martes, 4 de mayo de 2010

Desmitificando a Magath...¿o no?

Un gol del chico de Gelsenkirchen (Özil), que en su día dejó Gelsenkirchen, acabó con las esperanzas del Schalke 04.
El Bayern Munich es, virtualmente, campeón de esta Bundesliga 09/10.
Y el único equipo que ha sido capaz de mantener la estela de los bávaros ha sido el Schalke 04; puesto que el B.Leverkusen que se postulaba como el principal rival del Bayern Munich se desinfló, hace bastantes semanas, por cierto.

Pero a pesar de ser segundo y pelear la liga alemana hasta la penúltima jornada hay críticas hacia a este Schalke y hacia Magath. Sus críticos aducen que es un equipo muy rácano, "aburrido"; también consideran que sería una mala noticia ¿para el fútbol? que su equipo se llevase esta liga alemana, que finalmente se llevará el Bayern.
¿Hasta qué punto son razonables y comprensibles las críticas dirigidas a Felix?


Magath logró sus primeros éxitos estando al frente del Stuttgart, a comienzos de la década. Logró un meritorio subcampeonato en un equipo admirable, aquel brillante Stuttgart de Hleb y Kuranyi.
El gigante alemán (Bayern Munich) vio en Magath al mejor sustituto posible para Ottmar Hitzfield, quien en 6 años labró su condición de mito del banquillo bávaro. No era una tarea fácil la que asumía Magath, pero era una tarea que le había sido encomendada gracias a su buen trabajo en Stuttgart.
Hitzfield había dejado el listón muy alto, pero Magath respondió, respondió con creces. En sus dos primeras campañas en Munich conquistó dos dobletes: Liga y copa. Y si en Champions League no consiguió grandes resultados fue porque su plantilla estaba lejos del nivel necesario para poder competir con los gigantes del continente.
Acabó siendo destituido a mediados de la temporada 2006/2007. Las cosas no funcionaban en Munich, cosa lógica cuando tu plantilla empeora año tras año y no haces nada para remediarlo. ¿Qué grado de responsabilidad tenía Magath en aquellos discretos resultados?, no creo que la suficiente como para que mereciese una destitución. Pero eso es harina de otro costal.

No tardó en recibir una propuesta del Wolfsburgo, un equipo que llevaba años vagando en la mediocridad, pero intentando dar un salto caulitativo. Año tras año, el Wolfsburgo -dinero de la Volkswagen mediante- trataba de colarse en la parte alta de la Bundesliga, sin éxito.
El éxito de Magath fue inmediato: un 5º puesto en su primer año. Mas nadie podía imaginarse lo que sucedería en la siguiente campaña. Con una 2ª vuelta magistral, el Wolfsburgo se alzó con el título. Nos maravilló a todos. Magath se encontró conque tenía en su plantilla a un mediapunta exquisito (Misimovic), un delantero inmerso en el mejor momento de su carrera (Grafite) o un nueve que durante meses rindió al nivel de los mejores futbolistas del planeta (Dzeko).
Magath se adaptó a las piezas que tenía y sacó el mejor partido posible de ellas, adaptando el estilo de juego y el esquema en función de las características de esos futbolistas.
Para sorpresa de todos, Magath dejó el club a pesar del éxito obtenido, decisión tomada semanas antes de alzarse con el título. ¿El nuevo destino?, Gelsenkirchen.


Normalmente, cuando un entrenador llega a un club puede moldear el equipo a su gusto y fichar una serie de nuevos futbolistas. Magath no quiso...o no pudo. Prácticamente todos sus fichajes fueron adolescentes: Lukas Schmitz, Vassilios Pliatsikas, Lewis Holtby, Jan Moravek, Mario Gavranovic. La media de edad de los fichajes veraniegos del Schalke 04 fue de 21,9 años.

A lo largo de la temporada, el Schalke ha carecido de gol (53 goles en 33 partidos), tampoco se puede decir que haya sido un equipo especialmente vistoso. De mediocampo hacia delante, solo Kuranyi, Farfán y Matip han rendido a buen nivel. El primero se ha acercado a la veintena de goles (más 8 asistencias), el segundo se ha quedado cerca del "doble-doble" (8 goles y 8 asistencias), el tercero ha sido la gran revelación. ¿La plantilla del Schalke, en general?, lejos del nivel de otras. Sobre el papel, la plantilla del Schalke 04 no es mejor que la de otros 3 ó 4 equipos alemanes.
En Gelsenkirchen, no hay ni Kiesskings, ni Dzekos, ni Barrios, ni Pizarros, ni Ibisevics, ni Cacaus, ni Derdiyoks, ni Bunjakus, ni Grafites, ni Maricas, ni Öziles, ni Misimovics, ni Salihovics, ni Krooses, ni Marins, ni Barnettas, ni Carlos Eduardos, ni Trochowskis, ni Zidanes, ni Sahines.
Pero tienen a Felix Magath, y su presencia en el banquillo del Gelsenkirchen ha marcado diferencias.

No puedo hacer otra cosa que no sea elogiar a un entrenador que convierte al 8º clasificado de la Bundesliga 08/09 en el 2º clasificado de la Bundesliga 09/10, no puedo.

8 comentarios:

Marc Calduch dijo...

Se podria de calificar de buena la temporada de Magath aunque el futbol del Schalke no haya sido nada brillante. Porcierto me parece un grave error no convocar a Kuranyi para el Mundial que unido a las bajas de Rolfes y sobretodo Adler pueden ser decisivas en los teutones.

Saludos desde http://caviardefutbol.blogspot.com/

Helion dijo...

Como bien dices, la gran virtud de Magath es adaptarse al equipo que coge, sin necesidad de retocarlo demasiado. Y sus resultados han sido brillantes.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

Devo dijo...

Lo de Magath es admirable. Su Wolfsburgo fue mítico y ganó la Bundesliga con total merecimiento, un equipo jove que nos hizo descubrir grandes jugadores y confirmar a muchos otros.

Con el Schakle pasó algo parecido, aunque las piezas no son las mismas. El equipo es bastante rácano y poco vistoso, pero sus números son contundentes y pelear con la plantilla actual ante equipos como Bayern Munich, Leverkusen o Bremen -que en mi opinión tienen mucho mejor plantilla- es super meritorio.

¡Que viva Magath!

Devo dijo...

Quería decir:

* un equipo joven
* el Schalke

Diego dijo...

A mi me parece que ha hecho un gran trabajo en el Schalke 04, el estilo de juego depende del equipo que tengas. No creo que el Wolfsburgo del año pasado fuese aburrido. Es un entrenador que se adapta a lo que tiene. Creo que lo ha hecho bien allá por donde ha pasado, en Munich quizás les faltó un poco más de paciencia con él.

Un saludo

Sergio Santomé dijo...

@ Devo

Sabía que te iba a gustar esta oda a Magath. :-)

Diego Núñez Merino dijo...

Anda que no habrá disfrutado Özil al quitarle la liga al Schalke...

Lo mejor de Magath es su adaptación a los equipos. Su manejo de distintos registros en función de la plantilla que dirige. Como dices, hemos podido ver como ha pasado de ganar la liga con el Wolfsburgo practicando un fútbol brillante, a pelear la liga con un Schalke que, con menos opciones ofensivas, ha convertido su punto fuerte en la defensa (siendo de los equipos que menos goles ha encajado).

Por cierto, me parece que fue en PlayFutbol donde escuché que podría llegar al Pizjuan.

Hablando un poco de la Bundesliga, es sorprendente el bajón del Leverkusen en el último tramo de la temporada, si bien es cierto que se ha mantenido arriba durante mucho tiempo, a pesar de que no convenciera (a mi por lo menos), viviendo de la llegada de Kroos y los goles de Kiessling y Derdiyok.

Anónimo dijo...

No tenían Öziles, ni Salihovics... pero tenían a Ivan Rakitic, ¿no?

Pedazo de futbolista al que Magath quería para realizar un trabajo más sucio del que Rakitic -jugón donde los haya- hace normalmente.

Pese a ello demostró una vez más su enorme calidad y creo que al no nombrarlo lo has desprestigiado indirecta e injustamente.