jueves, 3 de junio de 2010

Es la Francia de 2008, no la de 2006

Llegado el momento de una gran competición de selecciones, se suele hacer uso de recurrentes tópicos, para defender las posibilidades de éxito de algunos países.
Es el caso de las selecciones con mayor y mejor historia: las Italia, Francia, Inglaterra, Alemania, Argentina, Brasil, etc. Es en estas fechas cuando más se escucha aquello de "no descartes nunca a...Italia, Francia, etc". Como diría Luis Aragonés, son equipos que saben competir. Pero a veces con eso no basta.


El caso que nos ocupa es el de Francia, de las selecciones "históricamente grandes" es posiblemente la que, junto a Italia, menos esperanzas tiene.
Los defensores de los 'bleus' tratan de recordarnos a todos que al Mundial de 2006, Francia llegaba tras dos serios fracasos y lejos de ser considerada candidata al título. Su primera fase fue pésima, pero llegado el momento de las eliminatorias a un partido, los pupilos de Domenech fueron tumbado a todos los que se pusieron en su camino. Primero España, luego Brasil -la gran favorita-, después Portugal...y hasta que pasó lo que pasó.

La solidez de defensiva de aquel equipo, cuyo doble pivote lo formaban Makelele y Vieira, fue vital. Pero había algo más. Estaba la velocidad y el desborde de Malouda y un -por entonces semidesconocido- Ribéry, estaba el que para muchos era el mejor delantero del planeta y estaba, of course, un futbolista al que muchos daban por jubilado y que acabó siendo quién más hizo disfrutar al aficionado, durante aquel Mundial de Alemania '06.

Pasaron los meses, 23 para ser exactos, y llegó la Eurocopa de Austria y Suiza '08. Pero ya nada era igual en Francia. Bueno, sí, el seleccionador...por desgracia, para nuestros vecinos franceses. Zidane ya no estaba y Henry distaba mucho de ser el jugador que marcaba diferencias un par de años atrás. Domenech nunca dio con la tecla, jugó con dos delanteros, con uno, probó con Ribéry como '7' y como '10'. Pero en ningún momento funcionaron los experimentos. Faltó velocidad, se echó en falta un cerebro en mediocampo, faltó desequilibrio a partir de 3/4 de campo...en realidad, casi todo falló. Los números son contundentes: un gol a favor y seis en contra...y un único punto (vs Rumanía) en tres partidos.

La selección francesa que estará en Sudáfrica guarda más similitudes con la de 2008 que con la de 2006, y eso no es una buena noticia para ellos. Mucho me temo que en el Mundial rendirá por debajo de sus posibilidades -jugador por jugador es mejor equipo de lo que parece-. Aunque no me olvido de algo muy importante, los cruces: los rivales de grupo de Francia son equipos con luces y sombras, y un duelo en octavos contra una Corea, una Grecia, etc, podría ser asequible.
Esa es la única gota de optimismo de esta Francia '10 y, huelga decir que, todo lo que acabas de leer sobre Francia lo puedes trasladar a la selección italiana '10.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"La selección francesa que estará en Sudáfrica guarda más similitudes con la de 2008 que con la de 2006, y eso es una buena noticia para ellos" No tiene mucho sentido no?

Sergio Santomé dijo...

@ Anónimo

Desde luego que no.
Ya está corregido. Gracias por el aviso. ;)

Pepe Sarria dijo...

Es curioso pero creo que tendrán más problemas en su grupo de clasificación que en una hipotética eliminatoria de octavos. Será vital para ellos sacar un buen resultado contra Uruguay aunque lo tendrán ciertamente complicado, supongo que será un partido muy trabado y con mucho miedo por los 2 lados.
Un saludo

elsilbatodecollina dijo...

La verdad es que Francia lo tiene crudo si.

Sergio Santomé dijo...

@ Pepe Sarria

"Es curioso pero creo que tendrán más problemas en su grupo de clasificación que en una hipotética eliminatoria de octavos."

Yo también lo creo.

Luisi dijo...

Yo no confío en esta Francia. Sí en la del 2012, la de Laurent Blanc, la de Nasri y Benzemá, la de Moussa Sissoko, la de Etienne Capoue, la de Mahamadou Sahko...

Pero en esta no. El horóscopo de hoy me ha dicho que no confíe en ella.

Y lo siento por Lloris, por Evra, por Toulalan, por Malouda o por Ribery, que han hecho una gran temporada.

Panorama Fútbol dijo...

Recuerdo perfectamente la portada de MARCA en la Copa Mundial 2006: "Te vamos a retirar". Zidane se "subleva" en un contragolpe, desborda a Puyol y marca el gol que nos manda para casa.

Ahora vuelve la euforia. ¿Por qué nunca hay un término medio? Lo importante es gestionar las alabanzas de los rivales. El cartel de favorito es nuestro. La exhibición de la Eurocopa diseña el guión de preparación psicológica, todos vienen de víctimas elogiando hasta el exceso para provocar la sensación de que ganaremos sin bajar del autobús.

Un saludo desde Panorama Fútbol