuando apenas estaba entrando en los planes de Roberto Mancini en las semanas anteriores, Tévez se negó a calentar en la segunda parte de un encuentro de Champions. Desde entonces, cruces de declaraciones entre técnico y futbolista, estando este último apartado del equipo. Dos equipos europeos suenan como posibles destinos del argentino en el mercado invernal: PSG y Milan. "Tévez debe escoger entre el dinero (PSG) y el prestigio (Milan)", declaró Silvio Berlusconi. Suena con fuerza otra opción, que es la de volver a ver al 'Apache' en el que fue su club, Corinthians.
Dimitar Berbatov: No son muchos los que se acuerdan de que Berbatov fue el máximo goleador de la pasada Premier, compartiendo el galardón con Tévez. Cumplirá 31 años el búlgaro en enero y los cumple en una temporada en la que su rol es el de cuarto delantero del Manchester United, por detrás de Wayne Rooney, Chicharito Hernández y Danny Welbeck. No estrenó su cuenta goleadora en la presente Premier League hasta la semana pasada. Comprensible si tenemos en cuenta que sólo había disputado 165 minutos hasta entonces. ¿Por cuánto tiempo perdurará Berbatov en este rol más que secundario en su club? No cambió de aires en verano, ¿lo hará en el mercado de invierno?

Fernando Torres: Pagó 35 millones de libras el Liverpool hace un año por Andy Carroll, como respuesta a la venta de Torres al Chelsea por valor de 50 millones de libras. Se convertía así el español en el sexto traspaso más caro de la historia de este deporte. No se hubiese realizado el de Carroll de no haberse producido el de Torres al Chelsea. Pero no se acabó en ese mes de enero la "relación" entre uno y otro. Y es que muchos son los paralelismos que se han hecho entre el año 2011 del delantero español y el del inglés. Y es que ambos fueron muy caros, ambos han anotado tan sólo 5 goles con su nuevo club y ambos pelean ahora por recuperar la titularidad en el Liverpool y el Chelsea, respectivamente. El dorsal nº9 blue ha sido suplente en 9 de los últimos 11 partidos de su equipo. Mal asunto. ¿La buena noticia? Que del 21 de enero al 12 de febrero se disputa la Copa África y allí estará Didier Drogba. Parece improbable que también durante ese período Torres no reciba titularidades. Tendrá entonces una oportunidad de convencer a André Villas-Boas de que debe ser él, y no el marfileño, el '9' del Chelsea.

Lucas Barrios: Un delantero con menos nombre que los anteriores, pero cuya situación ha cambiado radicalmente en el segundo semestre de 2011 es Lucas Barrios. El paraguayo superó la veintena de goles en cada una de sus dos primeras campañas en el fútbol europeo. Le iba bien en lo individual y en lo colectivo (campeón de la Bundesliga y finalista de la Copa América 2011). Sin embargo, la final del prestigioso torneo de selecciones se saldó no sólo con la derrota de su selección por 3 a 0, sino también con una lesión muscular que le haría perderse el primer mes y medio de la Bundesliga. El Borussia Dortmund se quedaba sin su '9' titular. Seguramente no esperaba Barrios que, durante su ausencia, Robert Lewandowski ocupase de forma tan convincente el hueco que su lesión había generado en el equipo. Reapareció Barrios a finales de septiembre y pensábamos que no tardaría en discutirle el puesto al delantero polaco. Pero pasaban las semanas y el paraguayo seguía viendo los partidos desde el banquillo, entraba en las segundas partes y se le veía en baja forma. Así hasta que a finales de noviembre jugó su primer y único encuentro como titular en lo que llevamos de Bundesliga. El Dortmund ganó ese día, pero Barrios pasó inadvertido. 183 minutos (383 entre todas las competiciones) y cero dianas es lo que acumula hasta la fecha. Números impropios de un '9' que había superado la veintena de tantos en las dos campañas anteriores. Es por ello por lo que ahora se habla de que el vigente campeón alemán podría estar buscándole equipo. Suena el Wolfsburgo de Felix Magath como posible destino.

martes, 27 de diciembre de 2011

Oxlade y el plan B de Wenger

Ha sido la 18ª una jornada fantástica para los intereses del Manchester United y, sobre todo, del Tottenham. Ellos han visto como sus rivales -Man City, Chelsea, Liverpool y Arsenal- se dejaban puntos en el Boxing Day. Empates inesperados, ya que se enfrentaban a West Bromwich, Fulham, Blackburn y Wolverhampton, respectivamente. Decepcionante 1-1 de los gunners ante el cuarto equipo más goleado del campeonato, los Wolves. Y es que el Arsenal se ha vuelto un equipo irregular en cuanto a acierto ofensivo, un equipo exageradamente dependiente de Robin Van Persie. En sus últimos quince encuentros de Premier como local, sólo en cuatro ocasiones ha sido capaz el club londinense de anotar más de un gol. Dato preocupante para Arsène Wenger. Únicamente un jugador gunner (RVP) acumula más de cuatro dianas en liga. El Manchester City cuenta con cinco futbolistas que han anotado al menos cinco tantos. El Man Utd, con tres. El Tottenham, con cuatro. Conclusión: es fantástico disponer de un delantero que vive desde hace meses en un estado de inspiración y eficacia superlativa. 47 goles llevan su firma en 2011 (41 con su club y 6 con su selección). La otra cara de la moneda es lo poco aconsejable que resulta depender tanto de un jugador, por muy bueno que sea. Le están faltando a Wenger los centrocampistas con gol que siempre ha tenido (Cesc, Nasri, Pires, Ljungberg, incluso Gilberto Silva llegó a anotar una decena de goles en la Premier 06/07). Por si fuera poco, los extremos (Walcott y Gervinho) tienen en su mala definición uno de sus mayores defectos.

Leí una frase de Arsène Wenger después del 1-1 de hoy ante el Wolverhampton que me llamó la atención: "It was the kind of game that if you play 20 times, you win 19 and draw one. And this was the one". Supongo que la opinión generalizada sería la misma el día que el Arsenal empató, también en el Emirates, y también a uno, ante el Fulham, hace exactamente un mes. En aquel frustrante empate, Arshavin fue titular y cuajó por enésima vez una pésima actuación. Abou Diaby, que había jugado seis minutos al fútbol desde el mes de mayo, fue el segundo cambio. Y un errático Marouane Chamakh fue la tercera sustitución. Este martes, el ruso fue el primer cambio y el marroquí volvió a ser el tercer cambio. Y no fue una sorpresa que volviesen a aportar tan poco. Esa es la tónica habitual desde hace tiempo, desde hace bastantes meses Chamakh y Arshavin aportan poco o nada al equipo. Se podría decir que Yossi Benayoun en los pocos minutos que ha tenido, ha dejado mejores sensaciones que ellos dos. Y se podría decir también que, por muy joven que sea (18 años), Alex Oxlade-Chamberlain merece más minutos y más confianza por parte de su entrenador. No sólo por el talento que se le intuye, por lo que le hemos visto. Notables actuaciones con la selección inglesa sub'21, gol al Olympiakos en la segunda jornada de Champions, buen encuentro en Carling Cup frente al Manchester City. Pero, en Premier, 29' ha disputado, en agosto, en el 8-2 en Old Trafford. Insuficiente, en mi opinión, no sólo por lo comentado (su nivel, su talento, las buenas sensaciones que transmite cuando juega), sino también por las circunstancias que lo rodean.
Song, Arteta, Ramsey, Walcott, Gervinho y Van Persie lo juegan prácticamente todo. Ellos son seis de los ocho jugadores de la plantilla que más minutos disputan esta temporada. Apenas rota Wenger, sabedor de que la diferencia de nivel entre titulares y suplentes se nota en exceso. Las lesiones de Jack Wilshere y Abou Diaby (media hora ha jugado esta campaña y, de nuevo, está lesionado) reducen el número de efectivos. Además, la adaptación de los asiáticos Ryo Miyaichi y Park Chu-Young no parece ser la ideal. Por lo tanto, las opciones ofensivas con las que suele contar el técnico francés en el banquillo son Arshavin, Chamakh, Benayoun, Rosicky y el jovencísimo Oxlade. En enero, Chamakh y el hasta ahora titularísimo Gervinho y se irán a la Copa África. Se reducirán en ese momento las opciones de Arsène, a no ser que haya fichajes en el mercado invernal. ¿Seguirá confiando su suerte el Arsenal a un desmotivado y fuera de forma Andrei Arshavin o llegará la hora de apostar sin temor por Alex Oxlade-Chamberlain? No puede mantener el Arsenal en la segunda vuelta la ausencia de plan B que lo ha caracterizado durante esta primera mitad del campeonato.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Cinco historias del fin de semana

1. Manchester City v Arsenal. Es verdad que los gunners viajan al Etihad Stadium en un buen estado de forma (22 de los últimos 24 puntos posibles). También es cierto que el Manchester City no dispone de ningún lateral izquierdo: Kolarov, lesionado; Clichy, sancionado; Bridge, no inscrito para la Premier. Y, además, no atraviesa por su mejor momento, pues ha pinchado en dos de las tres últimas jornadas de liga. Kun Agüero ha anotado únicamente tres tantos en las pasadas diez jornadas. Son algunos de los motivos que tiene el Arsenal para creer en la victoria o, al menos, en la posibilidad de puntuar en Manchester. Además, of course, de la gran esperanza gunner: la capacidad goleadora de Robin Van Persie, autor de 46 goles (40 con su club y 6 con la selección) en 2011. Pero también tiene datos a los que agarrarse el Manchester City. El más impactante: 25 victorias, 2 empates y ninguna derrota como local en el presente año. La velocidad de Theo Walcott -emparejado ante Zabaleta o Lescott-, las apariciones de Aaron Ramsey a la espalda de los mediocentros citizens y el superlativo momento de forma de Van Persie serán las tres grandes amenazas de un Manchester City que es el claro favorito.
2. Segundo contra cuarto. Está de enhorabuena el fútbol italiano: tres equipos en 1/8 de final de la Champions League -más representación que ningún otro país- y dos en 1/16 de final de la Europa League. En estos tiempos en que equipos como el Tottenham son incapaces de compaginar la competición doméstica con la continental, o al menos no lo intentan, Lazio y Udinese -que no son precisamente superpotencias del fútbol transalpino- han logrado esta semana su pase para la siguiente ronda de la Europa League, al mismo tiempo que ocupan la zona alta de la Serie A. El Udinese es segundo y la Lazio es cuarta. Se enfrentan el domingo por la noche y, por extraño que parezca, lo pueden hacer con el liderato en juego. Increíble, pero cierto. Plausible el trabajo de Francesco Guidolin y Eddy Reja en los banquillos.
A la misma hora, la Roma visitará Nápoles, en un duelo entre dos escuadras de las que se esperaba algo más. Me decepciona que la Roma sea décima y que los partenopeos sean quintos y estén a esa distancia de los puestos Champions. Ahora que acabar entre los tres primeros parece un objetivo más complicado que nunca, la Roma ha de puntuar en San Paolo para, por lo menos, no irse de vacaciones a seis puntos de la Europa League.

3. El mejor regalo del mundo. El próximo mes de abril, el Santos cumple 100 años. La histórica entidad brasileña que disfrutó durante casi dos décadas del fútbol de Pelé celebrará su centenario en un año especial. Especial por lo importante de la efeméride, especial por llegar unos meses después de que el club conquistase la Libertadores, especial por contar con futbolistas de la talla de Neymar o Paulo Henrique y todavía más especial si el centenario va acompañado por el título de campeón del mundo de clubes. Eso es lo que estará en juego el próximo domingo, revalidar al Inter de Milán como vencedor del Mundial de Clubes. No es favorito, ni mucho menos, el equipo sudamericano. Y en su contra juega su endeblez defensiva. A su favor, la presencia de Neymar. Todo ello en un encuentro en el que no espero una gran actuación de Ganso. Vencer al Barcelona sería el mejor regalo posible ahora que la entidad santista está a punto de cumplir un siglo.

4. ¿Despedidas? Tiene la última jornada de la primera vuelta de la Bundesliga una particularidad añadida. A la vuelta de este parón de algo más de treinta días, quizás el campeonato haya perdido a dos de sus máximos artilleros. Lukas Podolski es uno de los protagonistas inequívocos actualmente en la liga alemana (14 goles y 4 asistencias) y en las últimas fechas se han incrementado los rumores que apuntan a su posible marcha de Colonia. Como puede ocupar la posición de Van Persie y también la de Gervinho, y este último estará durante un mes en la Copa África, se han disparado las especulaciones que vinculan a 'Poldi' con el Arsenal. Arsène Wenger ha negado el interés.
Papiss Demba Cissé, segundo máximo goleador de la Bundesliga la pasada campaña, también está envuelto en una situación de naturaleza muy parecida a la de Podolski. El alemán es la gran estrella de un Colonia que depende de él y que está en mitad de la tabla. El senegalés Cissé anotó el año pasado 22 de los 41 goles de su equipo, mientras que en el presente curso 9 de los 20 tantos del Friburgo llevan su firma. Todo ello lo convierte en una pieza codiciada en este próximo mercado invernal. ¿Habrá jugado Lukas Podolski su último partido con la camiseta del Colonia? ¿Hará lo propio este sábado Papiss Cissé? Además, los movimientos del Wolfsburgo en el mercado serán uno de los puntos de interés de éste.
5. Au revoir, Kombouaré. Otra despedida, pero en este caso en forma de destitución, podría producirse en la capital gala. El PSG cayó eliminado esta semana en una Europa League en la que venció todos sus encuentros como local, pero donde perdió en Bilbao y Salzburg, mientras que empató en Bratislava. "Estoy muy decepcionado", aseguró el entrenador del Paris Saint-Germain cuando su equipo quedó fuera de la competición continental. La otra cara de la moneda son sus resultados en liga: colíder y habiendo llegado a tener una racha de 9 victorias en 10 jornadas. Los guarismos en Ligue 1 son notables, no así el juego, que no resulta del todo convincente. No son pocas las voces que señalan que Leonardo -director deportivo del PSG- ya negocia con el sustituto de Antoine Kombouaré, siendo Carlo Ancelotti, Frank Rijkaard o Rafa Benítez algunos de los nombres vinculados con el puesto. Desconocemos si la decisión está ya tomada. Desconocemos si la decisión se tomará en los próximos días. Y desconocemos si lo que acontezca en el PSG v Lille (segundo contra tercero; aspirante contra vigente campeón) influirá en el futuro del inquilino del banquillo parisino. Sea como fuere, disfrutemos del duelo entre Javier Pastore y Eden Hazard, para muchos los dos mejores futbolistas de la liga francesa.

martes, 13 de diciembre de 2011

Super Monday

Se enfrentaban ayer en Italia dos equipos inmersos en dinámicas totalmente opuestas. Por un lado, una Juventus que desde la primera jornada de la Serie A está mandando en el campeonato, tanto por resultados, como por juego. Por el otro, una Roma que había perdido cinco de sus últimos ocho partidos. Así que, a priori, un duelo entre dos escuadras diferentes. Pero las palabras de Antonio Conte, entrenador juventino, ayudan a entender por qué estos dos equipos se parecen más de lo que parece: “In my opinion, Luis Enrique’s doing a great job. I see similarities between Roma and Juventus, for the way in which they both set up and look to take the game to their opponents. Roma have a style of play that I’m a big fan of. The Roma encounter represents an important testing ground. We must be prepared for the many difficulties that we will come up against. They’ll be aggressive and look to dictate the play. The game will be a meeting of the two sides who, along with Milan, have the most possession of the ball in the championship.”

Se mostró elogioso Conte con su homólogo en el banquillo capitalino. Ambos son jóvenes (42 años, Antonio; 41, Luis Enrique), ambos iniciaron en verano un ambicioso proyecto en dos de los grandes clubes de Italia y ambos son abanderados de lo que allí se denomina "gioco propositivo". Fue eso mismo, el gioco propositivo que caracteriza a unos y otros -son dos de los tres equipos que más posesión de balón tienen en la Serie A- lo que convirtió el Roma-Juventus en un encuentro de mucho ritmo. El técnico de la 'Vecchia Signora' lo calificó como "caótico", un adjetivo que rara vez recibe un duelo de la liga italiana.

Tenía la Roma las bajas de Juan, Gago, Bojan, Borini, Pizarro, Burdisso, Kjaer y Cassetti. El panorama era, sobre el papel, desolador: Taddei, lateral derecho; De Rossi jugando de central, junto a Heinze; Viviani debutando en Serie A; Totti, falto de ritmo, en el once inicial por primera vez desde el 1 de octubre. Sin embargo, los romanistas sumaron un punto y vieron al joven mediocentro Federico Viviani tener un correcto e ilusionante debut en la máxima categoría del fútbol italiano. También asistieron a una notable actuación de Daniele de Rossi como central. Y no se llevaron los tres puntos porque Gianluigi Buffon paró un penalti en la segunda mitad a Francesco Totti. No disfrutamos anoche de la mejor versión de la Juve, pero en cada partido me sigue transmitiendo sensaciones propias de un equipo que, ahora mismo, es el máximo favorito para levantar el Scudetto. Es líder y ya ha visitado cuatro de los campos (Inter, Lazio, Nápoles y Roma) más complicados del país.
La Juventus es el único invicto de las cinco grandes ligas europeas. Y lo es después de que el Manchester City cayese en Stamford Bridge, en un encuentro en el que no sólo Agüero, Silva, Mata, Balotelli o Lampard fueron protagonistas. Hubo otros cinco:

André Villas-Boas. Roman Abramovich se encargó el pasado de verano de abonar la claúsula de rescisión -la nada desdeñable cifra de 15 millones de euros- de Villas-Boas. No sólo era una demostración de poder adquisitivo, sino también una demostración de compromiso y creencia en una figura, la del que para muchos es el mejor entrenador joven del continente. Noviembre fue un mes difícil para los blue, pero Villas-Boas nunca estuvo en la cuerda floja. No obstante, él se mostró decepcionado con la mala racha de resultado y juego del equipo, por eso decidió que era el momento de realizar cambios. Otorgar la titularidad a Didier Drogba y, sobre todo, a Oriol Romeu han sido las dos grandes novedades. Especialmente fructífera la segunda. El Chelsea ha mejorado y, por si fuera poco, el nivel que está alcanzando Daniel Sturridge hace de éste un equipo menos dependiente de Juan Mata.

Gael Clichy. Sorprendió en verano que el Manchester City desembolsase 8 millones de euros por Gael Clichy. Un fichaje que podríamos llegar a calificar como la antítesis del "bueno, bonito y barato". Pero llegó a Manchester y acumula ya casi 1.000 minutos en Premier con la camiseta azul del City. Hablando de minutos, once fueron los que transcurrieron en Stamford Bridge entre su primera tarjeta amarilla y la segunda. Ilustrativo de lo desbordado que se ve el lateral francés en duelos de máxima exigencia. Y en algunos de no tanta exigencia. Su expulsión fue determinante porque el guión habría sido otro si su equipo no hubiese jugado durante más de media hora en inferioridad numérica. Además, el domingo rendirá visita al Etihad Stadium el Arsenal. Un partido en el que el City no tendrá lateral izquierdo: Clichy, sancionado; Kolarov, lesionado; Wayne Bridge, no inscrito en la Premier. Y es que con actuaciones como la de anoche, el precio pagado por Clichy, le va a parece caro incluso a un equipo que tiene el dinero por castigo.

Oriol Romeu. Con la de este lunes, son ya cinco las titularidades consecutivas de Oriol Romeu en el Chelsea. Especialmente significativo que Villas-Boas le haya confiado la posición de mediocentro en el partido más importante de la temporada (vs Valencia) y en el duelo ante el líder de la Premier. ¿Signos inequívocos de que Romeu es, ya no sólo titular, sino también indiscutible? Diría que sí.

Roberto Mancini. Durante la presente Premier, tres son las veces que se ha dejado puntos en el camino el Manchester City. Empate en Craven Cottage, empate en Anfield Road y derrota en Stamford Bridge. Estos tres partidos tienen un denominador común: la actitud conservadora y conformista del City. En Craven Cottage, con 1-2 a favor, Pablo Zabaleta sustituyó a David Silva; con 2-2, Mancini retiró a Agüero y Nasri. Resultado: primer y único pinchazo de los citizens hasta la jornada 13. En esa decimotercera fecha, ante el Liverpool, Mancini agitó la bandera blanca en la segunda mitad y sólo la actuación prodigiosa de Joe Hart salvó el empate aquel día. Anoche, es comprensible que la expulsión de Gael Clichy invitase al técnico italiano a "equilibrar" el equipo. Pero, ¿por qué retirar a Agüero (y no a Balotelli)? y ¿por qué a Silva (y no a Milner)? Renunció a sus dos mejores futbolistas. No sabemos si con ellos durante los 90 minutos, el resultado hubiese sido otro, pero en el fútbol suele ser más fácil ganar -o puntuar- si tienes a tus mejores jugadores sobre el césped, y no en el banquillo.

Yaya Touré. Una de las modificaciones más notorias del Man City, con respecto a la pasada campaña, es la demarcación de Yaya Touré. Solía ocupar la mediapunta en la 2010/11, con Gareth Barry y Nigel de Jong como pareja de mediocentros. Eso ha cambiado. Ahora le toca al marfileño acompañar a Barry y jugar más alejado del área rival, pero más cerca del área propia. Y el rendimiento de Yaya ha decrecido de forma ostensible. Es cuanto menos curioso y preocupante la actitud parsimoniosa y pasiva de Touré en el 1-1 del Chelsea, la manera en que se desentiende de Meireles.
video

Lo peor es que no parece algo circunstancial, ni coyuntural. Y es que, como dice Carlos Rosende, "a Touré le gusta muy poco correr hacia atrás, cada vez menos". Necesitará Mancini encontrar la fórmula para que el centrocampista marfileño mejore sus prestaciones y se acerque a lo que fue su rendimiento la pasada campaña.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Cinco historias del fin de semana

1. Chelsea, ¿espejismo o realidad? Llegó a estar cuestionado André Villas-Boas después de perder cinco encuentros en menos de cuarenta días, siendo especialmente dolorosos los cinco goles encajados frente al Arsenal y una derrota en Leverkusen que convertía la última jornada de la fase de grupos de la Champions en un partido a vida o muerte para Chelsea y Valencia. Salvó ese match ball el equipo blue, en la que era la cuarta titularidad consecutiva de Oriol Romeu. ¿Llegará la quinta el lunes en el Chelsea v Manchester City que cierra la jornada? De las palabras del técnico portugués se desprende la idea de que se trata de un duelo más importante para los londinenses que para los citizens, por aquello de que se enfrentan en Stamford Bridge y porque corren el riesgo de alejarse demasiado de un Manchester City del que ya están a diez puntos. Tanto Romeu como Ramires han sido indiscutibles en las últimas fechas, ¿lo seguirán siendo?, ¿les acompañará Frank Lampard (como en Newcastle) o Raúl Meireles (como vs Valencia)?

2. El estilo Stoke. Ha sumado el Tottenham ¡31 de los últimos 33 puntos posibles! y tiene un partido menos que el resto. Sin embargo, no son pocos los que tienen la sensación de que se habla de ellos menos de lo debido. Su buen momento de forma pasará un interesante examen el domingo por la tarde, el de jugar en el Brittania Stadium, feudo del Stoke City. No parece el "estilo Stoke" lo que mejor se ajusta al juego de los spurs. Gareth Bale tendrá dificultades para explotar su rapidez y verticalidad, Luka Modric y Scott Parker sufrirán la presión e intensidad de los centrocampistas potters, y la pareja de centrales del Tottenham -no especialmente contundentes- conocerá de primera mano el archiconocido recurso de Rory Delap, Kenwyne Jones o  Peter Crouch. Este examen en Stoke servirá para conocer cómo se comportan en ese contexto y, si ganan, estarán haciendo historia, pues sería la primera vez desde 1967 que el Tottenham gana siete partidos de Premier League consecutivos.

3. Un calendario que no ayuda a salir de la crisis. La Roma ha cosechado 5 derrotas en las últimas 8 jornadas. Números que poco o nada tienen que ver con lo que se espera de una escuadra que pretende estar en puestos europeos, e incluso de Champions. Las cosas no marchan bien para Luis Enrique en el último mes y medio. Los antecedentes no son los mejores, pero lo que se viene tampoco resulta demasiado esperanzador: visita del líder (Juventus) y viaje a Nápoles, para cerrar el año 2011. En otras palabras: poco sorprendente resultaría que la Roma perdiese sus dos próximos encuentros y, por tanto, cerrase el año con una sonrojante racha de 7 derrotas en 10 jornadas. Para evitarlo tendrá que puntuar el lunes por la noche frente a la Juventus. Una Juve a la que Antonio Conte ha cambiado la cara. Invicta la 'Vecchia Signora' a estas alturas del campeonato por primera vez desde la temporada 1997/98. Desde luego, no parece el rival ideal para salir de esta crisis.
4. Aprendiendo a vivir sin Schweinsteiger. La vida sin Bastian Schweinsteiger no está siendo nada fácil para el Bayern Munich. Se lesionó el 2 de noviembre, durante el partido de Champions que enfrentó a su equipo con el Nápoles. Las primeras informaciones ya apuntaban a que estaría seis semanas de baja y que, por lo tanto, difícilmente volvería a jugar antes de final de año. Cuatro días después de que se produjese aquel infortunio, el Bayern estuvo a punto de dejarse dos puntos en el campo del colista Augsburgo y sólo una mano salvadora de Manuel Neuer evitó aquel traspiés. Era un augurio de lo que sería competir durante un mes y medio sin Bastian, un período que ha incluido dos derrotas consecutivas en liga: primero, en casa frente al Dortmund y, luego, en Mainz. Especialmente ilustrativo el 3-2 en Mainz, un encuentro en el que Jupp Heynckes alineó a Luiz Gustavo y David Alaba como pareja de mediocentros. Durante los 52' que coincidieron sobre el césped, la salida de balón del club bávaro fue un drama de proporciones mayúsculas: mucho pase en corto, poco ritmo y excesiva previsibilidad, que llevaba al equipo a iniciar siempre sus jugadas por los costados. Rectificó Heynckes en la segunda mitad, retirando a Luiz Gustavo y retrasando unos metros a Toni Kroos. Un movimiento, el de situar a Kroos en la base de la jugada, lógico y necesario ante la ausencia de Schweinsteiger. Pero, de nuevo, Alaba y Luiz Gustavo formaron pareja de mediocentros el pasado sábado. Sus prestaciones no fueron mucho mejores que la semana anterior. El equipo ganó 4-1, un resultado, por cierto, un tanto engañoso y abultado, pero el Bayern volvió a añorar la figura de su dorsal nº31. Y lo volverá a echar de menos el domingo, en un campo complicado como el del Stuttgart. No se espera que Alaba ni Luiz Gustavo se destapen, de la noche a la mañana, como excelsos organizadores. Es por ello por lo que, ahora que Arjen Robben vuelve de su lesión, Toni Kroos podría ver retrasada su posición.

5. Gourcuff vs Gourcuff. Tiene 56 años y durante 20 ha entrenado al Lorient. Hablamos de Christian Gourcuff, padre de Yoann Gourcuff, futbolista del O.Lyon. Ellos dos se verán las caras el próximo domingo. No obstante, es un duelo interesante por más motivos. El modesto Lorient perdió en verano a sus dos futbolistas más destacados (Kevin Gameiro y Morgan Amalfitano), pero supo reforzarse inteligentemente. Firmaron a un buen organizador (Coutadeur), a un lateral izquierdo como Mareque, a varios delanteros (Monnet-Paquet, Sunu y Emeghara) y obtuvieron la cesión del jovencísimo Joel Campbell. Es uno de los equipos más atractivos de la clase 'media' de la Ligue 1 y tiene la oportunidad de meterse entre los seis primeros con una victoria ante el Lyon. En el Stade du Moustoir, el Lorient no sólo no conoce la derrota esta temporada, sino que únicamente ha perdido un encuentro como local desde septiembre de 2010. El domingo por la noche, Christian Gourcuff le puede amargar la semana a su hijo, ¿o será al revés?

sábado, 26 de noviembre de 2011

Tim Krul se afianza y Oriol Romeu pide paso

Había jugado Oriol Romeu 120 minutos en cada uno de los dos partidos que ha disputado el Chelsea en Carling Cup. También había participado en los dos encuentros de Champions frente al Genk. Pero había ganas de verlo ante un rival de mayor exigencia o, en su defecto, como titular en un duelo de Premier League. Y este sábado 26 de noviembre lo recordará el mediocentro español como el día en que fue titular por primera vez en la liga inglesa. Y será recordado también como un encuentro en el cual tuvo un papel más que aceptable. Como para pensar que puede discutirle a John Obi Mikel el puesto. Como para pensar que en Londres surgirá el debate sobre si el mediocentro titular ha de ser el nigeriano o el internacional sub'21 español. En la faceta defensiva, Romeu mejora a Mikel, en términos de colocación, presión, lectura táctica, etc. Pero sobre todo destaca en su juego la sencillez. Esa sencillez que le lleva a no complicarse, a encontrar siempre soluciones fáciles, a jugar a menudo al primer toque. Lee el juego mejor que el africano y abarca más terreno que él. Y, como comentaba Gaby Ruiz en la retransmisión de C+, el cambio de orientación que realiza Oriol Romeu en el origen del segundo tanto del Chelsea dice mucho de sus cualidades. Y es probable que Obi Mikel no hubiese dado ese pase que, sin embargo, Oriol sí dio. Enfrente, un timorato Wolverhampton, por lo que los elogios hacia el dorsal '6' blue han de ser comedidos. Pero las ganas de seguir viéndolo jugar son muchas.
Comentó Rio Ferdinand después del Manchester United 1-1 Newcastle que los red devils podían haber anotado seis goles esta tarde. Pero no fue así. Y el autor de esas palabras fue quien cometió el penalti que cambió el signo del partido. Un penalti que, a decir verdad, era inexistente, pero que el árbitro señaló. Sirvió esa acción para que Demba Ba anotase el definitivo 1-1. Y fue un milagro que ese terminase siendo el resultado final. Un milagro del que tiene buena parte de la culpa Tim Krul, el joven guardameta holandés del Newcastle. Llevábamos ya algún tiempo haciéndonos eco de sus fabulosas intervenciones y sólo le faltaba una actuación como ésta en un estadio como Old Trafford. Lo ocurrido este sábado refuerza la opinión de quienes ya situaban a Tim Krul como el arquero de mejor rendimiento en esta Premier League 2011/12.
De quien se habla menos -o esa es la percepción que tengo- es del Tottenham, algo eclipsado por la cantidad de titulares y páginas que se dedican a United, City, Chelsea, Liverpool, Newcastle o Arsenal. Pero son los spurs el equipo más en forma -con permiso del ManCity- de la liga inglesa. Han cosechado 28 de los últimos 30 puntos posibles y los de hoy los han logrado sin Modric, ni VDV.

La decepción de este sábado la encontramos en el Signal Iduna Park. El derbi de la cuenca del Ruhr no respondió a las expectativas. El Borussia Dortmund no necesitó firmar una magistral actuación para llevarse el choque, porque el Schalke 04 parecía más un espectador que un contrincante de nivel. Es cierto que las bajas pesan en el equipo de Huub Stevens, que está sin su cancerbero titular (Fahrmann), sin su mejor central (Höwedes) y sin Jefferson Farfán. Pero del cuarto clasificado de la Bundesliga se esperaba algo más en su visita a un Dortmund que, a la espera de lo que haga mañana el Bayern Munich, es líder, debido a que en las últimas ocho jornadas ha ganado siete partidos, ha empatado uno, ha anotado 22 goles y ha recibido 3. Están los de Jurgen Klopp a punto de caer eliminados en Europa por segundo año consecutivo antes de Navidad, pero su racha liguera invita al optimismo. Moderado, eso sí.

Cinco historias del fin de semana

1. Lo que ya ha ocurrido. Se encuentran el Udinese y el Borussia Mönchengladbach, respectivamente, liderando la Serie A y la Bundesliga. Difícil pronosticar en verano una situación como ésta. Y son líderes porque ambos sumaron los tres puntos anoche. Había hablado Simon Kjaer, central de la Roma, sobre el difícil calendario que se le presentaba a su equipo. Y es que tras viajar ayer a Udine, ahora los capitalinos se medirán a Fiorentina, Juventus y Nápoles. Por lo tanto, será difícil que logre Luis Enrique en el mes de diciembre algo de lo que todavía no ha sido capaz: vencer 3 encuentros consecutivos en Italia. A decir verdad, no fue inferior al Udinese en esa derrota (2-0) de anoche, pero los de Friuli hicieron gala de nuevo de sus dos grandes virtudes: solidez defensiva (6 goles recibidos en 12 jornadas, la escuadra que menos ha encajado) y el acierto de Antonio Di Natale (autor de 9 de los 15 tantos de su equipo). En definitiva, dominio de ambas áreas.

Con actuaciones como la de anoche en el derbi del Rin, lo único que consigue el Borussia Mönchengladbach es que aumenten las ganas de que llegue ese Gladbach vs Dortmund del próximo sábado 3 de diciembre. No obstante, no ha lugar a la comparación entre este M'Gladbach y el Eintracht Frankfurt 2010/11. El Eintracht sumaba 26 pts tras 17 jornadas, y acabó descendiendo. El equipo de Favre, 29 pts tras 14 jornadas. Además, la plantilla de unos y otros no resisten comparación. Es por ello por lo que a Lucien Favre ya se le empieza a pedir que lleve al club a Europa, por aquello de que en Mönchengladbach no ven un partido de competición europea desde la temporada 1996/97.

Ago'10-Feb'11,  sin Favre: 22 partidos - 16 puntos - 56 goles recibidos.
Feb'11-Nov'11, con Favre: 26 partidos - 49 puntos - 18 goles recibidos.

Primeras 14 jornadas Bundesliga 2010/11: 40 goles encajados.
Primeras 14 jornadas Bundesliga 2011/12: 9 goles encajados.

2. Eufóricos frente a deprimidos. Pasa el Manchester City por su peor momento de la temporada. En lo futbolístico y, sobre todo, en lo anímico. Su incapacidad para puntuar el martes en Nápoles hace que no dependa de sí mismo en la última jornada de la Champions. No obstante, no son pocos los que ven esta circunstancia -la de caer en Champions- como algo ideal para que el favoritismo de los citizens para ganar la Premier League aumente. Una distracción menos, sinónimo de mayor desventaja entre el City y el resto. Pero no adelantemos acontecimientos. Lo inminente es el Liverpool v Man City. ¿Veremos al Manchester City de la Champions o al de la Premier? ¿ Veremos al Liverpool pragmático y contragolpeador del pasado domingo en Stamford Bridge? Para los reds este encuentro podría suponer alejarse ya a quince puntos del liderato.
3.a. Derbi de la cuenca del Ruhr. Borussia Dortmund vs Schalke 04 es el choque estrella de la jornada en Alemania. Lo es porque se enfrentan dos de los cuatro primeros clasificados. Es decir, equipos en zona Champions. Pero lo es todavía más por tratarse del derbi de la cuenca del Ruhr. No es casualidad la posición que ocupan unos y otros en la tabla, ya que el Dortmund ha sumado 19 de los últimos 21 puntos posibles y el Schalke 04 sólo ha perdido uno de sus últimos once encuentros oficiales. Los locales son favoritos, siempre y cuando los efectos anímicos que tenga la derrota sufrida el miércoles en el Emirates no sean excesivos.
3.b. Clásico francés. Olympique de Marsella y PSG protagonizarán el domingo por la noche el gran clásico del fútbol galo. Un derbi que en esta ocasión tiene una particularidad, y es que en los últimos años solía ser el O.M. el equipo mejor clasificado de los dos. El equipo que peleaba títulos, el equipo que disputaba competiciones europeas, el equipo que contaba con futbolistas como Franck Ribéry, Samir Nasri o Didier Drogba. Ahora es el PSG el que ha revertido su situación y tiene en su plantilla a jugadores como Javier Pastore, Kevin Gameiro, Jérémy Ménez, Diego Lugano o Mamadou Sakho. El O.Marsella es décimo y está a doce puntos del liderato, por lo que tiene ante sí una oportunidad única para demostrar que todavía puede dar guerra en la Ligue 1.

4. Jorginho avisa. Penúltima jornada del Brasileirao. A ella llega el Corinthians con 67 puntos, Vasco da Gama con 65 y, casi sin opciones, Fluminense con 62. Es, por tanto, un domingo en el que el Corinthians podría proclamarse campeón. Pero también existe la posibilidad de que pierda el liderato y no dependa de sí mismo en la última fecha. Y Jorginho, entrenador del Figueirense, ya ha avisado de que no debe confiarse el Timao, porque ellos -la revelación del campeonato- también se juegan mucho. Se juegan estar o no estar en la próxima Copa Libertadores. Eso hace especial el Figueirense v Corinthians. Además, seguramente lo haga emocionante el hecho de que el Timao en las últimas 26 jornadas todos los encuentros que ha ganado, los ha ganado por la mínima.

5. ¿Ultimátum para Vítor Pereira? No existe la certeza, pero sí la intuición de que Vítor Pereira está en la cuerda floja. De ser así, la victoria en Donetsk fue de gran ayuda. Con ella, el Oporto se asegura llegar a la última jornada de la fase de grupos de la Champions dependiendo de sí mismo. Una victoria en Do Dragao ante el Zenit será suficiente para estar en octavos de final. Pero antes recibirá a un Sporting de Braga algo debilitado con respecto a la temporada anterior. Y, aunque seguramente no sea un ultimátum al uso, un mal resultado para el Oporto sería preocupante. Porque en la anterior jornada de Liga Sagres empató ante el Olhanense (ya suma el Oporto tantos pinchazos en diez jornadas como el año pasado en toda la liga). Y porque su anterior encuentro en tierras lusas fue el doloroso 3-0 ante Académica Coimbra, en Taça de Portugal.
Otro grande de Europa, el Ajax, ¿saldrá de su mal momento? Los ajacied suman una victoria en las últimas ocho jornadas de la Eredivisie.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Fascinado por Nastasic

Descubrí a Matija Nastasic un 11 de septiembre de 2011. Mejor dicho, esa fue la fecha en que debutó en Serie A. Quien escribe estas líneas vio aquel Fiorentina v Bolonia en diferido, unos días después de su disputa. Ya entonces manifesté mi entusiasmo con él. En realidad, había jugado únicamente los últimos 24 minutos. Suficiente para apuntar su nombre y sentir la necesidad de buscar más datos sobre él.

Así fue, me dispuse a indagar. Supe que era descarademente joven, que tenía sólo 18 años. Su formación se produjo en la cantera del Partizan de Belgrado, pero, en calidad de cedido, debutó en la temporada 2009/10 con el primer equipo del FK Teleoptik Zemun. Allí jugó también la pasada campaña. Sin embargo, lo que más me llamó la atención del personaje fue que el día después de cumplir 18 años, debutó nada más y nada menos que con la selección sub'21 de su país, Serbia. Esa precocidad ayuda a entender el interés que tenía la Fiorentina en él desde tiempo atrás.
Finalmente, lo firmaron el pasado mes de enero, por 2.5 millones €, pero no se incorporó a la filas del club italiano hasta este verano. Se unía así a la nómina de jóvenes futbolistas balcánicos contratados por el equipo de Florencia: Steven Jovetic, Adem Ljajic, Nikola Gulan, anteriormente Zdravko Kuzmanovic y, ahora, Nastasic. Declaró entonces Matija que su ídolo era Nemanja Vidic y que estaba deseando defender a Zlatan Ibrahimovic.


Lo que desconocía en ese momento era que su primer encuentro como titular en Serie A lo enfrentaría a Ibrahimovic. Fue el pasado sábado. Primer partido de la era Delio Rossi, nuevo entrenador viola, tras la destitución de Sinisa Mihajlovic. El habitular central titular Cesare Natali era baja por acumulación de amarillas, propiciando que fuese un chico de 18 años, Nastasic, el que tuviese que acompañar a Alessandro Gamberini. Y la actuación del joven serbio fue digna de elogio. Durante buena parte del choque, el Milan vivió prácticamente en la frontal del área 'viola' y, como consecuencia, generó muchas ocasiones. Pero la Fiorentina dejó la portería a cero y su debutante defensa central no se dejó intimidar por Ibra.

Volvió a brillar ayer Nastasic en partido de Copa de Italia. Se jugaban tres encuentros este jueves y ver al serbio era el gran aliciente del día. Esta vez, formando pareja en el eje de la defensa con Cesare Natali. E hizo gala de nuevo del temple y la tranquilidad con la que juega, un aplomo impropio de un zaguero de 18 años. Esa es una de sus tres grandes virtudes. La segunda es su capacidad con la pelota en los pies, ya que agiliza la salida de balón, pues no retiene en exceso la pelota, aunque tampoco tiene por costumbre precipitarse. Su tercer gran atributo es su físico. Capaz de aguantar bien en el uno contra uno y de dominar el juego áereo, pero sobre todo, destaca su velocidad, lo rápido que se mueve, especialmente en desplazamientos laterales, siempre con agilidad. Arrancada explosiva, algo siempre importante en un defensa central.

Acabó Matija Nastasic el encuentro de ayer actuando como lateral izquierdo durante el último cuarto de hora. Y también en esas circunstancias lo hizo bien. Gracias a su ya comentada velocidad, que le permitió incorporarse al ataque. Si Nastasic parecía un proyecto importante de central, ahora podemos decir que su versatilidad le otorga también la posibilidad de jugar como lateral. Un valor añadido para este joven serbio de 18 años, que peleará por convencer a Delio Rossi de que merece ser titular en la Fiorentina. Será complicado porque el capitán Gamberini es indiscutible. Pero Natali, que en breve cumplirá 33 primaveras, acaba contrato al final de esta campaña y eso podría precipitar la consolidación de Nastasic. Yo no conozco a cinco, quizás tres, centrales menores de 20 años mejores que él.

jueves, 24 de noviembre de 2011

La sencillez hecha virtud

No todos los años se presencia un cambio tan drástico como el que ha dado el Borussia Mönchengladbach en los últimos nueve meses. Pasará algún tiempo hasta que veamos en una de las grandes ligas europeas algo tan inaúdito como lo del Gladbach 2011.
Comenzaba la decimotercera jornada de la Bundesliga en cuarta posición, que ya es todo un logro. Y la terminó en tercer puesto a sólo dos puntos del líder, Bayern Munich. Este club, que tuvo su momento de gloria en los años setenta -entonces ganó cinco veces la liga, dos la UEFA y fue finalista en la Copa de Europa-, es noticia y motivo de análisis y elogios por tres motivos. Primero, por el ya comentado puesto que ocupa en la clasificación de la Bundesliga. Segundo, por su sonada goleada al Werder Bremen (5-0, con hat-trick de Marco Reus). Y tercero, por el lugar del que llega: se trata de una escuadra que hace nueve meses era colista del campeonato germano, con unos guarismos pésimos y pocos confiaban en su salvación. Fue en febrero de este año cuando Lucien Favre se estrenó en el banquillo del Gladbach. Con prácticamente la misma materia prima de su predecesor, Favre revirtió por completo la situación del equipo.

Ago'10-Feb'11,  sin Favre: 22 partidos - 16 puntos - 56 goles recibidos.
Feb'11-Nov'11, con Favre: 25 partidos - 46 puntos - 18 goles recibidos.

Pero, al contrario de lo que pueda dar a entender su goleada al W.Bremen, es un equipo ciertamente sencillo en cuanto a su composición. Y ha crecido de forma sencilla, gastando únicamente 2.1 millones de € el pasado verano, en futbolistas que apenas han tenido minutos en estas trece jornadas: Wendt 183', Leckie 42', Rupp 32', King 20', Zimmermann 8', Otsu 8'.
El crecimiento del equipo de Lucien Favre está directamente relacionado con el crecimiento de Marco Reus, que ha cambiado su etiqueta de "promesa" por la de "realidad". Y en esto ha influido su cambio de posición. En las dos campañas anteriores, la demarcación más habitual para Reus era la de extremo derecho, incluso solía jugar como extremo izquierdo en su anterior club, el Rot-Weiss Ahlen. La decisión de Favre de cambiar la demarcación de su futbolista estrella, más que una genialidad parece un rasgo de sensatez.

El 24 de junio de 2009 se supo que el Gladbach vendía a Marko Marin por 8,5 m € al Werder Bremen. Dramática noticia, pues el jovencísimo y prometedor Marin era la gran esperanza de la afición. Sin embargo, un mes antes, el B.Mönchengladbach ya había atado a Marco Reus, un futbolista nacido en el mismo año (89), que jugaba en segunda con el Rot-Weiss Ahlen y que había pasado, sin suerte, por el juvenil del Borussia Dortmund. Entonces, Marin era la gran promesa del fútbol alemán. Hoy, pocos dudan de que Reus es más y mejor jugador que el chico del Bremen.


Sin embargo, el equipo de Favre se constituye de algo más que de la decena de goles anotados por Reus. Es una escuadra joven (ter Stegen, 19 años; Jantschke, 21; Neustadter, 23; Nordtveit, 21; Herrmann, 20; Reus, 22), caracterizada por dos aspectos. Primero, por sus rápidas transiciones, sustentadas y apoyadas en la velocidad y verticalidad de Reus y Herrmann. Segundo, por su manera de jugar sin balón, por su forma de presionar al rival, por esas dos líneas de cuatro tan juntas, que son ya unas de las señas de identidad de Favre. No es un equipo que necesite llevar la iniciativa para sentirse plenamente cómodo. Es también una escuadra sin un buen organizador, ya que ni Neustadter, ni Nordtveit lo son; hasta el punto de que no son pocas las veces en que ter Stegen tiene que iniciar la jugada él mismo con un envío en largo. Y es que no todo son virtudes en la revelación de la Bundesliga. Un ejemplo de ello son los guarismos de su '9', Mike Hanke, titular indiscutible y que, sin embargo, ¡todavía no ha anotado ningún tanto esta temporada! Es más, sólo ha marcado diez goles en los últimos tres años y medio.
¿Es realista que en Gladbach sueñen con clasificarse para la Champions, ahora que la Bundesliga cuenta con cuatro plazas, o, por el contrario, es utópico? El calendario antes de Navidad es más que ilusionante: Colonia, Dortmund (en casa), Augsburgo y Mainz 05.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

La línea que separa el éxito del fracaso

La derrota (2-1) del Manchester City anoche en Nápoles es no sólo la gran historia del día de ayer, sino también la gran historia de lo que llevamos de competición y uno de los mayores sucesos de la historia reciente de la Champions League. ¿Cómo es posible que un equipo que ha gastado en los últimos tres años la cifra redonda de 500 millones de libras en fichajes, que suma 34 de 36 puntos posibles en la Premier League, que anota 3.5 goles por partido en su liga, que ha marcado al menos 3 tantos en 10 de las 12 jornadas de la Premier y que vence por 1-5 en White Hart Lane y por 1-6 en Old Trafford, esté al borde de la eliminación en el torneo continental?

El 2-1 del Man City en San Paolo no es algo coyuntural. Para explicar lo ocurrido ayer en ese estadio hay que analizar todo lo que ha hecho el equipo inglés en esta fase de grupos. No es únicamente una cuestión de malos resultados (1 de 6 puntos posibles frente al Nápoles y 0 puntos en Munich), sino de juego y actitud. Lejos de ser engañosos, los resultados del City son fidedignos con lo visto sobre el terreno de juego: fue inferior al Bayern Munich y por eso perdió, no jugó especialmente ante el Nápoles ni en la ida ni en la vuelta y por eso sumó solamente un punto en el doble duelo con los italianos. Incluso sufrió para vencer, en el Etihad Stadium, a un mermado Villarreal. Sufrió. La misma escuadra que se pasea día sí y día también por los distintos campos de Inglaterra, incluido el del Manchester United. La misma que ha anotado dos goles en los 270' en que se ha enfrentado a Nápoles y Bayern Munich.

Paolo Bandini, columnista de 'The Guardian', manifestaba tras el encuentro de ayer su opinión de que "los aficionados citizens prefieren triunfar en la Premier League antes que en la Champions". Y es entonces cuando uno se hace todavía más preguntas: ¿está el City al borde de la eliminación por lo mal que ha defendido a balón parado?, ¿lo está por el ambiguo planteamiento de Mancini en San Paolo?, ¿ha pagado la escasa experiencia de muchos de sus jugadores en esta competición?, ¿qué grado de responsabilidad tiene Roberto Mancini, que ayer metió a Nasri en el 71', Agüero en el 81' y Adam Johnson en el 86'?, ¿hasta qué punto ha faltado compromiso por parte de los jugadores?
Lo cierto es que no estaríamos hablando y debatiendo sobre esto de no ser porque la línea que separa al éxito (los números del Man City en liga) del fracaso (los guarismos en Champions) es tan delgada. El lenguaje corporal anoche era impropio de una plantilla que se estaba jugando su futuro en la mayor competición de clubes.
Analizamos, a continuación, la escasa experiencia Champions con la que se presentaron estos 25 futbolistas. Para cinco de los once titulares anoche en Nápoles, más Richards y Johnson, esta edición supone su debut en la Champions League. ¿Factor muy a tener en cuenta en el análisis del Manchester City?

Joe Hart: Sin experiencia Champions.
Costel Pantilimon: Sin experiencia Champions.
Joleon Lescott: Sin experiencia Champions.
Nedum Onuoha: Sin experiencia Champions.
Micah Richards: Sin experiencia Champions.
Pablo Zabaleta: Sin experiencia Champions.
Gareth Barry: Sin experiencia Champions.
James Milner: Sin experiencia Champions.
Adam Johnson: Sin experiencia Champions.

Stuart Taylor: Su última actuación en Champions League, el 19 de marzo de 2003.

Vincent Kompany: 12 partidos de fase de grupos con el Anderlecht. Y, luego, 3 con el Hamburgo en la campaña 2006/07.
Stefan Savic: 302' jugados en fase de grupos.

Aleksandar Kolarov: 152' jugados en fase de grupos.
Nigel de Jong: 24' de experiencia en eliminatorias de Champions League (1/4 de final, 2002/03).
David Silva: 10 partidos de fase de grupos, 2 de octavos de final y 2 de cuartos de final (2006/07).
Edin Dzeko: Había jugado 6 partidos con el Wolfsburgo en la fase de grupos 2009/10.
Kun Agüero: Disputó 12 encuentros de fase de grupos con el Atlético y 2 de 1/8 de final.
Mario Balotelli: En el Inter de Mou, dispuso de 17' en 1/4 de final y 16' en 1/2 de final.


Wayne Bridge: Llegó a disputar unas semifinales. En el City no tiene minutos. 

Gael Clichy: También sabe lo que es jugar unas semifinales. Es suplente de Kolarov.
Owen Hargreaves: Vencedor de una Champions, pero apenas juega.
Carlos Tévez: Presente en dos finales de Champions. Lleva dos meses apartado del equipo.
Kolo Touré: El más experimentado de todos. Sin embargo casi no ha pisado el césped en los últimos nueve meses.
Yaya Touré: Al igual que su hermano, de los más experimentados del Man City. Ya ha ganado este torneo.
Samir Nasri: Media docena de eliminatorias Champions a sus espaldas.
Si en la campaña 2009/10 muchos denominaban como "fracaso" que el City no acabase entre los cuatro primeros de la Premier -fue quinto- y si en la 2010/11 no eran pocos los que catalogaban como "fracaso" que los pupilos de Mancini se descolgasen de la pelea por el título en pleno mes de febrero -y cayesen en octavos de la Europa League-, ahora, ¿cabe la posibilidad de que la hipotética eliminación de la Champions League -el 7 de diciembre, la resolución- de este club, de recursos casi ilimitados, merezca la calificación de "fracaso"? Cierto es que el grupo A era quizás el más temible de todo el torneo, pero una victoria del Nápoles en Villarreal sería desoladora para los citizens.

Durante algo más de un lustro, el stadio San Paolo disfrutó de Diego Armando Maradona y contempló el auge y el éxito que experimentó aquel Nápoles. Veinte años más tarde, y con el yerno de Maradona como testigo de excepción, ese mismo estadio asistió a una noche histórica que sitúa al equipo partenopeo con pie y medio en los octavos de final. La victoria tiene todavía más valor, al tratarse de un club que hace cinco años y medio se encontraba en la tercera división del fútbol italiano, que sólo necesita ganar el 7 de diciembre en El Madrigal para dejar en el camino al multimillonario líder de la Premier League.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Cinco historias del fin de semana

1. Líder vs campeón. Sábado, 18:30h, Allianz Arena, Bayern Munich v Borussia Dortmund.
O, lo que es lo mismo, actual líder versus vigente campeón. Son los dos grandes aspirantes al título de liga, pero que la Bundesliga la conquisten los bávaros se paga en las casas de apuestas a 1.20 €, aprox; mientras que el título del Borussia Dortmund se paga a 7,5 €. Cifras impensables cuando arrancó el campeonato y presagiábamos una lucha mucho más pareja. Parece recuperado el equipo de Jurgen Klopp, después del mal momento que pasó en septiembre, pero esa mejoría tendrá que rubricarla con una buena actuación en Munich. De momento, el Bayern aventaja en cinco puntos al segundo clasificado y se han invertido los papeles, ya que la temporada pasada eran los borussen los que dominaban la Bundesliga y los que vencieron en el Allianz Arena en uno de los encuentros más recordados del pasado año.
Esperan tomarse la revancha en Munich, pero tendrán que hacerlo sin Schweinsteiger y con Arjen Robben saliendo desde el banquillo. La lesión de Bastian es un enorme contratiempo para Heynckes. Lejos queda aquella época en la que no era más que un jugador de banda derecha, una especie de Bernd Schneider.
Hans-Joachim Watzke, director ejecutivo del B.Dortmund, otorga a su rival la vitola de favorito: "It is clear to us that on Saturday we play against Germany's champions. They have a world-class team and can even win the Champions League. For Bayern it is the game of the year. They had to wait nine months for the chance to get revenge".
 2. Prohibido perder en el Bridge. Chelsea v Liverpool es el partido estrella del fin de semana en Inglaterra. Es un encuentro que los de Villas-Boas no se pueden permitir perder porque han perdido dos de sus últimos tres partidos, porque dieron una mala imagen en su victoria en Blackburn y porque no puntuar el domingo podría significar acabar la duódecima jornada de la Premier League ya a doce puntos del Man City. Por su parte, el Liverpool tampoco puede perder en Stamford Bridge, ya que se alejaría a seis puntos de la Champions y, además, podría ver cómo el Arsenal lo supera en la tabla y cómo el Tottenham se aleja de ellos. Llegan los reds a este duelo en una curiosa racha de resultados: en las últimas cuatro jornadas han cosechado tres empates, los tres en Anfield y dos de ellos ante equipos recién ascendidos. Tras dejar escapar tan valiosos puntos, el Liverpool espera mejorar prestaciones con respecto a la última vez que visitaron el campo de un aspirante a zona Champions (4-0 en White Hart Lane). Luis Suárez ha marcado 2 goles en las pasadas nueve jornadas y Andy Carroll sólo ha anotado 4 tantos -en Premier- desde que fichó por el Liverpool en enero. En ese mismo período, Fernando Torres, al que tendrán enfrente el domingo, ha marcado 5 goles en 29 partidos con la camiseta del Chelsea.

3. La imbatilidad en juego. En las cinco grandes ligas europeas, únicamente cuatro equipos permanecen invictos y dos de ellos se enfrentan este sábado. Se trata del todopoderoso Manchester City y del sorprendente Newcastle, ese equipo que está a sólo un punto del Manchester United y que aventaja en tres al Chelsea y al Tottenham, y en seis al Arsenal y al Liverpool. Son conscientes las urracas de que su posición de privilegio en la tabla de la Premier League puede tener las horas contadas, puesto que en las próximas tres jornadas se enfrentan a Man City, Man Utd y Chelsea. No hay, a priori, empresa más complicada ahora mismo en las Islas que visitar el Etihad Stadium, de un City que ha anotado dos tantos en todos sus partidos de Premier y al menos tres goles en nueve de sus once encuentros. Sin embargo, tiene el Newcastle un motivo para la esperanza, y es pensar que los citizen tendrán que jugar 72 horas después en San Paolo, allí el Nápoles intentará arrebatarle el segundo puesto del grupo A de la Champions. Ante semejante cita a la vuelta de la esquina, y tras largos viajes de selecciones (Silva a Costa Rica, Agüero a Colombia, Dzeko sufrió el duro revés de quedarse fuera de la Eurocopa), ¿qué once alineará Roberto Mancini mañana?

4. Tres jornadas y tres candidatos. En Brasil, la nómina de candidatos al título se ha reducido en los últimos quince días: Botafogo ha perdido sus últimos tres encuentros, Flamengo ha sumado un punto de los últimos seis posibles y Sao Paulo e Internacional han perdido dos de sus últimos tres partidos.
Está el Figueirense a siete unidades de la cabeza, con sólo nueve por disputar, pero recibe el domingo al 3º (Flu) y en la siguiente fecha recibe al 1º (Corinthians), así que todavía tiene alguna opción. Remota, of course. Además, dentro de una semana, el 2º (Vasco) visita al 3º (Flu), por lo que en las dos siguientes jornadas puede apretarse todavía más la clasificación. Aunque eso no ocurrirá si el líder, Corinthians, hace los deberes y vence en casa al Atlético Mineiro.

5. Playoffs. Dio inicio este viernes el segundo tramo de la liga rusa. Una liga rusa que, para adaptarse al calendario occidental europeo, dura en esta ocasión más de doce meses. Una vez terminada la habitual liga regular de 30 jornadas, los ocho mejores disputan un playoff por el título, mientras que los ocho peores lo juegan para evitar el descenso. En realidad, Zenit, CSKA, Dinamo, Spartak, Lokomotiv, Kuban, Rubin y Anzhi pelearán durante catorce jornadas no sólo por el título de liga, sino también por acceder a Champions o Europa League.
El playoff ha empezado con un empate del líder (Zenit) en casa y con una derrota del 2º (CSKA), también como local. El CSKA acabará la jornada, pase lo que pase, como segundo clasificado, a pesar de que ha sumado sólo 19 de los últimos 42 puntos posibles. El campeonato se detendrá, por cierto, el próximo fin de semana. Desde entonces y hasta marzo no habrá fútbol en Rusia.

Deuda, fichajes y financial fair play

Este viernes, ha anunciado el Manchester City unas pérdidas de 197 millones de libras en el ejercicio económico 2010-2011. Cifra histórica, que se convierte en un record negativo, el de mayores pérdidas en la historia del fútbol inglés, superando los 141 millones de libras del Chelsea en la 2004-2005. Las dos grandes razones por las que el City ha alcanzado estos registros:
- Los 174 millones de libras gastados ¡¡en salarios!! representan 21 m £ más que los beneficios obtenidos por el club. Lo que leen: los beneficios del club en el 2010-11 fueron sensiblemente inferiores al dinero destinado a pagar los astronómicos salarios de Yaya Touré y cía.
- A eso hay que sumar los 156,5 m £ que costaron Edin Dzeko (27 m £), James Milner (26 m), David Silva (26 m), Yaya Touré (24 m), Mario Balotelli (24 m), Aleksandr Kolarov (19 m) y Jerome Boateng (10,5).
El pasado mes de enero, tras fichar a Edin Dzeko, aseguró Roberto Mancini que no necesitaban comprar seis o siete futbolistas en el mercado de verano, quizás dos o tres: "we want to improve, but with another two or three players next season, no more". Finalmente, llegó el Kun Agüero (40 m £), también Samir Nasri (24 m), Gael Clichy, Stefan Savic, Costel Pantilimon (250.000 £) y Owen Hargreaves (gratis). Todo ello entre declaraciones -cuando ya había firmado a Kun, Clichy y Savic- de que su plantilla era demasiado corta.

Hace un año ya se habló mucho del Manchester City y su adaptación al financial fair play. Al parecer, "era of massive spending was over"; sin embargo, se gastaron los mencionados 80 millones de libras en verano. Menos que en temporadas anteriores, pero siguen siendo unas cifras muy elevadas para un club que suma cinco años gastando en fichajes al menos cuatro veces más de lo que percibe por las ventas de sus futbolistas. Y un wage bill (gasto en salarios) que no deja de aumentar.
Desde septiembre de 2008, Sheikh Mansour es el dueño del club. En este tiempo ha puesto 800 millones de libras de su bolsillo. Lo cual no supone un gran problema para alguien que tiene el dinero por castigo. Gastar todo lo posible y más, para conquistar la Premier League y la Champions League. Esa es la ecuación.

Sin embargo, en la temporada 2014-2015 entrará en juego un nuevo elemento en esa ecuación. Será el conocido como financial fair play, que la UEFA exigirá a los clubes que participen en competiciones europeas. Se tratará de un análisis de las cuentas de los tres años previos -es decir, ejercicios económicos 2011-12, 12-13 y 13-14-, en el cual nadie podrá tener unas pérdidas superiores a los 45 millones de € (38,5 m £) en el global de esos tres años.
Confía el Manchester City en ajustarse a esas exigencias, entre otras cosas, por el aumento de sus ingresos televisivos (en campañas anteriores no habían jugado Champions), pero sobre todo por el millonario y reciente acuerdo con Etihad Airways (camiseta y nombre del estadio, a razón de 400 millones de libras por 10 años). Empresa con la que el dueño del City guarda parentesco, de ahí que haya levantado suspicacias en la UEFA semejante patrocinio, que a buen seguro compensará el dinero que gasta el club en salarios y le permitirá cumplir con el financial fair play.

jueves, 17 de noviembre de 2011

La Bundesliga, uno a uno

1º - Bayern Munich. 28 puntos, 32 goles a favor, 4 goles en contra y una racha de 8 partidos sin encajar un tanto. Y es que su mejoría defensiva (1,17 goles encajados por partido en la 2010/11, frente a 0,33 g/p en esta Bundesliga) ayuda a entender el giro que ha dado el club bávaro en unos meses. Todo ello en un primer tercio de temporada en el que Arjen Robben ha jugado 213 minutos. Asusta pensar que lo logrado por el Bayern Munich hasta ahora -victoria convincente ante el Manchester City, incluida- ha sido sin poder contar apenas con un extremo de la talla del holandés. Cuando reaparezca, ¿será Thomas Muller el mediapunta y jugará Kroos al lado de Schweinsteiger? Y lo que es más importante, ¿tiene margen de mejora el equipo de Heynckes?

2º - Borussia Dortmund. Perdió el vigente campeón tantos encuentros en las primeras seis jornadas de esta Bundesliga como en las primeras veintiseis de la pasada campaña. Se habló de crisis. El Dortmund no sólo obtenía malos resultados, sino que su juego era irreconocible e Ilkay Gundogan fracasaba en su intento de ocupar el vacío dejado por Nuri Sahin. Factores de peso en el mal inicio de año del equipo fueron la lesión de Lucas Barrios y el mal momento de forma de Shinji Kagawa. Incluso se mostraron vulnerables defensivamente los pupilos de Jurgen Klopp. Sin embargo, Robert Lewandowski empezó a ver portería, el japonés Kagawa y Mario Götze a entenderse, y el Dortmund mejoró. Hasta el punto de que ha obtenido 16 de los últimos 18 posibles y en estas últimas seis jornadas ha marcado 19 goles y ha encajado 3. El sábado visita el Allianz Arena.
3º - Werder Bremen. Uno se pregunta qué ha ocurrido en Bremen para pasar, en unos pocos meses, de firmar la peor temporada de la longeva era Schaaf a ocupar la tercera posición en la clasificación. Y la explicación no la encontraremos en lo acontecido en el último mercado de fichajes, ya que el único refuerzo de cierto caché (Mehmet Ekici) apenas está teniendo trascendencia. Es verdad que el Bremen está encajando más de un gol por encuentro, pero no es menos cierto que este es un Werder más sólido, mejor organizado, más ordenado, menos suicida y alocado en sus planteamientos. En definitiva, más práctico y menos vistoso.
Eso y el estado de forma de Claudio Pizarro (segundo máximo goleador del campeonato, con once goles) explican el puesto que ocupan los de Thomas Schaaf en zona Champions.

4º - Borussia Moenchengladbach. No han pasado ni seis meses desde que este M'Gladbach, ahora en zona Champions, jugaba promoción de descenso frente al Bochum. Y no han pasado ni diez meses desde que el equipo era colista y estaba hundido en lo más bajo de la tabla clasificatoria.
Ago'10-Feb'11,  sin Favre: 22 partidos - 16 puntos - 56 goles recibidos.
Feb'11-Nov'11, con Favre: 24 partidos - 43 puntos - 18 goles recibidos.

Lucien Favre, entrenador del equipo, es el gran responsable de este buen momento. También su estrella, Marco Reus, que sigue ganándose cada fin de semana el interés de algunos de los grandes de Europa. Mientras tanto, Marc-André ter Stegen, uno de los mejores porteros jóvenes del mundo, ha ampliado su contrato hasta 2015, con un sueldo que asciende de los 90.000 € anuales a 1.5 m €.

5º - Schalke 04. Ha pasado el equipo de Gelsenkirchen de anotar poco más de un gol por partido (38 goles en 34 partidos, 2010/11) a marcar dos por encuentro (24 g en 12 part). Y es que si algo está poseyendo el equipo de Huub Stevens -sustituyó en septiembre a Ralf Rangnick, que dimitió por motivos de salud- es pegada. Por el contrario, sólo ha dejado dos veces la portería a cero. Y las noticias negativas, en forma de lesiones, se acumulan: su portero titular, Fahrmann, estará de baja hasta marzo; Farfán, que estaba a un gran nivel, no jugará hasta enero y aún no se sabe cuántos partidos le hará perderse a Benedikt Höwedes su lesión de rodilla. Momento crítico en la campaña de un Schalke que aspira a clasificarse para la Champions.

6º - Hannover. A pesar de lo que su aspecto físico pueda dar a entender, Mirko Slomka sólo tiene 44 años. Y únicamente ha dirigido a dos clubes profesionales: al Schalke 04 durante poco más de dos años y al Hannover durante los últimos veintidós meses. En Gelsenkirchen, alcanzó las semifinales de la Copa de la UEFA, los cuartos de final de la Champions League y rozó el campeonato de liga en una temporada, la 2006/07, en la que su equipo fue subcampeón.
Al Hannover lo cogió -en enero de 2010- cuando este estaba en decimoquinta posición. Nadie podía imaginar entonces que en mayo del año siguiente estarían peleando con el Bayern Munich por la última plaza de acceso a Champions. Finalmente tuvo que conformarse con participar en una Europa League en la que ya ha eliminado al Sevilla. A pesar de que Moa Abdellaoue sea el único pupilo de Slomka que ha anotado más de un gol, el talento del Hannover está presente en todas las líneas: desde Zieler en la portería, hasta Ya Konan, pasando por los centrales Haggui y Pogatetz, la banda izquierda formada por Pander, Schulz o Rausch, y centrocampistas tales como Sergio Pinto, Stindl o Schmiedebach.
7º - Stuttgart. El buen funcionamiento de su columna vertebral lo sitúa a un punto de los puestos europeos. El joven guardameta Sven Ulreich está mejorando mucho sus prestaciones con respecto a la pasada campaña, el fenomenal central Serdar Tasci ha recuperado su mejor nivel, bien Martin Harnik en tres cuartos de campo y notable rendimiento del doble pivote formado por William Kvist y Zdravko Kuzmanovic. Por fin estamos viendo al Kuzmanovic que tan buenas maneras apuntaba en el inicio de su etapa en Florencia.

8º - Bayer Leverkusen. Para un equipo que fue tercero el año pasado, estar octavo es una decepción. La marcha de Arturo Vidal, como era lógico, se está notando y de André Schurrle se espera que ofrezca todavía más. Mientras tanto, Bernd Leno se ha convertido en uno de los nombres propios en Leverkusen. Se pidió su cesión ante la lesión de René Adler, que, por cierto, acaba contrato en junio y según 'Kicker' tiene ofertas de Schalke y Hamburgo.
Leno ha sorprendido a propios y extraños con sus buenas actuaciones bajo los palos y ya ha dicho que le gustaría continuar en Leverkusen -su cesión finaliza el 31 de diciembre-. El Stuttgart pide 10 millones de euros y su director deportivo, Fredi Bobic, anunció que ya han rechazado una oferta del Bayer.

9º - Hoffenheim. No acaba de dar con la tecla Holger Stanislawski desde que reaparició Gylfi Sigurdsson. Las actuaciones del joven mediapunta islandés están siendo discretas y han perjudicado a Roberto Firmino. Es cuanto menos llamativo que un entrenador lleve casi tres meses -desde el 27 de agosto- sin repetir alineación. En las últimas ocho jornadas, ocho alineaciones distintas, y no precisamente por acumulación de gente en la enfermería.

10º - Hertha Berlin. 4 victorias, 4 empatas y 4 derrotas. Además, no ha perdido todavía dos partidos consecutivos y sólo una vez venció dos encuentros consecutivos. Ese es el rumbo que sigue un equipo capitalino que no parece lo suficientemente talentoso como para soñar con Europa, pero que tampoco tiene plantilla para sufrir a lo largo del año. Hay que resañar las buenas actuaciones, más allá de un par de errores clamorosos en Bremen, de Thomas Kraft. También las de Raffael, el más determinante de un equipo que tiene en el joven Pierre-Michel Lasogga a su máximo goleador. Será un equipo más vistoso e interesante de seguir si Anis Ben-Hatira es capaz de repetir con frecuencia actuaciones como la que tuvo, pegado a la banda izquierda, en el 3-0 al Colonia.
11º - Colonia. Conquistó Stale Solbakken cinco ligas en los seis años que dirigió al FC Copenhague. Y lo llevó nada más y nada menos que hasta los octavos de final de la Champions League. Suficiente para convertirse en uno de los técnicos jóvenes de moda en Europa. El técnico noruego ha implantado en Colonia su particular marcaje zonal y ha caracterizado ya a su equipo de unos rasgos muy bien definidos. De momento, esto le ha costado ser la segunda escuadra más goleada de la Bundesliga. Compensado, eso sí, por la aportación de Lukas Podolski: 9 goles y 4 asistencias.

12º - Kaiserslautern. Nadie dijo que la vida sin Ivo Ilicevic y Srdjan Lakic iba a ser fácil. Pero a pesar de ello, el equipo subsiste cerca del ecuador de la tabla, una posición que se me antoja complicado que mantenga. Autor, el Kaiserslautern, de diez dianas en doce jornadas. Se aferrará a los puntos que pueda obtener en el Fritz-Walter-Stadion. Kevin Trapp, guardameta de 21 años, su hombre más destacado.

13º - Wolfsburgo. Se ha deshecho el Wolfsburgo en relativamente poco tiempo de futbolistas de la talla de Edin Dzeko, Grafite, Zvjezdan Misimovic, Simon Kjaer o Diego. Ahora son Sotirios Kyrgiakos, Hasan Salihamidzic o Aleksandr Hleb los que visten esa camiseta. Sin embargo, quien más noticias genera en Wolfsburgo es Felix Magath, que ha repetido una práctica que empieza a ser habitual en él: mandar a jugadores del primer equipo al filial. Lo hizo en Gelsenkirchen con Sarpei, Baumjohann y Jones; ahora lo ha hecho con el mencionado Kyrgiakos, Jan Polak y Patrick Helmes. Especialmente llamativo lo de este último, un competente delantero, por el que pagaron 5 millones de euros en verano. La explicación de Magath, que por cierto ya ha dicho que "puede que necesite cinco refuerzos en enero", es cuanto menos curiosa: "Helmes' strenghts are his finishing & conversion of chances. These are not the qualities, we have to give priority at the moment".
La gran esperanza del club son los goles y la evolución de Mario Mandzukic, autor de quince goles en los últimos 21 partidos de Bundesliga que ha disputado. En este período sólo Mario Gómez ha marcado más tantos que el croata.
14º - Mainz. No se puede decir que el cambio experimentado por el Mainz 05 haya sido inesperado. Hablamos del cambio que supone acabar en quinta posición y al año siguiente coquetear con el descenso. Perdió Thomas Tuchel a Andre Schurrle, Lewis Holtby y Christian Fuchs, quizás sus tres mejores futbolistas. Los efectos no se han hecho esperar: eliminado en la previa de la Europa League frente al modesto Gaz Metan rumano y nueve partidos sin vencer en la Bundesliga, una racha que se rompió en la última jornada. Sigo pensando que tiene plantilla el Mainz para no descender.

15º - Nuremberg. Saben en Nuremberg que ocupar la sexta posición -ese puesto ocuparon en la pasada Bundesliga- es lo que se sale del guion, mientras que vivir cerca de la zona de descenso es lo normal. Como en el caso del Mainz, todo tiene una explicación, en forma de bajas: Gundogan, Ekici y Schieber. Y se habla ya en la prensa alemana de que a Philipp Wollscheid le llueven ofertas. A la espera de que Tomas Pekhart mejore sus cifras goleadoras, Markus Feulner y Alexander Esswein están siendo las dos individualidades ofensivas más interesantes del Nuremberg.

16º - Hamburgo. De un equipo de la magnitud del Hamburgo uno no espera que arranque la Bundesliga con seis derrotas en las ocho primeras jornadas. La respuesta a semejante momento de crisis fue contratar a Thorsten Fink, avalado por sus dos buenos años en el Basilea. Y Fink ha empatado en sus tres primeras jornadas al frente del HSV, bien es cierto que dando una muy buena imagen frente al Wolfsburgo, jugando con diez jugadores durante más de una hora ante el Kaiserslautern o remontando en Leverkusen. En esta Bundesliga tan difícil de pronosticar, una de las cosas que más claro tengo es que al Hamburgo le queda poco tiempo en la zona baja y que más pronto que tarde vivirá plácidamente en la parte media.
17º - Friburgo. Hay una diferencia sustancial entre el Friburgo y la mayoría de clubes que coquetean con el descenso -Augsburgo, Kaiserslautern, Mainz, Nuremberg- y es el hecho de disponer de un goleador de la talla de Papiss Demba Cissé. No fueron pocos los clubes que se interesaron por Demba Cissé, pero el club de la selva negra no recibió ninguna oferta que lo satisficiera, pues pedían 15 millones de euros. Se aseguraron con su continuidad una buena cuota de goles, ya que el delantero senegalés va camino de superar de nuevo los veinte tantos. Si eso ocurre, la salvación estará mucho más cerca para el Friburgo.

18º - Augsburgo. Para un equipo con su presupuesto, que hace un lustro estaba en tercera división y hace menos de una década en la cuarta categoría del fútbol alemán, la permanencia más que un objetivo es un sueño. Saben de la dificultad que representa esa empresa. Su fichaje estrella fue Sascha Mölders, un delantero que hace menos de dos años jugaba en tercera división y en quien el Augsburgo confió después de ver cómo anotaba quince tantos la pasada campaña en segunda. No hay que acudir al Oráculo de Delfos para saber que este pequeño club del sur de Alemania tiene muchas papeletas para perder la categoría en mayo.