lunes, 1 de noviembre de 2010

Iban para estrellas y se estrellaron

Llega el mes de noviembre y se cumplen tres años de la publicación, por parte de la prestigiosa revista 'World Soccer', de aquel "50 most exciting teenagers on the planet".
Habiendo pasado ya tres años desde aquel número, es un buen momento para hacer balance y ver qué ha sucedido con esos 50 jóvenes y los distintos caminos que han tomado sus carreras.


Jugadores TOP, sobresalientes: 'Kun' Agüero, Alexandre Pato y Mesut Özil.


Notables: Éver Banega, Ángel Di María, Gareth Bale, Fabio Coentrao, Marouane Fellaini, Gregory Van der Wiel y Juan Mata.


Cumplidores y/o con 'luces y sombras': Karim Benzema, Gio Dos Santos, Bojan, Anderson, Carlos Vela, Theo Walcott, Micah Richards, Diego Buonanotte, Ismail Aissati, Breno, Franco Di Santo, Fabio da Silva, Lorenzo De Silvestri, Toni Kroos, Fran Mérida, Nikolay Mihaylov, Renato Augusto, Ivan Rakitic, Alexis Sánchez y Marek Suchy.




"Anónimos": Macauley Chrisantus, Ransford Osei, Sadick Adams, Daniel Opare, Rabiu Ibrahim, Sapol Mani, Cristian Nazarith, Lulinha, Kerlon, Gerardo Bruna, Henri Saivet, Kermit Erasmus, Abdou Razack Traore, Nour Hadhria, Guilherme, Dumitru Copil, Andrea Russotto, Damián Ismodes, Aarón Ñíguez y Sergio Tejera.


- Macauley Chrisantus: 20 años, nigeriano, Karlsruher. Máximo goleador del Mundial Sub'17 de Corea, donde parecía que estaba listo para explotar a corto plazo...condiciones físicas no le faltaban. Fichó por el Hamburgo pero no llegó a debutar y ahora mismo está jugando cedido en el Karlsruher de 2.Bundesliga, por segunda temporada. Este año, a diferencia del anterior, siendo titular.

- Ransford Osei: 19 años, ghanés, Granada. Segundo máximo goleador del Mundial Sub'17 de Corea y ya internacional absoluto. Fichó por el Maccabi Haifa, que este verano lo ha cedido al Granada. Está jugando en el filial granadino. Todavía es joven y tiene margen de mejora.

- Sadick Adams: 20 años, ghanés, Étoile du Sahel. Otro destacado del Mundial Sub'17 de Corea, en su caso formando una gran delantera con Ransford Osei. Al poco tiempo de disputar aquel torneo fichó por el Atlético de Madrid, sin embargo el Étoile du Sahel tunecino denunció una duplicidad de contrato puesto que el jugador ya tenía un contrato con ellos antes de firmar por el club español. Fue inhabilitado por la FIFA, estuvo varios meses sin jugar, antes de irse a la Vojvodina. Actualmente juega en el Étoile du Sahel.

- Daniel Opare: 20 años, ghanés, Standard Lieja. Pocos futbolistas han destacado tanto en un torneo de categorías inferiores, en los últimos años, como lo hizo Opare en aquel Mundial Sub'17 de Corea. No tardó en llegar la llamada del Real Madrid, pero su posterior estancia en el Real Madrid Castilla fue de todo menos satisfactoria. Este pasado verano ha intentado reconducir su carrera, al fichar por el Standard de Lieja. Al final, parece haberse demostrado que el lateral joven ghanés "bueno" era Samuel Inkoom y no Opare.

- Rabiu Ibrahim: 19 años, nigeriano, sin equipo. Este mediocentro fue una de las claves del éxito de Nigeria en el Mundial Sub'17 de Corea, donde se impusieron a la España de Bojan, Fran Mérida y cía. Ibrahim volvió a ser protagonista en el Mundial Sub'20 del año pasado. Firmó por el Sporting de Lisboa, que luego lo cedió al Real Massamá. Sus logros como profesional son nulos, así como el sentido común de su representante. Sin equipo actualmente.

- Sapol Mani: 19 años, togolés, Al-Ittihad Tripoli. Se dio a conocer con 16 años en el Mundial sub'17 de Corea, con 17 debutó con la selección absoluta de su país, pero a nivel de clubes no ha hecho absolutamente nada. Juega en el fútbol libio.

- Cristian Nazarith: 20 años, colombiano, Independiente Santa Fé. Lo conocimos en el Mundial Sub'17 de Corea, lo volvimos a ver en el Sudamericano Sub'20 de 2009, pero a nivel de clubes apenas ha hecho nada. Actualmente en las filas de Independiente Santa Fé.

- Lulinha: 20 años, brasileño, Olhanense. Con 17 años no sólo era una de las estrellas de la selección brasileña de la categoría, sino también la gran esperanza del Corinthians, donde pronto empezó a ser un habitual en el 'once' inicial. Sin embargo, su carrera dio un giro de 180º: se fue cedido en el verano de 2009 al Estoril Praia (2ª portuguesa) y este verano al Olhanense (Liga Sagres).

- Kerlon: 22 años, brasileño, Inter. Las lesiones privaron de continuidad a 'la foquinha' que, como profesional, lo máximo que ha hecho ha sido jugar un puñado de partidos en el Cruzeiro.

- Gerardo Bruna: 19 años, argentino, Liverpool. Algunos tuvieron la osadía de ponerle la etiqueta de "el nuevo Messi" a este jugador formado en la cantera del Real Madrid. Internacional sub'17 con España, si bien luego ha jugado con la albiceleste. Todavía no ha tenido la oportunidad de demostrar nada.

- Henri Saivet: 20 años, francés, Girondins. Es cierto que acaba de cumplir 20 años pero progresar, lo que se dice progresar, no es que haya progresado mucho: hace tres temporadas jugó un partido con el primer equipo, hace dos jugó otro, el año pasado jugó cuatro y este tan solo treinta y nueve minutos. Extraño.

- Kermit Erasmus: 20 años, sudafricano, Supersport United FC. Las expectativas en el Feyenoord eran bastante grandes pero no cuajó. Y, aunque no lo hizo mal en el Excelsior, ha vuelto a su país.

- Abdou Razack Traore: 21 años, marfileño, Lechia Gdansk. Al contrario que otros futbolistras africanos, Razack Traore no se acabó de adaptar al fútbol escandinavo y este verano el Rosenborg lo cedió al modesto Lechia Gdansk polaco.

- Nour Hadhria: 20 años, tunecino, Club Africain. Jugaba, juega y jugará en el Club Africain tunecino. Su presencia en aquella lista de 'World Soccer' posiblemente sea la más difícil de justificar.

- Guilherme: 22 años, brasileño, Dinamo Kiev. Sus números en el Cruzeiro hicieron que varios clubes europeos se fijasen en él. Su fichaje por el Dinamo Kiev fue un error. Ni allí ni el CSKA Moscú -donde jugó cedido la pasada temporada- se ha consolidado. Problemas de adaptación al fútbol europeo y, sobre todo, falta de continuidad. Una vuelta a Brasil no sería una mala opción. Ya saben: dar un paso atrás para coger impulso.

- Dumitru Copil: 20 años, rumano, FC Bihor. Cedido por el Gloria Arad -de 3ª división rumana- al FC Bihor -de 2ª división rumana-. No hace falta decir nada más.

- Andrea Russotto: 22 años, italiano, Crotone. Talento nunca le ha faltado. Lo demostró en la sub'17 italiana...pero nunca más lo ha hecho. Cesiones al Treviso, al Nápoles y ahora al Crotone, pero nulo rendimiento.

- Damián Ismodes: 21 años, peruano, Sporting Cristal. Pasó por España con más pena que gloria. A sus 21 años, se me antoja complicado que relance su carrera.

- Aarón Ñíguez: 21 años, español, Recreativo. La que fuera gran perla de la cantera valencianista no encuentra el rumbo. Continuas cesiones -Xerez, Iraklis, G.Rangers, Celta, Recre- y escasos partidos como profesional.

- Sergio Tejera: 20 años, español, Mallorca. Formó parte de esa generación posterior al 'boom Fábregas'. Fueron años, aquellos de 2006, 2007, etc, en los que era habituales ver a adolescentes españoles -prácticamente niños- emigrar a Inglaterra. Tejera fue uno de ellos. Se fue al Chelsea y llegó a debutar con el primer equipo, pero el sueño se acabó ahí. Regresó al Mallorca posteriormente.


Ahora hagamos un juego. Plasmen sobre un papel el nombre de los que, en su opinión, son las 50 mayores promesas del planeta a día de hoy. Dentro de tres años revisamos esa lista y hablamos, verán lo difícil que es esto. Tan sólo hay que pensar en una cosa: ¿quién creía hace tres años que, en noviembre de 2010, un tal Pedro -otrora Pedrito- sería un jugador más importante que Bojan? 
Y como este hay cientos de casos. Es cierto que aquella lista de 'World Soccer' tenía un error de base muy grande, que fue incluir a una decena de chicos de 17 años que lo único que habían hecho era dejar un par de pinceladas en el Mundial de Corea, en muchos casos ni siquiera habían sido bota de oro o bota de plata del torneo. Anyway, tendemos a subestimar lo complicado que es dictar qué jóvenes promesas llegarán a estrellas y cuáles se estrellarán. Muchos factores en juego.

7 comentarios:

Sergio_Vilariño dijo...

No deja de ser "curiosa" la cantidad de fenómenos jóvenes africanos que se quedan en el camino, no?

El síndrome de Nii Lamptey le llamo yo.

Buen artículo, un saludo.

snedecor dijo...

Buen repaso. Lo comentamos ayer por twitter, hay que ser muy prudente con los sub'17. No sólo puedes equivocarte al destacar a jugadores que ni siquiera han obtenido un galardón en esos torneos, sino que si echas un vistazo a los premiados no ves tanto nombre conocido como podrías epserar. Casos como los de Cesc son la excepción, la realidad nos muestra que hay más LeTallec, Sergio Santamaría, etc.

Hay jugadores que explotan antes, que con 16 años son muy superiores a sus compañeros de generación, pero que luego no evolucionan lo suficiente ni física ni psicológicamente como para cumplir las expectativas que levantaron (los africanos, en cambio, suelen estancarse a nivel técnico-táctico, destacan por físico y en cuanto ese factor se iguala se ven sus carencias). En cambio, jugadores que no destacan tanto pueden tener mayor margen de crecimiento. Es importante que ni las grandes promesas se crean que ya están hechos ni los demás piensen que ya no tienen opciones, pero ese es sólo un factor

Tomàs Martínez dijo...

Interesante. Muchos de estos jugadores aún están a tiempo de relanzar sus carreras, pues rondan los 20 años de edad, pero empieza a ser tarde para algunos de ellos. Es lo que pasa muchas veces en las categorías inferiores, que primero se crea una gran expectativa, sobretodo en la categoría U17, y luego cuando son U19 o U21 empiezan a destacar otros compañeros y los "teóricos cracks" se acaban hundiendo.

PD: Sólo hay un error, Guilherme estuvo cedido en el CSKA, pero ahora ha vuelto al Dynamo de Kiev donde entra en algunas convocatorias pero sin ser titular.

Un saludo

Sergio Santomé dijo...

@ Sergio Vilariño

Exagerada, sí. Pero ojo, que la cantidad de jugadores europeos que destacan en torneos de categorías inferiores y que luego no llegan a nada también merece consideración. En los últimos años los hay a patadas.


@ snedecor

Totalmente de acuerdo.


@ Tomás Martínez

Muchas gracias por el aviso. ;)

Luisi dijo...

Tirando de nacidos a partir del 90, diría el siguiente equipo:
- De Gea en portería
- Los ganheses Mensah y Addy como centrales
- Rafael (Manchester) y Santon (Inter) como laterales
- Romeu, Alcántara y Canales en el centro del campo.
- Douglas Costa y Dzagoev en una segunda línea
- Arriba Lukakú

Espero que los once se hagan estrellas. A ver qué pasa con los centrales. Son los que lo tienen más difícil.

João Vaz dijo...

Rabiu Ibrahim costó al Sporting casí 1M€ y carrera en Portugal ha sido todo lo que no ha hecho en 3 años en Portugal. Lesiones, etc...Su representante pedía el "mundo" para renovar y que había medio mundo interesado y no fichó por nadie. En Verano estuvo haciendo pruebas con el VVV-Venlo holandés y no quedó. Pienso que aún no ficho por nadie. El talento brutal del mundial sub-17 no se vió en Portugal. Un abrazo.

Sergio Santomé dijo...

@ Joao

Desconocía esos detalles de la historia de Rabiu Ibrahim. Es uno de los problemas con los que se suelen encontrar los jóvenes, tener un representante "así". Y si luego estuvo en VVV Venlo y ni siquiera allí lo quisieron, mal asunto...