sábado, 26 de junio de 2010

Low vs Capello: jóvenes vs estrellas

Inglaterra y Alemania se enfrentan en uno de los partidos de octavos con mejor cartel. El camino de ambas selecciones a lo largo de este Mundial ha sido muy diferente, pero realizar un pronóstico de este partido no es una tarea sencilla.

Los ingleses llegaban con la vitola de favoritos. Muchos analistas la situaban un peldaño por debajo de España y Brasil. Por el contrario, los alemanes llegaron a Sudáfrica sin hacer mucho ruido, a pesar de haber sido finalistas en la última Eurocopa y semifinalistas en el último Mundial. La fase de grupos ha puesto a cada uno en su sitio. Alemania gana credenciales gracias a su buen juego, mientras que Inglaterra se convierte en una de las grandes decepciones de estas dos primeras semanas de Copa del Mundo.

Alemania goleó a Australia en su debut. De aquel encuentro se sacaron dos conclusiones: que sería difícil ver, en este Mundial, una selección más vistosa y alegre que la 'mannschaft' y que el rival (Australia) era demasiado débil. En los dos encuentros restantes, Alemania pasó más apuros. Pero no olvidemos que ante Serbia jugó durante una hora con un hombre menos -y que Podolski falló un penalti-. El estilo permanece intacto, y esa es la gran baza de un conjunto plagado de jóvenes, de jóvenes talentosos y descarados. Dos dudas sobre el equipo de Löw: si su entramado defensivo estará a la altura del partido y si los Özil, Muller, Podolski y cía responderán también en un partido como este.

Inglaterra está obligada a obtener un buen resultado en este Mundial. Para eso han fichado a Fabio Capello y por ello llevan años esperando los aficionados ingleses. Es ahora o nunca. Pasarán varios años hasta que se vuelva a juntar una generación como la formada por John Terry, Ashley Cole, Frank Lampard, Steven Gerrard, Wayne Rooney y cía. El estilo que le ha imprimido Capello al equipo es su gran aval. Se trata de un bloque muy compacto defensivamente y ese es un gran punto a favor en las eliminatorias de un Mundial. Los problemas se sitúan en ataque, en la elaboración de juego, inexistente hasta el momento. Gerrard, Lampard y Rooney han pasado inadvertidos hasta el momento. Si continúan así, las opciones de su selección se diluyen.

Juventud frente a estrellas contrastadas, el estilo de Löw frente al estilo de Capello, un auténtico choque de estilos contrapuestos. Pero Inglaterra tiene mucho más que perder que Alemania. La presión recae sobre ellos, a pesar de que muchos consideren a Alemania como favorita.

1 comentario:

C.S.R dijo...

¡Que nadie diga que los octavos eran el objetivo! Aunque sólo sea por nuestro apoyo, La Roja no debe dejar un sólo partido sin alzarse con la victoria. Qué menos cuando estamos empleando todas las armas a nuestro alcance... http://www.facebook.com/laredenciondecardenosa