sábado, 13 de marzo de 2010

¿Es esto permisible?

Un jovencísimo Abou Diaby llevaba apenas un par de meses vistiendo la camiseta del Arsenal, cuando una brutal entrada en un partido frente al Sunderland (en el que Diaby había marcado un gol) cortó su progresión. Era el 1 de mayo de 2006 y el francés no volvería a jugar hasta enero de 2007. Según contó el jugador, la lesión también le afectó mucho anímicamente: "It was a very bad injury. I had three operations and there was a worry I might not come bacl. The doctor told me that was a possibility".
(Captura de pantalla, así que la calidad deja mucho que desear. Pero algo es algo...)

Wenger fue contundente en sus declaraciones después de ese Sunderland-Arsenal: "It's a big blow to lose a player like that. It's one thing to lose the player, but the other thing is I believe the spirit of the way he has been kicked - and (Cesc) Fabregas a few times - is just not acceptable.

"When you play football and you play against people who do not try to play, it's very difficult to take. An accident can happen and you will accept that, but the way this happened is not acceptable."

"On one side, I'm very happy with the players and the way they played, but on the other hand it's sad because you can see players can damage their career just because some people are on the pitch and do not even try to play football.

"It's part of respecting the game. If an accident happens because both go for the ball and play with the right spirit, it's okay. But what happened there is just not acceptable. The only one who didn't see it as a red card was the referee."


Desde el 23 de febrero de 2008 la primera imagen que se nos viene a la mente cuando pensamos en Eduardo Da Silva es esta:
Los jugadores del Arsenal -que estaban luchando por la Premier- nunca se recuperaron de lo sucedido aquel mediodía en Birmingham.

La mala suerte parecía cebarse con el Arsenal cuando Aaron Ramsey sufría una grave lesión hace 3 semanas. Si a Eduardo "lo lesionó" uno de los jugadores duros por excelencia, al joven galés "lo lesionó" uno de los equipos duros por excelencia.

Con esos precedentes, es normal que me exhaltase viendo el Hull-Arsenal, esta tarde. George Boateng podía estar ya en la calle después de una acción merecedora de roja, pero el árbitro se le perdonó y tan solo le mostró una amarilla.
Que el árbitro se equivocase y pitase minuto antes un penalti en contra del Arsenal en lugar de pitar un fuera de juego...tiene un pase. Pero acciones como la de George Boateng no las soporto, supongo que lo que hemos sufrido los aficionados gunners por culpa de ese tipo de entradas tendrá mucho que ver.
Hace tiempo que Wenger se queja de que "los árbitros no protegen lo suficiente al Arsenal", dicho así no suena del todo bien; en realidad lo que se quiere es que ciertas acciones no queden impugnes.

Tomas Rosicky lo explicaba a la perfección:
"I think sometimes we are not protected enough, definitely, of you see how many fouls our opponents can make and how many we can make before we get yellow cards, it is a bit different. Nobody from our team complains about an aggressive game, everyone tries to play aggressively against us and that is not my point, but I think yellow cards have to be given quicker for some of the challenges."

"Players are making five or six fouls before they are booked but we are making two fouls and are booked so I think we are certainly not protected enough."


También Diaby hizo declaraciones similares a las del mediapunta checo, mientras que Arshavin se metía que en Hull se podían encontrar con entradas como la de Boateng...
Algunos dicen que el Arsenal está pagando el precio de su estilo de fútbol (¿?) y otros dicen que las "peticiones" de Wenger están fuera de lugar. El problema reside en que no puede ser que un jugador sea expulsado por sacarse la camiseta tras un gol (doble amarilla) y que, en cambio, Dan Smith y Taylor no fuesen expulsados después de sus entradas sobre Diaby y Eduardo. Hoy, Boateng fue expulsado (2ª amarilla) pero ¿no debería ver unos cuántos partidos de su equipo desde el sillón de su casa? Si entradas como la realizada hoy por George Boateng no son sancionadas con algo más que un partido, los jugadores seguirán yendo al choque con una violencia -e imprudencia- desmedida. ¿Dónde está el límite?

4 comentarios:

http://realmadridcf.wordpress.com/ dijo...

Una pregunta, sin maldad ninguna, el Diaby que comentas al pincipio no es el mismo que lesionó de cierta gravedad a Wesley Sneijder en un amistoso (Emirates Cup).

Un saludo.

http://www.youtube.com/watch?v=1NAzlAkL6Gs

Sergio Santomé dijo...

@ http://realmadridcf.wordpress.com/

El mismo (no sé qué tiene que ver una cosa con la otra).

Helion dijo...

Últimamente el Arsenal está recibiendo un número de faltas que se va incrementando partido tras partido, o como mínimo las faltas son más duras. Es un tema que empieza a ser preocupante, y estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Rosicky.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

Luisi dijo...

Hace poco escribí sobre esto por la lesión de Aaron.

No creo que los jugadores que lesionan rivales por duras entradas lo hagan adrede. Con alevosía. No.

Pero sí creo que en Inglaterra, de la que siempre digo hay que aprender muchas cosas respecto al fútbol, debería reflexionar sobre lo que llaman "noble tackle". De noble no tiene nada.

Repito. No creo que lo jugadores lesionen adredre. Pero sí creo que el tackle aumenta considerablemente las probabilidades de lesionar.


Por cierto, supongo que tú estás bastante jodido y te sientes como "víctima" al ser seguidor del Arsenal (creo que lo eres)... pero los jugadores del Arsenal no son los únicos que lo sufren, eh? Ni tampoco ellos se salvan. Recuerdo que Diaby lesionó a Sneijder en verano en pretemporada con Schuster. Con esto quiero decir que todos deberían hacerselo mirar. El "noble tackle" lo practican todos. Desde los jugadores del Hull hasta los del Arsenal.

Por cierto, hay una frase tuya que me ha llamado la atención:
Algunos dicen que el Arsenal está pagando el precio de su estilo de fútbol (¿?).

Esas interrogaciones al final me hacen suponer que no entiendes esta afirmación. Parece ser, yo hasta hace poco lo desconocía, que el Arsenal hasta la llegada de Wenger era un equipo muy de patapúm en todos los sentidos. Patapúm en el estilo de juego y patapúm al rival. El Arsenal ha sido de los equipos más odiados en Inglaterra. Digamos que eran antifúbol y antifairplay. Wenger cambió la historia... y trajo la belleza.

PD: Muy bueno también tu anterior post. Una vez pensé una historia similar ;-)
Aunque intuyo por tu escrito que en un par de temporadas podrán enfrentarse en octavos de final equipos del mismo país. Ese Getafe-Madrid es mu raro, jejeje.