martes, 30 de noviembre de 2010

¿Punto de inflexión?

¿Qué decir sobre el partido? ¿Se puede decir algo nuevo, se puede decir algo que no se haya dicho ya? En días como este, no somos pocos los que vemos reflejada nuestra opinión en crónicas como la de Ramón Besa. Poco más se puede añadir sobre el Barça. Simplemente DISFRUTEMOS.
En mi opinión, el Real Madrid, Mourinho, se equivoca. Dio facilidades al Barça, un equipo al que no es que no se le puedan dar muchas facilidades, es que no se le puede dar ninguna. Ganar al Barça -cuando este tiene el día- implica dos cosas: 1) Hacerlo todo bien, y cuando digo todo es TODO. 2) Hacerlo todo perfecto durante los 90 minutos.

Mucho se va a hablar y escribir sobre las consecuencias anímicas de 'la manita'. Las habrá, aunque estemos en noviembre. Los partidos ante el Barça -desde el día del 2-6- y los 1/8 de final de Champions se han convertido en los auténticos obstáculos del Real Madrid, dos retos enormes de los que, hasta ahora, ha salido como perdedor. Partidos en los que el equipo blanco transmite la sensación de saltar al terreno de juego ya muy marcado por ese "trauma". No es normal que el equipo de Mourinho, con lo que había demostrado hasta la fecha, llegue al Camp Nou y se vea superado de esta manera. Tampoco era normal que el Madrid de Pellegrini se viniese abajo como se vino ante el O.Lyon. Se podría hacer el símil con los cuartos de final de la selección española. La ENORME selección de Aragonés casi cae eliminada en unos cuartos de final ante Italia cuando era infinitamente superior. Aquella victoria supuso una liberación.

Por otra parte, el Inter de Milan recibió un meneo en el Camp Nou en noviembre del año pasado, no fueron 5 goles pero aquella noche se vio que un equipo, el Barça, estaba varios escalones por encima del italiano. 5 meses más tarde, el Inter eliminaba al Barça de la Champions. La temporada es muy larga y casi todo puede pasar. No obstante, el posible éxito del Madrid esta temporada depende de si es capaz de superar esas dos barreras psicológicas que a día de hoy parecen casi infranqueables. De eso y de que el Barça no vuelva a alcanzar la perfección la próxima vez que se vean las caras. Porque parece claro que este Real Madrid a su mejor nivel y haciéndolo todo bien durante 90' no puede competir con el mejor Barça. También tengo claro que si alguien puede hacer sombra esta temporada a los pupilos de Guardiola...ese alguien está en España.  


Anyway, el Madrid quiere competir en el año I de su nuevo proyecto contra un equipo -para muchos el mejor de la historia- que vive el año III de la brillante era Guardiola. La impaciencia y la necesidad imperiosa de títulos puede jugar otra mala pasada a medio plazo a Florentino. Analizar cómo y por qué -La Masía, la influencia de Cruyff, identidad propia, etc - ha llegado el Barça adonde ha llegado no sería una mala idea.

Lectura recomendada: La gran derrota de Mourinho

2 comentarios:

Borja Pardo dijo...

Buen post Sergio! Coincido en el análisis que haces.
(Ramón Besa es sublime)

Borja

Luisi dijo...

Resultó muy extraña la disposición táctica del inicio, muy desquiciantes los saques de Casillas y muy frustrante la ausencia de presión.

Aquí un madridista al que no le apetece hablar más del Clásico, ni del Madrid por un largo tiempo.